Páginas

jueves, 9 de mayo de 2013

Tres viejos


Benito Tiki

Una de las cosas que creo fervientemente es que Barry es casi un santo por el hecho de tener que lidiar conmigo pero los santos también tienen sus defectos y el de él es ser muy intolerante a ciertas cosas. 
El que lo aguanta es Bruno. Los dos se han vuelto muy amigos. ¡Ay si quiero mucho a papi Barry! ¡Ay si quiero mucho a mi hijo Bruno!
Me gusta que se lleven bien pero cuando se unen contra mi me caen en la punta del dedo gordo del pie izquierdo. 
Barry se ha acercado mucho a Bruno, me da ternura como verte sus sentimientos en su hijo cuando antes no lo hacía pero cuando se enoja con él, arde Troya aunque luego los remordimientos le causan pesadillas y se levante por las noches a darle besos a su hijo dormido.

Estoy agotada. Quiero tirarme como rana en piedra. Me duele desde el dedo meñique hasta el cabello más largo de mi cabeza. Y apenas llevo tres días. ¡Ay me duele!
Me siento como coche viejo, todos me rebasan. 
Hoy toca clase de cerámica. Espero aguantar a la maestra con su perorata sino me saldré a media clase. No fui la semana pasada pero es que hasta los ángeles como yo necesitan un respiro a la paciencia.
Eso o me estoy volviendo vieja.

A Benito Tiki lo tuvimos que llevar al veterinario porque no podía caminar. Pensamos que eran las reumas pero no nos dimos cuenta que una uña se le había enterrado en el cojinete y eso le impedía dar bien el paso.
Tendrán que aplicarle tres inyecciones. El veterinario le tiene miedo porque le pone bozal para revisarlo. Ni siquiera tiene dientes mi perrito. Es muy bravo. Tiki me quiere mucho.
Eso o se está volviendo viejo.



Babo Alejandro


Pronto mi casa será un geriátrico con puro pinche viejito cascarrabias y eso es más temible que la intolerancia de Barry, mi impaciencia y la bravura de Tiki porque estaremos todos juntos añadiéndole claro los ladridos interminables de Babo Alejandro al que han dicho debemos llevar a arreglarle los dientes o sino...




Calixto


¡Ay y mi gato! Me falta lidiar con las mordidas de Calixto cuando no quiero jugar con él, ¡Auch!
¡Que Dios nos ampare! O el diablo en su defecto al fin que ya está acostumbrado a la locura.










13 comentarios:

  1. No te podrás quejar, ya que bien acompañada estás. Ahora como todos se subleven contra ti, lo tienes chungo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hasta los ángeles como tú?... jajajajja

    Tienes un alto concepto de ti misma eh?, jajajaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Madre mia el de la capucha! jaja
    Espero que se lleven bien entre ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Son realmente adorables los 3!!!
    Me los llevaría a todos!!! Viejitos o jovencitos!

    Tienen suerte de tener una familia como la tuya :)

    ResponderEliminar
  5. Me gustan sus ropitas!!! Yo a mi pobre hijo no le puedo comprar nada, figúrate, es un perrazaso y nada le queda!

    En fin, paciencia mil para Barry, porque seguro que con tanto achaque va a necesitarla! jajajaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Yo si fuera perro y me pusieran ropa como a Benito Tiki también mordería.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Se les llega a querer como miembros de la familia y cuando mueren se siente muchísimo, se algo de eso...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. a veces las cosas se juntan y todo parece terrible pero después todo se soluciona y se vuelve a la normalidad.
    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Jajjaja bueno, debo confesarte que babo Alejandro me da un poco de miedo, parece un perro de terror, por alguna razón los perros pequeños me odian. Cuando era niño me metieron a un curso de cerámica porque dizque era muy inquieto y uno aprende a desarrollar la paciencia, al segundo mes me sacaron porque ya no aguantaban una guerra de arcilla más!!! Por siaca! No se están volviendo viejos, ni tu ni nadie! Están acumulando más experiencia. Un besote para toda la familia pero uno grandote para ti!!

    ResponderEliminar
  10. Jejejeje y ya imagino que en algún momento la casa se llenará de medicamentos, tanto de la familia como de las mascotitas pero venga, que igual se les quiere a los pequeños :-)
    Van apapachos Malque

    ResponderEliminar
  11. Yo tambien voy a presumir a mi perrito el peluchin, a ver si es tan fotogenico como tus cachorros jeje.

    =) Saludos Grandes Malque.

    ResponderEliminar
  12. arreglarle los dientes a un perro????


    osea,... cierto que son de la manada,...cierto que una mascota se vuelve parte de la familia, cierto que cuando mueren no merecen ser arrojados a la basura,... (investiga sobre servicios de crematorios de mascotas en tu ciudad, seguro hay mas de uno) pero,... arreglarle los dientes????

    a donde vamos a parar!


    xhaludos doña viejita!

    ResponderEliminar
  13. TODOS LOS QUE SOIS¡
    JEJE CUIDADO NO TE ARAÑEN NI MUERDAN
    BSS

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje