Páginas

lunes, 2 de agosto de 2010

TAN-TAN.



Después de haber cerrado la puerta tras de si y en la nariz de Joaquín, Rosa se metió entre las sábanas tratando de retener en sus pupilas la imágen de tan varonil pulgón. Todo un macho que le estaba sorbiendo el seso.
Fijó su mirada en la ventana, la cual dejaba entrar una luna llena hecha para enamorados.
Permaneció así largo rato. Sin que el sueño acudiera a ella y sin quitar la vista de la luna que la mantenía hipnotizada con su brillo.
Entrada la madrugada, sus ojos se fueron cerrando lentamente hasta que cayó en un profundo sueño en donde Joaquín fue el príncipe que la rescató de las garras del dragón y de la bruja mala.

Al otro día, un ruido estridente la hizo despertar. Abrió los ojos lo más grandes que pudo y se quedó mirando al techo, tratando de entender qué era eso que la había despertado.
Cuando al fin pudo ubicarse en el tiempo, se levantó de un gran salto - recuerden que Rosa es una pulga -. Abrió la puerta de su recámara dirigiéndose al gran salón que era de donde provenía la música o algo parecido. Se oía como la música que el profesor de zumba le ponía en clase.

Llegó a la puerta del gran salón. Sus ojos no podían creer lo que estaba viendo. Joaquín vestido con su playera polo beige, su pantalón Dockers y su gorrita mamona, bailaba o trataba de bailar siguiendo el ritmo y dando vueltas por todo el salón.
Con grandes saltos íba de un lado a otro haciendo piruetas y pasos de baile que hicieron que Rosa sonriera. Los pasos de Joaquín eran muy cómicos. Rosa tuvo que taparse la boca para no soltar la carcajada. Joaquín seguía en lo suyo mientras Rosa agarrada ya su panza por las carcajadas que el baile de Joaquín le estaba provocando.

La música no era lo que estaba acostumbrada ella a escuchar en el Gran danés o séase su casa. Ella escuchaba a Joaquín Sabina, Fernando Delgadillo o tal vez Juan Manuel Serrat pero eso que oía no se le acercaba en nada aunque el ritmo era conatgioso.

I know you want me
You know I want cha
I know you want me
You know I want cha.

One, two, three, four
Uno, dos, tres, cuatro...

Seguía bailando Joaquín con pasos candentes mientras Rosa no salía de su asombro. Al verla, se dirigió hacia ella dando grandes saltos e invitándole a bailar, cosa que Rosa rehusó. Pero Joaquín no acepta un NO por respuesta y la jaló hacia él quedando sus caras muy juntas.
Rosa bajó la mirada mientras Joaquín la guiaba. Pero con esa música ¿quién puede bailar pegadito?. No podían sentir los cuerpos rozándose. Las manos apenas tocarse sin sentir un escalofrío. Las miradas inquietas buscando en otro lugar un punto imaginario donde pudieran dar rienda suelta a ... ejem... ejem...
Y menos aún si Rosa llevaba pijama y chanclas rositas. No era su mejor imágen, además los pelos peinados para ningún lado. Joaquín como quiera, tenía puesta su gorrita mamona pero ella se había levantado tan rápido que ni siquiera una lamida había tenido tiempo para darse en el pelo.

Joaquín llevó a Rosa hasta donde se encontraba el stereo. Puso música romántica y empezó a dar los primeros pasos. Rosa no sabía bailar. Le costaba seguir el ritmo a Joaquín pero este la llevaba paso a pasito para que a ella no le diera pena que él viera que tenía 3 pares de patas izquierdas porque lo que es Rosa no daba una en el baile.

Al sentirla tan cerca, Joaquín no pudo evitar darle un tierno beso. Rosa sorprendida se zafó de los brazos que la tenían prisionera y huyó dando saltos hacía la cerviz del Gran danés donde se sentó, en medio de las orejas de perro. Refugio favorito de Rosa cuando no sabía que hacer o cuando las dudas la agobiaban.

Joaquín llegó dando saltos tras de ella para después sentarse a un lado.

Pasó su mano velluda de pulgón por la cintura de ella. Rosa se dejó abrazar pasando también la mano por la cintura de Joaquín, mientras este sonreía levemente, con esos labios delgados en los cuales Rosa ya estaba prisionera.
Rosa se dejó envolver por el cálido aroma Dolce & Gabbana que emanaba del cuerpo de Joaquín. Porque eso si, Joaquín era un pulgón muy refinado. Vestía de buenas marcas y olía aún mejor.

Así quedaron largo rato viendo a los pájaros en los árboles dándose besos de piquito. Viendo a las nubes llenas de agua. Al sol que en lo alto les guiñaba el ojo.
Un cielo de un azul tan fuerte que había que hacerse sombra con la mano para que pudieran disfrutar la vista.
Permanecieron largo rato sin moverse hasta que un ruido extraño los sobresaltó: Era la panza de Joaquín que acostumbrada a desayunar tempranito o por lo menos a tomar un café de Starbuck´s, le estaba pidiendo alimento después del largo ayuno ya que no había cenado nada en la noche anterior porque había llegado apenas a la casa de Rosa o lo que es mejor dicho al pelo del Gran danés.

Volvieron a besarse. Esta vez sin que Rosa opusiera resistencia. Se acostaron en el pelaje del perro y dieron rienda suelta a los besos que salieron en tropel de sus bocas.
Pero de nuevo empezaron los extraños ruidos en la panza de Joaquín y decidieron irse a preparar algo para acallar los gritos feroces de un estómago hambriento.

¡Maldición! pensó Rosa, ahora que ya me estaban gustando los besos de este gordito querendón.

Se levantaron dirigiéndose a la cocina a prepararse algo de desayunar. O no... mejor se quedaron ahí sentados. Cada quien sacó su lanceta. Empezaron a chuparle la sangre al Gran danés, que solo hizo un leve movimiento queriendo rascarse, pero a esas horas de la mañana ni el can tiene ganas de pestañear. Menos siendo lunes.

Así empezó su amor. Un amor de pulgas que con el tiempo vendría a ser uno de los más famosos de la comarca pulgosa.
Un amor de dos seres totalmente opuestos pero unidos por el amor que... ya... ya... ya...


TAN TAN.












32 comentarios:

  1. Hola! buen inicio de semana!

    Y que entretenido texto para empezar el dia!...me ha gustado mucho...el pulgón que vestía de marca y toda la cosa :P

    Abrazos!

    Diana

    ResponderEliminar
  2. Querida Malquecita,

    Feliz Mes mi querida amiga!

    A que pulguitas golosas y chupadoras... de changue!

    Y que pulgonsito gordito y querendón... equivale a gordito y cahcondón?, jeje!. Me lo imagine danzando como el Diputable Pancho Cachondo! =D

    Excelente pulguicuento Malquecita, SHIDO!

    Pulgosos abrazos para vos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ángel:

    Se ve que te mejoraste de la gripe.
    Que buen cuento. Terminé rascándome el lomo, pero lo disfruté mucho.

    ¿Supuestamente el amor de pulgas, es un amor con muchas manos? ¿8?

    Besos, Flor.
    D.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajaajaajajaja

    a ver a ver a ver......y na va a haber continuacion ya?????

    falta donde le da Prau Prau....y la hace gemir, gritar, chillar de felicidad....

    esa concion no sigue....
    "Mire nena
    tu tiene la boca grande
    ven y ponte a Jugar"

    jajajajajajaj

    buen Cachirupulga Cuento!!!!

    jajajaja

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Excelente historia, para comenzar la semana. Un abrazo, que estés bien...

    Cariños por siempre!!

    ResponderEliminar
  6. ´jajaja ayy no pude evitar compadecerme de Joaquin y sus patas izquierdas, me parezco tanto a él, nada más no se me da lo de bailar.
    Que historia tan romantica !!! ahhhh

    ResponderEliminar
  7. A ver, ¿Cómo está eso de que al gordito querendón le da hambre a la mera hora? no vaya a ser que después en lugar de refinado resulte afeminado, mmm, pobre Rosita.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. oye pero entonces esos querendones por eso estan tan chonchos?? jaja ya entiendo todo!!!!


    oye solo vi una pulga en tu relato

    no es juan manuel serrat
    es joan manuel!!! que sabina bien lo dice

    Joan manué manué

    ResponderEliminar
  9. qué linda historia de amorrr!!
    me gustó!!

    kissessss

    ResponderEliminar
  10. Querida Malque:

    Por poco el Rey Hidrogeno llega en PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSS:

    Agradable relato, me agrado para leerselo a mi Hermosa Bebesota.

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  11. hay yo esperaba un desenlace mas violento... no se.. que cuando estaban a punto de consumar su amor el danes se rascaba y acababa con la vida de alguno de los dos.. jaja!

    ResponderEliminar
  12. Ay Flor ja ja ja estoy en la biblioteca cerca de mi trabajo y la gente me mira raro por la risa de idiota que me has arrancado, eres mi idola me cae que si, muy chido el cuento y que buena imaginacion, me imagino al pulgon con su perjume caro y su gorrita mamona.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  13. Hola Querida La Mal.
    Está chida la conclusión, del atascón de las pulguitas besuconas.
    Yo quiero una gorra mamona :o]
    Cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  14. hey!!! aquí estoy de regreso y prometo no hacer tan largas mis ausencias!!! Genial texto, me gusto..no se ese romance de pocas pulgas ( pues son dos no’mas!) buen inicio de semana!!!

    ResponderEliminar
  15. Me gusto mucho esta historia de la spulguitas, tu te hiciste fan de adolecentes enamorados y espadas y yo de pulguitas traviesas que cosas no? jejejeje

    Ya me hacia falta leerte malquerida, cuidate mucho espero ya no estes agripada

    ResponderEliminar
  16. Aw! Que lindo! Este relato me recordo el cancion de "El Chorrito" de Cri-Cri.

    ResponderEliminar
  17. El hecho de tener pocas cosas en común mantiene estable la relación, yo no soy precisamente una adicta al amor pero lo estudio y lo comprendo. Me gusto este post es adolescente, es puro es ESO SENCILLAMENTE AMOR.

    ResponderEliminar
  18. Tienes puntería, sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  19. Que bonita historia. Al parecer comieron perdices!
    un besazo!

    ResponderEliminar
  20. Jajaja muy buena historia, yo pensaba que las pulgas no se enamoraban


    :O


    byE cuidate

    ResponderEliminar
  21. Hola Reyna!!!!!!
    adivina que? (queeeee? dice la reyna)
    ya tengo lap!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! =D
    jjajajajaj asi es en la tarde fuimos por ella :)

    que bonito relato de las pulgas que por lo que se lee eran bien nais bueno al menos Joaquin jajaja y me dio risa que tmbm rosa la pulguita va a zumba jajajja awwww extrañaba leerte espero que estse bien y tratare de ponerme poco a poco al corriente que tengas linda noche y excelente semana!!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  22. Que rico eso de levantarse y no tener que preparar desayuno. Nomas le clavas el pico al piso y listo! Ademas ni recojes mesa ni lavas trastes. Las pulgas seguro son felices siendo amas de casa.

    Yo tengo una duda desde el principio y me esta carcomiendo el alma, no me aguanto más, tengo que preguntar:


    Como es una "Gorrita Mamona"?

    ResponderEliminar
  23. Awww que bonita historia de amorrrrrrr!!!

    ResponderEliminar
  24. Buenoooooooooo!!!!! Ya veo que la gripe quedó bien curada... ¡vaya inspiración! Bonito relato. Me gustó. Besitos y saluditos desde España.

    ResponderEliminar
  25. ¡Ahaa! Muy tierno, pero me caen gordas las pulgas.

    Pero ¿por qué si las pulgas huelen tan bien, luego los perros huelen mal?

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Ahhhh qué linda historia Malquerida. Se agradecen las aclaraciones de que son dos pulgas, por que a lo largo de la historia hacías unas descripciones de ellos que bueno, olvidaba que en efecto eran pulgas y no seres humanos (como yo los metalizaba).
    Me ha agradado ¿ya ha acabado? :(

    ResponderEliminar
  27. Lindo cuento el de Rosita y Joaquin! Muy bien, Malque!

    ResponderEliminar
  28. DIANA: Buen inicio también para ti.

    Saludos.

    Rey H: Es gordito y querendón el pulgón pero en nada se parece al gordo del PAN jeje.

    Que bueno que te gustó querido Rey H.

    Un beso para ti.

    Dan: Según sé tienen 3 pares de patas o sea seis jeje.

    Besos Dan.

    P´Pito: Dices que no te gustan los continuará, ¿ton´s?.
    Igual puedo seguirle no sé.

    No puedo contar sobre ahcer el amor de las pulgas porque sería un cuento pornopulgoso jajajjaja.

    Exactamente es esa canción, ¿te la sabes?.

    Besos.

    Saqy: Gracias, te mando muchos besos.

    aLeVoSía: Emmmm... noporolo, las patas izquierdas son de Rosa que no sabe bailar y Joaquín es un excelnet bailarín.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Amorphis: Es que tiene que estar bien comido para poder responderle a Rosa a la mera hora je.

    ¿Afeminado?, no creo, jaja

    Saludos.

    Jolie: Es Rosa que se está alistando para la boda y Joaquín no salió porque el novio no puede ver a la novia antes de la boda jaja.

    Corregido.

    Saludos.

    DeMónicamente: Gracias, que bueno que te gustó mi historia sui generis.

    Saludines.

    Mariposa: Ojalá le guste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Chica: Si que eres de mente ocurrente jajajajaja pero es hsitoria de amor je.

    beso.

    Malhechecito: Les hubieras enseñado el cuento para que se rieran también jeje

    Ese Joaquín es un pulgón refinado acuérdate.

    Abrazo.


    Pherro: ¿UNa gorra mamona?, deja preguntar donde las venden jeje

    Saludos.

    Toño: Te extrañéeeeeeee!!!

    Ácido: Así tu me entretienes con tus historias y yo con las mías.

    Snif! estoy peor de la gripe, snif!

    Saludos.

    Micky: ¿La del Chorrito?, voy a escucharla de nuevo para recordar.

    Saludos.

    Vane: Muchas gracias. es un amor más bien de pulgas marudonas pero amor al fin.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. jordim: Intento escribir... lo intento.

    Muchos saludos.

    Soñadora E: Sipirili: Comieron perdices y fueron felices. jeje

    Saludines.

    Avecita: Claro que se enamoran ¿sino de dónde salen las pulguitas?, jajjaja

    Saludos.

    Ely: Holaaaaaaaaaa!!!

    ¿Ya tienes compu?

    ¡¡¡VIVA!!!

    Que bien, me da gusto, te extrañé mucho caray.

    Rosa va a zumba porque está gordita y tiene que mantenerse saludable.

    Joaquín es muy cuki y siempre anda muy perfumado y bien vestido.

    Yo también te extrañé mucho y me da gusto estés de vuelta.

    Besos muchos.

    Arañita: No me había puesto a pensar en que las pulgas tienen una vida fácil porque no piensan todos los días que hacer de comer.

    ¿Gorrita mamona?, sacré uan foto de ella, jaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Boleyn: Muy tierna realmente je.

    Saludos.

    Liova: Nop, en realidad estoy en crisis con la gripe, hoy es mi noche terrible para amanecer mejor mañana, espero.

    Saludines.

    Moka: Jajja ¿te caen gordas?, pero si son un encanto jajaja claro en los perros de otros jeje

    Los perros que huelen feo es porque no los bañan no por las pulgas jajaa

    Besos.

    Gabriel: Tenía que hacer la referencia para que precisamente no lo olvidaran.

    Aún no sé si ya terminó, no lo he decidido.

    Saludos.

    Pelusina: Gracias Pelusa.

    Besos.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje