Páginas

miércoles, 22 de mayo de 2013

Tiempo

Ayer: 
Volví a recibir una llamada para extorsionarme, he perdido la cuenta de cuantas van. Una voz de mujer llorando me dijo ¿Mama? Conteste - ¿Si?- pero al no reconocer la voz colgué de inmediato poniéndome a localizar a mi familia. Me asombra el que ya no me ponga nerviosa eso quiere decir que me estoy acostumbrando a ese tipo de llamadas. La extorsión telefónica a todo lo que da, ya no me sorprende. Mala señal. 

Hoy: 
Al rato viene de nuevo El gran Markus. Mi casa sigue hecha un caos, necesito alguien que me ayude a poner orden. Me estoy acostumbrando a vivir como si fuera a mudarme. Y luego no convenzo a Barry de cambiar el color blanco de las paredes. Esto va para largo, entre el No de él y el Si mío se está pasando el tiempo. 

Mañana: 
El mañana no existe, entonces no puedo hablar de lo que no ha pasado. 

Mi vida normal está muy lejana, no tiene para cuando volver. Encima el calor no me deja hacer nada. Parezco robot, tipi tipi tum tipi tum. Las lluvias no llegan como debieran eso quiere decir que el año que entra tendremos menos agua. No entiendo porqué la gente se queja de las lluvias si vienen a limpiar y refrescar todo pero no, así como se quejan de la lluvia yo me quejo del calor infernal que me mantiene amodorrada la mayor parte del día, sofocada y sudorosa. 
Los días duran mucho y no hay tanto que hacer. Ya quiero mi vida normal. ¿No saben dónde la perdí? Ha de estar empacada en la bolsa más grande que está en la recámara de Bruno y no quiero abrir porque tiene una sorpresa de las que no estoy segura querer recibir. 
Mientras me decido me voy como un robot, tipi tipi tum tipi tum. ¿Tu de que vas?






24 comentarios:

  1. Querida Flor, lo que te están haciendo, como dirían ustedes "no tiene madre". Parece paradoja, verdad?, pero no, legalmente se llama "acoso" y deberías denunciarlo a la policía, como mínimo conseguirías que averiguasen desde que teléfono te llaman o, si lo prefieres, con la copia de la denuncia justificaría una petición de cambio de número de teléfono y que no apareciese el nuevo en los listados públicos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¿Tú de qué vas? Buena pregunta. No te fíes, como esas llamadas de extorsión telefónicas no va a ninguna parte. Ocioso, procede de la alteración de las facultades mentales que se suelen caracterizarse por la disminución de dichas facultades. Las cosas no están claras. Yo también quiero mi vida anormal que no siempre me dejan tener. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Aclaración al comentario: ... llamadas de extorsión telefónicas "va de intriga", quise decir. Con perdón.

    ResponderEliminar
  4. Siempre hay y han habido gente muy colgada, que disfruta con eso de las llamadas telefónicas del mal gusto. Ahora con los celulares o móviles se da menos, pero antes que todo eran teléfonos fijo y tiraban mano del listín ocurría con mucha frecuencia. También se les puede mandar directamente a la mierda, que a veces da resultado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El mundo lo robaron los sinvergüenzas.
    Y a nosotros nos dejaron las migajas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. En fin, hay gente para todo, y chalados... pues también. Y el tiepo, jeje, siempre quejándonos, pero es que es verdad no acaba de comportarse como debiera, por estos lares tampoco. Ya lo dice le dicho nunca llueve a gusto de todos

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Epa Malque! Hay que poner el identificador de llamadas y no responder a números desconocidos.
    También recuerda siempre que en llamadas de personas que no te cuadran confirmar primero la identidad de quien está del otro lado.

    ResponderEliminar
  8. Más que las llamadas de extorsión, me preocupa el color de las paredes de tu casa. En casa teníamos paredes blancas o a veces de un azul muy pálido que le daba un aspecto como de iglesia: desagradable, triste. Estuve duro y dale hasta que convencí a mis papás de que cambiáramos radicalmente, y pintamos cada pieza de la casa de un color diferente (siempre usando colores vivos) dándoles un efecto deslavado con un zacate; quedó con una onda muy rústica, que en combinación con los muebles de madera, le da un aspecto sumamente acogedor. Creo que eso ayuda a levantar el ánimo, así que quizás pueda ayudarte a no estar triste tan seguido. Que te valga madre el feng shui y dónde debe ir cada mueble y cada color, solo ponte creativa. Lo disfrutarás.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  9. Igual te aconsejo un identificador de llamadas, o cambiar de número y solo proporcionarlo a personas de confianza y agregar el identificador...

    Igual quiero que llegue la lluvia, abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Aquí en mi país El Salvador las extorsiones telefónicas son de lo más común en el mundo... es una verdadera pena, pero creo que al igual que tú, la mayoría de las personas ya dejaron de sentir miedo, ahora sólo se han convertido en ladilla. Ánimo, que la vida no se te convierta en rutina ¿ok?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No puedo creer que allá pase lo mismo que aquí. Han querido hacerle esa a mi mamá varias veces y ella asustadísima me llamó a mí y a mis otras hermanas a ver si todo estaba bien...
    Qué terrible...

    ResponderEliminar
  12. Que llueva todo lo que quiera, pero por la noche. Produce el mismo efecto refrescante y llena igualmente los embalses, pero no molesta. Es bonita esa imagen de ver llover a través de la ventana, pero es que hay que salir a la calle. Y mojarse. Y pisar esa baldosa suelta que te deja chupido el calcetín para el resto de la mañana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Son unos delincuentes que gracias a la desidia de los gobiernos se reproducen y nos arruinan la vida a los ciudadanos que vamos a trabajar.
    Por otra parte, tú tranquila, linda Flor. La vida es un cambio constante. Hay que ir surfeando las olas y seguir adelante.
    Un abrazo fuerte, mujer!
    P/D: Me encantó la foto que pusiste en el perfil de FB :)

    ResponderEliminar
  14. jejeje todo con calma, y desempacar de una las cosas, tanto fisicas como mentales, y el mañana existe, esta proyectado, es bueno a veces planear el mañana aunque es cierto que existen modificaciones
    saludos!

    ResponderEliminar
  15. Somos muy inconstantes, todo nos llega a cansar, en Invierno queremos calorcito y en verano frio, no tenemos remedio... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. con todo lo que tengo que hacer, yo quisiera que el día tuviese 24 horas más.
    besos.

    ResponderEliminar
  17. que mal rollo por lo de la llamada! esos hdp! que no quieren calzarse los zapatos y salir a buscar trabajo... "vivir como si fuera a mudarme" eso me encanto! no te preocupes por el mañana...

    ResponderEliminar
  18. Hola mi 'Malque' por acá ando aún, estamos igual con eso del calor y mi vida, mi vida como mi esritorio, un desastre y aún no me animo a volver al tren...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Mientras el miedo no te incapacite y todavía puedas ser conciente de los cambios a tu alrededor, no todo esta perdido u_u

    ResponderEliminar
  20. Será que uno termina acostumbrándose a todo lo atroz???

    ResponderEliminar
  21. Y toménselo con humor y cada uno elija su pared.. yo quiero la mía roja y verde!!

    ResponderEliminar
  22. Ese tipo de llamadas se hacen cada vez más frecuentes!!! La llovizna ha comenzado ayer! A mí me gusta! Sentir el frio en la cara, las gotitas de agua que te hacen parpadear cuando inundan el ojo! Uuuf hasta me parece romántico! Jejeje Mi vida no será normal en breve! Recibiré visitas!! Mi hermana y sobrino!!

    ResponderEliminar
  23. El color es importante para el ánimo.
    Ayer ya llovió, hoy el ambiente tiene un aroma diferente !!
    TQM !

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted
la MaLquEridA.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje