Páginas

martes, 23 de marzo de 2010

Dolor en rosa.




Sonreir la mayor parte del tiempo sin nada que afecte mi vida en los últimos tiempos ha sido una constante. La sonrisa en mi rostro es algo a lo que todavía no me acostumbro pero el ceño fruncido es algo que ya no desaparecerá aunque sonría.
Es parte de mi semblante.

Preguntarme el porqué estoy enojada sin estarlo era algo que me ponía mal que me hicieran y que aún me enoja. No creo que deba estarme riendo para que vean que soy feliz.
Soy feliz también leyendo, oyendo música. Soy feliz durmiendo porque después de mucho tiempo el insomnio se ha ido.
Soy feliz poniendo mi imaginación a volar entre letras. Últimamente ese es mi pasatiempo favorito: formar palabras de una ya determinada, es entretenido aunque cansado.
Las palabras que formo casi todas tienen que ver con el momento de felicidad que estoy pasando.

Puedo ser feliz sin tener que hacer tanta alharaca, solo serlo... así no más.

Puedo escribir también sin contar que todo es fabuloso y que la vida es color de rosa y no por eso debo estar deprimida.
Me gusta la felicidad que estoy viviendo pero también me gusta tener los pies bien puestos sobre la tierra. Y tener los pies bien puestos sobre la tierra hace que me ubique y que vea las cosas que me suceden en su justa dimensión.

Las cosas en mi entorno no van bien pero podrían estar peor y sin embargo no me deprimo porque he aprendido que todo volverá a tomar su cauce normal en poco tiempo. He hecho todo lo que ha estado a mi alcance y no puedo hacer más.
Llegué a mi límite no importa que siempre me diga que para mi no lo hay.

Veo las cosas claras a pesar que hay algunas que hacen que el corazón se me encoja, me doy cuenta que cualquiera cosa que pase tiene solución, menos la muerte es obvio.

Nunca me había puesto a pensar de que manera influyen los colores en mi pero ahora soy más observadora,  me he dado cuenta de algo que para muchos en la vida real ha pasado despercibida: tengo muchas cosas rosas.

El color rosa nunca había sido uno de mis colores favoritos, ni siquiera estaba contemplado en las tonalidades de mi vida. El azul marino y el gris eran los colores con los que siempre me vestía, tenía mucha ropa con esos colores, sobre todo gris que era el favorito de todos.
Mi vida era azul marino y gris.

Ahora es el rosa.

Blusas,  pantunflas, bolsas, pijamas, calcetines, libretas, plumas, camisetas, todo de color rosa. ¿Será que sin darme cuenta así veo la vida?, sé que es tonto estar escribiendo de esto pero me llama la atención lo que he visto en mi guardaropa.

El rosa, un color que no podía ver ni en pintura está ahora en mi vida.

Cuando uno camina sobre las nubes, cuando uno piensa que nada puede ir mejor, cuando uno piensa que después de tanta enfermedad hay algo por lo cual valió la pena pasar, entonces eso es lo que me pasa ahora mismo.
Tal vez estoy siendo recompensada por la vida que se ensañó un poco conmigo. Habrá algunos que dirán que por poco me azoto, pero es lo que yo viví... lo que a mi me tocó. Para mi edad era demasiado fuerte  y aún tiene secuelas.
Los recuerdos que intermitentes se presentan en mi mente hacen que se nuble mi vista y que mis ojos se empañen de tristeza porque no olvido del todo.

La imágen de mi madre tratando de hacerme soltar de su suéter es algo que no olvido y que me lastima demasiado. Aferrarme a sus manos, a su aroma para no olvidarla en el tiempo que no la vería es algo que no olvido y que me duele.
Ese recuerdo lo llevo grabado con sangre en el corazón.
Recordar el que me quedara tirada en el piso llorando mi desconsuelo depués que se iba mi madre hasta pasado mucho tiempo y que alguien... un ser desconocido me ayudara a levantar y me metiera a la casa. Quedarme en la sala viendo sin saber que hacer ni que decir, hasta que alguien de nuevo me metía a la cama  y volver a llorar sin parar hasta que el cansancio me venciera.
Desgarrador recuerdo en mi tierna infancia. Un recuerdo negro sin duda que permanece.

Esos recuerdos de pronto regresan para decirme que viva a todo lo que da porque no sé cuando alguien... un ser desconocido venga a ayudarme a entrar a un lugar del que ya no habrá retorno y no estará mi madre para aferrarme a ella.

Mi vida después de haber pasado por tantas tonalidades oscuras, se ha aclarado.
Mi vida es rosa... después de tanto soy consciente del tono de mi vida.

Si la vida es de colores, la mía ahora es rosa.
Rosa como el algodón de azúcar que me comí hace unos días.




20 comentarios:

  1. Querida Malque:

    Si, se que es muy temprano para estar aqui, pero, pero, pero, tengo estudios de sangre en el laboratorio y bueno, sobre lo que escribes hoy te dire que el color de mi vida tambien es rosa, si, la ropa interior, labiales, vaya!!! hasta el celular, es un color preferido para mi, si, veo la vida en rosa, estar enamorada, vivir cosas que a veces nos duelen, y que ese color rosa me lleva a aceptar que vivo algo bello, si, por ejemplo, el tener a mi Valecita Hermosa, el compartir mi vida toda con el Amore Mio, mi familia, mis amigos, me hace sentir que soy una persona amada, deseada y... Si, Querida Malque, a pesar de tantas cosas que no deseamos en nuestra vida... Yo tambien vivo la vida en ROSA.

    Besos de la Bruja Bonita*

    ResponderEliminar
  2. me alegra que en estos momentos veas la vida de color de rosa

    y si el pasado fue muy difícil y duro para ti demuestrale que eso te ayudó a ser más fuerte y que apesar de eso ahora tienes una familia bonita y amorosa, algo que algunas personas que fueros muuy felices en su infancia no la tienen

    creo que la vida te está recompensando!

    saluditos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!....

    =).....

    A veces tenemos recuerdos que deberiamos aprender a deshechar así como llegan.... en otras nos toma tiempo..

    Disfruta el color que tienes ahora... y con el cual vives sin creo planearlo. Algunos tenemos la fortuna de apreciar lo que sucede a nuestro alrededor de diversas matices. Otros no conocen más que el medio en que viven, las circunstancias y las personas que los lastiman y consideran que así va a ser toda su vida..
    Hay que aventurarse a cambiar todos esos elementos... Y tu lo has hecho MalQ. Disfrutalo....
    y de verdad... se la pasa uno mejor.
    ( Yo tambien estuve como tú mucho tiempo...sólo que a quien extrañaba era a mi papa...)

    cuidate y buen inicio de semana...
    PD.. Ya estas lista para la boda? ya te sientes mejor¡¡???
    Cool

    ResponderEliminar
  4. Saludos Mi Querida Mal.
    Dame chance, hoy martes 23 de marzo, pongo la foto.
    Me alegro de que veas la vida así, aunque sabes por todo lo vivido que tiene muchos matices; te mereces este tiempo de tranquilidad y gracias a eso estamos aquí, todos tus valedores, leyendote cada día.

    Bien cura es: algo graciosamente contado, algo burlesco, el puro cotorreo Mi Querida Mal, you know?

    Cámara ya vas, hoy, hoy, hoy antes de que fenezca el día pongo la foto, sí, la pedí expresamente para Usted, Su Majestad.
    Luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Ya estufas, Su Majestad.
    Me avisa cuando la tenga, para quitarla de mi blog, porque es suya de usted nada más.
    ¡Ooooooooooooooraleeeeeeeeeeeeeeee!

    ResponderEliminar
  6. Creo que muy pocos han sufrido en la niñez y tienes razón al decir que duele recordar, la única solución es olvidar, borrarla de la mente y si comienza a asomar pensar en la inmortalidad del cangrejo, pensar en algo agradable quer nos sucedió dias antes y no permitir que ese recuerdo (pensamiento), nos vuelva a herir. Intentalo...a mi me dio resultado.
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Los recuerdos son parte de nuestra vida, al menos es lo que he aprendido en estos días.

    Siempre estarán presentes por más que intentemos que no estén allí...

    Por el momento, me he dado cuenta, que tengo que aprender aún muchas cosas.
    Y creo que es buena idea aprender muchas cosas de tí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Si ves las cosas así, es que la vida te esta entregando cosas bonitas, es que estás sintiendo como las pequeñas cosas de la vida son las importantes.. Sigue pensando así y sonría a cada paso que des, que al final, es lo que te quedará y lo que queda a los que tienes a tu lado.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  9. La vida es un conjunto de colores, sabores y formas que debemos disfrutar, si antes era negro y ahora es rosa esta bien, pero incluso al reves, es cuestión de que cada uno de nosotros elija de que color o de que colores quiere ver la vida y sentirse bien con eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Lo dicho, a las mujeres les gusta el rosa y los nombres raros para las mascotas ja ja ja, muy bonito escrito Flor, hay tantas cosas que no se van, sin embargo hay que dejarlos en solo recuerdos.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  11. Hola niña mexicana..

    Nunca me ha gustado el color rosa, pero la vida siempre hay que verla de color de rosa... por muy mal que lo haya pasado o lo estes pasando,siempre hay que darle un tono claro a la vida.

    Desde este pequeño rincón, te mando un gran besote de buenas noches para que tus sueños sean dulces y claros.. muakksssssssss

    ResponderEliminar
  12. El rosa es lo de hoy no importa si se trata de dolor, de amor, de felicidad...

    Besos mi malque!!!

    ResponderEliminar
  13. Y es que a aveces, si queremos, la vida puede ser buena.

    ResponderEliminar
  14. la mia no se de que color es O_O. algondon de azucar he....

    ResponderEliminar
  15. No recuerdo ahora, francamente como llegué hasta aquí, pero otorgándole su importancia a mis misticismos, digamos que así debia ser. Leerte es algo que se siente extraño para mi, de esas cosas que te tardas mucho tiempo intentando explicar y al final sienes que no se entiende. Me gusta este espacio.
    Saludos de un pasajero.
    Sengvou.

    ResponderEliminar
  16. Mira Malque, el pasado, pasó...
    Lo único que cuenta, es cómo te sientes hoy.
    En buenahora que la vida te recompense vistiéndose de rosa para ti...

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Brujita: Pero, pero, pero jejejje que importa que sea temprano, nadie se fija y ¡Que viva el rosa! pero como no.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. pekeña: Gracias, a mi también me alegra.

    Yo así también lo creo.

    Saludines.

    Comisionada: Hola.

    Los recuerdos no terminan de irse totalmente.

    Gracias por pasar.

    Ya estoy lista, creo jeje

    Saludos.

    Pherro: Gracias mil por la foto, gracias por acordarte de esta reina y gracias por todo.
    Nunca olvidaré este detalle que has tenido para conmigo.

    Un abrazo.

    tauromquico: Aunque se quiera olvidar a veces no se puede y más si es un recuerdo tan doloroso.

    Solo que si intento recordar algo feliz que sucedió antes no puedo.

    Abrazo.

    Astartea: No sé si sea buena idea que aprendas algo de mi porque tengo muchísimos errores Astartea, más bien creo que tu eres la que me enseña con todo lo que pasas y aún sigues de pie.

    Te dejo un abrazo.

    alex: Trato de ver la vida lo mejor posible y no importa que a veces no tenga buena cara, he aprendido a encontrársela.

    Besos.

    Amorphis: ¨Y si ayer dije blanco,
    y mañana de un salto me paso a lo negro,
    no lo veas extraño,
    aún ando bsucando donde me quedo¨.

    Me recordaste es a canción que me dice lo que estoy viviendo ahora, gracias.

    Saludos.

    malhechecito: ¿Lo dices por los nombres de mis chihuahuas y el del pez? jajaja no son raros, todos tienen su historia y es muy divertida je

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Balovega: Hola.

    Y así lo han sido, muchas gracias por tus deseos.

    Abrazo.

    Min: ¡Arriba el rosa en todos sus tonos!

    Saludos.

    Arañita: Y siempre quiero aunque no lo parezca Araña Patona.

    Besos.

    Alex: La tuya creo que es azul.

    Sipirili, algodón de azúcar... rosa je.

    Besos.

    sengvou: Seguramente llegaste dándole varios clicks al mouse y buscando algo que encontraste aquí.

    Gracias.

    Saludos.

    María Beatriz: Hoy me siento muy bien y creo que así es como me veo, de color rosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Mascaras. Todos las usamos alguna vez.
    Yo tuve que usarla mucho tiempo.
    De que la gente viera en mi algo que en mi interior nunca era.

    Feliz.


    Cuando no la usé, fui muy feliz, y di todo para que asi siguiera. Y no sirvió de nada. Me hicieron daño. Y también yo hice daño.

    Desde entonces, como Rorschach, uso una máscara, me hice un rostro que pudiera ver cada que mirara al espejo.

    Desde entonces no soy mas que El Maestro Karnicero. Brándon en algun punto entre el 2007 y el 2009 desapareció. Murió. Lo poco que quedaba.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje