Páginas

martes, 27 de junio de 2017

Días sin memoria

De todo aquello queda un incierto misterio. 
El dejo de las letras borda en las memorias recuerdos rococó en vidas que jamás se cruzarán. Lo que te gusta dice mucho más de lo que quieres. La niña-adulta discute contigo sobre el guardarropa. ¿Dónde estabas mientras ella crecía? 
El tiempo se va. Luces caóticas del amanecer desdibujan los sentidos. Temes perder el color de tus pétalos. Vas quedándote sola. ¿Y tú cuándo te vas a morir? Guerra sin balas. 
Mexican Margarita revela un destello de complicidad española. Nadie puede entender. ¿Hay quién quiera hacerlo? Las campanas de la iglesia de ricos toca a difunto. Sin saber dónde poner la mirada se dejó abrazar. ¿Desde cuándo pasó? Las costumbres como el amor se diluyen con agua de lágrimas. Un ejército de saltimbanquis para limpiar mi casa. Queda poco espacio en el corazón. ¡No me pidas que me quede! 
El tequila y la música redoblando esfuerzos por mantener alejada la melancolía. 
A mi se me hace que eres pura payasa. Y a mi se me hace que eres puro pendejo. 
Él se está quedando sin memoria. ¿Este teléfono también se puede arrojar por los aires? Los brotes de furia renacen los jueves por la noche. ¡No! Gritaron ambos dos a la par de juntos los Hijos de Suchi sorprendidos por mi infantil pregunta. Mi celular es indestructible. Lo arrojo lejos lejos, se parte en tres para pasada la furia armarlo y seguir como si nada meramente como yo. 
A ti que en mi memoria llegaste para nunca partir.
El lago de los cisnes se quedó sin su espigada bailarina. 
Me regaló las ganas de escribirle un gracias atolondrado. Las musas tienen delirio de persecución. Ah y también les duele la panza. ¿Qué color de tinte usa? Cuando reparé ya tenía a mis espaldas a cuatro mujeres interrogándome sobre el pelo blanco que luzco. ¡Usha no me hablen, yo ni las conozco! Tu legado es El encanto del erizo. ...¨soy pequeña, fea, gorda...¨ me recuerda a alguien cuya memoria insiste en pervivir en cada uno de los rincones de esta casa. 
¿Y si un día se pierde? Shhh calla, eso no pasará.
No hagas caso de lo que resulte, vivo en permanente estado catatónico.
-Todos debemos luchar por nuestra justicia-dice ella. Luchemos pues.
¿Dónde venderán valor?
Quise ignorar a la parvada de cacatúas pero unos ojos cafés de rizadas pestañas no se apartaban de mi.
Lo que para unos es ejemplar perfección para mi son sólo ganas de joder.
¿Quién querría en este mundo vil ser ejemplo de alguien? Levante la mano
para lanzarle la primera piedra.


adiaŭ












sábado, 24 de junio de 2017

El amor es fácil de entender

Para desahogarme necesito estar triste -no vale, es mi estado natural- o estar enojada para aguantar que la computadora voluble se apague cada que se le calienta el cerebro.

¨Cuídate para que no te cuiden¨, decía una página a la que me invitaron. No hagan caso niños o so, Hagan lo que quieran mesmamente como yo.
La cosa es que sobreviví una noche sola. No me feliciten, no es cosa de aplausos. Los bichos me asustan mucho la mera verdad. Me ahuyentaron de muchos lados de mi casa. Mi cuarto es el refugio seguro onde ellos no entran.
Les he dicho miles de veces que ya no quiero estar aquí pero nadie me escucha. La paranoia y los olvidos rondan por aquí. Háganme caso. Sé lo que les digo.
¿Qué? ¿Creen que estoy loca? Nómbre mijitos ni loca ni nada. Doy fe de ello y si no me creen pregúntenle a mi neurólogo o a la señorita médica.

Hace rato que amaneció. No quería vivir este día pero los chihuahuas, Calixto y los pájaros no saben de nada más que de comer y dormir. Igualito que yo.

A veces pienso que necesito de alguien para vivir pero cuando amanece el día y poco a poco voy haciéndome dueña de mi cuerpo, sé que estoy lista para seguir otro puto día más. 

Me siento como los niños que están aprendiendo a caminar. Les da miedo dar un paso aferrándose a lo que encuentren en el camino. Casi siempre la mano de mamá o papá o de un clavo ardiente para no caer.

Pues eso, estoy aprendiendo a caminar de nuevo. En realidad lo hago todas las mañanas cuando mis pies olvidaron cómo es dar un paso. Hay que volver a empezar.
No se preocupen por mi si algo me pasa serán los segundos en saberlo, Después de todo son mi familia de caras desconocidas.


Bueno abur.

















miércoles, 7 de junio de 2017

Solecito








Soy un perro triste,
arrinconado,
solitario.
No quiero que nadie me vea,
no quiero nada.

¿Por qué si soy un sol?
Demasiado para alguien como yo.
Tan yo.
Tan apagado
ya.

Debo mantener la cabeza quieta,
debo mantener la cabeza
debo mantener
debo
la cabeza quieta.

La mente no da más.
El cuerpo cansado está.
El motivo
sigue ahí
yo
ya
no.



¡Mátenme o algo!
¡Por favor!


















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje