Páginas

viernes, 3 de mayo de 2013

En solitario

(Bosquejo de carta a quien ya no está).

No pasa nada

Soltando mi mano me dejaste parada sin nada de donde asirme.
(Tuve pánico y me aferré a ti).

Nada debe mover tu paz interior, ni yo.

Me quedé quieta sin saber que hacer. Los pies se me hicieron pesados, como de plomo -entendí la frase- y sin saber nada me puse a llorar.
(Parada como muñeco de cuerda no pude moverme).

Lo siento

Dijiste y sin mirar atrás te marchaste.
Me dolió porque pensé estarías para siempre.
(No hay nada para siempre).

Todo pasa

Escondido detrás de la puerta esperaste mi reacción. Levanté un pie con mucho esfuerzo, luego el otro. Di un paso, dos, tres...
Sonreíste como cada día
(como todos los días).

Te quedé mal

Me puse a llorar porque me enseñaste mucho pero se te olvidó decirme como reír con lágrimas de soledad.  Eso no me lo enseñaste.
(Me sentí sola sin ti)

Eres mi mejor amigo

Te esperaré siempre
aunque el siempre tenga un fin
(¿hay un fin?)

Te fuiste.

Supiste que nada pasaría,
no había tiempo para más y sin miedo comencé a caminar.
(Eso ya no lo sabrás, ¿o si?)

¡Lo lograste! pero ya no estás para ver lo que siempre deseaste: Que aprendiera a caminar sola y con la cara sonriente.

Gracias por ser el mejor aunque ya no estés.













Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales