Páginas

sábado, 9 de abril de 2011

No me voy a dejar...







El hombre vestido completamente de negro, abrió la puerta de la combi donde iba camino a encontrarme con mi hijo. Un alma larga fue lo primero que vi, su dedo nervioso en el gatillo esperando cualquier pretexto para que sin querer se le saliera un tiro. Echó un vistazo al interior viendo que todo estuviera bien.

Eran policías que estaban haciendo un operativo.

Me quedé sorprendida sin saber que hacer, estaba sentada inmediatamente abriendo la portezuela así que lo tuve a escasos treinta centímetros. El hombre  nos preguntó si todo estaba bien y si éramos habitantes de la  zona. Respondiendo afirmativamente -los que pudieron- nos dijo buenas tardes y cerró la portezuela. Mis ojos no quitaron la vista del arma que tenía en la mano.


Mientras otros dos policías pedían documentación al chofer, dejándonos ir en pocos minutos. 


Nunca me había tocado un operativo, parece ser que jóvenes delincuentes están asaltando en la zona, y es en el transporte público donde más daño hacen. Cuando salgo de casa nunca pienso si voy a regresar o no, tampoco ando paranoica en la calle. No estoy dejando que los malandrines me asusten.

No les voy a dejar que me quiten la tranquilidad que me da ser libre, estoy cierta que puede encontrarme una bala perdida o que unos rufianes me quiten lo poco que llevo pero no tengo miedo. No dejaré que me asusten. 
Yo decido que hacer con mi libertad, con mi tranquilidad y no dejaré que ningún palurdo me amedrente.









42 comentarios:

  1. Vaya que eres todo un ejemplo a seguir malque, a mi después de que me aslataron fue lo primero que se llevaron: mi libertad. Las ganas de salir como antes, de andar como si nada, y aunque me propuse salir adelante ante eso la verdad es que ya no será lo mismo, ahora ando con más precaución, no dejo de voltear a los lados para estar atenta si alguien me sigue, y en cuanto veo que alguien se acerca empiezo a temblar.

    Eso de los operativos en verdad que no sirven más que para asustar a la gente y hacer creer que están al pendiente, al menos acá saben donde hacen sus operaciones y se hacen tontos para dejarlos seguir "trabajando".

    Saludos =) y muy buena forma de pensar

    ResponderEliminar
  2. Eres muy valiente Flor...sigue asi y jamás permitas que te roben la amada libertad...

    A mi me asaltaron 2 veces pero eso no me impide que salga a caminar y disfrutar el bello paisaje...

    Te deseo un bellisimo y tranquilo fin de semana y cuidate mucho ok? Abrazos grandes

    ResponderEliminar
  3. pues, sera por que nunca me han asaltado pero..a mi me dan mas miedo los policias :P !
    saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Eso MaLquE! ¡No te dejes!
    Yo ya tengo miedo a que me asalten, porque mi relfejo es romper codo, rodilla o golpear genitales u ojos :S

    ResponderEliminar
  5. Si no defendemos nuestra libertad, entonces, estaremos muertos...
    Salud

    ResponderEliminar
  6. Esa es la actitud!!!

    Yo cuando salgo tampoco me pongo a pensar si regresare ni cosas de esas, es que la gente normal no piensa en que se va a morir ni que le va a tocar la balacera fellota saliendo de su casa, bueno eso pienso yo

    A cada rato pasan las patrullas, los soldados, los judiciales, los federales y pues nomas se les ve pasar, no se puede hacer otra cosa

    Cuidate muchote
    byE

    ResponderEliminar
  7. A pesar de todo hay que seguir viviendo de la mejor manera posible. No tiene sentido tener miedo.
    Bien por tí, Malque! No dejes que te asusten ni los policias ni los ladrones!

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Querida Malque:

    Debemos ser valientes...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Los operativos sirven para que paguen justos por pecadores, ni más ni menos.
    Ojala que un día de estos atrapen a algún raterillo, para que justifiquen su "trabajo".
    Tú sigue haciendo tu vida como siempre.
    Cuídate, que estés muy bien, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  10. Querida Flor:
    Tiempos difíciles estamos transcurriendo...
    Toda Latinoamèrica está sumida en una ola de violencia donde parece que ya no existe un límite claro que identifica de que lado está la gente honesta y de que lado están los delincuentes.
    Lo principal es seguir defendiendo nuestra LIBERTAD y nuestro derecho a vivir con honor y en paz.
    Excelente post amiga! Te dejo un abrazo enorme desde la furiosa Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  11. Unamonos MalQue, a mi tampoco me da miedo salir a la calle aunque he sido asaltado en multiples ocasiones; me importa un carajo lo que los policias hagan (si "cuidarnos" o robarnos) yo al igual que tu; no me voy a dejar.

    Ese si es valor, el tuyo, y no combatir una guerra pseudocivil.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. eso que ni que!! que la libertad no nos la quite nadie y menos esas personas ¬¬ un abrazo malque
    tiene premios en mi blog
    Dhano.

    ResponderEliminar
  13. No te dejes Malque, no te dejes...

    Pero ándate con cuidado igualmente

    No dejes tampoco (¡Menos aún!) que te roben la integridad física, o aún la vida... Está bien seguir adelante, pisar fuerte, no vivir lastrada por el miedo, pero eso no debe significar tampoco temeridad ni inconsciencia. Que te queremos demasiado para perderte...

    ResponderEliminar
  14. es buena tu actitud malque!! no te paraliza, y está perfecto!!!

    pero...a veces, es dificil de sostener.
    en argentina, vivimos así todo el tiempo: inseguros, temerosos y pensando que en cualquier momento algo puede pasar. ojalá algún día todo cambie!!!!
    buen finde.
    kisses

    ResponderEliminar
  15. A veces no sé si tenerle más miedo a uno de esos encapuchados o a un ladrón.

    que la libertad no nos la quite nadie

    ResponderEliminar
  16. El cuerpo será prisionero pero tu alma siempre debe estar libre!!
    Cuando los demonios llegan a quitarme mi libertad; me aferro a ella como si fuera la única que tengo, y como así es...
    Mi libertad nadie se la llevará. Aún cuando esa lucha se suceda noche a noche....

    ResponderEliminar
  17. Cuando se llega a temer hasta a la pólicia, mala cosa...algo que por aquí no hacemos, sino alegrarnos de verla...al menos yo...un besote

    ResponderEliminar
  18. Eso es todo, MaLquE! El primer paso es no permitir que te asusten, sobre todo sabiendo las malas experiencias que han pasado tus hijos y Barry. Un dia, ya pronto, todo este desanimo va a pasar y podremos salir anla calle casi sin riesgos, como antes.

    ResponderEliminar
  19. Freedom: the last thing we could lose

    ResponderEliminar
  20. Hola Malque!!!! Por lo menos la poli se deja ver y algo harán, no???? Por estas tierras... cuando necesitas a la poli nunca están y cuando no los necesitas aparecen!!!!! BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  21. Parece que esta "situacion" en la que vivimos millones en el país te esta llegando Malque...

    Es espantoso ver soldado y policías pasar todos los días frente a tu casa, escuela, trabajo... como si en guerra estuviéramos!

    Pero aquí y así nos toco vivir, no nos queda más que tratar de seguir con nuestra vida normalmente y hacer lo que este en nuestras manos para que esto no continúe.

    ResponderEliminar
  22. shiales, en mi cuidá todavía no se ven esas onditas, ojalá sigamos así, qué miedaaa!

    :S

    ResponderEliminar
  23. disculparas la palabra, pero nos está llevando la chingada.

    y no veo luz alguna al final del tunel.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pero esos operativos de control son buenos, Malque, ayudan a sentirnos seguros, ojalá fueran diarios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. malque... comparto tu sentimiento , tambien cuando me he tenido cercanias con polis o militares me pregunto...que se sentira tener que cargar un armar para defenderse ? debe ser un peso enorme que convierten en autoridad , pero es verdad malque , pese a que el mundo cada dia esta mas violento , no podemos dejar que nos quiten lo poco que nos queda , que es la tranquilidad interna de sabernos buenas personas , que viven y dejan vivir...besos!!!

    ResponderEliminar
  26. yo a veces, si tengo miedo malque...

    ResponderEliminar
  27. ES CIERTO QUERIDA MALQUE NO TIENES QUE SER PARANOICA PORQUE SI NO NO SALES DE TU CASA.

    EL MIEDO PARALIZA.
    YO SÍ LO TENGO, LO QUE OCURRE ES QUE YO VIVO EN UNA CIUDAD CHICA DONDE SE PUEDE SALIR, HASTA AHORA, TRANQUILA A LA CALLE PORQUE NO PASA NADA.

    DE NOCHE SÍ...

    SALUDITOS
    BESITOS PARA TI.

    ResponderEliminar
  28. Bravo.

    Todos tenemos temor pero no podemos regalarles nuestra paz, cuesta trabajo pero podremos.

    Kiss

    Y yo también estoy hasta la madre.

    ResponderEliminar
  29. querida muy querida:

    que bueno saber que estas bien y que no paso a mayores.
    eso deberían o deberiamos de pensar todos, no podemos permitir que estas armas largas y gente de negro nos quiten lo poco que nos queda y en este caso que nos quiten nuestra preciada libertad.

    animo y a ser fuertes

    besos

    ResponderEliminar
  30. Por culpa de cuatro delincuentes palurdos a veces vivimos intranquilos, pero tienes razón MaLquE nuestra libertad no nos la quitarán.

    ResponderEliminar
  31. Hola Ángel:

    El tema de la seguridad (o inseguridad, como quieras) es muy actual.

    Estando así, parece que los buenos ciudadanos estamos presos, mientras que los delincuentes nos burlan.

    Encima, la Poli suele transitar por un hilo muy delgado: hasta no sabemos quién es peor.

    Fuerza, Flor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Bueno, ¿qué este era tema de los Bloggames? Como que muchos bloggers están escribiendo al respecto. Qué lamentable que la situación nacional no dé para otros temas. Ni modos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. pues cuando veo un arma no me asusto tanto... será porque me acostumbre a ver a mi padre con sus armas y demás indumentaria policial... pero uno nunca sabe pues... hay no sé como será México, muchos la pintan tan feo y otros.. nooo... al final no sé que imaginar...
    besos y abrazos, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  34. Hola! Un gusto, hace un tiempo que paso, pero me limito a leer, sin comentar. Es que siento que este es de esa clase de blogs en los que mi opinión no sumaría nada, en los que las palabras del post lo dicen todo.
    Pero, hoy me decido a pasar y escribir. La entrada me recordó al proceso militar por el que pasó mi país (Argentina). Un momento muy triste en donde las armas controlaban las mentes y la censura estaba a la orden del día. En fin.

    Me encanta tu blog! saludos

    ResponderEliminar
  35. Ellos mismos pagan a los bandidos, traficantes y maleantes porque es el pretexto que tienen para llenar las calles de policía y militares. Eso también está llegando aquí. Cámaras por todas partes "por nuestra seguridad", presencia policial "para nuestra seguridad". Y por nuestra seguridad nos arrebatan el placer de ser libres.

    un abrazo,
    Romek

    ResponderEliminar
  36. Tienes una actitud muy buena Flor, no tenemos que dejarnos... vivo en un lugar bastante vulnerable, donde el peligro acecha en cada rincón, pero tampoco quiero vivir asustado, eso no es vida. Quiero seguir tu ejemplo.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  37. Asi se habla!

    Nadie nos puede quitar esa libertad!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  38. Creo que ya nos han quitado bastante como para que les entreguemos nuestro miedo.

    Muy bien Malque, como debe ser.

    ResponderEliminar
  39. Hola, una buena elección pasarme por tu blog hoy, está muy completo de diversas historias.
    De esta, me quedo con el final,no debemos dejar que acaben con nuestra libertad, es el fin, y con nuestra tranquilidad aunque es más difícil si conseguimos mantenerla podemos llegar a comprender lo que significa ser libres en un amplio sentido. Quizás por ello siempre hay alguien dispuesto a intentar perturbarnos.
    Saludos, nunca hay que rendirse ante las injusticias.

    ResponderEliminar
  40. la tranquilidad, las ganas, la confianza, el entusiasmo y la esperanza es lo último que debemos entregar a los maleantes. sabes que te habla la voz de la experiencia, ahora te juro que ni pelo a los fulanos que se suben a robar, a tal grado que ya ni cuenta me doy cuando sucede hasta que se bajan. no más! ya me cansé y ahora que se busquen un mejor trabajo por que a mi no me vuelven a quitar nada.
    si hasta para eso son flojos, por que subir al transporte público a robar? si no tenemos para un coche, para la gasolina, mejor pagamos pasaje para no gastar un auto y estos cabrones nos quieren quitar 10 pesos? ash ya me enoje, mejor que me busquen y les doy asesoría para un robo a camionetas de valores del centro comercial, son tan brutos esos choferes.....

    besos Malque.

    ResponderEliminar
  41. muy bien dicho, la calma la perdemos o la ganamos nosotr@s.

    pero es verdad que impresionan esas cosas, a mí me ha pasado varias veces, y durante un rato se te queda un sabor amargo, porque durante un momento has estado a merced de unos tipos armados hasta los dientes...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje