Páginas

miércoles, 5 de noviembre de 2014

¿Escribiste hoy algo para mi?


Llevo varios días sin tomar las cápsulas verdes que me ayudan a conciliar el sueño. Necesito tener la mente clara para pensar en como salir de este círculo vicioso en el que estoy metida desde hace ¿cuánto? ¿tres meses? ¿cuatro? npi

  1. Y pienso en él,,
  2. en su forma de acariciarme la cabeza cuando cree que estoy dormida.

  3. Y pienso en ella,
  4. en que dejará de ir al concierto y de no ver a su novio por llevarme a la terapia.

  5. Y pienso en Bella,
  6. en la forma que ayer se escondió tras de mi para comer un dulce y su mamá no la viera.

  7. Y pienso en dios,
  8. y pienso cada vez más en él.

  9. Y pienso en mi amigo,
  10. en que quiero mandarle un mail para decirle que no lo olvido pero no sé si reciba las notificaciones en su celular y si lo oye su esposa, puede que no le guste saber que alguien se acuerda de su marido en las madrugadas.

  11. Y pienso en ella,
  12. en cómo su presencia vino a romper la vida de dos que juraban amarse hasta la muerte.
Y pienso en mi perro,
que me quiere pero me muerde.
  1. Y pienso en ella,
  2. en que ya no me comenta y pienso cuál será la razón pero no la sé ni creo saberla algún día.

  3. Y pienso en ella,
  4. en la forma en que se está convirtiendo en mi confidente otra vez.

  5. Y pienso en mi bastón,
  6. en que van dos días que salgo sin acordarme que existe.

  7. Y pienso en él,
  8. cuando me pregunta qué pienso,
  9. tan fácil como leer mi blog.

  10. Y pienso en él,
  11. en el secreto mejor guardado.

  12. Y pienso en él,
  13. en que no quiere llevarme a la terapia porque no cree en ellas. 
  14. Entonces me enojo y me empieza a doler la cabeza porque quiero irme sola pero no me deja.

  15. Y pienso en mi madre,
  16. en que un día como hoy empezó a morir con mi imagen grabada en sus pupilas.

  17. Y pienso en él,
  18. en que bien vale la pena vivir un poco más.

  19. Y pienso (imagino) que ella es tan feliz,
  20. y en esos dos seres en el ocaso de sus vidas a punto de sucumbir porque su destino se cruzó con el de ella.

  21. Y pienso en él,
  22. en el hijo que es un enigma para mi su existencia.

  23. Y pienso en él,
  24. y voy a su blog para ver si ya publicó y si escribió algo para mi.

  25. Y pienso en ella,
  26. y la forma en que me dijo que  el mejor pago para Laura, era mi sonrisa.
Y pienso en él,
en su extraña forma de amarme.
  1. Y pienso en mi,
  2. casi nada pienso de mi.

  3. Y pienso en él,
  4. en como se está convirtiendo en un extraño.
  5.  
  6. Y pienso en ella,
  7. en su forma de lanzarme puyas y así sacar el orgullo 
  8. pero en vano fue, no supe escribir nada.

  9. Y pienso en que si me voy,
  10. no pueda dejar botada mi responsabilidad de abuela
  11. y si me quedo
  12. no encuentro la salida.
  1. Y pienso en ya no compartir mis escritos en ningún lado
  2. así menos gente se entera que estoy loca.
  1. Y pienso en ella
  2. y en ella,
  3. y en ella,
  4. en que no he ido a sus blogs y voy rapidito porque va amanecer y no he dormido nada.  Nobleza obliga. No sé qué signifique pero se me acaba de ocurrir. Lapsus idiotus de las cuasi cinco de la mañana.
Y pienso en esos números,
de la izquierda que no sé de dónde chingados salieron
y que no puedo borrar.
  1. Y pienso en que debí haberme tomado las cápsulas verdes que me ayudan a conciliar el sueño porque tal vez dormida piense mucho mejor y ya  no me duela la cabeza, sin pensar que dormida no se piensa pero se olvida.



















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales