Páginas

lunes, 13 de mayo de 2013

Todo es tan tan tan extraño

Desde los últimos días de abril todo ha sido extraño. Siento que estoy viviendo una vida que no es la mía. Las cosas que hago no tienen nada que ver conmigo. Estoy viviendo la vida de otra. Dicen que los cambios son buenos pero al mío no le agarro el gusto. Todo es tan diferente. La rutina no es la que solía ser. Hasta mi cama esta siendo otra. Las cosas ya no dicen nada de mi. Todo ha cambiado. Soy una extraña en mi propio cuerpo. Lo único afín con la de antes es mi necesidad de que vuelvas, a lo mejor eso es lo que necesito para que todo sea igual. ¿Qué me esta pasando? Ya quiero volver a ser yo, la de antes porque esta nueva no termina de convencerme. Quiero mi vida de vuelta con todo lo que eso implica. Sin importar que a nadie le guste la otra Yo. Épocas cambiantes vivo como estaciones del año que no encuentran acomodo en otros tiempos. Al paso que voy eso esta muy lejano. Mi casa, mi familia, mis amigos, mis mascotas todo es extraño. Mi computadora, la recámara, mis libros, el escritorio, todo habla del cambio de esta que no soy yo, del cuasi olvido al que las he confinado. Hasta mi forma de escribir ha cambiado. El sillón verde con muchos cojines y la sala son mi nuevo hábitat. Con poco vivo, con nada duermo. ¿Donde me perdí? Si alguien encuentra una Flor en mal lugar esa soy yo. Necesito a regresar a mi sitio. Elijo la opción de ser la que más me ha gustado, la de antes que sabía vivir con todo y su rebeldía innata, yo no nací para santa. Todo fue un sueño y ya quiero despertar de esta quimera de vida que no fue diseñada para mi porque yo no soy así. Intuyo que esa Flor -la de antes- no volverá y eso es -para mi- muy grave porque pierdo la opción de volver a ser lo que antes fui. Maldito insomnio que me introduce a mundos reflexivos y nada cuerdos en los que me sumerjo porque necesito pensar o muero de hastío nocturno. Continuemos con lo que hay que de eso se trata la vida y no hay más, sigues o te bajas en la siguiente parada.






26 comentarios:

  1. Pues vaya que sí tienes un ánimo cambiante; hoy estás perdida, ayer buscabas un amigo porque seguro te sentías sola y tras antes de ayer estabas que rebosabas felicidad. Para mí, lo mejor es la rutina; en donde ya sabemos todo lo que va a suceder y somos expertos en solucionarlo o por lo menos sobrellevarlo. Las otras cosas nos hacen sufrir o nos dan mucha felicidad; pero bien sabemos que hallar felicidad es como sacarse la loteria; o sea que hay muy, muy poquito.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Si eres rebelde lo serás hasta el final.
    Pronto volverás a ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Uno no cambia, solo evoluciona. Todos vuelven de todas maneras a su esencia, no te preocupes.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Todo es pasajero y a lo largo de su vida, el ser humano pasa por distintas etapas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No hay nada extraño en tu vida, naturalmente que es tu vida, no es la de nadie, lo que ocurre, y lo sé de fijo, es que desde los últimos días de abril tú diriges tu propia vida. A partir de ahora eres dueña de tus actos. Ella, la Magdalena, me lo ha confiado. ¡Enhorabuena!. Ya no te valen las excusas para decisiones tomadas de antemano. Sal a buscar tu sitio en esta vida de algunos sin complejos... Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. Dicen por ahi que perderse de vez en cuando es bueno para la salud y otras cositas. Tambien dicen que renovarse es vivir y tambien siguen diciendo otras cosas que no viene al caso.


    Besos

    ResponderEliminar
  7. Todo en la vida es cambio. Nada escapa a la ley natural de la impermanencia. Nada permanece a lo largo del tiempo y, menos aun, nuestra conducta que, como sabes, se sujeta a la experiencia. Con cada experiencia, nuestro criterio, nuestros puntos de vista, se resituan y, con ellos, domamos nuestros impetus, tomamos consciencia. Y, eso, nos hace cada vez mas completos, mas comprensivos, mas tolerantes, mas pacientes,... mas humanos. O, como poco, asi deberia ser.

    La vida es como una noria de feria:
    cuando el carricoche que montas, esta abajo, no te desesperes porque la tendencia es subir.
    Sin embargo, cuando estes arriba, procura no envilecerte o ensoberbecerte porque, tarde o temprano, tu carricoche volvera a bajar. That's Life!

    Observa objetivamente, experimenta en silencio, saca conclusiones y,... ya decidiras.
    Buen viaje al centro de ti misma.

    Bss.

    Sarva mangalam
    Namasté.

    ResponderEliminar
  8. Y lo que hay no es poca cosa, estoy seguro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. las etapas son complicadas hay que aprender a vivir con ello!!!

    ResponderEliminar
  10. ¿Insomnio? bienvenida al club.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. sí, hay que continuar aunque el sendero no lo elijamos nosotros. sólo nos queda disfrutar de los días soleados y las tardes templadas.
    besos.

    ResponderEliminar
  12. Cierto: La santidad no te cabe. Eres grito fúrico como decimos por aquí. UN beso. carlos

    ResponderEliminar
  13. Hay días donde me siento igual, me estreso, siento que el cuerpo no me hace caso, voy al gym y me masacro hasta tener control completo sobre mi propio cuerpo, hay algunas cosas que quiero cambiar pero no es fácil. Mientras tengo que continuar con lo que tengo.

    ResponderEliminar
  14. renovarse o morir dicen, disfruta mejor del cambio que cuando regreses a ser otra vez tú, hasta vas a extrañar la vieja tú jeje

    ResponderEliminar
  15. ¿ Será eso que se llama evolución ? ¿Y que otros llaman cumplir años ?
    O tal vez una mala racha de la que se sale del mismo modo extraño en el que se entra.

    ResponderEliminar
  16. Supongo que todos pasamos por situaciones parecidas, lo importante es no pelearse mucho con el asunto y seguir adelante. Nos aguardan sorpresas, con eso puedes contar. En realidad con eso podemos contar todos. Es más que seguro...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Animo Malque, solo son temporadas bajas de animo, ya veras que pasara, un gran abrazo....

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que a todo nos acostumbramos =) y puede que ahorita no te guste tu nuevo "tu" pero ya veras que te acostumbraras a el.

    Te mando un abrazote Malque!

    ResponderEliminar
  19. ya séeeeeee¡¡¡¡

    lo que necesitas es reinvención

    siii reinventarnos


    :)

    lo hacemos cada que escrib imos+

    ResponderEliminar
  20. Yo tengo ganas de bajar en la siguiente parada a cada rato... pero bueno, como tú dices es lo que hay, y tenemos que aprender a (sobre)vivir.

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Aunque la esencia permanece, podemos ser muchas a la vez. Y en ciertas horas desconocemos la que nos gobierna.

    En la siguiente parada Malque, te vuelves.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. T A M B I É N

    E S T O

    P A S A R Á ! !

    ResponderEliminar
  23. Cada cual tenenmos nuestro verdadero yo, aquello que hemos sido, aquello que queremos ser, y a veces ese verdadero yo no coincide con el actual, qué hacer, that is the question!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. ya se, son tiempos en los que uno debe de ver que hace, llevo un año sintiéndome así, me siento un extraño a pesar de regresar a casa... un gran abrazo y sobre todo Disfruta, pocas veces se siente esto en la vida...

    ResponderEliminar
  25. Animo querida! al igual que cambia cuanto nos rodea también nosotros sufrimos nuestros propios cambios. Formamos parte del Todo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Todos tenemos bajas en algún momento y al siguiente todo vuelve a la normalidad.
    Un abrazo querida Flor !!

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje