Páginas

sábado, 16 de diciembre de 2023

Las estrellas no tienen dueño

Todo era más sencillo cuando mis dedos escribían solos y mi mente no intervenía en el fino arte de la escribidera pensada.

Como cuando elegiste la estrella más brillante del cielo para ti -la que está juntito a la luna- le pusiste su nombre y dijiste que sería tuya para siempre jamás. ¡Que nadie la toque esa estrella es mía! gritaste en mitad de la noche sin más nadie que tu sombra como compañera.


Un día cuando mi único y mayor placer sea escribir, me dedicaré a inventar cuentos, haré muchos libros como quien hace panes de madrugada y seré muy famosa. Me dedicaré a viajar por todo el mundo. Visitaré España, Marruecos, Colombia, Inglaterra, Monterrey, Cuetzalan, Xochimilco y Francia, en ese orden.

Compraré muchos pares de botas de todos los tonos café de gamuza y me vestiré como Cinderella Star en sus mejores tiempos. Con mi bolso de flecos hippies vagaré por la vida como cuando vivía una realidad ficticia en la preparatoria donde todo acabó.
Tendré un Volkswagen amarillo -tiene que ser de ese color- lo pintaré de rosa y me iré manejando por la carretera a Toluca como cuando soñé que iba por el carril de alta velocidad rumbo al DF. Llegué sin un rasguño y te reíste conmigo porque yo no sé manejar ni mi vida.

Tendré tiempo para tanto después de firmar miles y miles de autógrafos, entonces compraré una casa con jardín donde Natalia y yo andemos descalzas sin temor a enfermarnos. Haré que coloquen un columpio a la sombra del árbol que planté cuando nació la niña y jugaré con ella a tocar las nubes y ver a las palomas hacer el amor. 
Mi casa tendrá una recámara enorme donde quepa una cama tan grande que Barry y yo tengamos que usar el celular para darnos las buenas noches porque para entonces ya habremos dicho todo y nos enviemos besos con emoticones cariñosos antes de cerrar los ojos.

También compraré dos mecedoras, una para Natalia y otra para mi. Cuando regrese de las giras le leeré cuentos a media tarde como cuando no era famosa y tenía tiempo de bañarla y peinarla como le gustaba.

Le pondré el negocio que tanto ha soñado a Barry, con un montón de ayudantes para que se dedique a descansar sus doloridas piernas y a escuchar la música que tanto le gusta. Tendrá su bicicleta de montaña para que salga a pasear por esos lugares inhóspitos como los del camino al volcán al que subimos a lomo de cuaco y en el que nuestra lengua de fuera fue el hazmerreir de los lugareños.
También les compraré una casa a mis hijos en el lugar que más les guste. A Pogh le pondré su negocio de motocicletas y a Pache un bufete jurídico. 

Mi casa estará junto al mar, tendrá un faro que guíe a los perdidos sin imaginación a un mundo disparatado en el que habito en las noches de insomnio pertinaz.

Mis perros tendrán una cama nueva cada uno igual que Calixto. Cabito tendrá una pecera enorme con corales y comida por montones y ya no se lastimará la columna por nadar en una pecera redonda y pequeñita.

Cuando sea rica y famosa vendiendo mis libros de a tres por diez o de a dos por cinco o según se les haga más barato,  seré muy feliz como cuando era pobre y no tenia más que mi imaginación. 








sábado, 9 de diciembre de 2023

La existencia del no ser

Me gusta saber que existo. Encontrarme en otros sitios inimaginables. Leerme con asombro. Lo bonito y sentido que escribía mi otra yo. La  otredad,  la que escribe raro no existía. Mi mente no estaba contaminada por tanta palabra. Lenguaje sencillo -odiaba esa palabra- hacía entenderme sin tanta faramalla. Me gustaba cuando gente de lugares lejanos me escribía. 
Yo muy oronda presumía a mi familia, ¨mira ella es de España¨. Para nadie era secreto que yo quería ser de otro país, de Europa obvio. Era un poco imbécil. No por querer ser de otro país sino porque no me gustaba ser mexicana. 
¨Mira él es de Argentina¨: Me sentía muy feliz por tener amigos de otro lugares.

No me gustaba mi rostro con rasgos indígenas. Mestiza según soy. Raza blanca-raza india. En México es un insulto cuando alguien nos llama indios, ´tonces yo no quería ser india pero con mi cara no podía ser más mexicana que el pulque. Una ¨amiga¨ dijo que tenía yo cara de chango. Pero bueno, las ¨amigas¨ son las que más me han insultado. Digo, pobres changos compararlos conmigo, pero hay niveles digo yo. 
Otra tipa habló de lo interesada que soy al escoger mis amistades pues según ella sólo me acerco a personas a las que puedo sacarles algo. A ellas, a las que me ofenden las entierro en el cementerio de los desprecios y del olvido. Si me preguntan ya lo olvidé. Orita nomás porque recordé lugares feos que alguna vez visité.
Puede ser que suene mal, pero no me gusta omitir desaires ni abyectos abandonos. Insaciables rencores que sin lugar a dudas no están muy arraigados en mí. Nada más los tengo en el saco de mis desprecios a tres mujeres que me ofendieron muy pero que muy feo.

Olvidemos eso.

Nunca he hablado del tema del mestizaje en el blog. Es algo de lo que no estoy orgullosa pero, si vemos no hay mucho de qué estar orgullosa en mi vida, mucho menos en el blog. 

Decía que me gusta encontrarme en otros sitios. He estado en lugares preponderantes de algunos blogs seguidores. Parezco pavorreal. 
Al principio tenía amigos muy cultos. Uno de ellos me leyó, después pasó la voz con sus amigos que luego, lueguito se hicieron seguidores. Así fue creciendo mi ¨fama¨. 

Dedicaba mucho tiempo a escribir. Contestaba comentarios, visitaba blogs, me hacía seguidora. Todo lo que un buen bloggero hace, Y es que pensaba que si no comentaba se iban los seguidores, eso no me podía permitir. Me acostaba muy tarde, me levantaba muy temprano. Todo giraba en torno a la MaLquEridA incluso conocí a varios seguidores en persona. Eso si, muy pocos son mis amigos reales.  Siempre he dicho que quien me conoce no le quedan ganas de volver a verme. Nomás Eva Marie pero ella es otra historia que un día contaré. Estoy segura que se fue con mi imagen grabada en sus pupilas como quien me quiere de veras. Los aquellos que han pronunciado mi nombre en voz alta. Es como ser sin existir.

Durante un tiempo participé en otros blogs, un colectivo que a decir verdad no me gustó ser parte de un equipo. Tanta es mi aversión a formar parte de algo que por esa causa dejé los estudios para convertirme en un ser solitario. Me separaron de mis amigos, quedé tan solitaria que mi aprendizaje se fue yendo de a poquito al carajo para dejar de existir.

La cosa es que me gusta encontrarme en blogs amigos. Casi todos desde que comenzamos este camino de viandantes imaginarios cruzándonos casi todos los días en los caminos donde no hay semáforos ni pasos de cebra, ni señales que detengan nuestros pasos táctiles. Menudos sentidos los que usamos sólo con los dedos.

Que cosas tan bonitas escribí. 

Una gran sorpresa es que en esos encuentros con blogs añejos hallé textos míos que creía perdidos. Dios mío muero al leerme. 
He cambiado mucho de computadora, de celulares por tal motivo perdí mucha información, así que voy a rescatarlos aunque me tarde mucho tiempo al fin que tiempo es lo que sobra.

Un placer amigos existentes al otro lado de mi imaginación.

Los quiero.










 

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Porque siempre queda espacio para nuevas libertades.

...che madre (132) ...RKO (2) 2010 (1) 28 de junio de 2014 (1) abandono (20) abuela (64) agradecimientos (14) alucinados (90) Amigocha (1) amigos (117) amor (34) amor y desamor (14) amores y desamores (13) arrepentimientos. (7) aventuras.inocencia (19) baile (8) Barry (162) berrinche (36) besos (13) blog (70) Bunbury. (22) Calixto (4) cambio. (21) casa (14) celular (8) club (2) comida (10) complejos (22) conciencia (36) conciertos (4) confusiones (31) CristyAna Melindrosa (1) cuentos (19) cuentos cortos (70) cuentos de-mentes desequilibradas (130) cuentos para mentes desequilibradas (1) culpas (20) de película (25) departamento (2) Diagnóstico (19) dolor (36) educación (17) ego (4) emociones (48) enfermedad (33) enfermedad. (16) entrevista (2) ep (5) es hora de hablar (20) escuela (10) Familia (78) familia real (22) familia. (38) fans (8) felicidad (79) Ficciones (44) Flor (258) flores (15) fobia (12) fortaleza (13) gente (25) grande (6) grande. (6) gritos (20) guapos (8) guarreces (7) heridas (29) hermanos (37) hijos (52) historias (175) historias.MaLquEridA (166) hongo... (20) hongos (9) Hoy (10) hoy escribo lo que quiero. Desnuda. Contradicción (79) huesos (6) ilusiones. (12) impotencia (22) insomnios (2) intercambio (1) juegos (28) Kiku (41) Kiku Muny (45) la f... no mam´s (2) lado oscuro. (34) le entro (18) libros (7) libros. (2) llantos (22) lluvia (10) los 200 (1) lunares (2) malo (38) Malo. (22) MaLquEridA.sueños (47) mamá (36) mascotas (71) mchálas (6) me cae (7) mi casa (3) miedo (10) milagros (6) mudanza (3) muerte (9) Muny (10) Natalia la bella (88) navidad (6) nervios (16) niñez (17) niñez. (8) no mames (17) nueris (7) olor (6) padres (29) papis (4) Parkinson (23) Pelusa (1) pensar. (30) pensar.ilusiones (10) Pepe (6) perfume (11) pertenecer (6) pianista (2) planes (9) poesía incorrupta (3) radio (3) raros (3) real (30) realidades (70) reina hongo. (48) risas (17) Santa (6) secuestro (3) si acepto (4) sin nada que hacer (34) sin rencores (22) sobrinos (4) soledad. (8) sueños guajiros (64) sueños infantiles (13) suicidio (2) suicido.ángel (3) sustos (4) televisión (4) trabajo (8) tradiciones (9) tris (2) triste (17) unión (7) utopías (15) vas (6) vergüenza (8) vida (57) vida. (29) virtual (4) vivir (24) yo mera (12) yo mera. (4)

Ángeles de la fe

Yo traigo la verdad en mi palabra Vengo a decirte de un niño sin abrigo. Vengo a decir que hay inviernos que nos muerden, de la falta de un amigo. Vengo a contarte que hay luces que nos hieren, que existen noches sin whiskys ni placeres. Vengo a decirte que está cerca tu condena. Hoy una madre murió de pena. Déjame cantar, tengo vergüenza de ser humano como tú, en tu presencia. Descubrirme a mí mismo y en tu figura qué poca cosa somos sin ternura.