Páginas

lunes, 26 de febrero de 2024

Búfalo en estampida


Mire usted, yo es que no entiendo a la gente. Toda la vida le recitan que no, que una no puede andar con el ceño fruncido. Hay que vivir contentos. Duro y dale todo el bendito -¿ya vio que no dije maldito?- Bien ¿no? -decía- no me distraiga que mi problema problema problema es el carácter de los mil diablos que me cargo.
Si hubiese sido menos amargosita la vida habría sonreído conmigo, pero, ¿cambiar? -dije yo- ¿dije yo es pleonasmo? Si digo dije es porque fui yo. En fin deje de distraerme por favor. La cosa es simple. Mi carácter es mi castigo. Igual nunca será mi redención. ¿Sabe lo que pienso? No entiendo ni jota ni nada de nada, nadita de nada.

Dejo a un lado el mal carácter. Visto de alegría mis días ¡Por dios que cursi me leo! Me armo de lugares comunes, digo, de paciencia. Los celos los boto al cuarto de los trebejos, no los tiro, los conservo por aquello de las malditas dudas. Olvido las blusas autóctonas -mi sello personal- y las botas de gamuza café. Soy otra ¿no? Doña vestida de cordura. ¡Uyuyuy tú las trais! 
Queda en el fondo del alma algún vestigio del Yo que fui pero ya no.

Fíjese usted
Un día me levanto en buen plan, saludo a todos.
¡Hola Señor Sol! Buenos días estrellita mañanera. Hola perritos. Buen día gatito. Hola plantitas. Hola mesa. Hola silla. Hola dulce amor mío, digo, hola Barry.  Hola escalones, perdonen que los pise. Y así.

Esto de ser feliz y amable es un poco cansado. Voy con mi manecita toda enjoyada con la pulsera de plata 0.720 y un anillo de escasas pretensiones de querer ser envidiado por algún amante de lo ajeno. Agitando la mano como reina del universo, corto corto, largo largo, espiral. Mi carácter es afable. ¡Viva la felicidad! ¡Viva tres veces!

Un buen día -¿se fija?, no digo mal día- sucede algo de lo que muy pocas pueden vanagloriarse de salir airosas, y no hablo del pp ¿eh? Tampoco es que me sienta heroína. Soy una señora x. 

El carácter adoptado para que los demás dejen de sufrir mis amarguras sigue dormido. No grito ni lloro. Ah si lloré poquito, aí cualquier cosa. Dos que tres lagrimitas pasan desapercibidas para quienes acostumbrados a verme fuerte no les cabe la idea de que los fuertes también sentimos. Entonces reacciono como nunca se espero lo hiciera. Me sorprendo de mí misma. Y mire, aquí viene con lo que empecé: no entiendo a la gente. Tanto cambiar para que ¡maldita! -¿ya vio? dije maldita- ¡maldita la cosa! me salgan con que ¨prefiero a la de antes¨, ¨la que gritaba, se enojaba y nos mandaba al carajo, a esa la quiero de vuelta¨. 

¡No mamen! 

Por eso le digo como amiga suya que no soy, si le dicen que es amargosito como un limón no se preocupe. Usté sea como quiere ser. No se deje convencer, de todos modos nunca se es del todo como quieren que sea. Igual me dirá que a usted nadie lo ha cambiado, que es aceptado en todos lados con ese carácter de perro rabioso y que usted ni maíz palomas. Acéptenme como soy y patatí patatá.

Todos ocultan un poco de vergüenza para hacer creer a los demás que uno es gallo en cualquier lugar, o lo que es lo mismo, el que es perico donde quiera es verde ¿qué no?

Después de todo, a mí ese carácter de búfalo en estampida -así me siento cuando me enojo- poco menos que abominable me salvó de haber perdido la razón. Cierto que me llevó a terapia pero pus ya sabe, los locos necesitamos que nos inyecten un poco de cordura para soportar tanta lucidez abyecta. Exabruptos en ocaso. Celos nomás pa´ los amigos.

Fortaleza amigo mío que no es. Esquivo placer de no ser lo que quiero. ¿Qué quiero ser si no es que ya soy?
Bienaventurados los hombres ecuánimes porque de ellos será el mundo de los desjuiciados.

Game over














 

viernes, 23 de febrero de 2024

Días sin huella

Este destello de luz aparece en el momento,  -15 días atrás- de suspender el peligroso medicamento con el que Dn. Neurólogo determinó que mi vida sería mejor, llevándome a los linderos de la locura, haciendo que mi mente tuviera etapas de memoria sin huella, como lo es este texto y otros más en los que no recuerdo el momento que los escribí.

Esta es la verdadera otredad habitando en mí.

El espíritu de los cínicos alabando a Jesusa Palancares

En verdad os digo ¡oh hermanos míos! que todo aquel que entre a la MaLquEridA y no le gusta lo que lee, puede tomar el camino de regreso. El camino empedrado del adiós sin pedir la vuelta. Siendo borradas sus huellas con el respeto que se merece, digo, dice el CasiDios, Joaquín Sabina ante quien como ¨Virgen de la Amargura¨ le muestra lo falaz que puede mostrarse aquel a quien la vida le obsequió el don de hablar, más no el de pensar. Hete aquí que no es lo mismo.

Agente verraco del sexo como forma de castigo por hablar purititas incoherencias.
¡Venga ya! dejad las idioteces para otros momentos insignes, ninguneado, apócope de nadie. Sin más que decir, mucha letra para escribir un banal texto de nadie.
Os invito ¡oh graciosos hermanos de corazón rugiente!  a pasar a leer el siguiente texto de información a toda persona que requiera leer con interés las letras de la MaLquEridA, hermosa dama dedicada al lloro simplón, destierro de lágrima fácil, tristeza en porciones tales que su ingesta no sea mortal para los insignes personajes que tuvieron a bien acoger en sus mentes a esta damisela cuyo origen fue escrito por el frío espeso y brumoso del Monte Lejano de la Gallinita Ciega. Aterrador personaje visto con profundo terror por este par de ojos llenos de imágenes adiestradas para enseñar el caduco dolor forjado en la infancia por el  Sabio Señor de los Mitos y Secretos Soterrados en el Mismito  Suelo Terroso. Ubicación exacta pueden buscarla en la wiki o en Gogul.

Café Quijano termina por desnudar mi agónica cantata de mujer con voz de pito de borracho con agruras, perteneciente a la generación de ¨Los Mexicanos nacemos donde nos da nuestra rechingada gana,¨ cuyo miembro más destacado fue Chavela Vargas, amante de lo que fuere y quiere.
La garita donde es escrito el blog más hermoso del mundo. No creo deba aclarar que es el mío.
Se entiende que es el mío ¿no?

¡Ea cabrones, a trabajar esa lonja en la barriga! Dejad el pulque, los pollos, las mujeres de nula estofa. Sin alcurnia son sometidos a la barbarie de ser devorados por la ralea.  Los gusanos blancos de asquerosa presunción, atienden mordiendo sin límite las carnes de los malditos por los dioses menores. Clase sin valor existente sin otras gracias que hay que nombrar con algún y algotro bombón caballero. Bombín lustroso, traje negro en algún tiempo sin mácula. Zapatos ridículos bicolor fomentados por el mísmisimo Dios de los Idiotas, sucursal importante, peleando en las hojas del ¨Así somos los pococulo¨, nariz tamaño ¨quítate pendeja¨, ojos de regalo, amor sin convicción.
El nadie cínico menciona sin titubeos que hablar tanto sobre un mismo tema le resta seriedad absoluta. ¨Usté no sabe ni una mierda¨.  

¡Compañeros solitarios! el mundo gira en derredor suyo, no perdáis el ánimo de seguir siendo escribidores de palabras lindas enredadas con gotas de sangre pagana sobre el glande misterioso cuya cabeza no tiene permitido erigirse como el cínico hombre fantoche. Admirador sin igual del miembro único de un lugar desconocido  por la gran mayoría, su lema es: ¨Muévelo, muévelo¨.

Hombre sin pensamiento congruente, eyaculador precoz, macho de barriada, sodomita familiar. Esguince imborrable haciendo la vida de cuadritos ante el que decenas de mujeres rindieron homenaje al hombre viril capaz de tener un cúmulo de orgasmos fingidos. ¡Oh amados hermanos de ocasión! hagamos del sexo la razón de nuestra existencia. Hagámosle cosquillas en el culo indecente al orate presidente del gran grupo formado por hombres del estilo del ¨Sweet Mamertos, The show  must go on¨. 

Las flores de autonomía preponderante, Sirenas de esfuerzo ¨sweet mami¨. 
Os concedo el grandísimo honor de retirarse al mundo pequeño de los ganadores. Ganadores sin necesidad de demostrar a nadie, la calidad de vida de los ¨aparentes¨.  No, no te fijes en ellos cariño. Aplícales sal con piquín, sal de mar poco salado, dañado por el hombre. ¨Reifuss Guacamole¨. Líder de los ¨Humanos Falo In Fecundis¨, habitante del ¨Mundo Onanista Falo in Fecundis¨,  En esta asociación militan todos aquellos hombres orillados por el extremismo idiota de sus dirigentes, acéfalos gobernados por El Gran Prepucio de Clemátides Santoyo y Riveroll, de los Riveroll de arriba. Sembrados por el excelso caldo de la procreación, corren en maratón sin gracia. El premio es una hora de felación al guerrero más peleonero. Sin valor aparente, el líquido subliminal es arrojado al canal de aguas negras, de ¨City Whitout Law.¨  Con el lema legendario: ¨Al César lo que es del César y adiós que te vaya bien¨


Texto escrito por la MaLquEridA, en la expiación de los hombres a los que se le cortó el pene ante la ¨Gran Hermandad Margaritas sin Orgasmo.¨. la MaLquEridA insomne escribe atacada por los avechuchos productores de materia orgánica extraída bajo el lema, si no sale por  donde debe, tómese bajo su propio riesgo los senos idos de Madame Juanita Briseño RuízJara, de  los  RuízJara de Toluca, capital de la longaniza verde y dueños de Los Diablos Rojos. Equipo que jamás de los jamases me ha interesado.



Qué miedo ¿no?














martes, 20 de febrero de 2024

Pináculo del tiempo

Un día cuando no amanezca adolorida, pediré a Barry que me lleve a La Marquesa muy pero muy tempranito para alcanzar a abrazar la niebla. Es tan reconfortante meterse entre ella. No ver ni la punta de mi nariz. Entrar a tientas en la espesura del monte. El mundo al revés. Los árboles son fantasmas verdes rodeados de blanco cortante. Las mejillas rojas. La nariz a punto de quebrarse. Mis manos tiesas tiesas, moradas de frío energético. Caminar por veredas gritando nuestros nombres para no perdernos. No se alejen mucho decía mi madre cuando de pequeños íbamos al monte a juntar leña para cocinar y para bañarnos en la tina rebosante de agua calientita. Mamá lavaba nuestro largo pelo con mucho cuidado como si fuese un tesoro invaluable entre sus tiernas y toscas manos de mujer trabajadora, de esas de antes que comenzaban desde la madrugada y terminaban pasada la medianoche el trajín cotidiano de llevar a la perfección el papel casi heroico de ser ama de casa. Con poco dinero y muchos hijos, terminar el día pensando cómo sobrevivir al mañana. Dormida sobre el sortilegio de su almohada, terminaba exhausta suspirando el dulce sabor de la quietud solitaria. Mamá.

Mamá haciendo tortillas a mano en la ¨cocinita de humo¨, mamá preparando el café para el esposo y los hijos levantados al amanecer para partir a trabajar. Café para todos. ¿Quieres un cafecito Sol, para quitarte ese frío insolente anidado en tu pelo. 
Mamá con sus caracolas en el pelo fino. Lunar de canas en la frente, símbolo inequívoco de la antigüedad del apellido, heredado a las mujeres de la familia.
La Marquesa convertido ahora en un sitio de recreo campirano. Nada de lo que sucede hoy recuerda lejanos los cantos de pájaros alegran el camino con riachuelos libres de maldad. Gritar tu nombre para reconocerte en los ecos inmediatos de un algo escondido en mi mente. Un día en que Barry no esté cansado, le diré que me lleve a El Convento para imaginar a los monjes flagelos de sus historias jamás contadas. Comer elotes, quesadillas de hongos, café calientito. Brrrr abrázame que tengo frío.

 ¿Recuerdas este camino? Veredas sorprendentes. Hay quienes reconocen los ruidos de las hojas al caer. Y luego los caballos. Pero no para montar no no no no no. No cargues en su lomo el placer que sientes de viajar sobre el pobre equino. Además nunca has montado uno. 
¿Recuerdas al Rocinante aquel de Michoacán? pobrecito. Ante la rebosante figura de tu cuerpo citadino, caminar sobre polvos y rocas volcánicas seria un suicidio para el pobre jamelgo. Tú no eres El Quijote, más bien serías Sancho Panza.

Sin más que hacer, el cuaco armándose de valor -no hay de otra, es eso o un cintarazo en las grupas- enderezó lo más que pudo las esqueléticas patas comenzó a andar, llevándote hasta las faldas del volcán. Pobrecito Rocinante, tan flaco, tan triste. Tan contigo encima.

Un día cuando Barry no esté cansado regresaré al lugar que prometí nunca más volver... o no.








sábado, 17 de febrero de 2024

Digamos un poco al olvido


Si no escribo lo que veo posiblemente olvide pronto. Hablo de amarrarme los zapatos. Virtudes pequeñas y hombres ciegos. Somníferos de amor. Vidas paralelas ¿En dónde está el cruce de él con ella? 
Hablo de los ojos de mi madre en los de la tía menor. Visto así era ella metida en su mirada. Ojos tan suyos que de mi se apiadan. La virgen del Jolgorio. Abrazo tierno, tímido, de amor materno dado por los brazos de una tía lejana como rayos de luna. Flores secas. Yo las quiero. ¿Por qué? Son de ni madre. Asfixia mayor. Pido si algo quiero no terminar encerrada. Polvo libre, alas al viento. Mariposa fugaz. 
¿Te dio tiempo de pensarme? 
Catacumbas de desconsuelo. 
El padre dijo: ¿Desde cuándo son hermanas? Pus desde que nacimos. Sacerdote mamón. Y yo con mi dolor de pecho. Ay. La iglesita es muy mona. La misa de la una es para ricos. Remilgos popoff. Narices levantadas. Aromas finos. Con razón los apellidos sonaban tan rimbombantes. A todos los conocí. Y yo. Ya sabes uno llega a codearse hasta con quien no debe. 
El amor es asunto complejo para algunos. 
No encuentro la salida. Ayúdame má. 
De ti no me acuerdo. Me gusta que estés con nosotras. Te queremos un tanto demasiadísimo Barry de mi corazón ignoto. 
No es que no pueda, es que no quiero. La foto lo dice. Tú y yo sin nada que nos una. Ni un listón de luto. ¿Ves esa casa? Era de la Gándara. ¡Maldición me acabo de acordar! Le mataron al hijo. Esa otra casa antes era pulquería. ¡Mira, la casa de Martha Elisa Ávila Villegas! Creo que por ahí vivía Silvia Coria Bedolla. ¿Quién diablos se apellida Bedolla? Casas viejas con olores nuevos. También me sé la historia de Manuel. Muy guapo él montado en su caballo bayo. La vida se le echó a perder porque le salió un tiro errado. ¡Bang! Vivía en el que llamo El callejón del beso. El que pasábamos corriendo aunque no quisiéramos. La fuerza de gravedad nos llevaba para adelante. ¿Te acuerdas? n'ombre qué te vas a acordar si estabas bien chiquita. 
Te digo que al Manuel se le salió el tiro de una pistola. Mató a su primito. Tuvo que huir. No volvimos a saber de él.
El cementerio tiene una vista pre-cio-sa. Lástima que los muertos no puedan disfrutarla. 
Una lista interminable de regalos de cumpleaños convertida en deseos de salud.  Templete para una mente viva. 
Ya quiero que sean vacaciones. Te dejo solo, a veces viene bien darle descanso a nuestro amor inmortal. Renacer en trozos. Aún no me acostumbro a la lejanía del cuerpo que amé. ¿Qué de la mente dices? Ahí si no me meto. Dos años y sigo aquí. ¿Alguien murió de amor? Yo tampoco. Creo que el amor como tal no existe. Algo con tanta definición no puede ser real. 
Ya estás viejita. Y tú estás pendejo. 
Las reuniones familiares cuentan de las distancias que no se rompen. Quiero ser Silvio. Sin miedo a la libertad. Apenas le abro la puerta sale disparado a la salida. 
Hoy quisiera mi niña no estuvieras sufriendo pero no puedo hacer nada más que ofrecerte mi alma. Gajes del oficio. 
Algún día dejaré de cantar sus sentires pero es que invariablemente sus letras que dicen no serlo me llevan a él. 
Otro día más que bien puede no ser otro día menos. 
Haiga sido como haiga sido. ¿Y si de veras creen que hablo así? Pus ya ni modo. Acaba, acaba y acábalo.

 Tan tan.




















jueves, 15 de febrero de 2024

Palabrería circunspecta

Malaleche
Los puñales adornados de flores no fueron hechos para ser enterrados en mi espalda ni siendo un toro de lidia ni una vaca lechera.

Cinderella Star tocando el horizonte
Los yo que me habitan son seres anodinos incapaces de salir de mi mente.
¿Con cuál quieres hablar?

Tortugas de Caramelo
-Abuela ¿por qué no comes sopa de papa y yo sí?
-¿Eh?

Miénteme a los ojos si puedes.
-Te amo de aquí al fin del mundo, tres vueltas de regreso
nomás no me pidas que te lo demuestre porque es muy cansado.

Si tu quisieras...
Más de la mitad de la vida viví sin mi madre,
la otra mitad creí que era inmortal como todo lo que creemos seguro.
Arrópame un poquito entre tus brazos.
siembra en mi la esperanza de volverte a ver.

Los amantes convulsos.
No acepta en otras lo que amaba de mi.
-¿Eso es bueno o malo?-
-¿Por qué preguntas?-
-Para entender.

Un día a la semana.
Los viernes son negociables. Puedo cambiarlos por un martes tansinembargo o un jueves de canciones de arrabal.
Los domingos no, son pa´descansar.

Rosas al otro lado del mar.
Viene bien -cuando la sonrisa huye de los labios-  amarrarse al cuello los camafeos tocados por manos que no has de estrechar.
Los ángeles a veces vuelan en avión.

Vista nublada.
Las mujeres no debían morir ni a besos.
No en mi país,
naturalmente.

Pies izquierdos.
Una flor como tú que danza en lo azul.
¿Bailas?

Los sí de los no.
La verdad es como las mujeres gordas.
A pocos -muy pocos- les gusta
a menos que les pongas un lindo vestido,
entonces podemos hablarlo.

¿Cómo estás?
Un poco más muerta o menos viva según del lado que lo mires.
-¿Y tú cómo estás?
-Bien. Yo siempre estoy bien.
-Ah.

Mi florecilla de amor.
Te condeno a un día de prisión perpetua por haberme echado al olvido. Los olvidos no deben durar más si es que quieres ser perdonado.


El amor no admite cuerdas reflexiones.
En nosotros no están permitidos los celos, los detalles, los te amo si no todo se acaba. No concibo tener sexo sin amor.
O no sé, soy demasiado persignada para intentarlo
además diosito me castigaría.

Los cantos del perro.
Soy lo más delgado del hilo. Sin victimizarme siempre soy la que se rompe. Si no me crees, pregunta nomás. No me avergüenza decir que nací del lado equivocado.

Habitat en ruinas.
El diván de la marmota dejó de ser mi sitio preferido. Escribo donde sea, donde pueda, donde caiga.

Antes que nadie me critique o diga algo malo de mí, lo hago yo. De esa forma será como botellita de jerez, todo lo que digas será al revés.
¿Lo ves? no me duele nada,, nadita, nada. Soy mi mejor amigo y mi peor enemigo.


Síguelo,
síguelo,
síguelo...





ni estás.













lunes, 12 de febrero de 2024

Elucubraciones mentales


Sol de mi vida

Con el gutural canto tuyo señorita suripanta, déjame  decirte que si tu voz estilo de borracho con agruras, tiene la desventaja de llorar al primer hervor, entonces no sirves pa´ cantar. Los aperos del vicio tienen por descaro abrazarte en el último momento de La Petite Mort, donde  envejecido en tu vientre, a fuerza de reprimirse, muere obsceno entre tus dedos.

El semidiós Enrique de mi corazón hermoso, se degrada en cantante enfermo del tono
de príncipe precoz, conjunta la voz de quien piensa con sus letras tristes.
Brillante cantata dirigida al corazón de una Chilanguita melancólica, mente distorsionada, abuso  de aceite CBD para curar lo que se venga en gana. Ojos tristes.
Usté señorita caracolas al viento, déjeme decirle que pocos poetas se han atrevido a verse en el espejo de esos ojos de agónico mirar.
Mire usté lo que debe hacer para ser distinguido con la Flor del Atajo, del Atajo y del Dique del otro lado del mundo, y del mar, no lo olvide. Su dique se encuentra a orillas del jamás visto por usté. Mediterráneo y Pacífico corren a encontrarse nunca.

Grite a los cuatro vientos el nombre de la bella dama,
y después espere... espere... espere en los suburbios de los blogs locos. Blogs con o sin fama, olvidados de la gloria y salutación de seguidores, amantes comentadores, vayan a 
decir mil veces el nombre amado.
Por último, cierre los ojos, apriete las pestañas, sin tocarse nada, entonces, espere sentado frente a la Biblioteca Sherezade bajo el Cielo de Kirkur.
No va a encontrar a nadie. Sherezade, dueña de libros inimaginables, le atenderá cuando el otro compañero del dique, regrese a seguir vistiendo las mañanas de saludos catalanes y risas, carcajadas abiertas con tu nombre balbuceado una noche de nieve-bruja. 
La Sístole sin Diástole son objetos meramente comunicadores entre aquel bebedor de estrellas que te dejó sin aire, sin nombre y sin vocación.
Hombre probo, culto y amable, amén de ser un ¨mecha corta¨ intrínseco, se va de ti con un  ¨No cambiarás nunca.¨
Mecha-corta igual respondo antes que inmediatamente: ¨Tú tampoco.¨

El culebrón mexicoespañol lleva quince años de idas y regresos, de muertes y aventuras. De meditaciones cuyo estudio te ha llevado a ser uno de los mejores budistas -digo yo- para mí.
Algún día, volverás a despedir tus mensajes mañaneros con Teté a tu lado. Algún día, cuando veas que la amistad es más grande que un malentendido, regresarás. 
la MaLquEridA estará esperando como Penélope, al caminante perdido en la bruma de sus recuerdos, con su vestido ajado. Carita de muñequita de biscuit.
Entonces se unirán bajo la dulce voz de Iyeoka, el Mediterráneo y el Pacifico en un abrazo inimaginable. Todo todito todo puede suceder, que lo digo yo, punto final.
Simply falling for you.

Cosimo Piovasco de Rondò

Alueguito de esperar el milagro que no sucederá,
vaya a La Casa de la Bola Loca o
al VIP del YazzForYu
aí si acaso tiene la dicha de encontrarse con el maese de la voz y la sapiencia,
dígale que sigo esperando,
no me iré. No.
Uno no desaparece así como así de los destinos de las mejores amigas,
los caballeros finos y educados,
catalanes de pura cepa,
dicen adiós con manos enguantadas,
hasta nunca si tu Dios te concede la gracia
de ser atendido en toda forma por una pared gruesa, maciza, sin hoyancos despectivos
alégrese señorita, usté se lo ha ganado.

Dios salve a los poetas de arrabal,
a los poetas trashumantes escasos de entendederas,
del chiste favorecido por obra y gracia del Señor San PP
patrono de los chistes familiares y así.
Y a los poetas solitarios cuyo acompañante suele ser un pequeño can,
Teté de mi corazón.

Salvos sean pues
los poetas enamorados de las letras desconocidas
de señoritas escribidoras sin mas arte que ir por ahí
desempleadas, sin curvas, exagerado maquillaje 
aunque su rostro bellísimo no lo necesita.

¡Salve Poetas!
La gloria os espera 
al final de una canción
con tu mirada 
de 
Flor venenosa.








 

sábado, 10 de febrero de 2024

Cosa de ser poeta y otras absurdidades



Como aquella vez que quise ser poeta -no poetisa- y en dos poemas se me acabaron los versos y los sentires. Las querencias en modo reducido no daban para más. Sacaba una poca de sangre de mis venas pa´ que vieran que sufría de verdad por un amor que me había abandonado con un ramo de nardos en las manos pero, el líquido rojo se coagulaba antes de poder escribir nada dejándome la sensación de tener un corazón vacío.

Ya despuesito me leí a unos cuantos poetas de bolsillo, de aquellos que el amor les pegaba duro, emborrachándose en algún tugurio o cantina de arrabal dejándose morir a la sombra de un poste en compañía del único perro que se apiadó de ellos. Malbaratando sus poemas por un trago de vino o un pulque según les haya ido la vida morían en las noches. Por las mañanas cuando el sol les daba a plomo en la realidad, se iban caminando a cualquier lugar donde no dieran pena. Despreciados por las mujeres, los poetas lloraban versos.

Luego me busqué un amor de cartón, de los que aparecen en la noche cantando al oído de una musa despeinada y despistada también pero, al caerle lágrimas que solté pa´ ver que se sentía, el cartón se arrugó al igual que su amor teniendo que tirarlo en el primer bote de basura que encontré al lado de tres botellas vacías de cerveza corriente y una cajetilla de cigarros Faros.

Un poco desesperada volví a sacarme sangre, esta vez del merito corazón. Sangre roja, caliente, viva, salida de la cavidad más grande de mi ser vertida en un traste de plástico de donde comenzaba a escribir en hojas de papel bond,  antes de que el dolor pasara. El amor duele.
Con letra redondita imitaba las palabras rancias y supurosas de miel pero me salían más bien agrias. Yo al amor no le lloraba, lo quería matar. Amor verdadero. Mátame pero no me dejes.

Una noche de luna llena le canté un poema sin rima ni consuelo a un tipo que no me hizo caso porque decía que mis versos eran poca cosa. Carentes de sentimiento, de amor sublime como el salido de las comisuras de unos labios agónicos, que eran una cosa así más bien de pacotilla. Desde entonces la luna me sirve de puritito foco.

Cesé en el empeño de ser escribidora de versos. Puse un curita a las heridas hechas por el estilete con el que finqué los versos fallidos de mi alma atormentada por un amor que no viví y fui a morir un poco entre las sábanas de manta y el edredón de borrega azul. Tomé la cápsula de amor artificial a las diez disponiéndome a dormir con las palmas de las manos bajo mi cara. Angelito eres tú. Guardando mis letras gastadas y repetidas descansé la cabeza de pelo rubio cenizo claro sobre los cojines que adornan la cama cayendo en la oscuridad del hoyo negro que antecede al sueño. Sin alas, con el alma contrita los párpados se cerraron.

Dejé en paz el deseo de ser poeta -no poetisa- escondí bajo el colchón, escrita en un trozo de papel de baño la única frase que pude rescatar de un poema que no llegué a escribir: No hay muerte más hermosa que la de morir de amor.










 
   


jueves, 8 de febrero de 2024

Viejecita

Después de la dura etapa que pasamos La Bella y yo debido al carácter de ambas, estamos en el curso de una nueva relación aceptando otra vez el acercamiento de almas. Todo parece ir muy bien.
Nos damos besos, abrazos, cariñitos y tal. Le ofrecí ser su ayudante para resolver tareas. 
A su generación le tocó la pandemia, teniendo que lidiar con las clases en línea. Su aula era la sala de mi casa. 
Tuvimos que acostumbrarnos a hablar quedito, a no hacer ruido. A manejarnos en silencio. Yo me quedaba con ella por si necesitaba algo y no tuviera que moverse de su sitio. Mantenerme callada era muy complicado porque le contaba chistes sin que me oyera la profesora. Bailaba, le hacía caras. Otras veces contestaba las preguntas que formulaba la maestra. 

La Bella no sabía que tiene una abuela con buena memoria, adquiriendo lo poco que sabe sin tener noción de como lo aprendió. 
Entonces, contestaba yo antes que ella y se me quedaba viendo incrédula. Tampoco me voy a adornar, eran preguntas de primaria o sea sería bobo no saber. 

Con mi falta de conciencia por distraerla en clase, el ambiente era diferente. La Bella aprendió muchas cosas pero no algunas que debía. Eso provocaba que no saliera muy bien en los exámenes. Tuvo buen promedio pero no suficiente.
La cosa es que se comenzó a fastidiar de que estuviera como gendarme vigilándola todo el tiempo. Empezó a distraerse demasiado. Le llamaba la atención de tal manera que me alucinaba.
Discutíamos mucho, no nos podíamos ni ver. Yo la amo pero no estoy acostumbrada a que una niña me lleve la contraria. Fueron casi tres años de llevarnos mal. Ella quería salir corriendo. Yo quedarme en silencio por los siglos de los siglos amén Jesús. 

Luego todo pasó. 

Hemos recobrado el gran amor que nos teníamos. Soy una de sus mejores amigas. Llévame con la ¨viejecita¨, pide a su papá. Viejecita me gusta que me llame así.

El jueves al revisar la tarea vio que le dejaron sacar  el perímetro de un cilindro.
-¿A quién le digo que me ayude? -pensó. A la viejecita, ella sabe mucho, se dijo.
Y no, no sé sacar el puto perímetro de un pinche cilindro. 

-Eso no lo sé muñeca- le dije -vamos a hacer sudar  a tus padres.

Les mandé las medidas del cilindro, pedí buscaran la fórmula y resolvieran el problema. Gracias al dios cibernético salimos adelante de semejante dilema. Lo difícil fue comprender por qué si hay altura, por qué en la fórmula no se toma en cuenta. 
Sigo con esa duda que resolveré después de indagar que pasó con el científico Jacobo Grinberg, Su historia es muy interesante,
Después iniciaré el aprendizaje de la meditación. Practicar el fino arte de quererme como soy. Me gusta como soy pero no me gusta ser como soy. La complejidad del ser.

Si me queda tiempo investigaré lo del cilindro. Ah no, me falta comenzar a escribir a mano en la libreta reciclada que me trajo La Bella de Oaxaca. Tiene un año que me la regaló y sigue sin usar.

La Bella ha vuelto a mis brazos. Nunca se fue, solamente se movió para verme mejor. 
Está creciendo mucho. Es ya más alta que yo a sus pocos años. La Bella más hermosa, la quiero más que a Enrique y más que a mi propia vida.
La Bella existe por la gracia de Dios y su divino nombre. Es un placer también saber que ustedes existen por lo menos hoy.

Gracias por ello.



















martes, 6 de febrero de 2024

Musa sin retoques



Ustedes que saben ¡Oh ilustres conocedores del verbo y la gracia! díganme qué se hace para no sentirse perro sin patas cuando alguien ofrece su ayuda desinteresada. Samaritanos envueltos en papel celofán. Sin dobleces. Por el placer de ayudar nomás. 
Menguadas las fuerzas balbuceo un no gracias quedito. Sin fuerzas digo. El tesoro que me veo obligada a aceptar -no se trata de ser maleducada- palpita entre mis manos, no vaya a ser un sueño. Un respiro mientras llega el siguiente golpe. 

El orgullo mide el triple de mi estatura. Ogrina de amor se muere. Nadie puede vivir en la premura del tiempo. Si lo merezco o no es la incógnita a resolver. No me sé pequeña ni débil por eso no quiero aceptar lo que me dan. Me muerdo uno y la mitad del otro. 
Sentada en mi nido observo y escribo. ¿Por qué me cuesta tanto trabajo aceptar la ayuda? 
Rueda fortuna.
Hablen ahora, aún queda tiempo.
Barquito a la deriva, sigo siendo el capitán en este mar de brumas. 
¡Hablen poetas! 
Ilústrenme nobles caballeros antes que me estrelle en el dique de la resignación.







 

domingo, 4 de febrero de 2024

De respuestas largas y miradas confusas

Desde el inicio de todos los tiempos, cuando mi mirada era transparente, quise ser culta. Saber mucho y de todo. Mi atención se fijaba en lo que me interesaba y no, almacenándolo en la mente. La cabeza era una especie de alacena mental. Todo lo que leía se me grababa. Tengo muchos recuerdos viejos, algunos hay que no quisiera estuvieran ahí pero ¡Maldición! están y que le vamos hacer.

En ese tiempo leía mucho pero observaba más. Yo quería ser culta porque Rosa María me decía como comportarme ante sus amistades nice, siendo que yo lo sabía pero mi inherente timidez impedía hablar y comportarme de acuerdo a las circunstancias. Me sentía humillada.

Memorice libros, pinturas, música, personajes, pero de nada sirvió. Nunca supe para qué quería ser culta.  Me quedé en ser inteligente y saber mucho.  El tiempo fue pasando, ya no había  afán por saber todo.

Un día vi en los blogs la oportunidad de pertenecer a los cultos pero ¡Oh sorpresa! Al lado de ellos, yo era una una recién nacida. Quise entender de incunables, de música para los dioses y de poesía. Me topé con el muro más alto de la vida. La poesía no fue hecha para mí. Pienso que los cultos ven lo que mis ojos no. Tienen sensibilidad para ver en una obra de arte más que garabatos y rayones sin sentido que es lo que veo.  Me di cuenta que hiciera lo que hiciera nunca sería una dama de exquisito paladar y sensibilidad a prueba de rayones. Mi idea de pertenecer al selecto grupo de snobs queda para otra vida, en esta soy una señora normal de mirada perdida en el infinito, parca y tímida. 

Aí será para la otra.







sábado, 3 de febrero de 2024

De drogas espeluznantes al loco martirio de sufrir desdendenantes




Porque ustedes, amigos bloggeros, internos en los laberintos colapsados del lugar más envolvente de su casa, ya sea el sofá, el estudio o el penthouse leen chorradas como dicen en no sé donde, considero a los que siguen perteneciendo al Sistema Catártico de Hombres y Mujeres en el status quo de su propio mundo, encargados de pasar a leer el texto salido de la corriente súbita extemporánea del mar de letras esparcidas en el universo mental -gracioso o no- del sentido sin sentido que aquí se escribe. 

El comunicado en especie anodina, tributo de letras para aquellos seres que sin titubear plasman de forma inteligente las cosas que comparto entendibles en su inmediata confusión.

Sea pues, 

El Espíritu de los Cínicos balbuceará con palabras suaves sin significados laxos, entendibles para un público léido y escrebido, el significado azul. Zoyla Esther Coronado y Saavedra, ansiosamente capaz y entendible la historia de día en que los espíritus del lado obvio terminan marchándose al blog de escritores del Libre e Indomable Café & Rock ¨Mauricius Elizondo y Elizarraraz de Juan Neopomuceno y Escarlata. Tercera Generación del Primer Implante de la Corteza Cerebral. 

Recetada la tercera droga experimental, nave de tres picos alucinantes dejan el entendimiento en calidad de saco profano. 

El otro día inventé la fórmula jamás pensada por nadie. Para no tener pesadillas en los cubiles de los demonios trituradores de masa encefálica, deduje que lo más sencillo es ¡NO DORMIR!
¡Exacto! Si no duermo no hay pesadillas. ¡Señoras y señores! ¡Tipos y tipas! Acérquense, acérquense, les vengo manejando la fórmula mágica para no soñar. 

¡Albricias! ¡Albricias!¡Ángeles y querubines, que suenen los claros clarines!
No he tenido pesadillas, duermo muy bien, casi no tengo crisis ¡Gracias al dios de los fármacos bien administrados! 

Güerever, como quiera que sea me puedo mover sola. A la calle no. Inexisto, luego pienso y dilucido la trayectoria de mi vida.
Por hoy, vamos paso a paso. Barry y yo. Los dos viejos enfermos de los pies. Él es mi bastón. Yo soy su compañera de viaje. Se ha convertido en un gruñón, impaciente, nunca sin perder la sonrisa.
Yo... no me reconozco. He recobrado los diez kilos que perdí. Mis canas se han puesto moradas platinadas. Mis manos, mis manos oh hermanos míos se han arrugado en menos de que lo cuento. Estoy encorvada, -puto parkinson- los lagrimales son llaves de agua salada siempre corriendo sobre los impalpables surcos de mi rostro. He perdido un diente. Un buuu para mí. ¡Buuu! Mis ojos no lloran lo que pasa es que hay una fuga lagrimal corriendo entre las espesas pestañas. Se los digo yo, que de ellos vivo y convivo.

Hace un calor del diablo. Quiero vivir entre la espesura de la niebla donde feliz pasé mi infancia. Suéteres empalmados, hilachos disfrazados de bufandas muy chic envolvían el cuello infantil.  ¡Oh frío por qué huyes de mi!

Hoy dormiremos sin aire acondicionado. El aparatejo de última generación que avienta gotitas de agua fría se ha descompuesto. Esos chinos me tienen hasta la china hilaria.

Nunca lo he dicho pero Barry es un buen hombre con todos sus defectos. Ha sido un buen padre temporal para Natalia. Es mi cuidador nato por excelencia. Es salvador de El Jefe y padre amoroso con Laura. Trabajador, amable. Siempre sonríe. Cierto que últimamente me he convertido en su saco de frustraciones. Lo entiendo porque de ser un hombre completamente sano ha pasado a enfermarse de sus estoicos pies.
Ayer me lo dijo fuerte y conciso cuando la exigencia asomó sus narizotas en nuestra charla:

-Si sabré yo de exigencia -dice él- si tengo que aguantar a Cucs, a Guantes y a ti por Dios.
¡Dios voltea a verme! ¡Ayúdame Señor de los mártires!

Nos soltamos a reír, es lo que hay. La mera verdá la gatita de Laura o sea la Srita. Guantes es muy exigente para la hora de comer. Dice miauuu y no espera más, empieza a soltar madrazos a diestra y siniestra, si no me creen pregúntenle a Epi, Calixto -los otros gatos- y a Cucs, el perro de Barry. Quiero decir la mascota perro de barry no pasen ustedes a creer que le dije perro a Barry. No no no de ninguna manera. Mis respetos para el jefe de esta familia.

Contemplo el vacío blanco del papel imaginario, nunca se llena. Las letras se juntan, luego existo. 


Dats al folks dir friends.















viernes, 2 de febrero de 2024

De pasiones gloriosas y mártires atarantados


Antes de terminar el año me hice la promesa, sin la mano en el corazón, de que iba a escribir todos los días. Quiero retomar esta rutina de darle madrazos a las teclas todos los benditos días.
Una cosa es pensar y otra hacer.

Llegó enero y pues no pude escribir porque Año Nuevo y bla bla bla. Oquei mañana escribo. Tal como el recalentado nunca se termina, así mis oportunidades para escribir se diluyeron poco a poco como el amor que nos tenemos.

Cualquier día de Enero dije a mi misma: mí misma ora sí ponte a escribir, deja la flojera en el perchero y escribe por el amor de Dios. No se pierde nada si no escribes, pero tu sí le das sentido a tu vida monótona y vacía. Sentada los días eternos pasan las horas sin saber para qué existes. Darle sentido a la vida es escribir. Soy nadie pero si escribo soy alguien.

Terminó Enero, me lleva no dejé huella en el MaLquEridA el primer mes del 2024. De por sí mis días caminan sin huella, sin escribir no voy a saber de mí por si acaso como lo vaticinan los agoreros, te vas a quedar sin memoria, sin poder comer, sin moverte, sin hablar, sin...
Ya párale, no me mates antes con tu perorata oscura. 

´tonces llegó Febrero. 

Ora si deveritas voy a escribir. Empezaré con el día en que por arte de magia apareció una servilleta de papel quemada por la orilla como pergamino. No una sino dos servilletas. ¿Cómo fue? Npi. Tuve que haber sido yo porque no había nadie más. No había rastros de que yo lo hubiese hecho. Moriré con la duda, nunca lo sabré a menos que Epi el gato hable. Él estaba conmigo. No creo que en estos tiempos los gatos lleguen a hablar y si hablan y Epi me dice lo que pasó moriré antes del meritito susto. 

Hoy es 2 de Febrero, Dia de la Candelaria. Hoy en México se acostumbra a comer tamales en honor del muñequito que salió en la rosca el 6 de Enero. Dado que soy muy afortunada, yo que no compré rosca, me salieron dos monitos gracias a la señora Odette. Una señora que quiere mucho a La Bella, que le regala dulces que yo me como ya que a la niña no le gustan. 
Pues eso, la señora Odette le dio rosca a Natalia. Natalia me la dio a mí, y yo me saqué la lotería. ¡A comer tamales señoras y señores! 

Y ya. Voy a comer palomitas de maíz que Barry hizo para comerlas juntos como dos enamorados en el cine, sólo que él en su sillón y yo en el mío. Nos llegó la vejez y el frío en los huesos.

Me puse a escribir antes de que el pp me deje atolondrada y patidifusa.

Ya digo siempre: Soy escribidora de textos sin beneficio alguno. Allá ustedes si los leen. Que nadie se llame a engaño. No soy responsable de daños en su cerebro.

Aí se lo haigan.













 

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Porque siempre queda espacio para nuevas libertades.

...che madre (132) ...RKO (2) 2010 (1) 28 de junio de 2014 (1) abandono (21) abuela (64) agradecimientos (14) alucinados (90) Amigocha (1) amigos (117) amor (34) amor y desamor (14) amores y desamores (13) arrepentimientos. (7) aventuras.inocencia (19) baile (8) Barry (161) berrinche (36) besos (13) blog (70) Bunbury. (22) Calixto (4) cambio. (21) casa (14) celular (8) club (2) comida (10) complejos (22) conciencia (36) conciertos (4) confusiones (32) CristyAna Melindrosa (1) cuentos (19) cuentos cortos (70) cuentos de-mentes desequilibradas (131) cuentos para mentes desequilibradas (1) culpas (20) de película (25) departamento (2) Diagnóstico (19) dolor (36) educación (17) ego (4) emociones (48) enfermedad (33) enfermedad. (16) entrevista (2) ep (5) es hora de hablar (20) escuela (10) Familia (78) familia real (22) familia. (38) fans (8) felicidad (78) Ficciones (44) Flor (257) flores (15) fobia (12) fortaleza (14) gente (25) grande (6) grande. (6) gritos (20) guapos (8) guarreces (8) heridas (29) hermanos (37) hijos (52) historias (175) historias.MaLquEridA (166) hongo... (19) hongos (9) Hoy (10) hoy escribo lo que quiero. Desnuda. Contradicción (79) huesos (6) ilusiones. (12) impotencia (22) insomnios (2) intercambio (1) juegos (28) Kiku (41) Kiku Muny (45) la f... no mam´s (2) lado oscuro. (34) le entro (18) libros (7) libros. (2) llantos (22) lluvia (10) los 200 (1) lunares (2) malo (38) Malo. (22) MaLquEridA.sueños (47) mamá (35) mascotas (71) mchálas (6) me cae (7) mi casa (3) miedo (10) milagros (6) mudanza (3) muerte (9) Muny (10) Natalia la bella (88) navidad (6) nervios (16) niñez (17) niñez. (8) no mames (17) nueris (7) olor (6) padres (29) papis (4) Parkinson (23) Pelusa (1) pensar. (30) pensar.ilusiones (10) Pepe (6) perfume (11) pertenecer (6) pianista (2) planes (9) poesía incorrupta (3) radio (3) raros (3) real (30) realidades (70) reina hongo. (48) risas (17) Santa (6) secuestro (3) si acepto (4) sin nada que hacer (34) sin rencores (22) sobrinos (4) soledad. (8) sueños guajiros (63) sueños infantiles (13) suicidio (2) suicido.ángel (3) sustos (4) televisión (4) trabajo (8) tradiciones (9) tris (2) triste (17) unión (7) utopías (15) vas (6) vergüenza (8) vida (57) vida. (29) virtual (4) vivir (24) yo mera (12) yo mera. (4)

Ángeles de la fe

Yo traigo la verdad en mi palabra Vengo a decirte de un niño sin abrigo. Vengo a decir que hay inviernos que nos muerden, de la falta de un amigo. Vengo a contarte que hay luces que nos hieren, que existen noches sin whiskys ni placeres. Vengo a decirte que está cerca tu condena. Hoy una madre murió de pena. Déjame cantar, tengo vergüenza de ser humano como tú, en tu presencia. Descubrirme a mí mismo y en tu figura qué poca cosa somos sin ternura.