Páginas

domingo, 19 de mayo de 2013

Escucha... escucha

Soñar quiero pero dormir no puedo. Escucha con atención al sonido de tus pensamientos. Entiende lo que te quiere decir ese insomnio permanente. Preguntate que sucede en tu interior. Cual es la causa de tus desvelos. Ahonda en lo que te esta haciendo pensar. Difumina todo rencor y olvida. ¿Que pasa? ¿Que hay en ti que no te deja dormir? Medita e intenta llegar a la verdad y si es que la sabes haz lo que debas hacer. Intenta dormir sin nada que te dañe. Piensa en cosas lindas. Para dormir puedes recordar el canto matutino del zenzontle o el trino de ese pájaro que por las mañanas inunda tu recamara. ¿Recuerdas al petirrojo haciéndole la corte al pájaro negro sin miedo al que dirán? Son libres, son pájaros. Tu también eres libre porque tienes la oportunidad de caminar por las calles sin que te lastimen las miradas. Asi lo decidiste. Recuerda la ultima vez que montaste a caballo. La sonrisa de tus hijos fue contagiosa. Duerme escuchando tu corazón, ¿Como suena eh? Evita los malos pensamientos y las ausencias que te hacen estar en una duermevela continua. ¿Donde te perdiste Flor de Maria? Busca tu paz interior en esa cara frente al espejo. Recuerda que todo es un ciclo y ¡duerme por dios! De todos modos la vida sigue y tus desvelos te están haciendo daño. Todo pasa y nada queda, ¿Recuerdas? Duerme. Mañana puede ser el día y todo habrá pasado. Hasta mañana,¡Ah! Y no tomes pastillas para soñar no funcionan para ti. Besitos, Bye.

10 comentarios:

  1. Dormir.... como máximo anhelo...
    Que frágiles somos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que lindo post.
    Tendremos que hacernos muchas preguntas, seleccionar bien las respuestas y tomar las decisiones adecuadas.

    Uf, cuanta tarea.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Son buenos consejos y mejores propósitos. Y muchas preguntas, demasiadas tal vez. Sería maravilloso tener respuestas para todas esas preguntas... pero hay un problema en cada sueño de larga duración: las ganas de mear. ¿Cómo retomar el sueño después de mear? Esa es la pregunta quizá más importante. Sin esa respuesta no hay sueño que merezca la pena por inconcluso. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Demasiados fantasmas, como para poder dormir en paz...

    ResponderEliminar
  5. La mente, ese sitio que nos esclaviza, que nos priva del sueño...nuestro pequeño infierno.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Dormir y meditar sanan, espero que

    tengas dulces sueños y mucha salud,

    querida amiga. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Como te entiendo ...querida. No sabes cuanto...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito, nunca le he sacado unas frases tan buenas a mi insomnio como estas!, Yo lo padezco desde el 2011, intente resolverlas con pastillas pero me atontan, probé tizanas, matecitos, posiciones y muchas cosas más, pero si el insomnio me abandona un día regresa al día siguiente, he aprendido a tolerarlo.

    ResponderEliminar
  9. Pero miiira que soy retontaaa!! cómo no me pasé antes por aquí, una a darte las gracias por tus visitas y ahora dos veces por estas palabras tuyas.. Mmmm qué razón tienes, a veces lo que necesitábamos es un buen martillazo para dejar de pensar, apagar el cerebro como si fuera un PC... ¡¡zaass!! desconexión total ;))

    A veces es verdad que la vida zurra duro, pero aun así sieeempre hay algo hermoso en lo que recrearse antes de cerrar los ojos... algo que sirva de antídotos a esas telarañas que nos salen en la cabeza mientras el techo crece y crece a lo largo de la noche interminable en la que nos das por ser búhos:))

    A mi me ocurre poquito, pero a veces me ha ocurrido así que haz copias de esta receta tuya y empapela el mundo con ella :))


    Un placer leerte, en seri, me ha encantado.

    Un abrazo grande BIENQUERIDA :))

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje