Páginas

viernes, 14 de junio de 2013

Con una basta



Natalia enojadita

Por si no se habían dado cuenta hoy es viernes, viernes de Bella. Día en que Natalia ilumina mi casa con su presencia, pero hoy no viene. Llegará hasta mañana.
Tengo que esperar un día más para verla y abrazarla, suplicio porque la semana pasada no la vi.

Como toda princesa, La Bella deberá atender un compromiso social como lo es el bautizo de su prima. Ni modo, uno entiende que las princesas tienen que hacer vida social.

Esa niña está sacando a flote el carácter férreo de Los Apellidos Ilustres. Es muy alegre pero cuando le llaman la atención por una palabra mal dicha se enoja y hace un mohín gracioso que nos hace reír mucho.

En su media lengua nos da sus argumentos pero hay que enseñarle a hablar correctamente, ahí no hay ni para donde hacerse.

Alguna vez dije -cuando veía a mis cuñadas como presumían a sus nietos- que yo no iba a ser como ellas pero más pronto cae un hablador que un cojo, Ya les entiendo que para una abuela, sus nietos son únicos y para mi La Bella es sin igual, a las pruebas me remito.

Natalia está sacando el carácter de su abuela, ojalá no pierda en el camino esa frescura que la hace ser única y conserve la alegría que la caracteriza, miren que para enojonas con una MaLquEridA tenemos suficiente.
.










13 comentarios:

  1. Tu nieta será una dulzura, como su abuela :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. A disfrutarla y buen fin de semana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pero hoy se pasa rapidito y ya mañana podrás verla!
    Un beso para las dos Bellas!

    ResponderEliminar
  4. ¿Otra Malque? aasu no, ya no jajaja pues a mi me parece muy lindo cuando los bebes se quejan y responden, así sé que no les pisarán el poncho de grandes, eso sí, berrinches y pataletas no aguanto, allí es cuando se los dejo a otros para que los cuiden XD (el muy paternal). Un abrazote Malque! y besos para la Besha :)

    ResponderEliminar
  5. Algo parecido a eso debe ser amor de abuela... según me cuentan. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. a mi me da risa la forma en la que mi sobrino reniega!!! jajajaja dicen mis tios que Yo hacia lo mismo!!

    engrie a tu princesa todo lo que puedas!!

    ResponderEliminar
  7. Que carita de enfado tiene, jajajjajajaaaa

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Una Malquerida que todos quieren, aun que ella no quiera.

    Salu2!

    ResponderEliminar
  9. Los peques son geniales, y con sus argumentos nos ponen de cabeza.
    Un beso para ella y otro grande para ti.

    ResponderEliminar
  10. Tu nieta, tiene una gran suerte, tenerte a ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Cómo se echan en falta después esas graciosas palabras mal dichas que les has tenido que corregir. Los niños son los más crueles acusadores del paso del tiempo.
    Con respecto a que Natalia va teniendo bastantes cosas de la abuela, creo que ya nos habíamos dado cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. abrázala y apapachala cada vez que puedas, bella es Natalia, sera tan dulce y con un gran corazón como tu, no lo dudo, pero crecen de lo más rápido, así que disfruta cada micro segundo :) abrazos a las dos, TQM

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje