Páginas

viernes, 24 de mayo de 2013

Cuando no sepas que decir...

Algo de lo que me gusta de la mamá de Natalia es que conserva mucho de las costumbres de provincia.  La niña es feliz sin tantas comodidades ni extremos cuidados. Cuando le da fiebre le cura con remedios antiguos muy bien probados. Claro que si es algo más grave, el pediatra está a un click de llegar. El instinto materno sabe cuando hay que acudir al médico y obvio con la opinión de la abuela que sabe mucho de niños.

Nueris deja que agarre la tierra, el agua y si se moja la ropa se la cambia sin problema. Deja que sienta la textura de las plantas o el pelo del gato o de los chihuahuas. La niña agarra todo bajo su supervisión. Agarrar al cactus fue una llamada de atención porque ahora somos dos las que siempre andamos tras ella incluso cuando nos dice ¡No! para que no la sigamos.

La semana pasada -hacía mucho calor- La Bella andaba muy inquieta por la vacuna que le acababan de poner, entonces a su mamá se le ocurrió bañarla en el patio a pleno sol.

Me sorprendió cuando dijo que la bañaría fuera pero ver como Natalia estaba entusiasmada me quedé viendo como sin hacer drama le echaban el agua tibia en la cabeza. 

Todos veíamos como si de un gran espectáculo se tratara pero es que para nosotros lo era, perdemos tanta espontaneidad en aras de la comodidad que la vida nos da que disfrutar del baño de la Bellita nos hizo la tarde.

Natalia disfruta de la simpleza de la vida y eso me gusta. Sus padres le han comprado buenos juguetes pero ella prefiere jugar con su pelota o con un aro para hacer burbujas. Se entretiene jugando con los chihuahuas desdeñando el último juguete que le compraron.

Ojalá que siga así, aprendiendo a ser feliz con tan poco.










29 comentarios:

  1. Y en efecto, ojalá que siga disfrutando de lo bella que es la vida sin el falso maquillaje del mercantilismo. Un aplauso para la nuera por ese gran trabajo que esta haciendo :-)
    Van apapachos Malque ;-)

    ResponderEliminar
  2. jugando con los chihuahuas?? creo recordar que eran mal geniudos.. no??
    con cuidadoooo ...
    que la niña se divierta..
    besos y abrazos malque

    ResponderEliminar
  3. ojala se nos pegue un poquito eso

    ResponderEliminar
  4. Ese es el secreto, desde niños bien guiados.

    Tan hermosa la bella!!!

    ResponderEliminar
  5. Ella es feliz. Si alguien tiene que aprender a ser feliz somos nosotros, los mayores. Lo éramos pero elegimos mal el camino. Todo lo queremos, sobretodo lo superfluo.
    Por tus palabras se deduce que es un ángel. Disfruta de ella. La Bella. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. Es bueno mirar la vida sin maquillajes.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Que entrada tan bonita...Creo que me iba a gustar mucho la mamá de Natalia, si.

    Un beso para ti...querida Flor

    ResponderEliminar
  8. Los niños aprecian más que se juegue con ellos que los juguetes en sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuando recuerdo que nos entreteníamos y realizábamos batallas campales con cuatro palos...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Está claro que ese "NO" que dice la niña, lo lleva en los genes. Lo ha heredado de la abuela.
    Beso.

    ResponderEliminar
  11. Con poco o con un poco más, pero feliz :)

    Buen fin de semana, Reina

    ResponderEliminar
  12. lo mejor para cualquier niño es que disfrute de su infancia y sea feliz.
    besos.

    ResponderEliminar
  13. defecto de los mortales, crecer y darle importancia a las cosas que no se necesitan para ser feliz.

    ResponderEliminar
  14. Será una gran mujer !!
    Que bello post, se nota que estas orgullosa y feliz ! TQM

    ResponderEliminar
  15. Ante todo, gracias por tu visita, que me ha permitido conocerte.

    Tierno tu post y te diré que lo comparto plenamente, yo hacía lo mismo con mis hijos y de pequeños siempre les curaba los resfriados con vahos de eucalipto, vicks vaporub y cositas naturales y han crecido sanísimos (tienen 20 y 28 años y aún no han tomado antibióticos, imagina qué suerte).

    Eso sí, yo detergente he gastado más que nadie, jaja, por como se ponían de perdidos revolcándose por todos sitios.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Tenemos que frenar, entre más tenemos, más queremos, ya nada nos entretiene, nos llena y, si mirásemos unos poquitos de años hacia atrás, no digo muchos, unos pocos, nos daríamos cuenta que vivíamos perfectamente sin móviles, sin jabones de mil usos, el típico jabón lagarto y, si me apretáis mucho, el jabón de toda la vida, el de sosa y aceite de cocina quemado.
    Y la gente era más libre, hasta más sana.

    Feliz sábado.

    ResponderEliminar
  17. Ojala siempre disfrute con lo poco que avece es mas que mucho.
    Besos y para Natalia también.

    ResponderEliminar
  18. me recuerda mi bebe que juega con las cajas de sus juguetes, los empuja como carros o los arruma para armas fortalezas, =)

    ResponderEliminar
  19. El sentimiento de felicidad no es "estandar" es individual...
    un beso
    ¿Quién ha dicho que la felicidad va a estar en unos grandes almacenes y no en tu desván?
    Un beso de bodega

    ResponderEliminar
  20. Qué linda que te lleves bien con tu nuera :0)

    Los niños son así, tienen capacidad de disfrutar de las cosas simples. Mis hijas tienen los juguetes que piden, pero luego se divierten más dibujando o pintando, bailando, chapoteando en la bañera, o rebuscando en el despacho de su padre, aunque tengan de todo y no les sirva lo que hay ahí, lo divertido es encontrar "tesoros."

    Me encanta la actitud de tu nuera y si, una sabe cuando hay que volar al médico y cuando curarlas en casa, hasta de termómetro hace una ;0)

    Besito <3

    ResponderEliminar
  21. Querida Flon,
    Solo pase a dejarte un abrazote!
    besos de mil colores para vos.

    ResponderEliminar
  22. A veces tengo esa sensación, que los niños de antes eramos más "auténticos", vamos que la falta de juguetes moderno acentuaba nuestra imaginación, nuestrea capacidad de raciocinio... que jugábamos con menos ataduras y si nos caíamos nos levantábamos y eso nos servía de lección...

    claro que eso le debe pasar a todas las generaciones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Ah, que recuerdos, y aunque no soy TAN grande, me doy cuenta que esta clase de cosas se me van olvidando poco a poco D:

    ResponderEliminar
  24. Nada como una buena taza de cafe y tus letras para empezar muy bien mi dia, saludos Malque...

    ResponderEliminar
  25. Los niños son felices con las cosas simples, somo nosotros los viejos los complicados.

    Esta en una edad que no hay que perder un minuto y seguir con ella, luego crecerá y sera diferente.


    Besos

    ResponderEliminar
  26. No hay como tener un niñ@ cerca, es la alegría de la casa.
    Besos Malque

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje