Páginas

domingo, 30 de diciembre de 2018

Pragmatismo ecléctico

(Dedicado a ti que no me miras) Los tiempos cambian. No se piensa tanto en la muerte cuando se aparece en forma redundante. La veo en su justa dimensión. No la busco si de cualquier forma llegará cuando menos se espera. Much music. Supertramp para el recuerdo. Descubro secretos obvios. Camino mejor cuando nadie me ve. Él encontró la forma de llegar al destino inmediato. Tomándome de la cintura él, rodeo su cuello con mis brazos. Caminamos los dos juntos. Corazón con corazón. Pegaditos muy juntitos los dos que se aman. Yo creo que muero sin él, lo juro que si. Mátenme porque me muero ¿recuerdas? Luego las consecuencias llegan. Flagelo mi espalda con las púas hirientes de la culpa. ¿Enfermó por casi cargarme? Hace mucho dejé de ser el centro del universo. Supe de ello al momento mismo de aprender a pedir las cosas por favor. Empezar de nuevo recordando a los muertos. ¡No! Comenzar de nuevo con su recuerdo en instantes gratos que no nublen nuestros ojos. El descanso de la memoria. Hundiendo la cabeza en la almohada reviso los esquemas que me trajeron hasta aquí. La disculpa inmediata. La enfermedad como pretexto. Respirar aire libre sin las rejas del patio trasero. Ser como el colibrí del otro día. Visitante esperanzador de ideales por una vida mejor mientras la que tenemos se escapa de nuestras manos. Colibrí verde-negro. Colibrí negro-verde parado en la reja quietecito sabiendo que no corre peligro ante esos ojos embelesados por él. Si fuera pájaro querría ser colibrí como tú. Los seres humanos hemos perdido la capacidad de volar. La tecnología apunta hacia el exilio. Mirar hacía los paraísos propios de una mirada limpia. ¿Mis pies mienten? ¿Por qué me cuesta caminar cuando alguien me ve? ¿Soy una mentira de mi mente? Ser feliz en un mundo utópico donde tú y yo somos una parte del mundo feliz. Sin contemplaciones. Existir por un bien común. Dejar algo en vida pero no ser recordados en muerte. Eso significaría que lo hicimos bien lo que sea para lo que fuimos creados. También los gusanos son bellos en su escalofriante realidad. El sillón de la marmota y el sillón de la desidia unidos por un beso. Gesto de amor de un par de viejos cansados pero vivos. Para nadie es misterio la dependencia que he creado hacia Barry. Sin él apenas existo. Mucho saben de mi quienes creo saben nada de esta vieja huraña. Sonrío mucho con Paquito. No me teme. Se sabe que no me gustan las visitas sorpresa. Los tiempos pasados surtieron efecto. ¿Puedo ir a tu casa? ¿puedo llamarte? ¡Dios mío! Soy un ogro sibarita en edición pobre. Mientras más me conozco más me quiero. Amo la soledad de mis pensamientos, de mi cuerpo, de mis manos. Se vuelven pródigas ante la carita de Natalia. ¿Existe alguien más puro y bello en mi vida y la de mi familia? No. No, no, no. Mi palabra favorita. No pero si. Antagonista de mi misma me voy encontrando en el ocaso de mi vida cuando quizás sea demasiado tarde. Murieron en mis labios muchos te quiero. Para qué lamentar algo que no tiene remedio. Decir te quiero no es sinónimo de flaqueza al contrario. Decir te quiero es mostrar la bondad inherente al ser humano. Desaparece después al tomar el rumbo equivocado. Mis pies. Benditos ellos sitúandome en el lugar correcto. Frente a mi misma. No me veas por favor. Al final de los finales serán ellos quienes me lleven al encuentro de mi Tiki. No sé si de mi madre que es el ser que más quise pero ella nunca lo supo. Se fue con mi imagen grabada en sus pupilas cuando se la llevaron al hospital. Su mirada última. Después no hay nada más. Mi mente trabaja a mil por hora. El iPad también está cansado. Muere de a poquito dejándome ver lo que nada puedo hacer por él. Ese aparatejo tiene la vida de Natalia en su memoria. Los abrazos de mis hijos. Los optimismos de Barry. Mis historias. El ser imperfecto que soy contenido en la menoría de un aparatejo inverosímil. Los pies. Invariablemente mis pensamientos terminan en ellos. Un par de piececillos regordetes, pequeños cargando mis si y mis no. Los míticos no berrínchudos. ¿Por qué no? ¡Porque no y se acabo! Siempre fue menester ganar. Ser más. ¿Más qué? Sepa la bola pero más. Dormir más quiero. Lo esencial ahora es rescatarme de mi misma. Cuando al fin la yo desconocida salga detrás de mi ogro yo. Entonces podré dar más de lo bueno que hay en mi. Algo rescato de este berenjenal de letras es mi buena fortuna. No puedo caminar bien pero siempre de los siempres ha habido a pesar de mi renuencia al contacto físico son los brazos tendidos hacia mi. Gracias eternas. Si puedo vuelvo, toca vendimia.
Hay que trabajar para comer. El "no puedo caminar" no vale. Se trata de ser feliz pero un poco desgraciada.

19 comentarios:

  1. Nos vamos encontrando con nosotros mismos a fuerza de años, de caídas y de resurgimientos.
    Cada vez más heridos y cada vez más sabios.
    Aprendemos a base de dolores y tristezas y cada vez más solos nos vamos acercando al final de todos los finales.
    Aceptarlo es la mejor manera de transcurrir con paz y dignidad.
    Que ese camino que aún nos queda sea largo, amable y honesto.
    Espero compartirlo contigo muchísimos años más.
    Feliz 2019.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando escribes me dejas con la sensación de que cualquier cosa que diga va a ser para estropearlo. Si además te ha respondido un poeta como Toro se redobla la sensación. Mejor me uno a sus buenos deseos quedándome callado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los años nos acercan a reflexiones de muerte, pero la vida sigue siendo lo único que nos sostiene. Ni la culpa, ni los miedos, ni las dolencias. Es la propia vida.

    Un abrazo y que pases una nochevieja acompañada, dichosa y con buenas intuiciones para el año que viene.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con Macondo en sus palabras. Te mando un abrazo enorme y que sepas que te quiero, unas palabras que no debemos dejar en el tintero, luego no sirven para nada.

    ResponderEliminar
  5. Si, pienso como tu, ser razonablemente felices sabiendo que tambien vamos a ser algún ratito, amargados, que este sea cortito...
    ¡Feliz salida del 2018 y que el 2019 colme tus deseos!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Feliz noche. Y mejor año 2019. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar

  7. Yo siempre he creído que "Camin(am)o(s) mejor cuando nadie me (nos) ve." O creemos que nadie nos ve...
    Somos capaces de lo peor, pero también de lo mejor...

    Te deseo lo mismo que te ha deseado 'Toro Salvaje' pues me ha parecido muy hermoso y muy de verdad... "Que ese camino que aún nos queda sea largo, amable y honesto."

    Un beso, un cálido achuchón y que comiences el 'Año Nuevo' con el mejor pie posible, Malque.

    :)

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo ,me encanta como escribis.No vengo siempre a tu blog pero cuando lo hago me ilumino. Te leo del principio al final, y entre las letras las tuyas te intuyo. No me gusta juzgar al escritor
    me gusta disfrutarlo...
    Para mi la vida continúa no se separa en años 017 2018 2019 que joda ,solo sirve para analizar, la joda que es vivir muchas veces.Te cuento soy ageless sin edad sigo bella y bruja siempre
    abrazos de amistad te dejo

    ResponderEliminar
  9. Flor, un abrazo con todo mi cariño y mejores deseos para ti y tu familia durante el próximo año. Que llegue todo lo bueno que esperes. Lo que sea.

    ResponderEliminar
  10. Atiende. Es urgente que lo hagas: Una madre nunca deja este mundo sin saber cuanto la quiere su hija. Tu misma eres madre. Sabes que lo que digo es cierto.

    En cambio, lo que no acaba de ser cierto del todo es algo que he leido en uno de los comentarias que asegura que <> La vida, se sostiene a traves de las multiples formas del amor. La amistad, la buena amistad, seria una de esas muestras del amor al que me refiero. Luego, esta la esperanza que, siempre es la ultima en abandonar la fiesta. Eso si; cuando ella se va, ya no hay fiesta posible. En cuanto a las reflexiones de los años, cada cual tiene las suyas pero, yo prefiero pensar en la vida, que es el capitulo mas incierto y, dejar la muerte para el final puesto que ya sabe uno que concursa,... ¿para que darle mas protagonismo, no? No hay que pensar la muerte; hay que disfrutar la vida,... conociendose. Que es lo que haces tu.
    Por cierto; conozco a un amigo comun que, despues de leerte, tiene instalada una sonrisa permanente en la cara. Que cosas,...

    Bss

    Tashi delek.

    ResponderEliminar
  11. Perdon. Falta la frase entre corchetes que, no se porque, no ha querido incluirse. La frase es esta:

    "Los años nos acercan a reflexiones de muerte, pero la vida sigue siendo lo único que nos sostiene."

    ResponderEliminar
  12. Sin ti, Malque, sería menos feliz. Es verdad. Y es verdad que tenemos a Malque.
    Que tengas un año maravilloso.

    ResponderEliminar
  13. Bosques de presagios, en algunos tantos, horas de los acasos, y cercanos años, reflejando, las aguas templando, la tibieza marina resaltando, algunos ipads esperando, y los demas , con androids , ya no caben en bosque de presagios, ya no actualizan sus aparatos, en algunos tantos, el pragmatismo eclectico los estara reservando...wao, me gusto mucho las referencias, son muy ciertas, la tecnologia que se hace tan intima, como baul de recuerdos incesados, al menos en algunos aspectos, la mayoria son whatsaps enajenados....saludos malquer, esta genial el titulo del pragmatismo eclectico, excelente, feliz año 2019, todas las bendiciones y lo mejor para ti, muchas felicidades y un gran abrazo bloguero,saluditos....... : )

    ResponderEliminar
  14. DISFRUTA de las cosas que te hagan FELIZ, y saca de tu VIDA las que te causen DOLOR. ¡¡Feliz y Bendecido AÑO NUEVO!!

    ResponderEliminar
  15. Te quiero y los viernes con tequila sencillo con cara de triple son nuestros...
    Feliz año, chilanguita de ojos tristes ;)

    ResponderEliminar
  16. Me encanta el título, "pragmatismo ecléctico" y el texto, con grandes dosis de ternura.
    Tu ternura inconfundible.
    Te quiero mucho, es algo que prendió en mi corazón hace tiempo.

    Un beso, con todo mi cariño, y feliz Año.
    RosaRosita.
    :)

    ResponderEliminar
  17. Como siempre tus escritos me hacen pensar y reflexionar.
    Que no falte nunca la ternura.
    Feliz Año.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno que estamos vivas. Qué bueno que escribes.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales