Páginas

martes, 19 de junio de 2018

Pan con ajonjolí

Ya no puedo muchachos, lo juro esto me eestá matando lentamente. Pesadillas, alucinaciones, mala memoria, rigidez. Esto es un sinfín. Las crisis hacen de mi una muñeca terrorífica. La dejadez no me abandona. He visto fantasmas negros, avechuchos oscuros volando de la ventana de mi habitación. Me duelen mucho los brazos niños. La otra noche sentí cuando "alguien" se sentó tras de mi en mi cama. Los "algo" dan brinquitos volviéndome a ls realidad. El mundo es de los "algo" habitando mi ser infantil. La medicina amansalocos me lleva al mundo de lo inexistente. Terrorífico como la vida de lo ignoto. ¿Qué va a ser de mi? YA NO HABLO. nadie me entiende el hijito de voz que sale por mis labios. Me enoja eso. Mejor me quedo en silencio mimetizada eb el sillón de la marmota. Soy una mancha de perro. ¿Guau? lo que son las cosas. Busqué mucho tiempo cómo hacer para escribir con pura mayúscula en mi puto iPad. nunca pude. Hoy a cada rato me aparecen las dos teclas azules, señal de que puedo escribir con pura mayúscula. ¿YA pa' qué? EL PP SE LLEVÓ TODO ÑLO BUEMO de mi. Toro discúlpame haberme bajado del barco pero prometí a Ely que no escribiría si no tenía nada bueno que decir. Si no escribo ahorita voy a explotar. Tuve una pesadilla horrible. Si me la quedo en los dedos moriré. Vivo encerrada en este pequeño mundo decorado a mi gusto. Claro cuando no pensaba en otra cosa cuando le hacía saber al mundo mi enojo por no entender las circunstancias. Ya ni me enojo. Ya ni grito. Ya ni hablo. Ya ni escribo. Ya ni vivo. Soy un ser con jirones de dignidad sobre mis espaldas. ¿Saben? TENGO UNA PÁGINA ABIERTA en el iPad con poesía de Ángel González. Poeta favorito de un amigo mío. Tengo abierta también otra pàgina abierta con poesía de Miguel Hernández, poeta. Él me recuerda a la Pilarica. Tengo un libro de poemas abierto en la página del nomeacuerdo placentero. A ver si se me pega algo de poesía. Dudo que pase. La poesía es ambrosía para elegidos nomás. Las señoras comunes y corrientes no leen poesía. La etapa de hoy es la dejadez de las señoras comunes y corrientes es un submundo. Ven tele junto a la familia. Cierto es que la familia ni,las fuma pero son felices "aunque sea así". La tele está acabando con lo poco que quedab de mi familia. No lo reprocho, no tengo nada que decir. Sumida en el mutismo transpiro sueño. Vivo dormida ¿qué sueñas abuela? PREGUNTÓ NATALIA UN DÍA QUE NE quedé dormida junto a ella. Abrí los ojos y le dije: que feo vestido trae esa señora, dije señalando el librero. Yo soñaba que una señora vestida de verde perico pasaba delante mío. Le expliqué mi sueño, después nos reímos juntas. Eres mi bebé abuela te voy a enseñar a caminar. Ojalá el pp no sea hereditario. No me gustaría cargar en la conciencia el peso de tal herencia sobre mi nieta. Mi amada BELLA. voy a cerrar los ojos con su imagen para no volver a la pesadilla que me despertó. Asusté mucho a Barry. Barry el corazon de mi vida. Ya ne voy. Aí luego vengo a corregir o lo que sea. Si algo de injusto tiene el puto pp es el que le haya tocado a él cargar conmigo. Si fuera él habría huido desde el diagnóstico pero soy yo. Estoy del otro laso.los quiero. Toro te quiero mucho. Lamento haberme bajado del barco pero ya bo doy mas de mi. Te quiero. Y a ti que eres lo más y a ti y a ti y a ti y mucho mucho a ti que bautizaste un atajo con mi nombre y a ti que me salvaste de morir y a ti que vives en mi y a todos todos. Sii no vuelvo es porque me quedé dormida. Los quiero a ustedes seres vivos detrás del monitor.

domingo, 20 de mayo de 2018

ANTOLOGÍA

No cambio mi tristeza a modo de morir. ¿Quién sino uno mismo es el propio artífice de vanaglorias fecunda? Mi mejor estado, prolífico y bendito son los ratos tristes. Creo lo mejor de mi. Los "mejores" escritos nacen de los dedos tristes. Chonchos, regordetes, chaparritos. Chiquitos. ¿Mestiza o criolla? "Crio yo" que ninguna. Para mejores glorias llamémosle el eslabón perdido. Pocos -ninguno quizás- entienda el abandono conceptual de la alegría. ¿Por qué ser tan felices si el mundo se cae a pedazos? Uno no puede remediar muchas cosas con una sonrisa disfrazada de mentira. No entiendo la razón de ser un alma triste. No encajo. Alguna vez "pertenecí" a un grupo de gente culta. Se difuminó como todo lo bueno que dura poco. Lo recordé. "Yo fui uno de ellos". Sola me exilié. No pertenecí por más que me esforcé. Mi mundo fue mágico con ellos a bordo en ese barquito de papel. Un día naufragó. Sobrevivieron ellos volviendo a su mundo casi sin mi. Mera referencia de días que provocan una sonrisa. Disidente de mi, aporreé textos por miles. Hice confidente a la tristeza que es la muerte pero nadie entiende que se puede ser feliz estando muerto. Las letras se llenan de vida. Los lloros adquieren tintes de consecuencia. Los versos y sonetos riman en colore serios. El gris es tan sin embargo que para que no se sienta solo lo hice mi color favorito. En este mundo mío lleno de sol y azules radiantes despierto todas las mañanas. Encuentro tristeza en los colores brillantes. Cegados los ojos, tiemblan los párpados habituados a la noche. Hamacas inexistentes en los que me acurruco por las madrugadas. La tristeza y la muerte colorean el mundo inhabitable para la mayoría. Las calaveras sonríen ante el azoro de quien les teme. Hablemos de amor. Del amor que existe entre tú y yo. Déjame rociarlo de lágrimas de amor -benditas ellas- para darle luz a mis letras. Al toque de un mínimo rayo de sol provocaran miles -asi es de exagerado el amor- de arcoiris alegrando el mundo triste, suave. Monotonía pura de quien del amor se aferra para seguir amaneciendo en su habitual lugar común llamado tristeza. Eh pero ojo, no pierdas de vista el estilo. Mis dedos de fijom-como tú dices- son tristes pero no vivo eternamente ahí. Hombre nadie me aguantaría. Soy de sonrisa franca pero con dedos esmirriando tristeza. Culpo al mes en que nací. Cuando el frío y la melancolía hacen de este sitio el mejor lugar para vivir. Una antología de momentos tristes. Hoy por hoy no he dormido nada. Tirada en la cama tiemblo sin poderme controlar. Un feto en medio de la oscuridad. Imagino a los drogadictos en el desintoxicar perverso de seres amorfos. Fluoxetina. Flúor. Mansedumbre. Quiero mis pastillas. Esto es en lo que me he convertido. Para mi el pp es un marido con el que fui obligada a casarme. Me hace suya, estropea mis sueños. Limita mi libertad. No acaricia, toma por la fuerza algo que jamàs le pertenecerá. Antología del dolor y sufrimiento. Quisiera tener el don de los artistas que hacen de su sufrimiento obras dw arte. Se apegan a su realidad. Tomados da la mano emprenden el camino en cordial monotonía. Se crecen ante la adversidad. Nacieron para ser artistas. Yo soy una simple orfebre a quien el barro sólo le sirve para ensuciarse los zapatos. No me da pena. A veces si, la mayoría no. Elegí el camino agreste porque no nací para mártir. Errada o no sucumbiré al peso de los días con mi gesto característico; el ceño fruncido. Si hay que echarle la culpa de esta verborrea barata es a las pastillas. Desintoxicada quedo pues. Tengo miedo de verme en el espejo. Regreso cuando sea menester recordarme.

domingo, 13 de mayo de 2018

Hoy domingo se casa Benito con un pajarito

Así la vida pues se escribe sin tanto -vestigios del ayer- remordimientos. Dando por sentado nada trastorno sin sentido. ¿Desde cuándo fui excluída del equipo? Lo pensé bien quitando enojos y resquemores obtengo beneficios tal como seguir siendo autosuficiente en cierto grado de inmediatez. Quien se acostumbra a que le hagan todo se vuelve inútil. La vida da lecciones tardías. En lo superfluo soy inútil. En lo necesario no moriré por ello. Cuestión de actitud. Paroxismo ridículo -porque debe ser- en el que me encuentro. Y luego que no maldigas y luego por que estás tan callada. El tiempo no da explicaciones. Con capacidad suficiente para elevarme a tocar el cielo azotándome después en el suelo. Hablo de poesía si se me permite. Cambio tres días de mayo por un masaje en mis piernas. ¡Ay qué dolor, qué dolor, qué pena! Miedo del "algo" recargado en mi espalda. Pies descalzos caminan tras de mi. Siluetas negras danzando en mis noches sin dioses. Eb mi país matan -mueren- más mujeres que ilusiones. Babo Alejandro huyó de la casa otra vez. La Bella y Barry lo encontraron enfrentándose a tres furiosos canes enormes para su tamaño. ¡Pinche perro! Pa'lotra no te busco. Nos mata más -¿se puede morir menos?- imaginar a qué peligros se enfrentaría. El Alter Ego perro está ya muy viejo. Lo consentimos mucho. Es demasiado gruñón. Tiene suerte por partida doble. No le dan antidepresivos ni lo regañas porque no le da la gana comer. Empírico nomás. Quiero ser perro. Rescatemos de lo sosegado del entorno el saber hablar cuando se debe. Lo descubrí mirándome dormir. ¡Hey no me mires dormida! Estado vulnerable. ¿Dormida o despierta? la visita al departamento trajo consigo reencontrarme con dos antiguas vecinas. Las dos me abrazaron. Las dos me estamparon sendos besos en la mejilla. Yo... no supe qué decir. Me da gusto verlas pero termino la charla rápido. El escozor en el brazo -tributo a la felicidad- recordó mi época de bruja materna. Los recuerdos tienen telarañas en la memoria. ¿Que no se había muerto? Tengo miedo de tejer recuerdos con los hoy que me incumben, me gusta saberme viva... ¿ Y mi status dónde quedó? Permuto la capacidad de disentir por la de razonar. Se ajusta más al mundo de los humanos. El abuelo -mi perro viejo- es como yo. Mira la calle en el umbral de la casa sin atreverás a dar un paso fuera. Igualito que yo. Interfaz de lo ignoto. En los intervalos del aburrimiento aprendo a leer poesía y a tratar de entender la guerra en Siria. Un mundo alejado de otro. No hay relación de uno con otro. Nadie ha encontrado poesía en un niño muerto por una bomba. Aquel que lo encuentra será única y nada más un mercenario.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje