Páginas

lunes, 16 de diciembre de 2013

Con camisa de fuerza (casi)

La cosa es así:
El protocolo está funcionando. Casi no tiemblo y me he acostumbrado a beber el agua simple estipulada. Camino sin ayuda y me he vuelto más tolerante. No me he peleado con nadie ni me han entrado las ganas de morir ni nada de eso.
Entonces he llegado a la conclusión de que estoy loca de atar. No pregunten por qué.

La cosa es así:
El protocolo está funcionando y eso es realmente lo que importa, de la locura luego hablamos.

Hoy toca ser feliz (Pero nada más hoy, no se me vaya a hacer costumbre)

¡Sea pues! Porque nada es completamente, ¡A darle que es mole de olla!
Mañana hablamos.








Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales