Páginas

viernes, 3 de enero de 2020

El blues de los secretos

Las cosas que no se dicen son más que las que sabemos.
Los secretos no debieran existir.
No estás para saberlo ni yo para contarlo pero...
Baúles negros de cerrojos sin llave.
El algo tantos años escondido puede provocar un cisma familiar.
No le digas a tu mamá.
Todos tenemos algo que no se debe saber.
Por el bien me callo.
Por mi mal soy una tumba.
La vida puede ser un blues triste. ¿O quieres que te cante un himno a la vida?
La añoranza permite gimotear por algún recuerdo enterrado en el cofre de secretos.
Cientos de mujeres van sigilosas por el camino de la vida.
Si las almohadas pudiesen hablar, había que autorizarlas primero.
Ninguna cosa buena puede quedar en el misterio de las nubes negras.
Los secretos tienen la caducidad que uno quiera darle.
¿Te digo algo pero no se lo cuentas a nadie?
El día que decidas hablar tú tendrás que elegir entre el escarnio o llevártelo a la tumba.
Mi pecho no es bodega.
Que no lo digas no quiere decir que lo ocultas.
Un anillo con un diamante engarzado en el oro de la infidelidad.
El adulterio ya no es delito ¿se puede decir con quién andas sin daños a terceros?
Engaño bañado en lágrimas de un mar más salado que el sal-món.
La mentira es un algo silencioso asomado a la siguiente mentira. Confusión.
¿Me guardas un secreto?
No le digas a nadie.
El alias es un engaño autorizado o no.
Du yu guan tu noug a sicret?
El secreto puede alargar la muerte. No vive eternamente en uno.  Desquicia el cerebro.
Igual nadie te cree.
Peor si eres mujer.
Mucho peor si eres niña... o niño.






















20 comentarios:

  1. Hay secretos que son como un lastre que nos produce apnea
    si los soltamos estamos condenadas a que nos crucifiquen
    si los conservamos estamos condenadas a la asfixia del corazón
    un beso señora
    :)

    ResponderEliminar
  2. Los secretos son lastres o tesoros relucientes. Lo que es seguro es que si son de otro, no podemos revelarnos jamás. Amigo indiscreto, ni es amigo ni guarda un secreto, dice le refrán.

    Por los blues de la noches perdidas, los más agridulces. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Cuánta sabiduría en tus reflexiones. Si no lo has hecho ya, deberías recoger en un libro todos estos escritos que nos regalas a quienes hemos tenido la suerte de encontrarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre he pensado que no conocemos bien a nadie.
    Ni a nuestros familiares más cercanos.
    Da qué pensar eh...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Si las almohadas hablaran...
    El blues le va muy bien a lo que es la vida.

    Besos y buen año,Malque.

    ResponderEliminar
  6. Un secreto deja de serlo si se cuenta.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay secretos buenos y secretos malos- escuché decir una vez a una reconocida psicóloga-. Y es verdad. Los secretos buenos son divertidos; los secretos de los que hablas pueden matarte por dentro...

    Un beso pensativo.

    ResponderEliminar
  8. Si las almohadas hablaran, dirían: "Oiga, por lo menos métame a la lavadora y láveme. No deje que su cónyuge descanse la cabeza donde ayer usted tenía puesto el trasero con su amante".
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ay madre mía, las últimas frases,son demoledoras, lamentablemente tan cotidianas que te erizan la piel y el alma.
    Sí, todas tenemos secretos, las almohadas lo aguantan todo, el alma también, hasta que tal vez algún día se ponga a chillar de puro espanto o de puro "no aguanto un segundo más".
    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  10. No me gustan los secretos.
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Te voy a contar un secreto, deseo que en lo posible te sientas mejor, que inventen un remedio que te cure del todo y para siempre.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. todas las familias guardan secretos. significa que las cosas van mal en ellas pero que nadie quiere darse cuenta y sólo esperan que el tiempo pase y todo se olvide.

    besos y feliz 2020.

    ResponderEliminar
  13. Hoy todo es relativo, todo es falso, todo depende de la perspectiva que uses para mirar la realidad y desde dónde admites ser explotado por los otros.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  14. De acuerdo: "Todos tenemos algo que no se debe saber.
    Por el bien me callo." Un abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
  15. Como siempre una reflexión muy acertada.

    Mi querida Malque, te dejo un beso y un abrazo.
    Y otro para Natalia.
    De tu RosaRosita.

    ResponderEliminar
  16. ¿Quien no tiene algún secreto a lo largo de la vida?
    Yo si me cuentan un secreto me lo llevo a la tumba. Y eso espero de los demás si se lo he contado.
    Si todas las personas saben como somos, eso no es bueno. No debemos estar totalmente desnudos porque nos sentiríamos desprotegidos totalmente. Claro, siempre que el secreto no nos haga daño a nosotros mismos.

    FELIZ 2020
    Abrazosssssssss

    ResponderEliminar
  17. Uno elige a quien confiar los secretos para desahogarse.
    Cuánto tiempo sin leerte.
    Besos 🌹

    ResponderEliminar
  18. Es triste lo que escribiste hoy, pero estoy de acuerdo. No sé si te acuerdas de mi, yo de vos sí.

    ResponderEliminar
  19. Los secretos tienen la lengua muy larga... doy fe.
    Y luego, quienes no los guardaron, escupen que quienes no los guardaron son los culpables acusándolos de quiensabequé.
    Mejor callar... ver... y oír....
    y mentir...
    Como hace medio planeta...

    Un besito, mi chilanguita de ojos tristes.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje