Páginas

jueves, 3 de noviembre de 2011

Ayer no hablé de muertos






Desde que recuerdo todos los días de muertos he colocado la ofrenda en mi casa porque pienso que los difuntos vienen a visitarnos en ese día.

Esta vez no lo hice. 

Pedí perdón a mis padres y demás porque no hubo comida, ni cerveza, ni café ni cigarros ni nada. Una veladora solitaria en la jardinera de la ventana para que pudieran recordar el camino a mi casa fue la única señal que había en un Día de Difuntos diferente a los que suelo pasar.

Me quedé en la sala en la noche pensando todo lo que estoy pasando- hoy no quiero hablar de eso- porque no se me da la gana.
Los ruidos empiezan a hacerse presentes, las sombras que aparecen en las escaleras se diluyen entre mis recuerdos. Esta vez no me da miedo oír ruidos extraños ni ver fantasmas.
Tengo una bruja en la sala con ojos diabólicos que me miraba fijamente, tuve que levantarme a voltearla porque no me dejaba concentrar en dormirme.
Simona, la muñeca de Natalia la Bella me veía desde el taburete e igual tuve que sentarla en el sillón del escritorio, esa manía de los muñecos de no dejarme dormir.
Cuando llega la hora de pegar los ojos, procuro que los peluches que tengo no me vean o tendré pesadillas. No estoy loca -juro que no- cuando los muñecos me ven, tengo sueños horribles, incluso tengo en la cabecera de mi cama un atrapa sueños para que pueda dormir.

El dolor de cabeza ha vuelto y ya ni las aspirinas hacen efecto. La adicción a esta hizo que el sábado tomara seis pastillas en menos de doce horas. No quiero decir lo que mi familia me dijo. Siempre me regañan, los entiendo yo haría lo mismo Cada vez el dolor es más fuerte, quisiera que hubiera algo con que desaparecer la migraña. Cortarme la cabeza puede ser pero es una manera muy radical.

Haciendo gala de mi humor, pedí ayer un pastillero grande fashion pero me mandaron a la chingada porque dicen que ya tengo demasiados. Yo nada más quería uno fashion asht qué tanto es tantito.

Quizás es que me estoy haciendo vieja.

Ayer la abuela quiso conocer a Natalia porque de nuevo se ha puesto mal. Abrir la cortina y ver un ataúd la ha dejado sin dormir dos días, hubo que sedarla para que pudiera descansar.
Mi hermano sufrió un infarto y nosotros no sabíamos. Tenemos la burda idea de no avisar a nadie cuando nos ponemos mal o la calaca nos lleve. Mi hermana menor fue atropellada y tampoco sabíamos. La hermana mayor la operaron y no sabíamos. Yo no quise avisarles cuando estuve en el hospital con migraña severa. Puta manera de pensar en no querer que nadie sepa de nosotros cuando nos pongamos mal. De alguna manera esos seres huraños y solitarios que somos no nos da opción a que nadie vea como nos lamemos las heridas. El orgullo hace que nadie vea el momento en que estamos caídos.

No entiendo por qué noviembre trae siempre cosas malas -en ese mes mi madre falleció- no puedo entenderlo.

Tengo que escribir todo lo malo porque de esa forma saco todo lo que traigo guardado, lo dejo de recuerdo en letras para que cuando lo vuelva a leer me dé cuenta lo azotada que soy.

Hoy Natalia se va lejos y no sé cuando volveremos a verla. -Es lo que hay- me dijo alguna vez una amiga que ya no está. Tengo que aguantar su ausencia. Me han prometido en diciembre ir a verlas y eso me ha dejado un poco tranquila. Es que no sé cómo actuar, es la primera vez que tengo nieta, ni siquiera sé si debo actuar, ni siquiera sé cómo se es abuela, ni siquiera tuve abuelos. Ni siquiera nada.

Natalia estuvo conmigo cuatro días y la amé tanto... la amo tanto.
Toca ser fuerte y reír, aguanto eso y más, toca ser feliz porque mañana quien sabe.






















19 comentarios:

  1. Tengo el mismo problema con los muñecos de Emma, si están viéndome no puedo dormir, que me levanto para ponerlos a todos mirando a la pared. Y santo remedio.


    Que pena lo de Natalia la bellísima, espero la vuelvas a ver prontito.

    ResponderEliminar
  2. Tu no te preocupes, estate tranquila, pero dicen por ahí que los locos siempre dicen que no lo están...jajaja
    Y esto me ha puesto a pensar que podrian hacer camisas de fuerza de colores, con puntillas, volantes y lunares, rosadas para las chicas y azules para los chicos, como las ropitas de bebés, no tienen porque ser de un blanco roto y mugriento como la que me ponen a mi...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy nadie
    en este sitio sin coordenadas.
    Soy una brizna suelta
    un rostro pálido o invisible
    un sonido ambulante que pasó
    un hombre que es nada
    ante la voracidad del tiempo y del olvido.

    ResponderEliminar
  4. Así es: mañana quien sabe... y mientras tanto es bueno escribir y sacarse de dentro tantas cosas que necesitan que les dé el aire, yo creo que el arte sobre todo sirve para eso.
    Cuídate mucho esa salud. A mí los dolores de cabeza me vienen sobre todo por malas posturas de la espalda, forzamos las lumbares, las dorsales, las cervicales y al final se monta una buena arriba del todo.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  5. Mi altar estuvo asi o mas sencillito, uy pero con mucho amor, queme el incienso a las 12 cuando mi abuela habia dicho y bien dicho que era a las 3, como quien dice los corri antes de la hora, hice calazaba en tacha y no me salio dulce, ya luego con azucar no sale igual.

    Yo de verdad creo en los atrapasueños, tengo dos re lindos y casi no tengo pesadillas, un tecito Malque quiza eso te ayude a dormir mejor.

    ResponderEliminar
  6. La única forma de actuar es el amor, lo demás es verso...

    ResponderEliminar
  7. Querida Flon,

    Mi carnala la azotada?, shialeeessss! =D

    Oye malque, tienes harta razon, una vez me acoste con dos muñecotas del MERITO Norti y no'mas no me dejaron dormir NADITA-NADITA!, pero no tuve pesadillas, puros sueños de fantasia, que raro no?, jaja.

    Como me vas a extrañar si me miras diario?, a ver como? =D

    A veces hay que relajar las normas o hacer nada, que nada pasa.

    Abrazos Flon.

    ResponderEliminar
  8. Querida Malque:

    No tomes pastillas de colores, mira lo que sucede...

    El RH que presumido, ja, y mas ja... Dime de que presumes RH, y te dire de que careces.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Y, especialmente toca ser feliz porque, Natalia La Bella, es una realidad. Cerca, lejos, arriba o abajo,... es una realidad.
    Y no es menos realidad que te hace feliz su existencia, ¿no? Pues preocupate solo de su salud y bienestar. La distancia, aunque severa, siempre tiene una orilla para el encuentro en su aspera costa. Y, Diciembre, no es un horizonte tan lejano; cuatro domingos y... ¡Zas! Diciembre.

    ¿Sabes que? Ninguna abuelita del mundo posee un manual para serlo. No ibas a ser tu la escepcion.
    Pero si eres sabia,... deja que salga a flotar por el aire todo el amor que sientes por Natalia y toda la paciencia y comprension alcanzadas durante la vida ny, te garantizo que ejerceras de abuela maravillosa.
    El amor real, ese que ahueca nuestro pecho hasta hacernos sentir un leve dolor fisico, ese, es el sendero a la felicidad.

    Entregate. :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  10. Eso si, para las pesadillas y las migrañas,... lo mejor es acudir al neurologo.

    Besotes, Compi!

    ResponderEliminar
  11. Solo te diré que nuevamente un placer volver a leerte es que ya tenia mucho muchote que no pasaba :D

    ResponderEliminar
  12. A mi generalmente no me duele la cabeza ¿sera porque no pienso en ello?


    Besos

    ResponderEliminar
  13. El mes apenas comienza, creo que sería mejor no pensar en todo ello y tratar de darle buena cara.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  14. espero que los días difíciles pasen pronto. un beso.

    ResponderEliminar
  15. Solo nos queda ser fuertes en los días dificiles, es lo unico que podemos hacer al menos para que esos días sean más fáciles de llevar. Animo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy contigo, un granito mas de arena, para que al juntarnos hacernos mucho mas fuertes, para son los amigos


    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Qué bueno que no conociste mi recámara cuando era niña; creo que ni siquiera te hubieras atrevido a entrar porque estaba tapizada de mñecas... ahora sólo tengo unas cuantas (1 nueva cada año porque para navidad siempre compro una) y uno que otro peluche... :p

    Saludos mALQUE!

    ResponderEliminar
  18. Desahógate amiga, eso te hará mucho bien.

    Te mando un abrazo superfuerte.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje