Páginas

viernes, 23 de diciembre de 2022

Indalesio de la Tierra, Dorantes y de la Prada, amante del blanco puro.


Historia 1
Escrita en debrayes obscenos
dictados a  la computadora
durante los sueños aterradores
de la MaLquEridA
bajo los efectos de la Rasagilina
recetada por el neurólogo de cabecera
durante todo el proceso de una enfermedad
del que se entendió por la hermosa dama  en cuestión
en puntos muertos, la noche descrita en infiernos alternos entre ángeles y demonios.

Y el BarryCantor, amante de la música del Grupo Firme,
cantante autorizado para entonar cerquita del oído casto de tal música, 
irreverente, gritona, directa al corazón sin escalas de ¨Ya supérame¨
dulce canto virginal en la voz del eunuco sin botas ni camisas vaqueras
del excelso tenor, barítono, Edwin Cazares y Christian Téllez.
Berreando al más puro estilo ¨Doble, triple, millonésimo cantante del famoso grupo. Barítono del salsipuedes. La banda delimita las melodías sin sexo pero llenas de amor carnal. ¨Nada de sexo que somos decentes¨.

Adoradores del verso fácil autorizados por ¨El Mimoso¨. Menudas copias graciosas 
indudables para las melodías
hecha por los mismitos ángeles,
tierna, 
mensaje subliminal que habla de darse la gran oportunidad de olvidar
de ese amor en otros brazos o ¿en otras piernas?
Puede ser El Mimoso, 
de las mujeres con dueño,

Cantador ignoto, amigo leal de Cucs, perro chihuahueño, ¨no crece¨ certero
del casihijo de la MaLquEridA. Cucs amante del saludo canino, gusta de saludar metiendo el hocico en salva sea la parte de quien llegue a saludar.
¨No te preocupes, así saludan los perros, oliéndose el trasero¨. Gracias a Dios y su divino nombre no soy perro. Viviría metido bajo las faldas de las mujeres. Calle boca mijo, son la gloria de Dios.

Haiga cosa, diría Don Cruz Treviño de la Garza y Garza.

Cucs perrito chihuahueño crecido de tamaño inmisericorde.
Perrito de pelaje rubio, sin educación, peleonero, cogelón por observación, 
Sodomita por ignorancia, tragón sin válida razón,
violador del lugar más sacro y  puro del cuerpo humano, con esa nariz respingada pulula en los aromas intrínsecos de las bellas señoritas y fragantes caballeros.

Cucs viola tal espacio con la fría nariz ¿ya lo dije?
preséntase de tal modo a todo aquel que tenga por suerte visitar la casa del Barry. Master del sexo, erudito de la cópula sin calcetines,
profesional de todas las artes amatorias antiguas hasta las más actuales,
sin fijarse mucho en el trasero voluptuoso de marchantita en cuclillas.
epicureo caballero con el ultrarrecontra único pensamiento:
¨Teniendo agujero, aunque sea del compañero¨.
¨Teniendo hoyo, aunque sea del pollo¨.

¡Agarren sus gallinas! el Casanova Chu Chu originario del sagrado barrio de Tepito Barrio Bravo, cuna de próceres y gentiles caballeros, Pachucos del domingo bailan al son del sazón sobre un tabique arrastrando la punta del pie como quien dibuja un beso de filigrana en la boca voluptuosa de la última virgen de González Ortega No 65 Interior 4
¡Hasta que te conocí una con zapatos! grita doña coneja al joven novio quien sonrojado toma delicadamente de la mano a su novia para llevarla a conocer a toda la familia, ¡cómo chingados no!

¡Cuiden a sus gallina que mi gallo anda suelto!

El amor primorosa dama debe hacerse con tal delicadeza como si usted misma fuera cog... digo, amada
por usted misma frente al espejo, amándose en el delirio mismo de sus ojos zarcos.
Yu nou were a min?

¡Vámonos por el éxito que el fracaso es gratis!

Hablemos de la conveniencia de no decir nada que afecte a nadie. Nadie siempre sale culpable del oscuro deseo asomado bajo la falda de una incipiente señorita curru cú, curru cú.
Indalesio de la Tierra Dorantes y de la Prada avisa a todo aquel que lo requiera que muy pronto estará dando consejos en Contry Sorprais, mero enfrente de la explanada de la delegación. Llevará a su perro y su fiel acompañante Corina Izaguirre y de los Ríos. Pura finura en ese valle de palabras sin conexión que acabo de ensartar en este blog porque de nuevo las ganas de escribir cosas sin sentido asomaronse a las yemas de mis dedos.

Sea pues lo dicho queda dicho.
Voy a dormir al arropo del CBD sin mesura.

Digan Click si quieren y si no pues no, que miren ustedes en este blog hay democracia, mientras no se metan con mis letras, si lo hacen los hago polvo y los tiro al viento igual que las palomas serranas de currucucú silencioso. Acostumbradas a amarse en secreto bendicen la suerte de darse amor en sus piquitos pichón.
Esta vez tiene la noche un árbol donde escondida la luna atisba a los fantasmas que habitan en mí y que sólo por hoy asomaron la nariz debajo de mi cama.

Adeu







  





sábado, 17 de diciembre de 2022

Romancero de los dos extremos

Si hablas de perdón, hablas de culpas. Para mí la culpa no existe. Pos si, dos pensamientos distintos, libres. La vida sigue, sí. Yo estaba en este lado del mundo. Tú en el otro extremo. A la lima y al limón. 
En lo geográfico y en lo terrenal, tú estás en una orilla. Yo en la otra. En el fondo soy de la ¨racita calé¨.
En el fondo soy raíces. Claro que las dos tribus viven fatal. Una figura Hernán Cortés. Nada que ver, La Malinche. Sólo para darse a entender. Sembrando flores en el mar.?  Todo eso ¿de quién es?
El extraño que llegó del mar. Hablabas de ¨racita café¨. Yo del hombre que hizo temblar un mundo. Un océano de distancia entre el Caribe y el Mediterráneo. Una cosa es compartir, la otra dominar.  No pues ando perdida pagando culpas que no sé quién hizo antes de mí. Puede que nadie, puede que hayas sido tú misma sin darte cuenta. Como un agujero en el espacio sin fin: nada. La Rueda de la Fortuna no existe. Existe El Cuerno de la Abundancia, Lo más malo que hice fue robar unos zapatos que me habían regalado pero pus si ya me los habían dado, porque eran míos ¿o no? Tomé lo que era mío nomás, eso no amerita castigo según mi escala de culpas y castigos de cuando siendo niña. Recibía lo que no me busqué.
Lo que pagas ahora no pertenece más que a esta vida. En la otra me llamé Kak Satélite. Suena muy bonito, así como que no eres sino un  ser solitario. Es un dolor brutal. Al final de la vida termina uno siendo todo lo que de aquello no quiso. Viejita, bobita, enojona, simple. Ah no, simple he sido siempre.
Nunca creí que alguien pudiera regalarme una biblioteca para resarcir el tiempo en que la juventud se debatía entre ser feliz o un poco desgraciada. Comprar un libro o caminar para ahorrar. La vida es un eterno entre el sí y el no. Aunque en la vida pobre el No reina con frecuencia, haciendo que la gente no sea feliz. Eso mismo pienso. El dinero no da la felicidad, ah pero como ayuda. Quiero ser rica pero un poco desgraciada.Y si no me creen pus no me crean.

No hay tiempo para arrepentirse.  Nada vuelve para corregir. Nadie llega tarde a la vida de uno, llega en el momento justo. Escrito está. Si no me crees allá tú, sé de lo que hablo.
Un solo momento corregido cambiaría toda la vida. No se puede comenzar otra. Es la misma nomás que hacia otro rumbo. Una vida en ocasiones te revuelca y en otras te envuelve en el hálito frío de la felicidad comprada.

Lueguito terminando el día amaneceré rodeada de los espectros que me habitan. Los pocos que quedan me acompañarán al final de mis días. Todos aquellos para los que fuí una nube en su cielo discordante con el mío. Aquellos que aceptaron lo que soy y lo que fuí pasando como olas en el mar de la vida, en ocasiones chocando contra las rocas de los diferentes caracteres que como seres in-humanos nadábamos contracorriente.  Que difícil explicar cuando la vida va, con la simpleza de las palabras rebuscadas.

Romancero de los dos extremos. 

Cosimo en su dique. Jesusa a la orilla del mar, impávidos observan a lo lejos la tierra que los separa.Un faro con una luz muy brillante les dice que aguanten, que la vida es más que un desacuerdo. 
Cosimo y Jesusa sienten un apretón en el corazón al ver como el tiempo que se fue les ha dejado un vacío en el alma. Cuánto tiempo perdido y sin embargo la vida siguió. Con ellos y sin ti.

El mar que los separa será el mismo que en el ocaso de la vida, los espere con los brazos abiertos aguantando el empuje feroz de las olas bravas. Cosimo y Jesusa viviendo uno en el futuro y la otra en el pasado convergen juntos en la vida que aún no se escribe.

Me duele el corazón, de veras me duele. 
Mañana cumplo 64
Me duele el corazón que casi me ahoga.
Cumplo 64
mañana
18
Tercera posada
La vida va.


*Gracias por la vida que me dan con sus palabras y su presencia. 
Gracias
Gracias
Gracias.










sábado, 15 de octubre de 2022

Cómo sobrevivir a la cebolla sin dejar ningún pendiente

ADVERTENCIA:

Mis textos son tan grandes como tu amor que me supera. ¿Sigues aquí? Amor sin leyes, ni compromisos. El arte de saberse humano inhumano. Si pero no.
Si usted tiene prisa, le sugiero salir por la puerta -por la ventana es para expertos en parkour, aventurados con estilo- sin más preámbulos. Más rápido que ya, ponga pies en polvorosa antes que se le meta por la piel la súbita existencia de un alma sin rumbo detrás de un monitor con vida propia.

Usted se lo pierde. Doy cátedra de escritura con intervalos graciosos, carentes de sentido. incorrecto mi estilo al unir letras con pegamento de cachitos de vida. Esperanza caduca. No hay más ángeles en  el cielo.
Así pues, tome asiento, respire. 
Tómese este tequilita con sal y limón, hasta no ver el fondo. 
¡Salú!

Yo, yo y siempre yo. El yo mencionado caminito al hartazgo. En esta perra vida -dispense usté el lenguaje- el yo como respuesta, no hay más. Lo aprendí de la vida. La experiencia lo recalcó. La ausencia lo soslayó. La vida de los solos es bonita, siempre y cuando lo feo no exista. Descubierto el hilo negro, pasemos a lo siguiente.

Como se habrá dado cuenta este blog de suyo huele a tristeza, melancolía pura, sencillez absoluta.  la MaLquEridA es el blog de mi vida que relata lo que yo ya sabía aunque no lo dijera. No lo digo yo, para no ser menos que él, le robo una frase.Enrique forever Enrique maylov.

Caníbales amorosos.

Dicho lo dicho: bajo advertencia no hay engaño. Textos escritos a la de si susto.  Aí se lo haiga, tuvo usted la suerte de haber caído en un espacio metafórico, si acaso es fan de la metáfora, si no, pus no. Conocí a un chihuahuense que no le gustaba la metáfora. Se fue. Ufff uno menos sobre mi espalda. 

Haiga sido como haiga sido, Dios lo tenga en su sitio. Este blog es una veleta. Mañana te quise, hoy tampoco.

Tienes mi amor atado al corazón con listones de destellos dorados. Mechones en la frente te hacen  lucir espectacular. Muero de amor en las derrotas de un mundo confuso y sin  espíritu de lucha. El arte de sucumbir  a las letras pasionarias de hombres olvidados, poetas sin musa, meretrices del amor ignoto, vayan a buscarme entre los papeles del poeta cuya inspiración no se centra en el eterno amor sin pausa..  No hay censura, eso sí, las putas tienen preferencia de salir por piernas.antes de que siquiera hayan podido darse cuenta que en este sitio les tengo ojeriza.  Están paradas a tiro de piedra. Detesto a las flacas en general. En particular no. Mis hermanas lo son. Flacas huesudas. Siempre me pregunté si debajo de mis carnes voluptuosas tendría huesos. Nunca los ví. Hace poco supe que poseo un esqueleto rubicundo. Y eso porque de súbito y sin decir agua va, perdí diez kilos, pero, como no me gusta perder, ya los estoy encontrando. 
Un día al pasar frente al espejo. Estaba delgada -que no flaca- ¡tengo huesos! grité. Me gustaba verme flaca, pero otra vez voy pa´rriba. Y que me importa el mundanal mundo. Soy así y así me moriré, cantaba Valentín.

Un placer, el gusto es todo suyo. Cambio de sistema, escribo con hartos remiendos. Con el ánimo de víctima, nadie sufre más que yo, que ya me lo he ganado. 13 años de bloggera víctima de la vida y de un Dios que encontró en ella a la más pendeja de todos los tiempos. ¿No me cree? No me importa.

Mire usted, esto se maneja como todo: Yo escribo, usted comenta siempre que le apetezca. Sin insultos ni fanfarronadas todo tiene un límite. Siendo de mecha corta, la explosión surge en un dos por tres.  Una cerilla escrita en una palabra será el inicio de una hecatombe nuclear. Y si no, pregúntele a esa ¨escritora¨, que creyendo fastidiarme, se fastidió y se fue. ¡Gloria a Dios!

Hay un dicho al que le cambié el orden a dos palabritas para que embonara con mi pensar.¨El hambre me tira pero el orgullo me levanta.¨ A mí el orgullo me tira pero el hambre me levanta.. El hambre es el arma de Dios con la cual sabe que en caso de una revuelta de seres andróginos, mujeres putas desagradecidas,, niños insolentes, hombres de profesión ¨A veces pierdo un poco de mi incompleta dignidad cuando de comer se trata.  ¨Dame un bolillo duro manque sea.¨ ¨Y un jarrito con café si no es mucha molestia.¨

Tal como mi vida se resume en un refrán tan sin embargo, dicho sin soslayar el cúmulo de saber no ser igual que las demás. La locura me precede. 

Mis hermanas son tan delgadas que  ¨Dios mío, recuerda que existo en este pequeño planeta de Los Renglones Torcidos de Dios¨. 

¨Dios me hizo desgraciada pero no se me da la gana.¨ 

Y es que Dios me trae entre ceja, oreja y media madre. Digo yo. A decir verdad, exceso de palabras. En mi perra vida -de nuevo perdón-  Dios no tiene la mínima idea que existo. Por eso me inventé un Dios con menos escrúpulos. Antes me presentaba como: Soy la MaLquEridA, escrbidora de textos sin estilo ni magia. Vivencias non sanctas, exceso de metáforas. Elegías circunstanciales dominando el texto debrayado por épocas para servir a Dios o al Diablo (con mayúsculas también que en este sacro blog no se discrimina a nadie), según se requiera. Me di cuenta que esto de ser siervo o servidor de alguien aparece en nuestras vidas en una carrera a campo traviesa.  Pues mi Dios -que no es el que todos conocen- se hace de la vista gorda cuando cometo algún pecadillo de gula, soberbia y demás. Así pues cambio a Dios por el karma cuando se trata de perder. Cosa de todos los días, pierdo por antonomasia, si es que cabe eso aquí y si no ¿a quién le importa el universo mundo? De vacaciones perennes  quién me dejó en este inconmensurable sitio rebosante  de palabras duras, fuertes, decidoras, fueron impregnándose en mi piel como un duro tatuaje, mancha  vaca pinta y medio boba. El karma o según parece el destino grabó tan bien en su memoria las frases dichas en cualquier momento de mi perra vida. Al pie del cadalso de mi historia, se revierten las frases para restregármelas en el rostro impasible  del que soy dueña. Maldita sea la misericordia que por mí no viene. Pago caro todo lo dicho. Recuerdo dado, sentencia cumplida y contando. Menudo lío en el que se juega la gloria eterna, que visto lo visto la he perdido cuatro vidas ha.

Comerciante insulsa, dotada de silencios sepulcrales para vender en los tianguis del domingo en la mañana. ¨Pásele señito, tengo tres virtudes de burguesa acongojada¨, ¨llévelo, llévelo.¨ 
¨Mire usté estas son frases ladinas utilizadas un día en la empresa donde ejercí la carrera para la que no estudié: Archivista desmemoriada, desordenada en términos constantes. Como disfrutaba ordenar por nombre o apellido o dirección o... decenas de maneras de buscar el orden conceptual. 
La mayor virtud de mi vida en el trabajo, que dicho sea de paso, no nací para engordarle el bolsillo a nadie o lo que es lo mismo, ¨es tan feo el trabajo que hasta pagan por hacerlo.¨ Quiero ser pobre. Con esa máxima en la frente trabajé lo suficiente para dejar huella en los lugares que pisé. Dos-tres, tampoco tantos, mi pésimo carácter no daba para más. Como era poco menos que nada  estudié hasta la preparatoria. El sistema usaba la socialización, nada de individualismos obtusos. ¡Al diablo la escuela y su doctrina borreguil y placentera! 
¿En qué equipo vas a estar, niña de pelo ensortijado? 
En ninguno, trabajo sola. 
Es mejor, no dependo de nadie más que de mí por lo tanto nada puede salir mal. 
Profesor Francisco pregunta: ¿A qué equipo pertenece usted la de rizos negros? A ninguno. Perfecto, súmese al equipo tres que tiene dos miembros nada más. Luego ya trabajando en equipo hacíamos cálculos, consultas, razonamientos lógicos en total hermetismo.  Comunicación sin emoción. lógicos como la respuesta de uno más antisocial que yo, su razonamiento rayaba en la idiotez: ¨El resultado de la operación es 00 punto y fracción.
¨Me lleva la tía de las muchachas ¿cuál es la fracción pequeño hijo de tu bendita madre cabeza de chorlito?¨ Supe de inmediato que reprobaría sin más. Y si. Pertenecer a un equipo de perdedores, me jaló al hoyo de los lusers. Adiós carrera, si te vi ni me acuerdo. Ese pequeño obstáculo determinó mi vida profesional en ciernes. Me fui. Si yu laider.

Estaba metida en el hoyo con una caterva de ilusos soñadores que van a la escuela pa´ver si la suerte les sonríe y son capaces de salir de la clase baja, en la que de entrada ellos mismos sabían que a esas alturas de la vida el éxito baila poco en el submundo hostil en el que habitan. 
Al comienzo del primer semestre los bancos eran insuficientes para todos los que entrábamos con ganas de seguir estudiando. Alegres, sin conocernos no había nada que nos separara. Todos llevábamos el mismo rumbo. No había ricos ni pobres. En un mundo tan desigual como es el de la educación, nosotros marchábamos tomados de las manos. A la mitad del curso se veía el salón tan vacío como el ojo del profesor de Psicología. Cuenca tenebrosa acorde a la cara malsana del maestro de la perversión. Escondida la mirada detrás de unos lentes oscuros bajados a media nariz. De esa manera el susodicho podía echar un vistazo a los pechos de las adolescentes ansiosas de aprobar la materia, yo entre ellas. A finales de curso, me puso un mísero 6. Si, si, me lo puso porque yo había sacado un espantoso 5. Tuve que ir a pedirle que rectificara mi calificación. Con letra chueca escrita a lápiz decía: Calificación S  o sea 6. ¡Puagh! 6 ¿yo? invalidando con un tache el reprobada por equivocación. La boleta dilucidaba una incógnita sobre el que había cometido semejante ser maltrecho. Bueno pues qué le vamos a hacer. Renuncié a los estudios, con la única razón que cabía en mí. No me apetece ser miembro de un equipo. Jamás de los jamases perteneceré a nada. Conocida la mediocridad en teoría, virtuosismo pragmático. He aquí el fin de mis días de escuela de nivel medio, te regalo mi lugar.  Dejé el CCH Sur ubicado en un lugar de clase alta. Colegio nice para estudiantes sin futuro. sin dinero. Sólo los ¨hijos de papi¨ terminaban los seis semestres. Salí en el tercero. El tres como número mágico. Un día que no registré en la memoria, dije adiós a todo lo que me restregaba la pobreza de más de medio país. Me fui a la chingada de ahí. No tan lejos pero sí.

Los días pasaron, ¨si no trabajas, haz algo para ganarte la comida,¨ decía la cabeza de Los Apellidos Ilustres quién con sus once hijos ¡Agarren al padre! vendía tacos de a peso en la escuela ubicada a menos de cien metros de la casa. Los niños famélicos no llevaban ni torta, es más no llevaban más que aire de miseria pueblerina dentro de sus panzas de farol. Vamos a regalarles un taco. ¡Pobrecitos! No nos haremos menos pobres. Mamá hacía milagros para que la cazuela de frijoles alcanzara para todos. 
Aunque en esa casa siempre hubo sopa, arroz y frijoles, cinco kilos de tortillas, hay que engañar el hambre. 
Era la comida para los más chicos junto con los que no trabajaban. La carne era para aquellos que habían alcanzado la jerarquía de trabajadores. Te tocan cinco tortillas. A ustedes dos nomás. ¨Es muy triste ser pobre, siempre se carga una barriga vacía y unas ganas de comer parecidas al mar sin tu nombre. ¿Qué ola bautizaste hoy con la sabiduría exhalada de tu mente de poeta hecho a pura observación?

La gente trabaja, ve con el de los radios, él siempre solicita gente. No sé por qué no le duran los empleados. ¨Se solicita señorita de 18 años en adelante. Bien presentadas, agilidad en las manos. Buena vista requerida. Informes aquí. Toque usted (sólo una vez). 

Vamos ¨Cavar cavar cavar cavar cavar
en la mina quiero yo.¨
Cavar cavar cavar cavar cavar
cavar en la mina quiero yo,
cavar cavar cavar cavar cavar,
quien cava más muy rico es.¨

Renunciados los estudios, presta a trabajar, cubrí mi cuerpo de formas detalladas. Venus de Milo azteca, ¨tápese aí virgen desjuiciada.¨. Un día con el hambre en la panza, inventé a Cinderella Star de un olvido. La cubrí con un vestido rosa con florecillas blancas, olan vaporoso  en el cuello para usarse con o sin hombros desnudos. Zapatos de plataforma, melena alborotada. Tal día murió Cinderella Star,  ¡maté a Cinderella Star! La primera gran creación en la complejidad de lo absurdo, inventada toda en la memoria de mis días. Ella nació en su tercera reencarnación, siendo una muchacha carente de sentido común,  cuyo nombre se perdió en el ocaso de la ¨Tongolele¨. ¨Tongolele, la vedette venidadenosédónde que en su larga vida en México no ha aprendido a hablar como buen mexicano, seas o no de aquí.   A sus 90 años sigue moviendo la cintura al ritmo del Wawancó. 
A esa época le tocó nacer a ¨Lasinombre¨. Un ama de casa perdida en el infierno del carácter heredado del hombre llamado ¨padre¨.  Caminaba con pasos suaves, sin dejar huella. Comenzó a trabajar en una armadora de radios de transistores. Aprendió a soldar diodos, resistencias, capacitores,  transformadores, etc y más. 
Una pequeña armadora de radios cuyo principal mercado se encontraba al interior de la República. En el ínter fue ¨Cuidadora de gallos de pelea´.  Se oye nais pero nah. El trabajo consistía en sacar a los gallos de su jaula atándoles la pata con un lazo, lejos unos de otros. Nunca debían quedar cerca, siendo gallos de pelea, se armaban los picotazos nomás por quítame estas plumas. Madrazos de buenas a primeras. Instinto animal alojado en una hermosa ave de colores sin igual. Cuando uno alcanzaba a dar el primer picotazo, detener la pelea era asunto de gente experta en el fino manejo de los gallos de pelea. Yo sin experiencia en gallos más la que pudo tener al observar a ¨Claudio¨, el gallo blanco de Luis grande al que le tocó por unanimidad y sin que se enterara que el caldo de pollo servido en la comida era ¨Claudio¨. ¨Está muy rico mami¨. La ingenuidad de mi hermano menor me sorprende a tantos años de distancia. ¿Cuántos años tiene Luis? Sepa la bola, pero tiene los mismos que Luis Miguel, el cantante gritón venido a menos. Nacieron el mismo año, así que si te interesa investiga en la wiki. 
Con ¨Claudio¨ se dio por terminada la ¨granja¨ que mami tuvo con un par de gallinas, ¨Claudio¨y la guajolota  que seguía a Luis a todas partes. Una mañana amaneció ahogada en la gran pileta llena de agua  helada. Adiós Nicanor, te tocó la de perder. Menos mal no fue una rata asustada cayendo en la pileta aliviadora de crisis de agua.. Requiescat in caldo. Amén. Provechito.

Alguien tiene que perder en la cadena alimenticia de una familia grande, como las de antes. Como la mía, como la de Barry o la de la Lupa. Familias grandes, re-grandes.
Oiga niña, tenga precaución niña, esos gallos valen oro, no alcanzaría su vida para pagar uno solo de esos animalitos. Están re-chulos, me caí. 
Muy curiosa esta época de mi vida, ni mi familia la conoce. Fui cuidadora de gallos de pelea del mujeriego Sergio, Don Juan de poca monta,  Jugador, parrandero y mujeriego tenía fama de cobrarse en especie las deudas ocasionadas por las empleadas. Hijo del cepillero, la riqueza le tocó como a quien le habla la virgencita de Guadalupe. 

¡Aléjate de mí cabroncete, no me toques! 
¿Me dejas tocarte la panocha?
¡Qué diablos! 
Demonios, ¡le diré a mi madre todo! ¡Cerdo insolente!
Con ese vestido te ves re-chula mamacita. Anda dame un besito.
Asco de tipo, farandulero, marrullero y todo lo que termine en ero.  
Nadie te creerá, ´tonces ¿para qué? 
Yo no digo mentiras. quédese con su trabajo de quinta.

¿Mi madre no sonreía? Yo creo esa es la razón de mi tristeza. Mami me contagió del virus de la melancolía. Yo  tampoco sonreí en mi boda.  Las consecuencias diferentes delimitan la tristeza de una mujer en su boda.

---

Casi sin estudios yo no aspiraba más que a ganar dinero para aportar a la casa.  Los Apellidos Ilustres engalanan la historia de dos en el que una se sumó a amar sin perder el estilo y las formas. A alguien que sin duda no amó. O ¿por qué no sonríe en ninguna de las fotografías de su boda?  Los demás sentados, escuchando el bum bum de tu corazón.
¿Crees  que mamá haya amado a ¨papi¨?
¿Acaso haz visto en alguna de sus fotos su bella sonrisa?

---

Conseguí empleo en una tienda de Blancos. Ofrecían buenas comisiones,  premios por altas ventas, etc. En un mes no vendí nada. Vi  pendiendo sobre mí la  cuchilla del despido, hice lo que he hecho a lo  largo de mi vida, antes de que me corrieran me fui. Ser mediocre conlleva el valor de largarse con la frente en alto... sin un peso en la bolsa. Otro empleo para el que no nací. Tal como las estrellas me iluminan al revés, El mundo no se adaptó a mi o ¿cómo era?.
Caminando con el orgullo pegado a la suelas de los zapatos, entré a guarecer mi fracaso a la iglesia de la Plaza Santo Domingo. Paraíso de los documentos falsos. ¿Qué documento busca? yo se lo tengo en menos de cinco minutos, somos expertos.
Yo que hago de Dios el muro de mis quejas, alguna vez tuvo gran presencia en mí. Llegaba a la casa sin hablar ni una palabra. Me daba vergüenza ser un parásito en una familia trabajadora. ¡Dios si existes consígueme trabajo o muere para siempre.

Un día que decidida a entrar a la policía  - Brrr me da escalocaliente recordarlo-. No hubiera durado. Manejándose como se maneja desde siempre, en el terrible campo de  la corrupción con la  que no comulgo, no hubiese aguantado el ambiente al que están acostumbrados los guardianes del orden. 
Al otro día me fui a entrevista en las oficinas muy elegantes de una empresa dedicada al  ramo  de línea blanca. Conseguí trabajo de secretaria. Ni escribir a máquina sabía pero a mi nunca me ha detenido ningún obstáculo. El hambre es el punto débil de mi anatomía. No estudié para secre, igual daba. Ascendí rápidamente a Jefa de Servicio pasando por Jefa de Archivo, Jefa de Departamento del área de servicios al cliente. Siendo una excelente empleada decidí mi vida. 
Aquí me bajo. Se les acabó la ¨Florecita  del campito florido¨, como me decía un técnico más viejo que la  costumbre de mirar por encima del hombro -algo que me sale muy natural- Don Casiano. Casi-ano.
despreciaba  a quién creía inferior a mí. Claro, con mi cara de niña decente y educada me permitía ciertos ¨lujos¨ propios de la insensatez humana. Las subordinadas no tenían el valor de darme  una patada en el trasero con justa razón.  ¨Todos somos iguales pero habemos unos más iguales que otros¨, dice más o menos el cerdo mayor de La Rebelión en la Granja¨: 

Todo este  texto salido de mi cabecita loca gracias a que en esta semana hicieron para la comida, un guiso muy mexicano hecho con cebolla en rodajas delgadas, col cortada en julianas, pechuga  de pollo deshebrada, guisada en caldillo de jitomate con chile chipotle. Una delicia culinaria para aquellos a quienes la cebolla no les hace ni pío, pero, a las que como yo, son melindrosas para cualquier comida es un martirio consumirla. Sobreviví un día ante la molestia de Bruno y compinches. Y  es que la tinga no me entra ni con calzador,
Al día siguiente, mi papá digo  Barry me dio un tremendo sermón sobre la gran suerte que es el tener comida en la mesa.
-Pus si pero ¡NO ME GUSTA LA TINGA!
No habiendo más que decir ni que comer, terminé comiendo un pan de dulce y medio plátano.

Le corto porque ya me cansé de recordar para olvidar que Barry con ojos húmedos me ha pedido muy cerquita pa´que nadie nos oyera: ámos a tomarnos algo para morirnos juntos. No quiero morir dejándote aquí. Si tú te mueres, yo me muero al día siguiente.

Así la vida es. Por lo menos la flaca no estará ahí. Ay jop.

Abur 



















 

martes, 4 de octubre de 2022

Far away

Desapareció tal como llegó, sin aviso. 
Llenó de regalos valiosos mi vida. 
La biblioteca ¨Sherezade bajo de cielo de Kirkuk¨ me fue obsequiada con una innumerable cantidad de libros que en mi juventud no hubo manera de adquirir. Ël los puso en mis manos. 
Me obsequió el jazz desconocido a fondo por mí. Un regalo que muchas veces acompañó los desvelos.

Mi voz aguardentosa quedó grabada siguiendo la música de un karaoke alucinante. Un regalo muy divertido.
Una casa llena de música inimaginable. Único. 
Películas sorprendentes que nunca ví. Cortos reflexivos, divertidos, de los cuales mi familia también gozó. 

Del cine conocí a Abbas Kiarostami, el mejor director de cine que me gusta. Ese que pocos ven. El día que vi la película de Control, sobre Joy División y su cantante incomparable, Ian Curtis. Me dejó marcada. Movió las fibras más escondidas en mi humanidad sosa. Ian Curtis era el representante perfecto del tipo de música que escuchaba en mi remota juventud. Solitarios en un rincón aullaban las desolaciones y ausencias en el universo en el que inmersos al igual que yo transitábamos perdidos en un mundo desigual al que no se le encuentra el motivo por el cual la vida nos puso aquí, sólo que yo no canto. Yo gimo desvaríos.  Susurro almas tangibles habitantes de un planeta alterno del que escapo cuando como hoy me siento fuera de sitio.
Madame Mim existe desde que se la presenté embelesado en su mundo de ficción.

Todo se fue con él. Sus regalos fueron tras él tal como yo no pude hacerlo. El hábitat virtual que habito no admite realidades alternas.

Los mantras, la sabiduría del pensamiento propio, la meditación constante. Día tras día uno tiene que echar un vistazo dentro de sí mismo para conocerse. Yo ni siquiera he llegado a plantearme el motivo de mi existencia. Cierta estoy que el día que encuentre ese motivo, será cuando se desvanezca mi existencia en elixir agotador.

El desapego, el silencio brutal de las madrugadas agotadoras. Las risas estruendosas, las palabras cariñosas dedicadas a una mujer que poco a poco fue conociendo, hasta llegar al desafío de preguntarse si valía la pena seguir abonando la verdadera amistad edificada a base de discusiones, charlas, consejos. Nunca en las vidas por las que he transitado, encontré a alguien tan afín a mi esencia.

Pocas ocasiones escribo textos a alguien tangible. La vida me ha llevado por azarosos destinos. Sobrevivo al coraje de ser, lo que soy, lo que fui. Lo que nunca seré.

Estoy jugando el papel más importante en  mi vida.  Guía de una niña de carácter fuerte. Todos los días tenemos alguna discusión. Chocamos a fuerza de ser ramas del mismo árbol.

Quisiera como si de un último deseo se tratara, regresar el tiempo en que fui premiada con el tesoro más grande de la vida. Eso no lo puedo hacer aún en mi papel de Madame Mim. Sólo quiero que regrese lo que el tiempo se llevó. Daría la la vida por ello. 

Dios no cumple antojos ni endereza jorobados, por lo tanto aquí dicho queda.
Si ha de llegar que llegue.
Si quieres encontrarme, ya sabes donde estoy.

Adeu senyor




















viernes, 19 de agosto de 2022

Nock tri taims

Hace pocos,  poquísimos años en que yo bañaba a La Bella, la vestía, peinaba, le daba de comer, en fin, todo lo que una hermosa abuela hace con su amada nieta.

Ha sido Natalia quien el lunes pasado ha tocado a la puerta de mi recámara con la clave secreta inventada por ella para saber si hay paso libre. Toca tres veces. La reconozco. 
-Pasa- respondo.

Acabo de ducharme, las pocas fuerzas en mis piernas me sostienen de milagro.
-¿Quieres que te ayude abuela?- pregunta observándome 
-Si por favor- digo mientras intento tapar con la toalla la desnudez de mi cuerpo. La Bella ha visto desde pequeña la desnudez de su abuela. Nada que esconder ni de qué arrepentirse.. Nada le asombra del costal de huesos que me conforma.

Después de untar la crema comienza a vestirme. Es ella la que ahora da instrucciones para mì bien vestir.
Hablamos de la vida, de mis lunares par, de lo largo de mi pelo. Hablamos mucho. Cuando La Bella y yo estamos juntas, todo es armonía. Obvio sin celular de por medio. Los niños de hoy tienen un vínculo extremado con la tecnología, casi como el aire que respiran.
La Bella está más alta que yo. Mientras me viste platica de su vida y lo complicado que es ser niña en esta época.

-Abuela ¿qué harías si yo fuera lesbiana?
Cof cof cof, casi me ahogo con su pregunta dardo.

-No lo sé- respondo ocultando en mi rostro lo inusual de la pregunta para una niña de su edad.
-En mi salón hay dos niños gay- me dice con soltura natural.
-¿Cómo sabes que son gays?- pregunto 
-Ellos mismos lo dijeron- responde como si cualquier cosa.
-Oakey- digo.

-Abuela, ¿qué dirías si yo fuera lesbiana?- de nuevo la pregunta.
-No lo sé, nunca he estado en esa situación- digo sinceramente la verdad. Cómo saberlo si nunca he estado en el medio de ese caos que debe ser saberse en medio de una complicación. Y es verdad, ahora que Nai dejó de ser hombre me pregunto cómo reaccionaré al verlo. No será más Marquito, ahora es Nai. Para Barry y para mí verlo como ahora es nos llena de incertidumbre. No debiera, ya que nosotros -su familia- lo conocemos casi casi desde  el alumbramiento.

Natalia termina de vestirme. Cepilla  mi pelo dándome una orden: deja que se seque o se pudrirá tu hermoso pelo. No lo ates abuela ¿oíste? 

-Si, si- respondo mientras ato mi pelo con una liga. 
La Bella vuelve a casa. Ya no será más la niña berrinchuda de antes no, ahora será una puberta con voluntad de hierro y un montón de ramitos de preguntas atados a la curiosidad natural de una niña de su edad viviendo en un mundo con demasiada prisa de los seres humanos para llegar a la respuesta de un todo.
¡Ayúdanos Virgen del Chongo Parado!

Natalia vuelve a la escuela, ¡Esto será impresionante!. No la acompañaré al primer día de clases. Es así o como dice su padre, ¨yes, it is:¨ 

Tengo que aprender vocablos nuevos, tales como ¨random¨, para no morir de pena cuando lo diga y tenga que consultar el traductor de Google.

Natalia no será mi cuidadora, ni mi sirvienta. La Bella es lo que es, mi hermosísima nieta., más alta e inteligente que yo,  con un carácter de la chingada, o sea, échense ese trompo a la uña.
















 

viernes, 29 de julio de 2022

No tan descabellada porfis

Hace unos días limpiando a Panchito - plumífero sensei- junté con la punta del pie algunas cáscaras de semilla -alimento del perico- para levantarlas luego, entonces, la Emilia que se encontraba de visita, comentó a Barry: de pequeña, la MaLquEridA no se iba a dormir si no
levantaba todas las basuritas que encontrara en el piso. Aún cuando no había nada, ella encontraba algo. 
Ese recuerdo hizo que visualizara yo, el cuarto grande donde se hizo una chimenea que nunca se usó. Vaya que se necesitaba porque vivíamos en un lugar muy frío. Sepa la bola porqué nunca la usamos.
En ese cuarto dormíamos los hijos, o sease era un cuarto muy grande que sería usado como sala la cual tampoco usamos. Era un sitio abierto donde los hermanos teníamos vista completa de todas las camas. Eran tres o algo así, eso daba pie a que mientras todos acostados esperaban a que el último apagara la luz, casi siempre yo por lo que les diré. Por cierto cuando el que apagaba la luz siempre corría a su cama porque nos daba miedo ël coco¨ o el ¨señor del costal¨ quienes para su información, en donde vivíamos si existían tales tipos nada más que era el señor que soldaba las ollas y el tlachiquero -el señor que sacaba e pulque a los magueyes-. Ellos siempre traían sus ropas sucias por su trabajo y yo qué sé más.
También había fantasmas nomás que no los veíamos porque éramos inocentes.

Después de apagar la luz alguien empezaba con su cantaleta -grabada con hierro hirviente en mi memoria- ¨Flor -yo- va a comenzar a recoger sus basuritas¨.  Y si, ese fue mi primer acercamiento al mundo de los ¨diferentes¨ según yo. 
Recogía todo por mínimo que fuese y lo guardaba fuertemente en mi mano de niña preciosa. 
¿Qué hacía con eso después? no me lo pregunten, tengo la memoria corta y el espíritu ciego.

La cosa es que esa acción trajo a la mente de la Emilia y mía lo que hacía de pequeña. Barry de me quedó viendo con su sonrisota. Yo dije: Siii, hacía eso. Incluso tengo un cuento escrito por ahí ¨Arrullo de celofán¨, donde hablo de ello y la razón de mí inexplicable proceder.
A nadie, quizá por lo enfermizo de mi ser, le pareció loco porque todos lo vieron como acto normal sino estaría escribiendo desde La Casa de la Risa, si no es que ya me habría aventado desde lo alto del cielo infecundo.

Ese fue el primero de muchos actos inexplicables de mi aversión a la locura. Por eso mismo ahora que pasó lo de la visita al infierno hice recordar la promesa a Bruno, Laura, y a la Emilia  de no encerrarme NUNCA en la casa esa fea. Si me encierran entonces de verdad habré muerto. Si no es que de verdad soy el eco de un fantasma encerrado en una casa a la que nunca perteneció.

Adeu 


















martes, 26 de julio de 2022

Nomber guan

Texto corto para pasar de largo

by CristyAna Melindrosa.



Señoras y señores, niñas y niños, perros y perritas, gatos y gatitas, etc, etc, etc, le vengo promocionando en este blog solitario y olvidado por su hermosa y desquiciada dueña, un gran invento ideado por mí en las largas noches de insomnio. Algo que a nadie se le había ocurrido (cualquiera que diga lo contrario es pura envidia), un método para dormir antes de lo que nunca imaginó. 

Idee contar del 0 al 100 y de 100 al 0, entrecruzados. ¿Cómo? ash muy fácil.

Comienzan después de todo el ritual nocturno preparado para dormir sin lograrlo., cerrando los ojos sin apretar. Suavemente. Sin dilación, -debe ser rápido- comienzan:

0 descendente 100
1 99
2 98 ¡rápido, rápido!
3 97
4 96 ¡más rápido!
5 95... hasta llegar al 0 ascendente yu nou?

Si tienen mente lerda les será complicado pero si son listillos e inteligentiosos como yo, lo lograrán a la primera. Esta técnica será suya a la primera noche. Dormirán después de haber logrado el éxito. Si no lo lograron es porque... porque... porque, ustedes no se complican la vida, pa´ no ofender a nadie, ya ven que hay mucho genio descubriendo todos los días el hilo negro.

Pues, nada, este es mi gran idea para ayudarlos a conciliar el sueño a la voz de ¡Duérmete ya carajo!


El gusto es todo suyo.


Bon dia







lunes, 4 de julio de 2022

Armado fallido

Hace tempo tuve la grandiosa idea deformar un grupo de whatsapp formado únicamente por Los Apellidos Ilustres y yo. Qué mejor manera para conocer la historia sino es por boca de los mismos actores.
Nunca se me había ocurrido nunca una idea tan genial.
Ahora mismo que navego entre los sopores de la realidad y el mimetismo abstracto de la semirealismo mágico y tenebroso en el que ahora mismo, sintiendo como la sutil sustancia inductora del sueño me permite vagar entre los submundos conceptuales en los que mi alma se sumerge sin conciliar totalmente el sueño. 


Los Apellidos Ilustres, generación mayor.  
¿A poco no salí muy chula?
Soy la distraída yu nou?


La idea prende en mi cabeza en forma de foco de luz led, digo led para sentirme actual, yu nou?
Claro estúpida, Los Apellidos Ilustres tendrán cada uno un jirón de qué papel jugué, en su vida, la que escribe. 
Sería como si fuese a formar un rompecabezas, el nuevo hobby que practico mientras pasa la inmovilidad del movimiento, provocado por los infames cataclismos en los que querer hacer lo mínimo se vuelve toda una proeza. ¡Cabrón!

La semana anterior vino el muchacho de la carnicería, ¡Diablos! Abrir la llegar a la puerta me costó un huevo y la mitad del otro. y aí va Cucs de chismoso pegado a mi pierna haciendo el caminar pegado a mi y con la andadera dando pasos pendejos. Ah y eso sin contar en cuenta que debo hacer espacio para abrir la puerta.
Pues eso. Mil y una maldiciones después logré quitar la llave y abrir.. A esas alturas mis pies eran dos hilachos apenas sostenidos por hilitos de fuerza que dicho sea de paso no sé de donde sale. Quizás soy una especie de güonder guoman azteca.  Con mi penacho formado por hermosas plumas de guajolote, no de pavorreal porque mis mascotas no tienen pedigri.

Bueno ya no se distraigan, en lo que íbamos porque el gel cura insomnios está surtiendo efecto, ¿o será acaso que lo que escribo está muy aburrido? Güerever, esto sale porque sale.

Con una mano deteniendo al vigoroso e inquieto hijo de suchi me jalaba y jalaba haciendo trastabillar peligrosamente. Caerme no era importante, lo que si lo era es que no podría  evitar 
que el pinche carnicero era un puto adolescente ol lo que es lo mismo, un blanco perfecto para las burlas con sus amigos. Ya sé, ya sé, lo juzgo sin conocerlo, pero la cara que uso al ver mis hilachos moviéndose sin control. Me ví contando su historia como lo hacen los cómicos cuando cuentan chistes sobre parkinsonianos. ¡Putos todos!

Ni modo, sin quitarle la vista de encima obligándolo a veme a los ojos evitando de esa manera ver mis piernas nerviosas, Lo hubiese logrado si Cucs no me hubiese tirado la correa haciendo que el dinero cayera de mis manos.
El adolescente veía mis pies luego mis ojos, luego mis pies luego mis ojos y así.
Recogí el dinero, se lo di, gracias gracias le decía rápidamente mientras él decía, gracias chica.
¿Chica? tu madre pensé en mi interior,

Volvamos al rompecabezas.

Nada, nada,  Mientras sentía como el gel contra insomnio circulaba por mis venas,  recordé que a fuerza de haber dejado de ver a cuatro de Los Apellidos Ilustres, olvidé que tres de ellos 
fallecieron y el otro es un fantasma extraño el que nunca o casi nunca perteneció a mi vida y viceversa.

Si ustedes son tan listos como yo, pensaron que entonces faltando cuatro piezas, cualquier rompecabezas estaría incompleto. ¿Para qué le buigo?  Nunca conoceré la pieza del rompecabezas perteneciente a mi infancia,, encerrada en un baúl por un vergonzozo capítulo borrado como mecanismo de defensa para sobrevivir en el submundo de mujeres en el que me tocó vivir. (A veces la ceguera de algunos hombres es tan fuerte que por más que uno quiera, si ellos dicen, ¨es negro¨ por más blanco que lo vean no lo aceptan. 

Olvidado pues queda la loca idea de armar mi rompecabezas de vida sin historia. Los Apellidos Ilustres han comenzado a partir al lugar donde van las almas. Al lugar donde mora el pasado acusador que dictará el lugar al que han de morar por toda la eternidad.

HISTORIA INCONCLUSA DE UN ALMA PERFECTAMENTE IMPERFECTA.

Igual si conociese esa historia, no cambiaría nada. El hecho existió. No me atrevo a imaginar el sufrimiento al que son sometidas las mujeres violentadas. Sólo para quitar esa loza pesada que carga la mujer de todos mis respetos, me gustaría conocer mi historia inconclusa. 

Adeu amigos, acuérdenme de leer dos textos míos para saber qué escribí -nunca leo lo que escribo, saliendo del blog- la MaLquEridA sólo es un tatuaje en mi piel cuasi invisible.
Por cierto debo empezar por dejar el único vicio que me hacía feliz. La herencia materna anda viendo dónde encapsularse y créanlo o no, no la voy a aceptar. todavía fuera dinero. Me serviría para comprar lo que necesito o mejor para ayudar a ese pobre chihuahua callejero y enfermo y darle hogar, pero con tanta mascota tengo que elegir en si comen ellos o yo.

Puede que Laura lo ayudaría pero Laura no está, Laura se fue, Laura se es ca pa de mi vida, canta el tipo que dijo que las mexicanas somos feas porque tenemos bigote. Pendejo, las mexicanas aplicamos un arte infalible. Sabemos el arte de apagar y desaparecer estrellas aunque  sean fugaces y nos ahorren el trabajo. Fe de ratas: no fue el Tiziano que canta esa canción, es Nek. Igual da.

Bigotes a mi, joder.



























lunes, 27 de junio de 2022

Nefastita y otras elucubraciones patéticas digo, poéticas



Acabo de despertar preguntándome qué día es hoy. Guan moment plis. No llores porque me enfurezco- Abuela, no tengas miedo, las sombras no te harán daño. Hoy es domingo. Si no fuese domingo sería lunes. ¿Dónde quedó el sábado? Alguien me robó un día. No entiendo muchas cosas de lo que escribiste. La compra de zapatos se ha postergado. La voy a canalizar a la Clínica de Movimientos Anormales para una segunda opinión. Tiene algo así como dos años en que Natalia comenzó a hacer cara de ¨Britany¨.  ¿Andas con alguna mujer? No veré qué día es hoy, hasta que sin buscar lo vea o sea a la publicación de este post. Tu teléfono se descompone porque lo arrojas por los aires Abu. Después de varios años de asistir  a conciertos de Enrique, he forrado una caja con dos posters que Laura me compró el día en que vi por última vez cantando a Enrique. Hacer cara de Britany fue una excusa perfecta de La Bella para que por fin dejásemos de tomarle tantas fotos. Esa mirada tan mía aleja a todos de mí. ¿Con quién hablas? A estas alturas  de mi vida no me debía importar. Dentro de mi egoísmo puro pedí a algunos rezaran por mí. Contestar el chat en catalán con alguien que pasó su infancia a mi lado me hace sentir la muy muy. Como miembro ejemplar de Los Apellidos Ilustres no hay preguntas. No fotos, era la pequeña Natalia negándose a ser nuestra luminaria particular. Tu ¨Chaquira¨ se ha separado del Piqué,. Tienes campo abierto compañero. Yo seguiré esperando a que Enrique venga a mí. El viernes es mi día. así te estés muriendo no dejaré de hacer lo que me hace feliz. Gracias por venir a ver a mi Chiki: Llevo diez kilos perdidos, desde e día del acontecimiento.¡10 kilos! El neurólogo no sabe que hacer conmigo. Mi negativa a tomar pastillas diabólicas lo deja pensativo. Nunca en toda mi santa perra vida había rogado tanto por un par de zapatos nuevos. Ni siquiera cuando mis zapatos ¨Flechador¨, volvían al taller del zapatero. Esos zapatos duraban años o no. Eros Ramazzoti y su afán por cantarme Cosa más bella que tú. Soñaba de continuo a Jano. ¿Por qué lo soñaba tanto?  Lo descubrí cuando en mis sueños me pidió ser su novia. Desde entonces no me visita,  Jano es el prototipo de novio que hubiese querido tener en mi época de Cinderella Star.  ¿Por qué me ayudas? El enigma de siempre cuando alguien aún sin conocerme me ayuda. Pachesin, mi caso hijo y su inocencia no perdida con todo y lo que ha vivido,  Tiene ojitos de ratón. Compartí el texto tres veces. Silencio que están durmiendo, los nardos y las azucenas. Cuco debió llamarse Chabelo. Si nos ponemos a comparar a Cuco perro parece adolescente rico. Tan grande, tan tierno, tan bobo. Ante su paso deja huella imborrable -vulgo tiradero- dando fe de ello. Una segunda opinión. A trece años de distancia, el neurólogo quiere escchar una segunda opinión. ¡Válgame San Cuilmas el petatero. El neurólogo tan él. me permite asignar el tiempo para mi próxima cita. Mi nuevo look es usar vestidos, Mi cuerpo está delgado, se merece ser lucido ante... las paredes de mi casa.  Vestido y tenis no son buena combinación. Me parrezco a ´La infernal¨. La señora que vendía quesadillas allá por los tiempos en que el dinero era abundante. Cuando comprar era un deporte de alto riego. Escuchar a Eros mientras escribo no es buena idea.  Dime que hago Honguito, soy un poco torpe para ayudarte a caminar. Recuerda Pache, izquierdo, derecho. No camines a mi paso, yo me adapto al tuyo. El nuevo somnífero no sirvió. Mírame, estoy escribiendo. Él vive de amores reales. Yo de inventados. Sin embargo. Peligro, eres mujer. No sueñes, no disfrutes, no te vistas como te gusta. Enigüey, eres mujer. Siempre serás culpable. Tengo sueño. Tengo nueva melodía. Fuente Esperanza. Regresé después de pensar que soy una egoísta de cuarte. No pidas por mí. Pide por todos aquellos que no tienen quien pida por ellos. En tres meses di el viejazo.  Por detrás se me marca la cintura. Por delante la panza nomás no se desinfla. Piénsalo do veces antes de volver a dejarme sola. Mi mente es poderosa. Mi raciocinio no. Pongo en contexto por si algo me pasa. Nueva etiqueta, Y así fue como Compi desapareció. En mis instantes en que mi mente escapa, mis manos pueden llamar a alguien, contestar tuits, dibujar extrañezas, etc.Despierta encuentro mis huellas. la Emilia personalizó mi súplica. La vela lleva mi nombre. Barry ni se enteró de mi pedido a unir su oración por mi salvación. Así fue como el silencio se apoderó del buzón. Así fue como me convertí en Sherezade, Madame Mim y mi vieja favorita Jesusa Palancares. Lo dicho, la Emilia se encargara de mis funerales. 
¡Bi quayet Eros Ramazzoti! cantas muy asi quien sabe como.

Aí los vidrios nos cortamos o como dirá Compi, Adeu mona.

Nos vimos


















lunes, 6 de junio de 2022

Los viejos niños






la MaLquEridA y el BiEnAmadO del brazo 
como dos buenos hermanos. loss años viejos los hizo suyos este año.
La jovialidad que tenían huyó de su cuerpo, cara y piel.
¨Como hermana y hermano, van los dos cogidos de la mano.¨  dijo el poeta.

Porque el tiempo nos urge a recordar los años de infancia. 
Porque de ese tiempo nos queda muy poco para recordar. Los velos del olvido han cubierto las añoranzas.

Porque nuestra mente vaga por aquellos días en que la comida no alcanzaba para tantos, pero, madre siempre sabía cómo hacer para que el hambre se distrajera comiendo tostadas con haba y biberones con café negro. Me daba mucha vergüenza cuando alguien llegaba de visita y por accidente veía el biberón con café negro. ¡Trágame tierra!

Porque madre en su silencio férreo no habló sobre los golpes que la vida asestó en su mente abnegada de madre antigua.
Porque ponía esa mirada dura que espantaba mi ser etéreo, haciendo que mis manos soltaran el suéter del gemelo mayor, dejándome caer  sobre  el frío piso mi cuerpo vacío hecho ovillo, desgarrado por el dolor de no ver a mis hermanos en temporadas largas cuando el castigo era por haber llorado mucho y no obedecer a quien fungía de tutor.
Porque madre sabía que padre era lo que no debió nunca ser.
Porque siendo las primeras cinco ramas de Los Apellidos Ilustres, teníamos que vencer el hambre, esconder os zapatos rotos, los pantalones con parches de un color distante al que fue en su elaboración. Porque los dedos de los pies tenían por costumbre hacer un hoyo en la punta, asomando el infantil dedo al desnudo.

Porque madre dejó en nuestros corazones el agridulce sabor del cariño reprimido en momentos solidarios, haciendo que los ánimos bajos,  las manos fueran libres de acariciar a las cinco ramas primeras de una larga prole de aventureros solitarios, callados, medio locos, medio razonables en el ecléctico sendero del olvido.

Porque madre en medio de su corazón dividido en once trocitos de relieves pequeños, quiso 
-en su papel de madre aprensiva- proteger a todos sus hijos con los rezos sacros infinitos, intuyendo que se marcharía pronto,  pocos años después del verdugo en condición humana. Artífice de nuestra infelicidad adulta.

Porque madre cuando iba en camilla saliendo de la casa paterna, volteó la mirada hacía mi. Quiso decir algo pero unos tubos mantenían ocupado el miedo o lo que sea que sintiera en ese instante de huída no pedida.

Madre en la primera etapa escogió a los cinco entes milagrosos. No le hables a la Madre del Amor Hermoso de lo que no se entiende, la MaLquEridA tiene los precios de lo más barato.

De las  primeras cinco ramas nacieron tres hermanos, dos hermanas. Marco, el tercer descendiente, la primera María, 
Las otras tienen por nombre María por segunda, madre. Cierto que soy de esos burros que no saben tocar nada, ni siquiera la puerta de la calle  Entonces mami dijo: ; A ver Flor d María, A ver José, tendrás que pertenecer a los hilos oscuros sobre el adobe de la casa: Madre  del divino verbo,  tus nietos son no tuyos. El arte del conocimiento ante el arte del engaño, sobre la paternidad de los hijos que no se parecen entre sí.

En la segunda parte, llegaron los 5 miembros menores. Antes que el hermano ¨sandwich, naciera quiensabedonde.¨
 En tono grave; 
¨Ese no es mi hermano.¨ Mi renuencia a aceptar al que tiempo después sería mi compañero de aventuras.
¿Dios bendito del perdón de personas libres de cualquier miedo, no vaya a traer 
el elixir de mexicanos hechos con el último hálito -característica inobjetable de Los Apellidos Ilustres- el silencio como escudo.

En el último párrafo escribo acerca de la Lupa y Marco. 
Marco es la tercera rama de Los Apellidos Ilustres. la Lupa esposa de Marco ha tenido a bien ofrecerme su casa para que termine de pasar mi convalecencia. 
la Lupa y mi familia nos conocemos desde pequeñajas. Tenemos casi la misma edad. Cuenta que desde que vió a Marco en el recreo, se enamoró de él. la Lupa no sabía ni que era empatía cuando se le pidió ayudar a hacer la cena. No vislumbro en mi vida un amor infantil, antes al contrario los niños existían para hacerme creer que les gustaba, peto sólo les importaban mis apuntes.

¡Hijos de su mal dormir! 
concédeles como castigo una hija diferente... o no.

Casados Marco y la Lupa, la vida fue guardando sus pasos trayéndolos hasta el tiempo cruel en el que hoy por hoy habitamos.
Están casados desde hace mil años. Me parece que ellos le dictaron las reglas del matrimonio 
al pinche Melchor Ocampo, quien entre otras babaridades, pedía obedecer al marido sin chistar. ¡Achis achis, mis guarachis¨, esperando que Diosito lo tenga de esclavo de las mujeres cuya existencia se vio asesinada a sangre fría por los hombres que las usaron como objeto, sabiendo que podían hacer lo que quisieran con ellas ya que eso les daba derecho por el simple y puto hecho de tener pene.

Marco y la Lupa quieren que me quede en su casa, de tal modo que pueda poner un muro de olvido, para borrar el sufrimiento al que fui sometida, estos casi tres meses de infierno.

Dije de inmediato si, pero luego recordé que las mascotas se mueren sin mí, dije, luego te alcanzo, cuando se duerma José Luis, la última rama de los hermanos menores.

Marco y la MaLquEridA nunca fueron allegados. La mera verdá, los miembros selectos de Los Apellidos Ilustres, no son de darse abrazos ni besos ni nada de nada.

De pequeños, a Marco le tocaba heredar los pantalones de los gemelos. Muchas veces le quedaban chicos, pero, era lo que había. 
la MaLquEridA siendo una mujer pequeña, le molestaba que los pantalones le quedaran más largos que los caminos al infierno. 
De mayor, le dio por comprar pantalones ¨capri¨. Blusas autóctonas con tenis y calcetines deportivos. A ella le heredaba la ropa su hermana mayor.

Hace poco en una visita reciente de Marco a quien por cierto se  bautizó él mismo con el alias de ¨el BiEnaMadO¨,  Según dice de pequeño todos lo consentían. No sufrió por falta de juguetes, ropa ni alimentos. 
¨Todos me querían¨, dice con la voz un tanto débil por el esfuerzo al hablar ya que tenía poco tiempo de ser operado.

¨Pues mira tú, yo me llamo la MaLquEridA porque nadie me quiere.
De pequeña sufrí el desapego de mi familia, hermanos, primos, perros, lombrices y tal.

Yo me llamo la MaLquEridA. Antes decía ¨pa´ servir a Dios o al Diablo según se ofrezca¨. Luego mi añorado, extraviado y entrañable Compi me dijo que era mejor no ser servidor de nadie.

En México tenemos la costumbre de decir: ¨Mande¨ o ¨para servir a usted¨, en tono de humildad, como dándole su importancia al interlocutor. No es que nos pongamos de tapete a todos, es cuestión de costumbre. Es el empeño que uno le pone para ayudar a alguien.
Yo soy mesmamente como mi amado Enrique: Servidor de nadie soy.


La cosa es que Marco  vino con la Lupa y los Paquitos a visitarnos. Alguien nos tomó una foto caminando, yo tomada del brazo, y Marco con su sombrero de viejito.
Los dos con pantalones cortos. Los dos mermados por una enfermedad hdspm, la cual nos ha dejado encorvados, con el pelo cano y un bastón para el corazón.
Estamos viejos. No estaba preparada para que de golpe y porrazo, pasar de ser una hermosa madura mujer a una viejita encorvada y con los años que no me faltan tatuados en mi rostro bonito.

Me voy, el sismo particular se está presentando como siempre:
un invitado malévolo y cruel.

Bona nit.





















 






 

domingo, 10 de abril de 2022

El espíritu de los cínicos ajustándose el cinturón

Llevo desde antes de las diez de la noche escribiendo. Últimamente escribo tanto más que antes. No me doy cuenta el momento en que pierdo la noción del tiempo. 
En el salón donde las horas tienen sus cubículos, van juntándose en orden silencioso, los rigurosos sesenta minutos con que completan las horas. Tiradas sobre un tapete raído de las esquinas, se levantan al momento de oír el número del que son dueñas. Después forman una fila en orden de nuevo para formar en grupos de doce, la noche y el día. Así infinitamente forman lo que deben, sin perder ninguna medida por más diminuta que sea, van rigiendo el paso del tiempo. Insospechable. Invaluable. Inalterable. Incansable. Insaciable el tiempo marcha ceremoniosamente a rendir cuentas al tirano mayor. El jefe dueño de todo lo que la vista alcanza. El tiempo es dueño de todo, menos de lo que no le pertenece. Elegía clara desconocida de los dioses paganos dibujados en el vacío del no será. Hoy no. No.

Entonces, sin más que mi sentido común, sigue dale que dale al teclado. ¿Cuánto tiempo llevo en esto? Escribo para no ser leída. A nadie debe importar después de muerto que uno tenga sus vicios, canta el semidios Sabina, en sus letras de faldas cortas y chilanguita de ojos tristes.

Reviso los textos pasados. Todo grita lo que ha pasado estas semanas de miedo y zozobra. Los típicos "todovabien", ridiculizan el pesimismo, al que llaman despectivamente "depresión".
Aquellos a quienes la ansiedad, el pánico, la depresión, la paranoia, les parecen cuentos inventados pa' hacerse la interesante. Lo que tiene es una maldita flojera de órdago. Ponlos a trabajar y verás que en menos de lo que canta un gallo desaparece cualquier rastro de pereza, tristeza y demás palabrejas inventadas por ellos mismos sin otro fin que no sea el justificar el llamado de atención que han hecho para ser un poquito importantes.

¡Huestes de Belcebú! 
Id al planeta al que pertenecen,
regresad al abismo profundo donde habita 
el egoísmo y la indiferencia con la que creen ver lo que no está a la vista.

Como si se tratase de un cuento de la MaLquEridA, que sin pies ni cabeza, junta con especial alegría palabras desconocidas en su habitual proceder. Mezclando humanos, bichos que hablan, poemas de pasquín, dedicados a los espíritus cínicos cuyas entidades suelen pasear por el dúctil terreno del amor ignoto.

Con el miedo metido en mis rincones más escondidos, grito a quien esté conmigo que no me abandone. Las crisis de ansiedad se adueñaron de mi cabeza en un instante desconocido. Recuerdo que la primera vez un sofoco subió en una rapidez exacerbada hacía mi garganta.  Ahogándome, los ojos parecían salirse de las cuencas. Nunca en toda mi perra vida he tenido tanto temor.

Siguiendo las indicaciones del neurólogo, se me siguió administrando la pastilla que estuvo a un ras de aventarme al vil desamparo del dolor y la locura.

Comenzó el terror viendo en mi recámara la amorfa crueldad de la muerte simulada. Los pelos erizados hacían de mi rostro un bosquejo del temor a lo desconocido. No quería abrir los ojos. El temor llegó en una semana en que la mejor opción para sobrevivir a lo insólito era hacerse el desentendido. Ignorar todo sabiendo que es producto de la imaginación.

El brote de terror ocurría en cualquier instante. Sin más ni más, aferrada al cuerpo de quien estuviese cercano mis gritos parecían aullidos de lobos en lucha. 
Por más que intentara no imaginar, el hecho es que todo con lo que impregnaba mis escritos se revelaban monstruosos ante mi vista. Gusanos enormes con fauces tremendas queriendo morder mis dedos. El terror aumentaba en mi pecho. No podía respirar. Las alucinaciones danzaban mostrando sus horrendas caras. Burlándose de mí gimoteaban para después soltar una carcajada espeluznante.

Para ir a dormir, pedía a Barry o a Laura se quedaran conmigo. Creyendo era uno más de los tantos caprichos exigidos, me dejaban un poco azorados en el sillón.
Cuando comprendieron que esto era de verdad, se alarmaron tanto que durante tres días meditaron en quitar la pastilla que aseguraban era la que estaba acabando conmigo.

En verdad os digo ¡oh incrédulos aberrantes enemigos míos! Dejad que los aires de la locura blasfemen sobre sus pesadas cabezas llenas de hollín, no juzgar a la ligera a todo aquel que por circunstancias ajenas se contagian de las crisis de ansiedad y miedo.
Clamen a su dios por la piedad que no tuvieron ante el desdichado.

En el capítulo del miedo las letras tienden a alargarse para explicar mejor lo que en mi mente ocurre y ocurría en los inicios del período perverso en el que sin suponerlo, el neurólogo dictamina que las generaciones pasadas, en algún oculto lugar, esperaba sin prisa, el virus del miedo. 

Bienaventurados los "Juan sin miedo", dueños de su mente, sin permitir que la imaginación entre a los lugares peligrosos mentales. Sitio en el que no hay lugar para el valor.

En verdad os digo, a los pocos lectores de este blog, que no tengáis premura en dar a conocer que el miedo es sólo una palabra de significado risible. A los que saben que el miedo es la antesala de la perdición, a esos les digo: "Salve dios a los sabios sin resquemores en el intelecto, sabedores de mucho de lo que yo ignoro".

Vuelvo si lo permitid, gentiles caballeros, damas de alcurnia, mozalbetes sin educación, señoritas a disgusto, niños y niñas de cristal. Enojones de cuarta, poetas desubicados, rufianes de las letras, masoquistas interesados en fregar sin dar un respiro a quien sin otra cosa más que contar los avatares con los que la vida le regaló, no pretende más que ser cuentacuentos de textos abyectos originales, salidos de la olla de grillos que porta por cabeza.

Parte primera de las que sean necesarias para explicar el porqué el miedo me tiene aún en sus garras.

(Texto escrito bajo los influjos de cápsulas de valeriana para calmar la ansiedad. Gotas de CBD o algo así. Inhibidores de la vergüenza ajena. Cápsulas de Valemadre para que todo valga lo mismo. Y una decena más de ansiolíticos y lo más importante: un cerebro tratando de desobnubilarse por sí misma).

Este texto no encuentra aún a la correctora de estilo. Por ahora es lo que hay.

Con su venia caballeros, gentiles damas.

















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Porque siempre queda espacio para nuevas libertades.

...che madre (132) ...RKO (2) 2010 (1) 28 de junio de 2014 (1) abandono (20) abuela (64) agradecimientos (14) alucinados (90) Amigocha (1) amigos (117) amor (34) amor y desamor (14) amores y desamores (13) arrepentimientos. (7) aventuras.inocencia (19) baile (8) Barry (162) berrinche (36) besos (13) blog (70) Bunbury. (22) Calixto (4) cambio. (21) casa (14) celular (8) club (2) comida (10) complejos (22) conciencia (36) conciertos (4) confusiones (31) CristyAna Melindrosa (1) cuentos (19) cuentos cortos (70) cuentos de-mentes desequilibradas (130) cuentos para mentes desequilibradas (1) culpas (20) de película (25) departamento (2) Diagnóstico (19) dolor (36) educación (17) ego (4) emociones (48) enfermedad (33) enfermedad. (16) entrevista (2) ep (5) es hora de hablar (20) escuela (10) Familia (78) familia real (22) familia. (38) fans (8) felicidad (79) Ficciones (44) Flor (258) flores (15) fobia (12) fortaleza (13) gente (25) grande (6) grande. (6) gritos (20) guapos (8) guarreces (7) heridas (29) hermanos (37) hijos (52) historias (175) historias.MaLquEridA (166) hongo... (20) hongos (9) Hoy (10) hoy escribo lo que quiero. Desnuda. Contradicción (79) huesos (6) ilusiones. (12) impotencia (22) insomnios (2) intercambio (1) juegos (28) Kiku (41) Kiku Muny (45) la f... no mam´s (2) lado oscuro. (34) le entro (18) libros (7) libros. (2) llantos (22) lluvia (10) los 200 (1) lunares (2) malo (38) Malo. (22) MaLquEridA.sueños (47) mamá (36) mascotas (71) mchálas (6) me cae (7) mi casa (3) miedo (10) milagros (6) mudanza (3) muerte (9) Muny (10) Natalia la bella (88) navidad (6) nervios (16) niñez (17) niñez. (8) no mames (17) nueris (7) olor (6) padres (29) papis (4) Parkinson (23) Pelusa (1) pensar. (30) pensar.ilusiones (10) Pepe (6) perfume (11) pertenecer (6) pianista (2) planes (9) poesía incorrupta (3) radio (3) raros (3) real (30) realidades (70) reina hongo. (48) risas (17) Santa (6) secuestro (3) si acepto (4) sin nada que hacer (34) sin rencores (22) sobrinos (4) soledad. (8) sueños guajiros (64) sueños infantiles (13) suicidio (2) suicido.ángel (3) sustos (4) televisión (4) trabajo (8) tradiciones (9) tris (2) triste (17) unión (7) utopías (15) vas (6) vergüenza (8) vida (57) vida. (29) virtual (4) vivir (24) yo mera (12) yo mera. (4)

Ángeles de la fe

Yo traigo la verdad en mi palabra Vengo a decirte de un niño sin abrigo. Vengo a decir que hay inviernos que nos muerden, de la falta de un amigo. Vengo a contarte que hay luces que nos hieren, que existen noches sin whiskys ni placeres. Vengo a decirte que está cerca tu condena. Hoy una madre murió de pena. Déjame cantar, tengo vergüenza de ser humano como tú, en tu presencia. Descubrirme a mí mismo y en tu figura qué poca cosa somos sin ternura.