Páginas

domingo, 15 de diciembre de 2013

Cochochi y las flores que no huelen mal aunque no se bañen

Tengo una rara aversión por las vacaciones. Y es que las autoridades gubernamentales tienen la mala costumbre de suspender el suministro de agua potable en cada período vacacional. 

No tenemos desde el jueves que amanecimos sin agua, ¡Maldición otra vez! Encima de que no salimos a pasear porque somos pobres, tenemos que quedarnos sin agua. Pobres y jodidos, ¡Vaya!

Puesto que no hubo aviso de suspensión nosotros ni en cuenta. Así pues al levantarse a bañar y abrir la regadera ¡Mocos! ni una gota.
Como sea, cada quién hizo lo que pudo y partieron a sus trabajos. Yo no porque yo no trabajo. Me quedé con Bella oteando el horizonte echadas en el sillón esperando llegara el agua.

No llegó.

Un día como quiera se pasa.

Pasó otro día.

-¡Chin no ha llegado el agua? ¿Y ahora cómo nos bañamos?

-No sé

Pasó otro día.

¡Maldición! -¿Por qué quitan el agua sin avisar perros?- dije ya muy enojada.

Tuiteé al presidente municipal quien muy orondo presumía sus obras terminadas. Obvio, no respondió. 
Tuiteé otra vez siendo el silencio la única respuesta.

Hoy ya es domingo. Llevo cuatro días sin bañarme (No se me acerquen ni me besen). ¡Estoy a punto de explotar!
No he salido de mi casa para que el aire de la calle y el sol abrazante no dejen su aroma en mi hermoso pelo rubio falso ni en mi piel arisca.

La gente en la calle anda con los pelos parados, puedo verla por la ventana. En mi cocina la pila de trastes es enorme. No puedo lavar a mis perros. No puedo hacer nada.

Es de madrugada y un chorrito ha empezado a caer de la llave de la cocina. Me voy a esperar para ver si sale en la regadera y quitarme este olor a desesperanza que hay en mi después de tanto sin bañarme.
Mientras espero salga más veo una película llamada Cochochi que trata sobre dos niños tarahumaras. Dicen que es muy emotiva o sea de llorar. Veremos.

Ya quiero que llegue el agua.

Creo que la próxima guerra mundial será por el líquido vital.

Me quiero bañar. Sé que no huelo mal porque bla bla bla pero no meto las manos al fuego por mi. Las flores no olemos mal ni marchitas.

Negro panorama espera a las próximas generaciones donde está mi Bella. ¿Qué harán sin agua? Me da escalofríos pensar porque en parte soy responsable del mal uso que le he dado.

Cada que nos la quitan hago más por cuidarla. La reciclo y procuro no desperdiciar pero me falta mucho por hacer empezando por no beberla, (ay que mal chiste).

¡Ya me quiero bañar porfa!









23 comentarios:

  1. Tendrás que desarrollar un sistema como el de los gatos: lavarte a lengüetazos. Ahora que se me ocurre: es mejor que los lengüetazos los de otro u otra. :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja ¡Guacatelas! Recuerda que llevamos cuatro dias sin bañar, hemos cambiado de sabor jaja, ¡Puagh!

    Un placer oye.

    ResponderEliminar
  3. y el gobernante ése presumiendo..! pero parece que se le olvidó justo la obra más importante...

    bueno, como dices, las flores no huelen mal ni marchitas... jajaja y seguro la Bella tampoco tiene mayor problema si no hay baño... eso sí, escóndele las macetas!!!

    besos,

    ResponderEliminar
  4. El otro día leí una atinada frase de Barnard Shaw: “Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo… y por los mismos motivos”. Vota a otro, aunque seguro que termina siendo parecido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ay, qué horrible... A mí me tienen cuatro días sin agua y me da algo... En fin, mucha paciencia y esperemos que el mini chorrito de ahora se convierta en algo un poco más potente. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Espero que llegue pronto el agua.
    A veces no valoramos lo que tenemos.


    Si no llega, podéis hacer un belén viviente como el de mis posts.

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Podrían haber avisado antes de cortarla para coger la necesaria, deberían pensar más en las personas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Sí que es un problemón quedarse tanto tiempo sin agua…
    Que llegue pronto!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hasta me da pena, nadie se queja de falta de agua, ¿Sera porque vivo en el 3er mundo?

    ResponderEliminar
  10. pobre, deshaciada, despeinada y con muchos años encima! jaja
    se puede soportar un poco la mugre pero el olor....

    ;)
    yo se lo que es eso, si hasta baldes de agua me ha tocado acarrear como si viviera en zonas rurales, s{olo imagino que soy una prncesa (bella) y que es necesario tantito el esfuerzo sin la pena

    pena que no te bañes

    ;)

    ResponderEliminar
  11. Leyendo entradas como esta me hace recordar lo afortunado que soy porque tengo mi propio pozo de agua cristalina, sin contaminar y toda la que quiera, mía mía, y solo mía... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Malque !!!!!!!!! lo que describes me parece apocaliptico !!!!!!!!

    Pues yo creo que debieron avisar de todos modos, porque si no lo hicieron al tratarse de un servicio pùblico existe tal vez la posibilidad de solicitar un resarcimiento por los daños (eso se ordena por ejemplo en la legislación de Perú).

    Aqui tambien tenemos en ocaciones cortes, pero nunca más de un día y previo aviso. Pero cuatro días !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! En serio Malque si se puede tendras que compar el agua en bidones pero las cosas no son así.

    ResponderEliminar
  13. Pues vaya con esos cortes de agua!!!!! pues ahora que os hagan un descuento en la factura. El otro día hubo un apagón general en mi ciudad y me quedé encerrada en el ascensor!!!! ainsssssssssssssssssssssssss!!!! besos de Navidad querida Malque.

    ResponderEliminar
  14. El problema del agua, terrible, lo que les espera a nuestros hijos... UN abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Qué menos qué avisar cabroncetes! Y tantos días! No me parece normal.
    El agua es un tesoro, ya te lo decía yo cuando contabas que no te gustaba, jeje.
    Es buena para todo, Malque.
    No entiendo cuando la gente protesta porque llueve.Tiene que llover, tiene que llover a cántaros!
    Un abrazo ( ahora seguro que ya te habrás bañado), :)

    ResponderEliminar
  16. es muy feo estar sin agua. no sólo deben avisar por diarios, emisoras de radio y televisión; sino que también deberían dejar un aviso por escrito casa por casa. el agua es vital. ¡¡¡que lo arreglen pronto!!!

    besos.

    ResponderEliminar
  17. Entiendo tu mal humor. Una de las cosas que peor llevo es no poder asearme al levantarme por las mañanas; además del tema higiénico está el anímico, sin una ducha no soy nadie.... :-(

    Besos, limpios. :-)

    ResponderEliminar
  18. A mí eso del agua ya hasta me da miedito te diré. Cada vez nos acercamos más a la sequía del mundo creo...
    :(

    ResponderEliminar
  19. Que fastidio! Puedo soportar la falta de energía eléctrica, pero el agua!?? NOOOO el agua no! Necesito bañarme si o si!! En los tiempos de l primer gobierno de AlanGarcia teníamos agua por horas! (usualmente en las madrugadas) y el agua salía como un hilito! Y juntarla era una proeza!! Espero que para cuando leas esto! Ya tengas el agua que necesitas!

    ResponderEliminar
  20. Pues mira, si no te hizo llorar la película, la falta de agua seguro sí lo hace.

    Sé feliz :)

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Es que cuatro días sin agua son terribles!! Me ha encantado eso de que las flores no huelen mal ni marchitas jajajaj
    Tienes razón, la próxima guerra será por agua, sin ella no hay vida.
    Espero que ya te hayas podido bañar y estés limpiecita y reluciente :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  22. Es terrible que de pronto no cuentes ni una gota de agua. En donde vivo nos pasa eso cada cierto tiempo y de veras que dan ganas de reventar, no, de reventarlos a esos que nos cortan el suministro sin avisar.

    Saludos desde Lima (Perú).

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje