Páginas

miércoles, 17 de marzo de 2010

De Oaxaca y esos rumbos.



Me imagino que si me hubiesen dicho que la boda iba a efectuarse de esta manera no habría ido porque yo no soy muy abierta a ceremonias raras o extremas y esta me lo pareció.

No podía hacer más nada, ya estaba ahí así que había que disfrutar.
Los violinistas no tenían intención de dejar de tocar, fue entonces que el líder del grupo le pidió a la madre del novio  si podían dejarlos empezar que para eso habían sido contratados.
Los violinistas dijeron que si, se íban ya, no sin antes tocar tres melodías más que se convirtieron en cuatro y que duraron casi tres cuartos de hora.
Las benditas señoras mazahuas y sus queridos esposos seguían dándole duro al baile.
Un señor empezó a repartir botellas de tequila a sus conocidos, porque a nosotros no nos dió nada, no importa al fin que el tequila no nos gusta, pinche señor hijo de su mazahua madre.

El grupo empezó a tocar por fin, empezamos a bailar pero...

El maestro de ceremonias nos dijo que había una sorpresa para los novios. Nos quedamos expectantes.
De pronto aparecieron cuatro jóvenes y dos muchachas que empezaron a bailar... reggeton, por dios!. Hicieron coreografías como si fueran 15 años, en cualquier momento esperábamos salir a la quinceañera pero no... era boda.

Así que nos chutamos casi una hora de baile reggetonero y de... chequete chequete cheque... chequete chequete che.
Mis hermanos y yo aprovechamos para ponernos al corriente de lo que ha pasado en nuestras vidas. Barry, mi hermano, Kiku y yo nos quedamos a platicar aparte.

Terminada la coreografía reggetonera el maestro de ceremonias pidió que le diéramos un aplauso sincero a los novios. Yo le dije a Barry que les diéramos un aplauso del 1 al 9 y él me preguntó porqué, le dije que porque era un aplauso sin-cero, es que me acordé de un chiste de P´Pito.

Todos ríeron mucho por la ocurrencia. 
Estuve de graciosita, cosa rara en mi pero es que estaba feliz de ver a mi familia.
Recordé algunos chistes más y se los conté a mis hermanos. Se reían mucho. Por lo menos la pasamos bien en lo que el baile quinceañero terminaba.
Mi humor ha cambiado mucho, sigo de biliosa pero ya es menos, eso es un gran logro para alguien amargosita como yo.

Anunciaron que los novios íban a bailar así que prestamos atención, bueno no. La verdad es que para esa hora ya estábamos fastidiados y queríamos irnos.

Bailamos un poco más y decidimos marcharnos porque no llevábamos coche, la camioneta de la agencia pasaría hasta la 1.30 am.
Demasiado tiempo para esperar.
Mi hermano al que amo mucho junto con dos sobrinos y su novia nos acompañaron a la avenida a tomar otro taxi. 
No sé porqué seguía habiendo mucho tráfico a esa hora pero ni modo queríamos llegar a casita.

Tardamos casi hora y media en llegar. 
Caímos como sacos en los sillones, estábamos cansados del viaje ni siquiera de la fiesta, era el viaje lo que nos había fulminado.
Los chihuahuas nos recibieron gustosos de vernos, no les gusta estar solos y lo que hacen cuando nos ven es ir corriendo de uno a otro de nosotros poniéndonos sus patitas en nuestras piernas para que los carguemos y lamernos la cara. Menos a mi, no me gusta que me laman si no soy paleta.
Ellos lo saben, pero les vale madre y me lamen aunque los regaño, debo ir corriendo a lavarme la cara.

Al día siguiente ( domingo) todos estábamos muertos, no podíamos movernos del cansancio y aburrimiento.
Y como siempre termino mis historias...
Yo...

Yo agarré una gastroenteritis marca diablo que se me ha complicado con la gripe y tos de tres semanas ya.  Soy muy sangrona la verdad que si, porque la comida que dieron me hizo daño pero fue porque soy muy remilgosa para comer.
No me gusta otra comida más que la que yo preparo, así soy de chocante siempre pongo peros a cualquier comida, como soy remilgosa pues me enfermo.
Debido a eso corro el riesgo de no asistir a la escuela. Ahora mismo estoy sudando mucho y el estómago me duele de a madres, no sé qué tomar porque no quise ir al médico ayer.

Si esta reina hubiera sabido de qué se trataba la boda, no hubiera asistido seguro.
Ahora debo mentalizarme porque el siguiente bodorrio es el de alguien muy querido y ahí no podré faltar porque...

Soy la mamá del novio...


Y la novia es de Oaxaca.















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales