Páginas

martes, 19 de enero de 2010

Preguntas sin respuesta.





Adentrarme en la búsqueda de mi misma me ha llevado a verdaderos laberintos que tienen mi mente en el umbral de la locura.
Los ojos siempre abiertos no importando que sean las dos o las cuatro de la mañana. Buscando en el techo la respuesta a una pregunta que se ha vuelto recurrente.

Y no encontrarla.

Las paredes de esta mi casa se vuelven a veces la prisión de mi mente. Me tienen de tal modo encarcelada que difícil es salir de ellas aún estando la puerta abierta.
Esta casa que ha sido testigo de los muchos momentos de felicidad y de pocos de tristeza. Ha sido testigo de mis momentos más débiles. Testigo de mis lágrimas sin razón y de mi enojo con las letras que aparecen en mi monitor. Ha sido testigo de besos tiernos y caricias robadas. Ha sido testigo de los últimos 6 años de mi vida.
Ha sido testigo de mis momentos de locura sin fin y de mis cantos desafinados. De mis bailes con dos pies izquierdos y de mis primeros acordes aprendidos en el teclado.
Ha sido testigo de mi felicidad interminable.

Pero como en todo hay un límite, este llegó ayer. Las circunstancias se dan y la soledad que yo misma busco hacen que la cabeza esté a punto de explotar y solo falta menos que nada para que estalle en mi pedazos, salpicando por todos lados trozos de ideas viejas y corazón adolorido.
El corazón no solo se enferma de amor.

Hay que tomar medidas drásticas cuando uno mismo ve que un inmenso agujero negro se abre a los pies y se asoma dejándose llevar por el magnetismo de lo oscuro y desconocido.
Tomar fuerzas de donde no las hay y no rendirse ante ese hoyo enorme... correr aunque no se sepa a donde llegar... aunque no haya a donde llegar. Agarrarse para no caer aunque sea del desconsuelo.
No caer en picada.

Salir y caminar, tomar aire fresco y puro para que los pensamientos se limpien y regresar con la mente despejada para entonces ver que no todo es tan díficil como se pensaba.
Volver a sonreír, a hablar como si nada hubiera pasado. ¿En realidad pasa algo? o ¿es solo mi mente la que me juega malas pasadas?.

Hay veces en que añoro ser la niña de ayer y no cuestionarme nada, tan solo tomar la felicidad y ponerme a jugar con ella.
Volver a ser la niña que fuí y ser feliz con mi inocencia que estoy segura en algún lado la dejé.
Debo buscarla... tal vez la encuentre.

Ya he visto que mi mente es muy poderosa y sé los alcances que puedo llegar a tener.
Por ahora debo salir a caminar a ninguna parte y regresar después más tranquila.
Regresar con más ánimos y con la sonrisa pintada en el rostro... sonrisa pintada como la de los payasos.
Sonrisa pintada en la cara aunque por dentro me esté muriendo de dolor inexplicable. Dolor que me resisto a preguntar de donde viene porque de eso si sé la respuesta.


























27 comentarios:

  1. Eso de darle vueltas a las cosas, yo lo hago demasiadas veces y es malo, muy malo, te lo aseguro yo.. porque no duermes, lo pasas fatal y es una putada estar en esas cuatro paredes metido y pensando en lo que no debes. Hiciste bien en salir y despejarte. Normalmente, se suele venir más comodo y tranquilo.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  2. - Es por culpa de él que soy así -me decía mientras trepábamos un cerro, después de verla llorar de la nada y sacarla a caminar a la medianoche. Me olbigaba a pensar, y yo que la quiero tanto, sólo queria tener las palabras correctas para que descanse.

    - No sé -comencé-. De eso ya pasaron años, no puedes seguir así. No me digas nada todavía, déjame terminar, que sólo estoy pensando en voz alta. Te hizo daño. Bien. Se largó. Correcto. Pero sigues sufriéndolo, o sea, sigues lastimándote con ese dolor, como si el verdugo hubiera dejado el látigo listo para que te laceres sola.

    - Maldito, lo odio. Debía odiarlo en vez de amarlo -otra vez con la voz quebrada.

    - No, espera. No llores, ayúdame a entenderte.

    - ¿De qué hablas?

    - Si yo no supiera qué me lastima, el "primer paso" sería ubicar el porqué. Tú sí sabes bien de donde viene ese dolor. Tú sabes quién/qué te lastima.

    - Sí.

    - Entonces conoces al enemigo, tu sí sabes qué dolor te lastima y de donde viene. Supongo que reconoces cuando se acerca.

    - Como una sombra...

    - No se hagas más daño Mery, vealo como un enemigo. Un enemigo que se te viene encima y te hace daño. Pero no porque no puedas vencerlo. Sino que no le das la cara. Te tiene sometida, eres más fuerte que ese dolor pero no te atreves a dar batalla. Esa sombra te atrapa... y, de alguna manera, te dejas atrapar.

    - Un enemigo...

    - Tú puedes salir de esta. Y puedes prepararte, ya lo conoces, cuando venga NO te encontrará otra vez inerme. Da la cara, prepárate para dar la cara. Alístate para que esa sombra estúpida huya de ti, que eres más fuerte que ese dolor, que tienes mucha más vida que ese recuerdo inútil.

    Me dió una sonrisa y me invitó a su casa a dormir; más adelante abrió también los pétalos de su corazón para agendar mi amistad entre sus amigos para contar, como nos llama.


    Un saluote mi estimada malque, me hiciste recordar ese momento.

    ResponderEliminar
  3. Eso de darle vueltas y vueltas, buscando, esperando una solucion al problema es malo, malisimo. La solucion esta en el olvido, olvidar significa no volver a pensar en ese asunto NUNCA MAS.
    El olvido es el mejor remedio.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. y si ya sabes la respuesta, porque no la encaras y solucionas?? digo no???

    sabes, con todo el cariño y respeto que te tengo, pero no decirlo me desespero... en ocasiones siento que te gusta sufrir... te lo paso tantito para sentir apapacho, pero veo que hasta lo disfrutas... porque? si bien sabes que lo tienes todo, y que eres super fuerte para encarar lo que venga..

    quizá es el momento en que te encuentras y sientes eso que sientes y me transmites y siento un nubarron en el pecho y hasta cierto enojo... mmm pero no me vas a contagiar porque entonces seríamos dos iguales y no es el chiste :P... solo se que tu naciste para ser feliz, no te niegues eso..

    ResponderEliminar
  5. Tu siempre tienes la fuerza y las palabras exactas y la única que tiene la solución para todos tus pensamientos, pero sí el aire siempre ayuda

    ResponderEliminar
  6. Hay al menos un par de cosas que puedo -y quiero comentarte- de este texto:
    1. Caminar siempre ayuda a solucionar los problemas. Los japoneses han demostrado que hay una conexion directa entre la estimulacion de las plantas de los pies y el trabajo del cerebro, asi que caminar hace que nuestro cerebro funcione mejor y las ideas se aclaren. Y si, ademas, caminas al aire libre y respiras (aunque sea en el DF contaminado), el oxigeno pone su parte en este trabajo de la mente.
    y 2. Para que algo se solucione, lo mejor es enfrentarlo, sobre todo si sabes la fuente de la que proviene. En eso, tu eres mi maestra!
    Hay una ultima notita que quiero dejarte con respecto a esto: darle vueltas a las cosas no sirve de nada. Vale mas dedicar unos minutos en la mañana (con la cabeza fresca despues de un sueño reparador) a pensar en el problema, y luego no pensar en el durante todo el dia hasta la mañana siguiente... Te aseguro que este metodo funciona!

    Y ya, un beso mi Malque!
    (ah! los reyes me trajeron unas botas altas preciosas! jeje)

    ResponderEliminar
  7. Si que me llegaron partes del post..
    realmente las paredes que nos rodean saben todo lo que nos pasa, saben exactamente cuál es nuestro rincon para lamentarnos, donde y cuándo nos hacemos pequeñitos, los momentos que compartimos dentro de ellos y los recuerdos que conservamos ahí mismo.

    Lamentablemente el tiempo pasa, los recuerdos se desgastan y nos toca crecer, nos toca preguntarnos por qué de todas las cosas, buscar explicaciones, buscar escencias, colores y sabores de lo que antes nos mantenia en armonia con nosotros mismos, buscamos lo que el paso del tiempo nos quito y ni cuenta nos dimos hasta ahora que no lo encontramos buscando

    Espero que encuentres la respuesta que no tienes aun, y la que sabes que tienes sirva para superar ese hueco lleno de dolor que hay en ti, pues te lo digo por experiencia entre más dejemos que ese dolor tenga raices dentro de nosotros más nos hundimos en esos sentires tristes, sé que es difícil mucho más de lo que suena pero no imposible

    un abrazote y ya como veras estaremos invadiendote más seguido =)

    ResponderEliminar
  8. Malque:tú eres una mujer muy fuerte.. pronto estarás tranquila.
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Las últimas líneas me recordaron la canción de "Payaso" de Javier Solis.

    En cofre de vulgar hipocresía
    ante la gente
    oculto mi derrota.
    Payaso con careta de alegría
    pero tengo por
    dentro el alma rota...

    Al menos si vamos a estar así, vamos a hacerlo con unas rolas de este señor y unas chelas...

    ResponderEliminar
  10. miiiiirrrraaaaaa la imagen........asi me siento a veces.....

    como un payaso con cara de risa pero con ganas de llorar!!!

    caminar, salir, ver TV, cine,
    o como dice mama, barrer trapear, limpiar ventas lavar y plancahr es buena terapia para olvidar la nostalgia

    saludos...un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Malque, como dices tienes una mente muy cmplicada... pero para que quieres preguntas que sabes que no tienes respuestas o por qué agobiarse con respuestas a las preguntas??? si ya las sabes y sabes que te hacen daño, entonces por qué invocarlas? lo unico que te están trayendo es sufrimiento y desesperanza, una mescolanza rara de sentmientos y pensamientos que traes en estos momentos..

    Relájate Malque y no quieras jugar a ser Dios, dedícate a ser feliz y no buscar tantas interrogantes porque ahí te puedes perder. (más).

    Saludos y te mando un abrazote!!

    ResponderEliminar
  12. me identifiqu con tu imagen y el exto, hay veces que asi me siento, qu la soledad siento que me invade a pesar de estar rodeada de muchas personitas :/ es dificil, pero lo mejor es sacarlo, por ejemplo yo hablaba con un mi mejor amigo, pero como somos de difrrentes edades pues ya no hablamos tanto como antes, hasta que se me ocurrio ir a platicar con otra personita que pff la verdad me ha ayudado demasiado y le agredezco mucho... solo hay que sentarse a charlar y que escuchen a una..

    :D saludos!!

    ResponderEliminar
  13. ira carnala te voy a hablar asi al chile,...

    hoy no lei tu entrada porque:

    en cuanto vi la imagen del payaso triste, me le quede viendo por varios segundos, y me hiciste recordar una etapa de hace años en la que esa era mi imagen de perfil, mi foto, mi avatar,... me gusta mucho esa imagen pues refleja el claro sentir de aquella epoca,... y pues algo que nunca habia dicho es que esa pintura es el origen de la imagen del PAYASITO TRISTE y su concepto la fuente de inspiracion para el mismo.

    XHaludos y pues ya ves por andar poniendo esas imagenes, ya no lei lo que escribiste sobre que en ocasiones te sientes igual que un PAYASITO TRISTE que a pesar de todas sus penas debes cumplir con aquello para lo que fuiste cread@, sonreir y hacer reir a los demas.

    ya me voy por que me acaba de entrar algo en el ojo :-(

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que tienes lo más dificil .. el origen de tu sufrimiento... deberias de encararlo y decirle no vuelvas nunca más... Eres un ser especial.. estoy segura de que tu vida es y fue.. para ser feliz.. asi que se feliz.. besos.

    ResponderEliminar
  15. Malquerida mía, su mente es poderosa. Usted enseña a caminar en medio de las penas y sale fortalecida. Usted mi Majestad tiene un amigo en este poeta de segunda, poco ayuda, lo se, pero valga decirle que mi mente y corazón están con usted y además despìnte los hoyos negros (se de sus abismos en caída libre) y escriba, escriba aquí para encontrarnos para hablar después de caminar, para que nos dejemos apapachos y la mente regrese de sus poderosas elucubraciones. Este seguidor suyo no tiene más que palabras pero sabe usted que a la reina pertenecen ¿entonces, porqué tanto pujido? mire, somos una corte suya, para servirle... ¿entonces?

    ResponderEliminar
  16. Te dejo un abrazo grandotote y espero que estes mejor...

    ResponderEliminar
  17. Hola Ángel:
    Estar encerrada es malo. Caminar y despejarte es bueno.
    Veo este post como una continuidad de aquel que escribiste cuando no tenías Internet. Allí te respondí con cuestiones divertidas.
    Este tema que encaras no me parece divertido, ya que te sacas el corazón del pecho y nos lo muestras.
    El encierro -el deseo de quedarte en casa, de no salir al exterior- tiene una definición que se llama agorafobia.
    Las ideas cíclicas forman parte de un trauma no resuelto, y es muy difícil salir de ellas. Tal vez si buscas un profesional te ayudará, no tiene nada de malo.
    Si tu dolor se originara en una muela, irías a un dentista.
    No hay formas mágicas. Hay formas racionales, prácticas.
    Si no interpreté mal, estás en crisis, es decir: cambiando.
    ¿En qué? ¿Hacia dónde? ¿Y si está cambiando tu mundo alrededor, y tú sigues enchufada dando prioridades que en realidad ya se acercan al hastío?
    Tienes la virtud de la voluntad fèrrea.
    Tienes una batalla adentro, asique ve y gánala.

    ResponderEliminar
  18. Yo la única pregunta que tengo es: porque no puedo poner comentarios en tu blog desde mi trabajo y en otros blogs si puedo?
    Mañana se la pasaré al depto de informática a ver si ellos si tienen respuesta...

    Besos mi malque...

    ResponderEliminar
  19. Hola
    Primero que nada te contesto .. Sí es un pretendiente, pero creo que ya se arrepintió jajajaja
    Bueno referente a tu post:

    Hoy te sentí muy triste y te pregunto que te es mas dificil?
    Mantenerte alegre o deprimida?


    Creo que todos en algun momento pasamos exactamente por lo mismo que tú, tratamos de encontrarnos y nos sentimos exclavos aún con la puerta abierta como lo dices tu, pero llega el momento en que dices .Y asi me pienso pasar todos los dias?
    Y te recuperas y te vuelves optimista aunque sea por unos dias....Y lo peor son las recaidas.

    Sal, rodeate de gente alegre.
    Te platico un pokito de mi.
    Yo tengo 40 años, y 2 hijos de 21 y 19 años.. Por una extraña razon no me gusta mucho hacer amistad ni platicar con personas de mi edad, creo que es porque sus problemas y/o sus enfermedades me deprimen, cada que veo a una amiguita(de mi edad)y me platica sus cosas, regreso a casa triste, impotente de no poder hacer nada por ella, obviamente siempre trato de dar lo mejor de mi, pero con l@s amig@s de mis hijos, es mas asi como que el relajo, las bromas, el amor... Me hacen sentir que soy una mas de ellos a pesar de mis surcos que ya marcan mi cara.
    No sé si sea buen consejo pero a mi me ha funcionado.
    Ademas aquí has encontrado gente que te quiere y se acostumbro a seguirte siempre.
    Pá delante amiga!

    ResponderEliminar
  20. Y por cierto te va muy mal ese nombre .... Te has vuelto
    *LA MÁS QUERIDA!

    ResponderEliminar
  21. Leo los comentarios y no quiero repetir lo que otros han dicho ya con -pienso- mucha razón: Elijo los de Alma Rosa y Crónicas porque ambos son muy cercanos a lo que pienso yo. Espero, de verdad, que no te moleste esto que digo porque te lo digo con ganas de que salgas adelante de esa depresión inexplicable.

    Y pienso algo más: Hoy, justo ahora que estamos frente a nuestro monitor escribiendo, en Haiti hay gente que lo perdió absolutamente todo, que no tiene ni para comer, que no sabe donde estará mañana o si estará siquiera. Me enviaron al telefono una foto de 9 cadáveres de niños que rescataron de un edificio, y lei la noticia de una chica que rescataron de otrom tras 6 dias bajo tierra, y cuyo trauma fue tan fuerte que, un dia despues de estar fuera, aun no se da cuenta que ya no esta en enterrada. Los medicos no han podido hacerla despertar de su pesadilla.

    Tenemos mucha suerte, MaLquE. Tu y yo y todos ,los que entramos a leerte. Y debemos estar agradecidos por vivir. Nomas por vivir.

    ResponderEliminar
  22. si muchas veces dan ganas de tirar la toalla, de dejarse llevar porque nada tiene sentido, a veces lo único que deseas es el regazo de tú mamá para llorar como cuando eras niña, unos brazos donde refugiarte,no busques respuestas, ama y dejate amar, aunque no lo creas tus palabras llegan a hacer conciencia en las que tenemos el privilegio de leerte, gracias con cariño iedl.

    ResponderEliminar
  23. Ay, MaLquE, ya me dio pena lo que te dije... No quise molestar. Pero echale ganas caray...

    ResponderEliminar
  24. Ay, MaLquE, ya me dio pena lo que te dije... No quise molestar. Pero echale ganas caray...

    ResponderEliminar
  25. Las respuestas a sus comentarios están en el post de hoy.


    Los quiero.

    ResponderEliminar
  26. Yo tengo muchas preguntas sin respuesta:

    ¿Y si me hubieran esperado 2 minutos aquel 11 de septiembre?

    ¿Y si no hubiera reprobado calculo vectorial?

    ¿Y si me hubiera quedado en UPIICSA?

    ¿Y si no hubiera ido a casa de José ese 12 de octubre?

    ¿Cual es la transformada Z de una función ewt-coswt?

    ¿Algún dia podremos comportarnos como adultos y dejar rencores y malos deseos, ella y yo?

    ¿Me extrañará?

    ¿La dejaré de extrañar?

    ¿Vos sos Dios?

    Entre muchas otras...

    Saludos

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje