Páginas

sábado, 2 de abril de 2011

Una fiesta de pocas-pocas pero poquísimas pulgas.

.




Todo estaba pensado, lo que se iba a dar de comer, el cantante que amenizaría la fiesta, los invitados, los regalos, todo.
Hasta me aprendí las mañanitas en el teclado. Sería una fiesta de pocas-pocas pulgas. Pero no contamos conque todo se iría al carajo y si... todo se fue al carajo.
Voy a llorar mi desconsuelo como la muñeca fea, en los rincones. Me iré con el cantante a desafinar a La Parrilla, él con su guitarra y yo con mi dolor. Me voy a tomar veinte tequilas pa´ olvidar. ¿Qué?, no sé o si sé pero no lo diré.
Mñeh!, al fin que no me salían bien las mañanitas y no me importa más nada del mundo mundial. Snif me duele el corazón y no es por la presión.
Estoy más salada que un moco.













Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales