Páginas

sábado, 30 de mayo de 2015

Otro buen día para escribir

(Desde el Diván de la Marmota corrijo entuertos y lamentaciones. Vamos que usted ya sabe de qué va cuando me pongo seria).

Lamento haber hecho blanco de mis sarcasmos a Toro y a Emilio. Ellos tienen la culpa pa´ qué me aguantan tanto. Para qué escriben a primera hora cuando mis ojitos se abren. De todos modos siempre según el estado de ánimo, soy culpable de algo. Cerebro diezmado por las culpas ajenas. Lastres sin razón preñados en mi espalda.
¨Maldita dulzura la tuya...¨ Calla Enrique calla.

Tú y yo, amor conyugal.

Amanecí deteriorada mentalmente. Absorbí en el sueño profundo los ecos casquivanos de mis ausencias. Explicado está. Acusación manifiesta. 

Estoy pensando seriamente en acogerme a algún plan de ayuda del gobierno. Esto no puede seguir así. En casi cuatro semanas de adquirir el medicamento a valor real nos estamos quedando en la inopia. Duele decirlo pero no hay dinero que alcance. No quiero seguir sangrando a mi familia. Ahorro el último quinto solventando lo que puedo sin pedir socorro. Benigno adagio de amor filial. Llegado el límite me agarro de un clavo ardiente. No pido ayuda ni la quiero de nadie porque nadie es culpable de lo que me pasa. ¿Por qué tendrían que pagar por ello? Soy burda y cruel. Lo admito. Ser dura es lo mejor. Sentadita -para no dejarme ver vulnerable- desde mi pedestal les digo No gracias. 

El gobierno me vale madre. Obvio claro el gobierno no paga esas ayudas, son los contribuyentes. ¿Contribuyentes dije? ¡Oh no! craso error en el que viví por pocos instantes. La ayuda que desdeño proviene de quien no la acepto. 
Lavado de cerebro inmediato. Ponte a trabajar Flor de María. (Mejor duérmete).

Mejor y peor ¿Por qué siempre divido todo en mejor y peor?

Pobre pobre lo que se dice pobre no soy. Tampoco rica. De hambre no me muero. Saco dinero debajo de las piedras pero ya las agoté. No hay más. Requiero de un terreno grande y vasto para fines curativos.

La señorita médica ha sugerido mil veces que trabaje desde casa. Estoy mal del cuerpo pero no de la mente -¿en serio?- puedo trabajar con la computadora que siendo ciertos es lo que me gusta. 
No soy cínica ni comodina pero defiendo lo poco mío que es la libertad. Estoy encerrada en estas cuatro paredes. No es mi prisión, es mi casa. Dentro de ella soy libre, hago lo que quiera. Si me pongo a trabajar no me quedaría nada. Tendré barrotes en la mente. Esclava cínica del tiempo lo manejo como se me da la gana. Es lo que tengo. Encerrada en la movilidad inamovible cerceno obstáculos para dar el siguiente paso. Nadie marca mi sendero apócrifo de libertad. Mío es, igual me da.
La próxima vez que vea a mi terapeuta favorita le explicaré la sin razón de no querer trabajar. Ahí se dará cuenta que no soy todo lo inteligente que ella me piensa.

Lo bueno y lo malo viene en paquete. Tozudez extrema en cabeza de burro.

Dueño de mi cuerpo, el pp se solaza en mi. Me posee a su antojo. Malnacido hdp. Dueño de mi habla, de mis pies, de mi todo acudo a mi mente para escapar de sus garras invisibles. No puedo, no quiero, no deseo empeñar el cachito de lucidez que me queda. Seguiré viviendo a expensas de Barry pagándoselo con un poco de buen amor y humor. Prometo solemnemente reírme de todos sus chistes.

¨Sácame de aquí, no me dejes solo...¨

Barry sabe que amo la libertad, me comprende y apoya. Me repito a mi misma que no soy cínica. Pudiese ser que alguien me comprenda si se pusiera mis zapatos pero eso no será. Nunca nadie por más que lo quiera se puede poner en los zapatos de otro.
Alabado sea el dios de Barry que le ayuda a darme más de lo que puede dar.
¡Hey! ¿Y si nos vamos al carajo tú y yo solitos?

¿Soy floja? No. Cumplo con las obligaciones manteniendo mi casa limpia. No como antes pero ya nada es como antes. El ayer agonizó en los brazos del recuerdo.

Síndrome de abstinencia. Larga vida a él Milady.

He comenzado hoy el primer día de abstinencia forzada. Podría quejarme de la lluvia que cesa apenas unas horas y luego vuelve a caer sin dar tregua pero no lo voy a hacer (lo de arriba no lo es según mi punto de vista. Es una plática entre cuates).

Desde que puse los pies en el suelo he andado haciendo algo. Tendí la cama -el edredón quedó derechito y sin arrugas- lavé a los perros, saludé a mi gato, arreglé los trastos pero ya me cansé. Por eso escribo. Stop Jani, para un momento. ¿Y si descansas la lengua?

Tú eliges si es complicada o no la vida. Sin ser tuya la tienes en tus manos.

Lo más difícil que me espera en el día es sacar la bolsa de la basura porque debo salir a la calle. Hoy es sábado.
Luego está bañarme con cuidado pa´no azotar. Comer -eso es facilísimo- y leer. La llevo de gane.

Exhibo mi vida -al fin que ni me conocen- dejándola al descubierto. Seré o no juzgada por ello para bien o para mal. Elijo la libertad de publicarla o no. Hoy toca si si si.
No pido misericordia para mi insano proceder. solamente quiero escribir porque si no muero. Y si muero, pues me morí y ya. 

Tengo la receta para ser inmortal (por lo menos en la memoria de Natalia). Como en toda dieta, empiezo el lunes. Sin hacer planes tengo claro mi cometido.

Cinismo o no soy un poquito más libre hoy. Mis dedos dijeron lo que pienso sin dañar a nadie. Coordino el cuerpo con el pensamiento. Dualidad ignota. El alter ego y yo en armonía antinatural siendo yo.

¨Ódiame por piedad yo te lo pido...¨ Shhh.

¡Ahhh Virgen de los Amnésicos Testarudos lo acabo de recordar! ¡Si tengo trabajo! ¿Cómo pude haberlo olvidado? Trabajo de lunes a viernes y no lo recordaba. Ya no me siento chinche plana.














27 comentarios:

  1. Sigue escribiendo y sigue haciéndolo así, transmitiendo todo lo que sientes en cada momento.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. odiame sin medida ni clemencia
    odio quiero mas que indiferencia por que
    el rencor quiere menos que el olvido♪♪♪

    tienes razón en eso de que como no te conozco, no sé si reírme o no....pero me he visto reflejada en muchas cosas que escribiste hoy!

    saludos! =))))

    PD: las medicinas están por los cielos!!!!! =(((((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blah hombre, tú ríete aquí que no me ofendo por ello. De eso se trata, de reír aunque casi nadie lo haga en mi blog vertiente de tristezas.

      :)

      Eliminar
  3. Yo te entiendo bien.
    Si no escribo me muero... aunque si escribo, también....

    Y nada de misericordias, ni compasiones... yo no las soporto tampoco.
    Prefiero que me insulten antes de que me compadezcan.

    Y me gusta que seas brava, y que me digas lo que te apetezca, con sarcasmo o con lo que quieras. Porque esa eres tú.

    Y adoro que seas así.

    Requetebesazo hoy.

    ResponderEliminar
  4. Fiuuu Toro, me has quitado un peso de encima.

    Te brindo los tres primeros pasos de hoy.

    ¡A tu salú Torito!

    ResponderEliminar
  5. tu vida es igual de prosaica que la vida que llevamos cada uno de los que te leemos y por eso mismo nadie debe juzgarte.

    lo de la atención de salud proveniente del gobierno es, al parecer, lo mismo en todos los países: los médicos te diagnostican muy bien pero no hay medicinas disponibles al bolsillo de cada paciente para tratarse y es que el negociado de los grandes laboratorios no lo permitiría.

    besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Eso es todo Pirata!

    Besos con aplauso incluido.

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga, cada uno lleva sus cruces, en nuestros espacio volcamos todo
    Solo un consejo, antes de despedirme, los planes los pagamos los contribuyentes, cuantos pagaste? hoy te toca. Estas en tu derecho
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. esta pasión , como turca, de escribir no halla remedio ni para bien ni para mal. Así que sin peligro de morirte antes de llegada tu hora, (cosi fan...!), .........sigue escribiendo, Malque


    besos

    ResponderEliminar
  9. Me quedo embelesada, Malquerida, (¿Por qué Malquerida?) leyendo lo que escribes, identificándome contigo y envidiándote por ese Larry caído de tu cielo que con tanto amor te cuida y te protege.
    No sé lo que te pasa y recorro tus renglones tratando de averiguar sin apenas conseguirlo.
    Sea como sea, el caso es que leerte es como pasear por un huerto mojado de lluvia después de que amanezca.
    Leerte me reconforta.

    ResponderEliminar
  10. NO hay compasión, sino afinidad del dolor humano. Cómo no leerte y sentir una espina en la piel, cuando te desnudas, si es que tu dolor, encarna el de todos. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  11. No queda resquicio a la compasión cuando todo está desbordado de admiración ... leerte/os es admirar el coraje de los corajudos MALQUE, FIN. Deberías ponerte de nombre Speedy ( de apellido eliges entre González/Corre caminos o la bala humana ;) el que no uses se lo dejas para TECLA que como tú corre con su mente más y más bonito que nadie en toda la galaxia aunque su cuerpo tb. le duela un poquito y a ... XAVI, él es veloz como un rayo aunque lleve su alma arrastras (lástima q para ella ni el gobierno tenga subvenciones) los tres corréis más que el viento en letras... tú además eres equilibrista porque te enrabietas en letras sonriendo a la vez que lloras porque no quereres mojar a nadie con tus lágrimas y por eso antes de que lleguen al suelo ya las has recogido y con dos manotazos, estiras el edredón, planchas al perro y le estampas un beso en todos los morros a tu BARRY:))
    Trabajas, ya lo creo que trabajas cielo! y cómo buffff!!! gracias por enseñar a correr a las tortugas mentales que como yo solo saben soltar estupideces cuando leen cosas ante las que no debería decir nada más que jooo! queée tía! jaja

    Muaaaaaaaaakss! enorme guaapaa! reparte besos con todos los amigos del club de los corajudos si te sobra algo por favor... como ya es domingo en lugar de sacar la basura ... ( te toca besuquear aun más a BARRY ;-)

    ResponderEliminar
  12. Mira que olvidarte que trabajas de Lunes a Viernes...
    Eso prueba que no es un trabajo tan duro de llevar... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Nosotros no podríamos odiarte ni queriendo, Malque. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  14. Compadecerte ni que te compadezca más bien no sirve de nada. Todo lo contrario, lo que sirve es para que los enemigos se alegren. Tú a lo tuyo a seguir escribiendo y a deleitarnos.

    Besos Malque,

    ResponderEliminar
  15. todos los días son excelentes para escribir

    ResponderEliminar
  16. Piedras al gobierno, piedras para ablandar su corazón de piedra...

    ResponderEliminar
  17. Yo ando en las mismas, medicamentos que comprar, suplementos, estudios... no hay dinero que alcance.

    ResponderEliminar
  18. Siempre es bueno leerte, una buena manera de autoleerse tambien. En todos tus estados. Hasta los lipidos. Un gusto y sigue pa delante.... Beso

    ResponderEliminar
  19. Tienes un don para escribir y crear empatía que no compasión.
    Eso creo yo.
    Y tu autenticidad se aprecia.

    Es una vergüenza lo de los medicamentos,caradura de políticos...

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Voy a dormir y regreso, tengan un poco de paciencia a mi natural parsimonia.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola Flor de María. Compasión, no, tal vez admiración por como eres y como cuentas tu día a día.
    A mi me gusta leerte porque eres divertida a pesar de tus dolores. Y hasta creo que tus dolores se rinden a tus pies. :-)
    Saludos y abrazo grandesssssssssss

    ResponderEliminar
  22. Me gustaría robar la libreta de anotaciones de la señorita médica, solo para saber si ella ya encontró un rumbo o estamos todos a oscuras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje