Páginas

domingo, 19 de enero de 2020

Nos vemos en mi próximo sueño

En mi absurdo cotidiano me asusta el hecho de ver como la poca dignidad que me queda escurre entre mis piernas por el simple razón de no llegar a tiempo al cuarto de baño. Está ocurriendo muy seguido. Lo saben muy pocos. Laura, Barry y El jefe. Por cierto el otro día me daba pena que comiendo un caldito de pollo resbalara este por la comisura de mis labios. Abrir la boca para comer resulta a veces un trabaho titánico. Pedí permiso para poder beber el caldo directamente del plato, los buenos modales no deben perderse nunca. Mi familia respondió, "estás en tu casa, puedes hacer lo que quieras", pero tampoco pude hacer que el caldo llegara a mi boca. 'tonces El Jefe se levantó solícito me ayudó a beber el caldo. Pinche dignidad eres un estorbo. El caso es que me cuesta llegar al baño ¿no? Pues nada, hago sola lo que hay que hacer y listo. Aquí no ha pasado nada. Que ustedes lo sepan no me apena. No me conocen, no me han visto ni me verán nunca en persona así que mi dignidad ante ustedes sigue intacta. Es domingo, hace frío, no me quiero levantar. Si lo hago le quito a Barry la oportunidad de descanso eb todo el día. Si las mascotas me escuchan empiezan a querer ser atendidos. Luego yo en vez de pensar eb Barry pienso en que las mascotas no pueden atenderse solas entonces comienzo con mi letanía. ¿le diste de comer a Calixto? La Srita Gato tiene hambre. Panchito ya despertó. ¡Dios, no quiero ser Barry! Barry prepara mi desayuno. Barry me ayuda a veces a bañar. Me amarra el pelo. Me calza los tenis. Barry, Barry, Barry. No quisiera ser Barry. Encima tiebe que salir a trabajar. Está cansado. . Cuabdo tengo pesadillas corre a despertarme. Me tranquiliza. Estoy escribiebdo ideas sueltas. Eb mi absurdo cotidiano soñé a Jano. Amigo de mi hija a quién he visto dos veces en mi vida. Cuando me dedico su primer libro y cuando fuimos en familia a las luchas. Llevaba puesta una màscara de luchador que no se quitó para nada. Un buen día apareció en mi whatsapp y de ahí no se ha ido. Está ahí igual que mi psicóloga favorita, sin hablar pero están. Gracias por ello. Perdí cobtactos porque solía azotar contra la pared el celular. Han sobrevivido los que saben donde encontrarme. Ahí merito. Y bueno ya me voy, Barry preparó el desayuno y mi primera tarea es bajar solita a la cocina y mírenme aquí escribiebdo. Hoy bo regreso, toca vendimia y mi tiempo está dado. Tal cez por la niche lod lea. Me dadé tiempo, li prometo. Salebai ¡Ya viene pir mi!

viernes, 10 de enero de 2020

La inutilidad de un ser abstracto

Por tal motivo y sin querer depender de nadie me tiro al vaiven del pp. A veces porque si me da la gana sentirme frágil sin menosprecio a nadie. Con todo lo que muchos han tendido la mano a este humano ser, me daría pena penita pena caer en el tu verás pa´cuando.
Dicen de mi que nada hay qué decir. Ora usté platique algo me dijo Papá Baldo en víspera d
el Año Nuevo. No tengo la fortuna de conocer mi historia. Lo poco que he sabido es armando rompecabezas de recuerdos en un pueblito allá por las orillas de la ciudad. De un cuando acá resurgen los besos que no me diste.

¿Por qué mis labios se sellan al sonido de la voz cualquiera? Dicen que la belleza exterior no cuenta. Si me río se me ve el huequito de mi diente. Pregunto y nadie lo nota. Mentira yo sí. El yo importa, no me veo bien la merá verdá digan lo que digan. ¿o no?
La vida es así bastante atrayente cuando uno se pone sonriente, para personas opacas de pensamiento puede ser un reto enorme levantarse todos los días, sin embargo pian pianito se les da gusto a quien sino yo termino cansada el trajín diario. De mover la armadura medio oxidada de Quijote sin caballo. 
No hay molinos de viento sino mascotas a las que hay que obedecer como sierva fiel de mis señores animalitos.
Murió Babo Alejandro -el chihuahua joven- un día antes de cumplirse el primer aniversario de la partida de Benito Tiki -el chihuahua viejo- después de un año de vivir con altibajos de salud, Babito soportó como un guerrero el tumor maligno en su colita. Me quedé sin perros mascota. Cierto es que están Los Tres Huastecos, La Señorita Gato y Calixto pero el alma de la casa eran esos dos chihuahuas nerviosos.
El ser abstracto tiene la euforia de un loco encadenado. El vértigo lo consume al tresparalasocho. Aislada de la gente me permito escribir este rosario de ideas sin vida. 
Invento lo que se me viene en gana. Escribo en mi cuaderno las reglas que debo seguir para tener una vida feliz. ´toy mal, la vida no se escribe. La libreta -tres al día de hoy- tiene pocos renglones usados. Letras garigoleadas, sentido churrigueresco tal como me gusta ser. 

Y luego me calmo. Me voy a la cama con todo el pastillaje administrado por mi mano de la MaLquEridA en nivel tres.

Hoy inventé el hilo negro. ¿O fue ayer? La frase más cuqui del mundo. La más nice de todos los tiempos y dice así; La mejor manera de morir sin despertar sospechas es seguir viviendo. 
Soy un genio vestido de mujer. Onomatopeya al calce. ¡Pipiripau! ¿or miau?

Visto lo visto el mundo es como nadie lo imagina. Horror ante los ojos de todo el que quiera ver sin permitirse quedarse de brazos cruzados.
Eufemismos abstractos para que no lastime el arte de amar.
La vida es tal como va.


Click!

























viernes, 3 de enero de 2020

El blues de los secretos

Las cosas que no se dicen son más que las que sabemos.
Los secretos no debieran existir.
No estás para saberlo ni yo para contarlo pero...
Baúles negros de cerrojos sin llave.
El algo tantos años escondido puede provocar un cisma familiar.
No le digas a tu mamá.
Todos tenemos algo que no se debe saber.
Por el bien me callo.
Por mi mal soy una tumba.
La vida puede ser un blues triste. ¿O quieres que te cante un himno a la vida?
La añoranza permite gimotear por algún recuerdo enterrado en el cofre de secretos.
Cientos de mujeres van sigilosas por el camino de la vida.
Si las almohadas pudiesen hablar, había que autorizarlas primero.
Ninguna cosa buena puede quedar en el misterio de las nubes negras.
Los secretos tienen la caducidad que uno quiera darle.
¿Te digo algo pero no se lo cuentas a nadie?
El día que decidas hablar tú tendrás que elegir entre el escarnio o llevártelo a la tumba.
Mi pecho no es bodega.
Que no lo digas no quiere decir que lo ocultas.
Un anillo con un diamante engarzado en el oro de la infidelidad.
El adulterio ya no es delito ¿se puede decir con quién andas sin daños a terceros?
Engaño bañado en lágrimas de un mar más salado que el sal-món.
La mentira es un algo silencioso asomado a la siguiente mentira. Confusión.
¿Me guardas un secreto?
No le digas a nadie.
El alias es un engaño autorizado o no.
Du yu guan tu noug a sicret?
El secreto puede alargar la muerte. No vive eternamente en uno.  Desquicia el cerebro.
Igual nadie te cree.
Peor si eres mujer.
Mucho peor si eres niña... o niño.






















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales