Páginas

martes, 2 de junio de 2015

A un lado de tu olvido

Él piensa que decir que escribo desde El Diván de la Marmota es ofensivo porque me refiero a mí misma.
Tengo un humor de la chingada. Mis frases salen de ese humor. Negro para muchos, jocoso para mí. El humor que manejo pocos por decir nadie lo entiende. Hago chistes del pp pero no se ríen. Hacen bien porque saben que puedo mandarlos al carajo a este ritmo. La sanación verdadera comenzará cuando sin menoscabo al autoestima deje de lamentarme de mi suerte infausta.  Ya empecé. ¡Alto! Que no echen las campanas al vuelo, de ahí no paso. 





Esa frase como todas las que se me ocurren surgió un día que no hubo terapia. Estuve sola. No quise hacer nada y me quedé recostada en el diván escribiendo. Me vino a la mente una marmota y ya es todo. Desde mi sillón favorito surgió esa frase que a Él le parece ofensiva. ¿Qué le parecerá la que se me ocurrió para título de este post? Al rato le pregunto para que no se queden con el pendiente.

Tengo problemas con el autoestima. Las terapias con la psicóloga son para hacerme ver de alguna manera que soy valiosa para algunos empezando por mí. No soy marmota ni perro sin patas ni chinche plana. Soy un ser humano, eso sí vinculado al dramatismo intrínseco que me define.

Es un arduo trabajo hacerme ver un ser valioso. Algunas veces me siento en la cima del mundo y ¨algotras¨ soy casi casi un gusano atropellado. Acompañada con el complejo de culpa y los deterioros normales del pp en ocasiones me siento fatal. Otras soy un robot tipi tipi tom tipi tom. Ni  hablar. Así me siento ¿qué quieren? No puedo pensar positivo carajo. ¿Cómo le hago? No es nadita fácil ser yo.

Todos los días es empezar diciéndome que soy una reina que todo lo merece. Cosa es querer dar un paso para que el sol se esconda tras las faldas de la impotencia. Caigo otra vez al abismo del nosirvoparanada. Giro la rueda. ¿Cómo amaneciste hoy? Acostada y en ayunas. 
Así lo digo. La forma en que me siento. Aquella ocasión una marmota. Hoy soy un zombie al ritmo de Salvavidas. Serlo no es tan malo. Si fuera bueno no lo sería.

¡Deja de denostarte! Ya ya voy, está bien. Soy un ser de luz... apagada.

Si la marmota supiera que me comparo con ella se pegaría un tiro ipso facto. Gracias al dios de los obscenos falta mucho para que las marmotas piensen. No cargaré sobre mis hombros con su extinción y eso compañeros es de aplaudirse.

Durmamos.















25 comentarios:

  1. Tb yo voto por ti .. a ojos cerrados;)))
    Acabo d verte tb allí jaja mil gracias!

    Y ¿sabes una cosa? .. para que veas lo que quiero yo a las marmotas,
    Cuando mi hija era peque, ahora lo es pero antes era más, para mi al menos ;) Sieempre, siempre al ir a despertarla la llamaba marmotita .. mi querida marmotita, porque dormía ... y dormía y ... dormía con tal cara de felicidad además que si no fuera porque tenía que comer, no la despertaría jamás ;))


    Así que quiérete por favor... sé que sí, pero queda mal decirlo ;-)
    Además, si nosotros sin conocerte ya te queremos ...
    ¿A qué esperas marmotina? Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss!!!!

    ResponderEliminar
  2. Levantarse sintiendose reina ... ya me gustaría a mi Malque ..
    Para mi es tal vez el peor momento del día . últimamente ..y como las marmotas dudo mucho que sepan manejar un arma , tranqui no se pegará tiro ... alguno
    y si es como yo seguro que se dispara en su pata jajajaaaaaaaaa
    .. me sacas una sonrisa del alma .. te juro y que bien me sienta leerte cuando en lugar de gusano una se siente ( o la hacen sentir) un p.. trapo

    Un abrazo enorme ... desde esta orilla .. no tan distante en el alma

    ResponderEliminar
  3. A pesar de que dices no ser una persona positiva, el humor es una herramienta muy poderosa para que las vicisitudes de la vida no te ganen la batalla. No dejes que nadie te lo quite. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  4. Tienes facilidad para escribir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Puf.... Malque todos tenemos caras de marmotas y marsopas. Hay días y días que mejor ni levantarse. Pero vamos pa delante que pa atrás ya hay bastante . besos

    ResponderEliminar
  6. Iteresante.

    "Él piensa que decir que escribo desde El Diván de la Marmota es ofensivo porque me refiero a mí misma.
    Tengo un humor de la chingada. Mis frases salen de ese humor. Negro para muchos, jocoso para mí. El humor que manejo pocos por decir nadie lo entiende.

    Pregunto: ¿Es bueno o malo que nadie entienda tu humor? Igual es mal humor, o humor negro y a nadie interesa... Igual la gente que te rodea te quiere e interpreta lo que le interesa libre de culpas...

    Las personas que te leen les gusta lo que escribes... Eso es todo. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Disfruto cada palabra de tus textos. Me parece admirable que aún con todo tengas humor, ese maravilloso humor, negrito es verdad, pero increíblemente agudo. Tienes una mente que vaya, cualquiera se quisiera esa lucidez. Adelante Querida Malque, eres lo máximo, con pp y todo.

    ResponderEliminar
  8. La autoestima está sobrevalorada. Y el sentido del humor demasiado encorsetado. Hemos de estar en el lado de las marmotas, siempre. Mírelas como se rien para sus adentros de lo consuetudinario. Salud.

    ResponderEliminar
  9. Yo soy marmota y tengo malhumor hasta las dos de la tarde, y a veces hasta más. Pero todo es por culpa del puto sueño, del que paso porque no duermo. Como he dicho más de una vez, cada uno a su bola, y no hay más.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. ya quisiera yo ser marmota, y una como tu, con la facilidad para escribir, qué envidia me das!

    =)))

    ResponderEliminar
  11. ya quisiera yo ser marmota, y una como tu, con la facilidad para escribir, qué envidia me das!

    =)))

    ResponderEliminar
  12. La autoestima y la madre que la parió.
    Yo no valgo nada.
    Y cada día que pasa, menos.
    Y qué?
    Que se queden la autoestima los que la necesiten.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. A mí es que me dan luz los seres apagados fíjate...
    La otra luz,la de la perfección me molesta a los ojos.
    Y los egos subidos me dan alergia.

    Me gusta leerte,por eso vengo.
    Obligación ninguna.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. por muchas limitaciones que pueda tener una persona, no deja de ser valiosa.
    un día uno puede sentirse una marmota y al día siguiente un tigre; lo importante es que siempre hay un día nuevo para disfrutarlo e intentar ser feliz sin dejar que nada ni nadie lo estropee.

    besos

    ResponderEliminar
  15. No sé si Jorge Drexler, te gusta ... ya sé quén pero hoy te cambio la banda sonora

    Gracias por levantarme el ánimo a la mañana

    un abrazo de oso o de marmota... de tocaya a tocaya

    https://www.youtube.com/watch?v=DjzgjhSJ2Oc

    ResponderEliminar
  16. Ojalá pudieras verte con los ojos que te vemos los demás. Se acabarían tus problemas de autoestima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Me encantan las marmotas.Las descubrí en una larguísima excursión en el Valle de Arán.Ahora se han vuelto más asequibles y no hay que ir tan lejos para verlas y darles una zanahoria que comen con avaricia.
    Así que he recibido tu relato con una amplia sonrisa. Todo lo que escribes muestra tu valía, tu sensibilidad, tu valentía y tus dotes literarias.Paso un rato agradable con tus letras. Y, si yo te admiro y te quiero, ¿por qué no has de quererte tú misma y valorarte?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Flor de María. Pues menos mal que eres marmota si no. Yo me lo paso muy bien leyéndote. Muchas veces me haces pensar y por ello me haces sentir bien. Aprendo mucho de ti. Das lecciones de vida. Bueno, pues dichosa marmota que me ayuda a seguir pensando que la vida es dura, pero a la vez es blanda y alegre.
    Saludos y abrazos enormessssssssss

    ResponderEliminar
  19. La autoestima no es un valor estable, sube y baja y a veces baja y baja.

    Me gusta leer lo que nos cuentas, me conmueve siempre, me descoloca a veces, me hace sonreír también en muchas ocasiones, pero nunca me deja indiferente.

    Envidio a las marmotas, desde siempre tengo sueño ligero y duermo muy poco, pero me levanto de buen humor, porque necesito consuelo.

    Decía Churchill, muy inglés él, que...

    ...La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son.

    Imaginación y humor hay bastante por aquí, y fuerza para no rendirte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Malque , probablemente no muchos entiendan tú humor , pero a mi si me gusta,a final de cuentas cada quien es libre de darse sonrisas como sea o no? Hasta las marmotas un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Bueno, lo compensas con tu sentido del humor... :)
    ¡Animo y palante! :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  22. Tu humor es muy particular, y los que te seguimos lo hacemos por que nos agrada leer palabras de una marmota. Continúa con esa libertad que lo haces, y vamos, adelante!!! cariños

    ResponderEliminar
  23. Una mujer con sentido del humor es siempre una mujer inteligente, incluso si es humor negro.

    ResponderEliminar
  24. El humor es una válvula de escape...cada uno tiene el que necesita para no acabar del todo majareta....así que la principal función del humor siendo para uno mismo, que carajo importa que le parece a los demás?....
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Después de la lectura de tu texto, lo primero que se me ha venido a ,la mente ha sido aquello dee Grucho Marx que dice PARTIENDO DE LA POBREZA HEMOS ALCANZADO LAS MÁS ALTAS COTAS DE MISERIA e inmediatamente después que me pareces una persona digna de intercambiar comentarios contigo si te apetece. Un beso

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje