Páginas

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Aires de boda y lentejuelas camufladas

No quiero ir a la boda. No es personal, es... no me siento bien. Nunca me he sentido parte de la familia. Son extraños para mi. Además después de los saludos ya no hay más qué decir. Necesito de alguien que me salve cuando no sepa qué responder, siempre pasa. Cuando las puyas van dirigidas hacía mi persona me quedo callada. Necesito a alguien cerca para sentirme segura.

-¿Te quedas conmigo Kiku?
-Si mami
-Yo también tía
-Gracias Pogh los amo.

-Kiku, ¿Sabías que en los tiempos antiguos del pueblo olvidado donde nací, las novias cuando ya no eran vírgenes, pegaban una lentejuela de color en alguna parte oculta del vestido? Eso querría decir que la novia había tenido sus queveres con el novio. 

-¿En serio?
-¡Lo juro!
-¿Y si se había acostado con otros?
-Pues mira, según sé era una lentejuela por cada hombre que habría pasado por sus brazos.



China poblana



.¿Tu vestido tenía lentejuela mami?
-Nena, ¿Conoces los vestidos de china poblana?

-¿Eh?















24 comentarios:

  1. Hermoso texto, entre leyenda popular, humor y realidad. UN abrazo. Me alegraste el día. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Oioioioioioioiiiiiiiiiiiii....

    xD

    Besos, Malque. :)

    ResponderEliminar
  3. Malque jajajajaja me has hecho reir jajajajaja, no hay nanda mejor que el buen humor para comenzar un pesado dia en la oficina :)

    PS: Hay similitud con ese traje y la vestimenta de las mujeres norteñas del Perú.

    ResponderEliminar
  4. Las lentejuelas hablan bastante bien del ricuculum vitae de la usufructuada.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Simplemente no puedo contigo, JAJAJAJAJA
    Eres demasiado!!!

    ResponderEliminar
  6. jajajaja Se debió de quedar de hielo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. ¡¡jajajajjajajaja Absolutamente genial!!
    Besazo

    ResponderEliminar
  8. hahahaha, pero la china poblana ni era china, ni era poblana

    ResponderEliminar
  9. Jajaja. Genial.
    Creo que voy a empezar un diccionario para poner en él las palabras que me enseñas. Me encanta "queveres".
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. O.O Jajaja, Me encantó la respuesta. Fabulosa. Besos, Flor.

    ResponderEliminar
  11. malque usted es una pilla, jajaja saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las mujeres del carnaval que tienen brillitos por todo el cuerpo también han de creer en esa costumbre?...en mi pueblo acostumbraban a quebrarse cazuelas de barro afuera de la casa si ya no eran vírgenes.

      Eliminar
  12. Jajajaja. Y que te quiten lo bailado... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. malquerida
    hermoso y gracioso relato parece de mastreta (leí dos libros de ella), y la foto es encantadora, leí lo de tu blog, a veces pasa, dejalo descansar un rato, ya se arreglará, bendiciones
    magú

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja caray! Jajajaja me has hecho reir! Jajajaja
    Que linda eres! Jajajaja

    ResponderEliminar
  15. las bodas no son tan malas como parecen ya que el centro de la atención se la llevan los novios (sobre todo la novia) y uno se la pasa comiendo y bebiendo al margen de todo y olvidado por todos.
    besos.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje