Páginas

sábado, 9 de enero de 2010

Viendo a los soldados desde mi ventana.





Empezaron desde muy temprano a marchar, ¡Un ,dos!, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!, así desde la madrugada. Me despertaron con su golpeteo incesante de las botas contra el piso, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!.

Me asomé a la ventana y solo veía caer los soldados en paracaídas, todos al mismo tiempo. Descendían con sus botas transparentes que se deshacían al golpear el suelo. Miles de soldados prestos para no dar tregua.
Miles... millones de soldados en forma de gotas de lluvia que bajaban  golpeando el piso.

Desde entonces me tienen de rehén, atada de manos, enclaustrada en mi casa, sin poder hacer nada. Nadie puede ayudarme.
Llevo dos días así... llevamos.
La lluvia no ha cesado.

En la noche, seguían cayendo y oyéndose el ¡ Un, dos!, ¡Un, dos!, ¡Un, dos! comandados por un sargento que no logro ver ¡Un, dos!, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!.

El ruido monótono que producián me tomó entre sus brazos y me arrulló hasta casi quedarme dormida.
De pronto empezaron a bajar más y más... muchos soldados, golpeando el tragaluz de las escaleras. A lo lejos se oía la voz fuerte del sargento que como rayo anunciaba que la toma de la ciudad tenía que ser rápida, precisa.
¡Un, dos!, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!.

Los soldados vienen acompañados de una mujer blanca... fría que los sigue a todos lados y que con su manto blanco hace difícil ver que hay más allá de nuestra nariz. He tenido que cubrirme con una chamarra, yo que nunca traigo puesto siquiera un suéter.

Es aterrador el frío, aunque me guste. Las yemas de los dedos recorren mi cara que se está congelando. Las manos están entumidas, los pies helados no dejan que me mueva. Tengo todo el cuerpo frío. Aggg! creo que morí y no me he dado cuenta.

Necesito unas manos expertas que me hagan entrar en calor.
Trató de dormir, pero es inútil, el frío me tiene paralizada.

Abro los ojos y la oscuridad se ha adueñado de mi recámara.  El MP3 es el que me hace compañía en esos momentos difíciles en los que el sueño no llega.
La luz parpadeante del aparato ilumina el perchero con mis chamarras y los sombreros de Enrique Bunbury, haciendo que se vieran como dos guardianes al lado de mi cama. Me están cuidando de mi misma. Me están cuidando de que no caiga en las manos del terror que me asusta en las noches de pesadilla atroz.

La lámpara del techo parece una luna triste... gris, con las lágrimas a punto de salir.
La música y el golpeteo de la lluvia en el techo hicieron que después de muchos intentos quedara rendida por fin. Eran cerca de las 12.30 de la noche.

El sueño con sus manos tiernas me ha tomado entre sus brazos hacíendome dormir. Me canta una canción de cuna y me besa los ojos para cerrarlos con cantos de amor, de serenidad.

Son ya las 4.28 de la madrugada y las gotas de lluvia caen ahora más fuertes y me han despertado del sueño descansado que tenía.

Miro el techo y oigo de nuevo el  ¡Un, dos, ¡Un, dos!, ¡Un, dos!. Los soldados siguen bajando del cielo gris que no ha cambiado de color, los soldados... las gotas de lluvia... no paran en su embestida contra los pobres humanos que estamos encerrados en nuestras  casas esperando que en algún momento, el sol... el sol que no me gusta, se asome ¡por fin! a quitarnos un poco el frío.

Que llegue el sol y le quite  el frío al Honguito que se está congelando. Parece paleta de hielo en espera de que alguien llegue a chuparla... a la paleta, de eso estamos hablando.

Será un sábado triste, a menos que encuentre unas manos prestas, deseosas de quitarme este frío del demonio.

MMMMMMMMMMmmmmmmmm ya sé!!!







26 comentarios:

  1. Realmente me austé, acá en Gto. ya hay poblaciones donde los militares se hace cargo de la seguridad... pero fue muy buen relato, me logró atrapar.
    Ojalá el clima siga mejor.

    ResponderEliminar
  2. por mi casa pasaron los soldados dicendo
    "uno dos.....uno dos.....con el uno y con el dos con el uno y con el dos aaaaaaaalllllllltooooooo yaaaaaaaa!!!"

    y seguian....

    "uno dos.....uno dos.....con el uno y con el dos con el uno y con el dos aaaaaaaalllllllltooooooo yaaaaaaaa!!!"

    y luego decian...
    -"vamos todos a pelear" y contestaban
    "vamos todos a pelear"
    -"todos somos bien fuertotes"
    "todos somo bien fuertotes"
    -"y les vamos a ganar"
    "y les vamos a ganar"
    -"aunque sea a mordidas"
    "aunque sea a mordidas"
    -"y rasguños recibiran"
    y rasguños recibiran"

    "uno dos.....uno dos.....con el uno y con el dos con el uno y con el dos aaaaaaaalllllllltooooooo yaaaaaaaa!!!"

    buen fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  3. En mi pueblo hay muchos patos...

    caminando, en bicicleta, unos van por el pan y otros no'más salen a desafiar la incesante lluvia donde ni siquiera pueden nadar...

    en mi pueblo hay muchos seres con impermeables amarillos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¿Es ficción el relato o es cuerto?
    Si es cierto que esta pasando en México. a que incrucijada lo estan llevando los políticos. No entiendo.
    Lo del frio aquí en españa esta canijo.
    Un saludo Malquerida

    ResponderEliminar
  6. Pues a la Malque ya le salió lo alegórica.

    Lindo relato pero no coincido, los días lluviosos son maravillosos. Este sábado es perfecto para salir a caminar y tomarse un té en una ciudad limpia de temerosos a mojarse.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. rayos! este clima que se empeña ataja el frio por un lado y la lluvia por la otra trinchera

    eso de los solados y toda la crónica m e hizo pensar en tu ultimo parrafo cuando voy a comentarte

    Ana Frank en tiempos de guerra no podia salir aun hubiera sol y dias plagados de nubes con cielo azul
    seguro mas de una ocasión oyó marchar soldados y sus pasos eran tan estruendosos mas que un aguacero con rayos...

    hay que aprovechar y tener pretextos
    salir tomar un te y dejar de esta enclaustrados

    un beso

    ResponderEliminar
  8. Qué HORROR tener que ser soldado y andar en esas andadas a esas horas y con esas condiciones inclementes de este clima completamente trastornado... pero tengo que admitir que tienes una vista muy padre a pesar de que en la foto se ve mucha neblina!

    Saludos Malque!

    ResponderEliminar
  9. A mi tambien, como a implicada, me asustaste, pense que ya por alla el ejercito estaba haciendo practicas. =( ¡Que bueno que nomas era una metáfora.!

    Acabo de hablar a casa de mi mama y si, me dice que llevan dos dias sin poder salir por la lluvia y miuriendose de frio. Vi fotos del Ajusco blanco blanco.

    Se habian de venir todos para aca: Aca esta un poco nublado hoy pero no hace frio. Y te apuesto que mañana hay sol y podemos ir a la playita a caminar.

    Mientras dele quehacer a esas "manos prestas deseosas de quitarle el fio"! ;)

    ResponderEliminar
  10. Yo también pensé en un principio que los soldados estaban haciendo un movimiento militar, algo así como un simulacro.
    Parece magia como se convierten en gotas.
    La lluvia tiene algo de particular para los habitantes de ciudad, ella lava las calles y los autos, riega los parques y balcones.
    Me gusta como escribes, no me canso de decirtelo, Ángel.

    ResponderEliminar
  11. Reina por lo menos tu castillo es seguro y no tiene goteras porque sino otra cosa seria luego ni se duerme bien cuando tienes una gotera justo encima de tu cama :S asi me pasaba en mi recamara de cuando vivia con mi mama :S

    Y si ami no me gusta que llueva pk todo se poner gris :( en las noches no hay problema hasta se duerme rico como que me arrulla pero de dia :S ojala pronto salga el sol alla por tu tierra! perdon!! reino Buen dia y feliz fin!!!

    ResponderEliminar
  12. querida muy querida:

    por mi casa tambien pasaron los soldados, uno a uno cayeron y golpearon mi ventana, por suerte aun no conciliaba el sueño,
    el dia es frio, vaya que si
    abrigate bien no queremos que se nos enferme la reina.

    ojala y encuentres esas manos que yo ire a buscar un par para mi.

    besos

    ResponderEliminar
  13. me dio frio solo de leerte, odio el invierno, odio el frio, vivo en el mismisimo infierno y una manos heladas no son lo mio.

    aun asi, escribes tan bien que a uno se le olvida cualquier malestar, ojala que mejore el clima para que sea libre otra ves

    ResponderEliminar
  14. ni se diga Malque, yo pensé que el clima quedaría como estaba, mucha lluvia, nada de frio... pero NO!

    caray! esperemos que no empeore, como que estar así y solita en camita sin compañía y así, no aplica T_T y luego que esos reyes magos nada más me siguen dando largas con lo que pedí pues peor Y_Y

    ah! creo que un café será de mucha ayuda

    Malque, tapese bien [aunque confieso, con todo y el frio quiero ir a toluca a ver nieve... una misión imposible para mi]

    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Florcita, envidio la manera que tienes de contar tus cuentos, sin palabras engorrosas, muy a todo dar y entendibles, simplemente encantador.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Por lo menos escuchaste la voz del sargento que te decia que estaban ahi....donde yo vivo en estos momentos solo llegó la dama blanca y sin aviso alguno al dia siguiente estabamos cubierto de nieve,suena terrible!...asi es, los carros no prenden pareces oso de peliche con tanta ropa, y el frio, ni hablar...

    Saludos, que estes bien

    ResponderEliminar
  17. Por lo menos escuchaste la voz del sargento que te decia que estaban ahi....donde yo vivo en estos momentos solo llegó la dama blanca y sin aviso alguno al dia siguiente estabamos cubierto de nieve,suena terrible!...asi es, los carros no prenden pareces oso de peliche con tanta ropa, y el frio, ni hablar...

    Saludos, que estes bien

    ResponderEliminar
  18. Por lo menos escuchaste la voz del sargento que te decia que estaban ahi....donde yo vivo en estos momentos solo llegó la dama blanca y sin aviso alguno al dia siguiente estabamos cubierto de nieve,suena terrible!...asi es, los carros no prenden pareces oso de peliche con tanta ropa, y el frio, ni hablar...

    Saludos, que estes bien

    ResponderEliminar
  19. Por lo menos escuchaste la voz del sargento que te decia que estaban ahi....donde yo vivo en estos momentos solo llegó la dama blanca y sin aviso alguno al dia siguiente estabamos cubierto de nieve,suena terrible!...asi es, los carros no prenden pareces oso de peliche con tanta ropa, y el frio, ni hablar...

    Saludos, que estes bien

    ResponderEliminar
  20. Por lo menos escuchaste la voz del sargento que te decia que estaban ahi....donde yo vivo en estos momentos solo llegó la dama blanca y sin aviso alguno al dia siguiente estabamos cubierto de nieve,suena terrible!...asi es, los carros no prenden pareces oso de peliche con tanta ropa, y el frio, ni hablar...

    Saludos, que estes bien















    Ah no yo no dije eso, lo dijo YAYA, es que de leerlo tantas veces me lo aprendi X-D

    Oseaseque:

    "esta lloviendo"

    Ahhhhhhhhhhhhhhhhh!



    xhaludos

    ResponderEliminar
  21. Pus, lo bueno es que no estas muerta (postiaste esto, o fuè desde el màs allà?) :p

    Saludos. y ya veràs que los soldados pasaràn.

    ResponderEliminar
  22. uuuy que sugestivo estuvo eso de encontrar unas manos prestas que le quiten el frío mi malque jejeje.. se me hace que ceno Barry jajaja =)

    Gooood!

    Un beso mi malque y no se apuren que los soldados pronto se iran.. ;)

    ResponderEliminar
  23. No me gusta el frío y la lluvia me pone nostálgica...Los días así me hundo en la butaca de un cine comiendo palomitas, esperando que al salir el sol brille de nuevo...
    Abrígate MaLquEridA y sal a buscar esas manos calentitas!

    ResponderEliminar
  24. Aca en el puerto no hemos tenido lluvia, pero eso si un frio extremo que hace muchos muchos años no recordabamos, ando con mucha ropa encima y enclaustrada en casa ya que debo evitar gripas y demás contagios por el inquilino que tengo en la panza, asi que estoy aburrida creo que el control de la tele ya quedo plano de tantos apachurrones y mi cama ya debe tener un hoyo de tantas vueltas que doy :S asi que te entiendo perfecto, estas temporada no es la ideal para nadie pero es parte de nuestra epoca invernal, asi que mejor vamos buscandole el lado positivo y nos ponemos hacer invenciones en casa ;)

    saludos

    ResponderEliminar
  25. Implicada: Perdón no quise asustar, estoy hablando de la lluvia que ha estado cayendo desde hace varios días por casi todo el país, perdón de nuevo.


    Saludos.


    P´Pito: un dos, un dos, con el uno y con el dos, Allllllltoooooo yaaa!!!
    jajajja que buena onda me hces reir mucho.

    Ajaaaaaaaaaaaaa

    Besos muchos.


    fa: Aquí casi no hay patos, pero hay muchos soldaditos.

    Saludos.


    Ricardo: Nooooooo, estoy hablando de la lluvia, las gotas son los soldados, aunque déjame decirte que si hay soldados por muchas partes del país pero afortunadamente en donde vivo aún no llegan.

    Saludos.


    Neno: Pues así que digamos a caminar está un poco difícil a menos que quieras regresar hecho una sopa, pero cuestión de gustos.

    saludos.


    jolie: Pensaré en salir, pro ya decidí, me quedaré en casa, je.

    besos.


    Pashmina: Em... los soldados son las gotas de lluvia, y la vista es de una foto de Google, je.


    Besos.


    Arañita: Siiiii, quiero ir contigo al mar, siiiiii.

    Perdón por asustar.


    Oye, las manos prestas han decidido que me ponga unos guantes para quitarme el frío, je.

    abrazos.


    Dan: Me da gusto que te agrade como escribo, gracias mil.

    Y aunque la lluvia si sea de gran ayuda pues esta vez si que se excedió, pero aguantamos, no pasa nada.

    Besos.


    Ely. las goteras me traen recuerdos de cuando en la casa apterna se metía el agua hasta por la puerta.

    En el reino se asomó el sol un poco en la mañana el día de hoy, espero regrese aunque sé que al rato me estaré quejando de él.

    besos.

    ResponderEliminar
  26. aki: Hace mucho frío pero me abrigaré, no te preocupes.

    Espero encuentres tu parde manos, jeje


    Besos.


    Crudito: Uy! entonces no te me acerques, tengo las manos como un trozo de hielo.

    Gracias por tus palabras, que bien que te guste como escribo.

    Saludos.


    Astartea: Pues exígele a los reyes tu regalo, como no, caray.

    ¿Y por qué vas hasta Toluca?, mejor ve al Ajusco, está igual.

    Saludos.


    malhechecito: Gracias, espero que regreses siempre.


    Besos.


    Yaya: Es que hace un frío del demonio, como nunca se había sentido, asíq ue habrá que abrigarse bien.


    Saludos.


    Xhabyra: Lloviendo y con un frío de la fregada, espero que se componga el clima.

    Saludos.


    frecuenciax: Creo que no estoy muerta, al menos mi familia me sigue viendo eso quiere decir que estoy viva, jeje


    Gracias por pasar, saludos.


    Zully: ¿Cenó Barry?, jajajjaja siempre cena, ajjajajj


    Besos.


    María Beatríz: me abrigaré y las manos calientitas pues ya las encontré, je

    Gusto verte por aquí.

    besos.


    Cl@udette: pasa que hace mucho tiempo no hacía tanto frío por acá y nos tomó desprevenidos, entonces habrá que buscar opciones para pasarla lo mejor posible.

    Besos a ti y al bebé de tu pancita.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje