Páginas

viernes, 21 de noviembre de 2014

Conmigo no anda el hambre

Digamos que estoy perdiendo la capacidad para comunicarme. Con ustedes no porque lo hago a través de las letras. A menos que me quede sin manos -¡toquen madera ¡rápido!- no dejaré de ¨hablar¨ con ustedes mis muy queridos y amados hermanos como dicen los sacerdotes en su hipócrita homilía.

Es con las personas que viven de este lado del monitor. Las que tienen la suerte de escuchar mi voz -favor de no reírse- de aeromoza. Decía mi amigo Pepe cuando hablábamos por teléfono que así la tenía o igual que las que hablan por micrófono en el super-. Saludos Pepe do quiera que estés. ¿Cuánto hace que no escuchas mi voz de chilanga? Si quieres encontrarme ya sabes donde estoy dice Sabina.

Digamos que el volumen de mi melodiosa voz ha bajado de decibeles. Susurritos de Flor. Petalitos de azúcar tus palabras en mis oídos. Chido ¿no?

Nadie me escucha carajo.
¿Barry? ¿Laura? ¿Bruno? ¿Bella? ¿Somebody? ¿Alguien?

La voz de ratón -como decía Patricio que se escuchaba- Saludos Patricio do quiera que estés. No se escucha más. Ratoncito de buhardilla eres tan esquiva. Quien pudiera ser ella para dormirme en tus brazos.

Voz de niña, la tienes tan dulce -no puedo decir quien me decía así. Hay cosas que las esposas no comprenden como por ejemplo que los esposos pueden tener amigas sin que haya una relación sexual de por medio- así las cosas mi niña.  Mejor te elimino de mis contactos, no vaya a ser el diablo y no sepa explicar que haces en mi teléfono.

¿Hablo quedito o no me entiendes?

Tengo voz de mi hermana. 
Cuando escucho mi voz grabada, soy ella. Pausada, tranquila, suave, como la tienen las señoras de pueblo. Tanta calma no cabe en mi. Yo sin que suene a menosprecio, tengo voz de tirano. ¿Quién me va a hacer caso si termino hablando como ñoña o dulce abuelita?

Digamos que estoy perdiendo la voz. 
La capacidad para comunicarme se está extinguiendo -como la llama de amor de un poeta trashumante que dice que me quiere pero luego ya no- en el laberinto crónico de un ya no saber porque no entiendo de qué va. 
Suerte de musa tengo yo.

Y luego no seré yo quien calle.

Digamos que estoy perdiendo la capacidad para comunicarme. Y digo yo que algo hay que hacer. Hablar con las manos, ¡ay no!.Parecerá que tengo parkinson y eso no, ¡jamás! ¡nunca! Por cierto, hablando de parkinson, estoy pensando seriamente -sábelo si me estás leyendo- en escribir el monólogo que sugeriste para representarlo en la asociación.

Si hablo con los ojos parecerá que estoy drogada. Uno por un lado y el otro por otro. ¡ay no tampoco!

¿Y si hablo con caricias?

Nel, no puedo andar acariciando a todos por ahí, qué van a pensar de mi, que soy una mujer fácil y no no no no no, es no, antes muerta que facilota.

¿Qué voy a hacer cuando mi melodiosa voz no se escuche más? Nadie me va a temer. Pasaré a ser una niña-aeromoza con voz de ratón a quien nadie le hará más caso.

Como dice Emilio -quien no ha tenido la suerte de escucharme- ay.

Este post que empezó hablando de la pérdida de mi voz, terminó siendo una apología a mis adorados amigos. Los poquititos con los que he podido hablar y más allá de pensar a veces que son producto de mi imaginación, existen para suerte mía.











20 comentarios:

  1. El silencio es una gran virtud Malque.
    Yo cada día lo aprecio más.
    Para lo que suelo oír mejor que no me digan nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se Toro, no se.
      me desespero mucho que no me entiendan. Si ya era solitaria y callada, ¿te imaginas ahora?

      No se.

      Beso mi Toro

      Eliminar
  2. Tu afónica y yo sordo, podíamos poner un puesto para vender sardinas en el mercado... No sería mala idea. Pienso. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eh?
      Si en Mexico nos ponemos a vender sardinas, moriremos de hambre. Digamos que podríamos vender otra cosa, nomepreguntesque y saldríamos de pobre -yo-.

      Beso

      Eliminar
  3. Uy malquerida, esperemos que lo de la voz sea algo pasajero, aunque bueno, siempre encontrara uno la forma de cominicarse y de hacerse entender con los seres queridos ¡va buena vibra Malque!!

    ResponderEliminar
  4. Nel, no lo es. Es una consecuencia de....

    Besos Gabrielucho

    ResponderEliminar
  5. Tú encontrarás la forma. Siempre la encuentras. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, soy la MaLquEridA, o sea siempre encuentro la forma de hacerlas.


      Beso cariños a los bichos

      Eliminar
  6. Bueno, de momento me conformo con que no pierdas los dedos y puedas seguir escribiendo así de bonito jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Y si los pierdo me queda la nariz :P


    Beso

    ResponderEliminar
  8. No te preocupes por la voz, Malque; que aún si tuvieras una voz de trueno como la mía, si no dijeras las cosas que dices por aquí, en tu blog, sería irrelevante hablar.

    ResponderEliminar
  9. Hacer una infusion con hojas de eucalipto, agregar unas gotas de limon...

    Pero a veces es mejor no ser escuchado y mucho mejor es no escuchar

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hay muchas formas de comunicación, encontrarás la adecuada.
    Besos amiga, buen finde

    ResponderEliminar
  11. A veces no hacen falta las palabras. Levantas el dedo corazón y en paz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Seguro que alguna forma encontraras, todo es cuestión de ir experimentando, aunque a veces mejor no hablar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Mal please nos lees un poema y lo cuelgas en tu página :)

    ResponderEliminar
  14. tu voz existe.
    hables alto, hables bajito, siempre será reconocible por tu entorno.
    creo más bien, que tu silencio los haría entrar en pánico.

    besos.

    ResponderEliminar
  15. Tu voz es como tú, evoluciona sin dejar de ser especialmente tuya.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Disculpa, me equivoqué al escribir el comentario. Lo que te quería decir aquí es que los logopedas hacen milagros con la voz, ayudando a quien lo necesita. Busca información, alguno podría ayudarte. Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje