Páginas

lunes, 2 de diciembre de 2013

Cosas que no entiendo y una dama que excomulga con la mirada

La noche empezaba bien. Habíamos sido invitados por la mujer del panadero a recibir a la virgen de Guadalupe que se venera en la mayoría de las casas  de la comunidad.
Me pareció muy atenta la invitación porque a pesar de que nunca nos paramos por la iglesia (A menos que no tengamos de otra, es decir seamos padrinos) nos invitó a recibir a la virgen en su casa.

Quitando la cuestión religiosa para no meterme en líos (digo lo que no debo) me parece que la señora que llevó la voz cantante está loca o poco le falta, de otra manera no entiendo todo lo que nos dijo.

Voy a explicar primero lo de los rezos.

Cada año los últimos días de noviembre hasta el 11  de diciembre -vísperas de la  celebración a la Virgen de Guadalupe- se saca a la ídem de la comunidad, de su nicho. Se lleva a una casa. En esa casa se reza. Al terminar de orar, los dueños de la casa ofrecen ponche y galletas, café o pan. Y luego cada quien da las gracias y se va a su casa, ¡Lalará lará!

Ayer le tocó a la mujer del panadero la que como dije antes muy amablemente nos invitó.

La señora que empezó los rezos, nos hizo una pregunta al iniciar la ceremonia: ¿Quieren que el rosario sea aburrido o alegre?
Y todos: ¡Alegre! ¡Siii! ¡Viva viva! 

Pa´su madre, de haber sabido ni hablamos.

Nos comenzó a preguntar que si fuimos a misa, que si nos confesamos y bla bla bla. Preguntó del porqué nos da miedo cantar los cánticos religiosos -valga la redundancia- en voz alta, que si a poco cuando estamos en nuestra casa no cantamos aunque tengamos voz de borracho con agruras, que si patatí que si patatá.

A esa hora ya quería salir corriendo porque la bendita dama nos señalaba cada tanto con el índice amenazador y con mirada fulminante. Yo como soy muy osada no evitaba sus ojos ¡Vaya, a mi no me asusta señora!

Para no hacer el cuento largo la señora nos dijo que cada uno íbamos a rezar un Ave María, ¡Joder! -como dice Emilio- ¿Que no ve que cuando hablo en público me tiemblan hasta las uñas? 

Entonces vino el desastre.

A Barry le dio un ataque de risa porque le tocaba rezar el Ave María pero no lo recuerda. Me lo estaba diciendo quedito para corroborar que no se le había olvidado pero se equivocaba y nada, me contagió con su risa. Unos jovenzuelos que estaban cerca de nosotros también.
Entonces la bendita señora nos vio feo y Barry se salió. ¡Puto! ¡No me dejes solaaa! -dije para mis adentros- pero nanay palomas, me abandonó el muy hijo de... Dios.

(Es bueno decir que nunca cometimos falta de respeto porque no nos burlamos ni de la fe católica ni de los rezos ni nada de eso, no vayan ustedes a creer que somos irrespetuosos con la religión. No. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa).

Dicho lo dicho.

Barry me abandonó con las miradas encima de mi. Yo no pude salir tras él porque de aquí a que me paraba y luego con el bastón sería demasiado tarde. (Igual cuando me salí porque no tengo paciencia, me atoré con el sillón y con la silla y con la pata digo con el pie del esposo de la señora que es muy seria y voluble hablacuandoquiere igual que su amiga).
Para no seguir riéndome, me mordí la lengua ¡Ay! 

Y nada, con todo y todo me tuve que chutar el Padrenuestro que le tocaba al pinche Barry. Y qué bueno porque tanto repasó el Ave María para que al final le tocara el Padrenuestro.

Después de tres horas de rezos mezclados con regaños y preguntas sobre fe y esas cuestiones, la rezandera dijo que si habíamos entendido o comenzaba de nuevo.

¡Noooo! 














31 comentarios:

  1. Me has hecho acordar, ayer en mi casa hicimos el adviento... jejeje
    Un beso mi Malque!

    ResponderEliminar
  2. Querida Malquerida, yo creo que Dios siempre escucha aunque sea el intento de oración. Que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  3. Pues mira yo en tu lugar muchisimo antes me retiraba,que pases buena semana,Fiaris.

    ResponderEliminar
  4. seguro seguro, que llego a estar con vosotros y me uno a vuestras rissa (con todo el respeto del mundo) pero la risa me hubiera contagiado. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  5. ¿Tres horas de rezos con esa rezadera señalando con el dedo como un dios vengativo y justiciero? Más paciencia que la que me decían de un santo Job. Además te tocó el trabajo por partida doble. Me estoy riendo Malque, pero es que la escena no es para menos y yo con mi imaginación que se lanza y lo ve todo...
    Un besazo y a Barry ya se lo cobrarás que no se puede ir así tan de rositas.

    ResponderEliminar
  6. uchh ese tipo de gente es horrible

    me hiciste recordar a una parienta que un dia se le ocurrió hacer una despedida de soltera a una de mis primas, y dijo que todos incluyendo los hombres podíamos ir, y vaya sorpresa resulto una despedida bíblica uff no encontraba como salir de ahí, fue la cosa mas aburrida en la que he estado.

    ResponderEliminar
  7. jajajajajaja me imagino la cara de todos...quieren escuchar más? jajajajajaja
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
  8. ninguna religion es buena

    solo el porno guarro hahaha

    ResponderEliminar
  9. No bueeeeno, ese Reptilio con sus comentarios medio atinados!! jajajaja y tuuuuu, me imagino la cara que pusiste cuando Barry se fue, me hubiera cagado de la risa yo tmb! jajaja

    ResponderEliminar
  10. Que horror...
    Todavía hacen lo del rosario?

    Jo, que gente...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Y hay gente que se toma la religión tan a la tremenda!
    No se valdrá más ser buena persona a secas nada más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Yo en temas de religiones mejor no digo nada porque seguro que me sale el ateo que llevo dentro y la cago... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. jajajajajaj Ay Malquerida me has recodado una anécdota de mi papá en un velorio de un amigo que estaban rezando un rosario y va la viuda y le dice que empiece el misterio él (Mi papá) y mi papá empieza el Ave María y no se acordaba y empieza a decir cosas raras y todo el mundo mirándolo y mi mamá matada de risa se para de la silla y muy seria le dice "Ay Luis no reces la versión nueva que esta gente seguro que no se la sabe" déjalo que ya sigo yo... jajajjajajaja
    Siempre que lo contamos en la casa nos partimos el cuero de risa.
    Besazo, hermosa

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco entiendo, un abrazo Malquerida, besos.

    ResponderEliminar
  15. Qué risa mi Malque! Créeme que los vi a ti ay a Barry, jajaja!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. en casa tenemos una virgen muy bonita en la gruta del jardín interior la cual mi vecina del frente de la casa se la pedía a mi padre pero desde que él murió ya nada de nada. tal vez se ha enterado de que no soy muy religioso que digamos.

    besos.

    ResponderEliminar
  17. Has de explicar que en México se trata de un convivio entre vecinos, algo así como el socializar de los romanos. Tú fuiste porque lo normal es un poco de desmadre para fortalecer vínculos afectivos entre allegados accidentales. Si mentiría, por qué fuiste!
    La Virgen de Guadalupe consigue más que toda la Policía junta en mantener el orden. También hace de nexo a México como una Nación, con sus diferentes culturas; antes peleadas.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja. La imagen es tan cinematográfica que se me ha quedado grabada a fuego... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. el rosario no salió muy divertido pero tu cuento ya lo creo!!!

    es una lástima... esta gente es la necesitada de veneración y espanta a los verdaderos creyentes... por acá pasa mucho esto y lo peor con los niños en las clases de catequesis...!

    besos,

    ResponderEliminar
  20. No no noooooooooooooo, se entendió perfectamente!!!

    ResponderEliminar
  21. El ataque de risa rezando tuvo que ser de órdago. Yo cantaba en un coro (no era de iglesia pero sí nos contrataban de cuándo en cuándo para cantar en ciertos eventos religiosos) y antes de empezar nos daban vino caliente con miel para calentar las gargantas. Entre eso y la panda de "ateos" que había en el coro, no te haces idea de los chistes que se escuchaban cuando el cura, en pleno sermón, se empeñaba en hacer aquellas misas super largas. Yo recuerdo tener que taparme con la carpeta (encima en primera fila)...una pesadilla cómica, pero muy divertida.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Muy divertido jajaja. Ahora a mí lo de los rosarios me da repelús.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  23. waaaaaaaaaaaaaa jajajaj me hiciste reír!!! que Barry como dejarte sola? juajuajua ni modo!

    ResponderEliminar
  24. Jajaja... lo de la mirada fulminante y el índice amenazador me suenan a superpoderes... quién sabe, igual y si los tienen -aunque no funcionan con todos- (?) xD

    Me acordé de una escena de los Simpson:

    Lisa: Es que empezaron a presionarme para dar más donativos, *hablando en voz baja* y no se le puede colgar a una religiosa...
    Marge: Es cierto... ellas tienen poderes o.O

    Saludos, Malque

    Peace&Love :P

    ResponderEliminar
  25. jajajja, me has hecho reír...por estos lares no se da esos rezos y me parece extraño.

    Un besote

    ResponderEliminar
  26. Dios te salve, Flor de María, llena eres de gracia...
    Beso.

    ResponderEliminar
  27. Esa es una de las razones por las que no voy a las iglesias (a menos que a alguno de mis amigos se le ocurra casarse), no sé nada de ritos y liturgias.

    ResponderEliminar
  28. hace mucho que no se nada de religiones,hace mucho que no se nada de oraciones igual que hace mucho que no pasaba por su blo doña malque querida, saludos.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje