Páginas

sábado, 27 de marzo de 2010

Record.




Las veces que mi familia y yo hemos sido asaltados son incontables incluso hasta hacemos bromas de quien lleva el record de más asaltados.
A manera de broma porque cuando nos pasa tenemos cara de pan crudo.

A Barry casi no lo asaltan pero a él precisamente es al que han robado con pistola o cuchillo.  Le han tocado los asaltos más peligrosos y serenamente ha evitado que le roben. No sé como puede estar tan tranquilo con la punta de un cuchillo casi enterrada  en el abdomen.
Pero le roban lo menos, siempre sabe como actuar y tiene mucha sangre fría, no así Muny y yo que se nos calienta la cabeza sin medir las consecuencias.

A mi me asaltaron dos veces el año pasado y fue de la manera más tonta porque tuve fé en las personas que lo hicieron y nunca me esperé que estuvieran tramando robarme.

Fuí ingenua y me lo merecí para que se me quite andar confiando en la gente que se ve muy tranquila y decente... ya no confío ni en mi sombra deafortunadamente porque eso de no confiar en nadie es muy feo.
¿A quién pedir ayuda en caso de necesitarlo?.
De manera muy tonta me robaron el celular y la ropa de la lavandería y aún me pregunto como es que fuí tan torpe para dejarme engañar.

Otro al que los asaltantes agarraron de cliente es a Muny. Lo han asaltado cerca de diez veces. Por lo menos cuatro el año pasado. 
La penúltima vez que lo robaron le pusieron la pistola en la cabeza y le golpearon la cara aunque él diga que no. Supongo que se quiso hacer el héroe, por eso lo golpearon. No sabe explicar el madrazo que traía en la cara porque sabe que si nos dice lo regañaremos por andar pasándose de valiente.
Con esos tipos no se juega y aunque sintamos tanta rabia por el hecho de que nos quiten las cosas que con tanto trabajo podemos comprar, nada vale la vida de mi hijo.
Si a él le hubiera pasado algo hace mucho rato ya que la MaLquEridA fuera historia.

A mi hijo la última vez que lo asaltaron fue precisamente el día de mi cumpleaños el pasado diciembre. Fue el regalo que la delincuencia me dió.
Solo que esta vez lo pensó mejor y obedeció al tipejo que les ordenó bajarse del transporte en el que iba para recoger a su novia.

Muny es al que más lo han asaltado.
Él tiene el record de más asaltos sufridos en la familia.

A mi hija los asaltantes la dejan en paz. El año pasado le quitaron su bolsa y su documentos pero afortunadamente no le hicieron nada.
En mis estadísticas personales Kiku llevaba el record de menos asaltos perpetrados en su contra... hasta anoche.

Las tensiones del trabajo y las invitaciones de amigos que nunca faltan hicieron que ella asistiera a una fiesta de cumpleaños de la amiga de un amigo en una zona peligrosa. Siendo que la fiesta sería en el departamento y no en un bar se pensó que estarían más seguros, pero no fue así.

De algún modo los malhechores se colaron a la fiesta, golpearon a algunos jóvenes, les quitaron sus pertenencias y los mantuvieron de rehénes dentro del departamento, hasta las cinco de la mañana, hora en la que desperté y ví que Kiku aún no llegaba.

Tenía en mi mente el rosario de reclamaciones que le haría cuando tocaron el timbre. Nos asustamos porque nadie toca a esa hora de la mañana... era Kiku que inmediatamente nos contó lo que había pasado. Sus amigos pudieron llevarla a casa hasta que los ladrones los liberaron.

Ahora resulta que hasta en las fiestas llegan los ladrones y mantienen encerradas a las personas  sin nadie que se dé cuenta que algo malo está pasando dentro. ¿Cómo saber?.
Afortunadamente ( si es que puede existir fortuna), solo fue el susto porque como eran muchos  los invitados, no repararon en alguien en especial. Kiku  pudo salvar el celular y una cámara, pero la cara de pambazo que traía nos decía que el susto había sido mayúsculo.

Mis estadísticas familiares indican que los asaltos van siendo más frecuentes y eso me tiene mal. No puedo dejar de pensar que le pueda tocar de nuevo un asalto a mi familia. Las reacciones que podamos tener debido a que todos somos de carácter explosivo, aunque algunos se saben controlar en una situación extrema nadie sabe como reaccionará en el momento preciso.

Me he mantenido alejada de la calle por obvias razones, no salgo para casi nada y cuando lo hago siempre hay alguien conmigo. Con lo que pasa a mi alrededor seguiré así ,ya no salgo ni a caminar porque pienso que algo me pueda pasar.
Nadie me asegura que en casa no me pase nada pero de algún modo mi seguridad depende de mi.

Y a eso... es a lo que le tengo miedo.















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales