Páginas

lunes, 26 de agosto de 2013

Fasti-Diosa





En vista que agosto no para de llover y ante la nula actividad que puedo hacer fuera de casa decidí que era un buen momento para fastidiar al mundo.

Pero que conste ante el Dios de los Eternos que hice todo lo posible por no hostigar a nadie pero miren, les cuento,

No puedo regar plantas porque llovió toda la noche luego entonces el cielo ya las regó.
Ya lavé a los chihuahuas, les di de desayunar, sequé a mi gatito porque el muy ladino anduvo buscando gatas y llegó empapado a desayunar y a dormir.
Me gusta acariciar a Calixtito y él bien que se deja, méndigo minino.

Bueno,

Fastidié un poquito a Barry con los problemas que las madres tienen con hijos necios que no pueden ver más allá de su nariz.
Obvio Barry me escuchó y me dijo: Si si mi Chikis todo se arreglará ¡Vaya con él!

Quise fastidiar a Emilio pero ya me conoce y no pude, mñeh!
José si se deja pero no está,
VickThor ya me olvidó,
R no sabe de mi,
Laura está ocupada y no debo distraerla,
Bruno... ¡blah!
Ir  a cerámica nel, paso, hoy no por favor.

Ya leí, ya me aburrí, ya volví a leer.
En vista que la lluvia no me dejará hacer nada me dedicaré a ordenar el escritorio ya que cuando La Bellita viene se llena de juguetes y cosas raras que descubre en su andar por la casa.

Mi escritorio necesita orden. Si fuera psicóloga diría que así tengo mi vida -hecha un total desorden- pero como no soy entonces no importa nada.

Pero pues qué le vamos a hacer, hay que seguir viviendo porque sino diosito nos condena a vivir en las sombras perennes de la culpa y eso no me lo puedo permitir por ahora.

Esto fue un capítulo más de Las Andanzas de la MaLquEridA y las ganas de contarle al mundo en partes su vida noña y obtusa al compás del Si bemol.

Voy a rascarle las tripas a la guitarra, ¡eso es! Tun tata chun tata chun tata chun, eso... eso...¡Qué buena idea!
Eso es infinitamente mejor que tomar una pastillita mágica que me regalaron ayer para caer profundamente en las garras de la inconsciencia.
Ganas no me faltan pero la vida con todo y sus dramas telenoveleros da para vivir dos-dos, quedando tiempo para fastidiar al mundo o al que se deje.

Voy a inventar una nueva profesión: FastiDiosa, no creo que haya quienes se dediquen a eso. Quien quita me vuelvo millonaria, saco de trabajar a mi familia y me compro un avión para volar sobre el Mediterráneo.

Y eso que hoy no fumé de la yerba simuladora de alegrías y olvidos sino...









21 comentarios:

  1. jajajaja esa profesión me caería tan bien!

    Soy Marité Alarcón, FastiDiosa de profesión. Hasta rima!!!

    Beso!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Y qué ganas con fastidiar a tus amigos? Nadie te querrá y hablarán mal de ti... sobre todo en Facebook. ¿Y luego? Beso grande.


    Salud.

    ResponderEliminar
  3. El fastidiar a los demás sale sólo cuando tus nervios han ido haciendo nido en tu interior, y sin darte cuenta, con cada fastidio, te vas sintiendo mejor y mejor y mejor hasta que ¡Ya...! ¡por fin!...¡Qué bien te encuentras! así que no te prives.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Je, je...

    Pues como tu nueva profesión hace de mis días más ligeros, te propongo que hagas una maestría o algun doctorado, que yo me lo disfruto como no te imaginas.

    Un beso fastidioso.

    ResponderEliminar
  5. Pues sabes lo que te digo, que yo creo que a veces esta bien un poco de desorden, porque así se ordenan luego " mejor las ideas" y la mente esta más despejada, Un abrazo, desordénate un poco...

    Besos¡¡

    ResponderEliminar
  6. Que profesión tan bonita.
    Creo que yo serviría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. cuando ya no tengo nada nada nada que hacer, pues opto por esa profesión como un hobby jajaa. Ya la quisiera todos los días.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Fastidiar no, Malque.
    Lo que si podrías hacer es decir lo que te pasa, como te sientes, eso ayuda a sacar de dentro la angustia y si te comprenden es lo más...
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. jajjajajaj me has sacado una sonrisa
    muy buena tus letras.
    Saludos
    Carlos

    ResponderEliminar
  10. Ya sólo te queda "fasti" para ser fastidiosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. ohh esperemos que avances hacia el master y el doctorado evidentemente :)

    ResponderEliminar
  12. Jejeje... es genial por lo menos el nombre de la profesión... sigues arrancándome sonrisas, yo diría que eres... SonriDiosa, aunque el blog sea llorón :DDD

    Y volarás sobre el Mediterráneo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Es una buena idea...
    ¡Doctórate!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  14. Espero que no te enojes, pero me ha dado cucha risa tu entrada
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  15. Decididamente he hallado mi verdadera profesión: FASTIDIOSA!!! Jajaja!!! Excelente, mujer! Y síguelo haciendo. Es un placer enorme!!!
    Abrazo y beso, Malque!

    ResponderEliminar
  16. y yo que pensaba que los días lluviosos y con frío les gustaba mucho a las mujeres, je.

    besos.

    ResponderEliminar
  17. Esa profesión es muy bonita, y ami desde luego también me gusta. Siempre que se fastidie sin maldad y con cariño, a veces hasta se agradece. Además tu si fastidias lo haces con mucho amor y cariño. Pues nada si sigue lloviendo dedícate a escribir, y a ser posible a mí fastidiame cuanto te plazca.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  18. Veo y veo todos los comentarios y la idea inicial se me fue al carajo! así que fastidia... pero no tanto, beso!

    ResponderEliminar
  19. Jajaja si alcanzas tantas cosas entonces yo también me vuelvo fasti-diosa.

    Saludotes Malque!

    ResponderEliminar
  20. Me apunto en la nueva profesión, aunque tu seguro que no la ejerces, si eres un sol :) aún cuando llueve :) :) :) y cuando vueles por el mediterráneo me apunto a ir contigo, TQM, un gran semana

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje