Páginas

domingo, 8 de agosto de 2010

Relieves.



Pensar que cada arruga, cada cicatriz en mi cuerpo tiene su historia me hace recapitular mi vida. Ver cada cosa que he hecho y que se queda fija en los intervalos de la lucidez.
La geografía de mi cuerpo es tan vasta como cabello tengo en la cabeza.
Expresiones en mi cara que son difíciles de borrar.
Rictus que se quedaron como tatuajes.

Por mi nariz ha circulado el aire pesado de los enojos. El aire que limpia los pulmones para dar paso al aire fresco que circula sin descanso por todo mi ser.
El aire ha circulado por entre mis dedos dejando escapar los aromas de una niñez escondida detrás de una barda de piedras.

Si las caricias se pudieran ver, mi cuerpo sería un altar a ellas. Las caricias serían el follaje que ha alimentado gran parte de mi ser por tantos años.
Mis manos acarician al sol al amanecer y le dan las buenas noches a la luna.

Las arrugas en mi cara dicen todo lo feliz que he sido. Mis ojos pueden reflejar tristeza pero porque no se han fijado bien que en las orillas están marcadas las risas que han sido muchas.
Las comisuras de mis labios se pueden ver para abajo como si fuera a llorar pero no es así. Mis labios están prestos a soltar la carcajada poniendo una poca de resistencia.
Mi boca ha sido fábrica de sonrisas y regaños.

Mis manos aplauden cada alegría que festejo. También tienen marcadas largas horas de trabajo arduo a las que han sido sometidas pero nunca se han quejado.
Mis manos como arbustos que esconden las penas que pasé.

De mi pecho ha salido el alimento que amamantó a dos seres ávidos de vida. También han sido fuente de inspiración para poemas de amor nocturnos.

Mis pies han caminado mucho y les falta mucho más por recorrer ¿y como no? si ahora es cuando están empezando a descubrir el mundo que antes me negaba a ver. Recorren el camino como hojas al viento sin destino fijo arremolinándose en lo rincones de la sensatez.

¿Mi vientre?. Si mi vientre pudiera hablar diría todo lo que sintió al arropar bajo su cobijo a dos seres que ahora son mi más grande orgullo.
No acabaría nunca de decir lo que sintió en las primeras pataditas de mis niños. Lo que sintió cuando se movían dentro de mi y mis ojos se abrían tanto al ver como mi panza cambiaba de forma.
Diría como es que esos niños se aferraban a mi cuerpo para no ser removidos del plácido lugar en el que se encontraban.
Se aferraban a la tierra como las raíces de una siempreviva.

Mi vientre sería la tierra que albergó dos semillas que han crecido como robles alzando sus ramas al futuro. Regados con paciencia todos los días sin parar. Quitando los abrojos de su camino y enseñarles como quitarlos sin lastimarse.

Mi corazón diría que es el motor que mueve todo mi ser. El que me mueve cada día para abrir los ojos y sentir que la vida me depara muchas cosas buenas.
Mi corazón es el volcán que está en erupción dejando salir la lava de sentimientos que están acumulados en su interior.

Mi sangre corre por las venas como ríos dando vida al entorno en que se mueven. Mi sangre es el alimento de los peces que son el amor a raudales que tengo guardado. Sangre de valiente que ha traspasado los límites de la locura y el terror.

La geografía de mi cuerpo tiene muchos caminos sin recorrer y ahora es cuando estoy empezando a darme cuenta de ello.
Mi sensibilidad está a flor de piel y mi cuerpo es testigo de ello.







*imágen tomada de Google.

21 comentarios:

  1. Querida Malque:

    PrimeraSSSSSSSSSSSSS:

    De que manera has descrito lo que eres, la verdad es un mapa mental, sin que te haya faltado detalle alguno.

    Como siempre Malque exquisito lo que escribes.

    Besos Brujos*

    ResponderEliminar
  2. ultimamente me sorprendes mucho mi malquerida.

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso, de verdad. Justo me gusta esta forma de apreciar y amar nuestro cuerpo con sus marcas, y huellas que el tiempo, la vida y la experiencia dejan en él.

    Un beso mi querida, La Malquerida ;)

    ResponderEliminar
  4. De todo lo que te he leído, esto es lo mejor! FELICITACIONES!

    BESOTES Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  5. Muy gusto tu post.
    Realmente lo hizo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Eres un mundo sorprendente, Querida La Mal.
    El alma no tiene edad y has tomado la sabia decisión de darle un segundo aire a tu vida. Tus palabras palpitan, se sienten vivas al leerlas. También es arduo el trabajo de escribir y te va rindiendo lozanos frutos. Si por ley natural tu vientre ha dejado de dar vida, ahora la vitalidad que te colma se desborda en lo que escribes.
    Un abrazo, Doña Flor, cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Hola malquerida, pasaste por mi casa y te doy las gracias, te devuelvo la visita y me sorprendo al leer lo que escribes, de verdad te ves así o es pura caligrafía, es cierto que cada arruga de nuestro rostro es una sonrisa o un dolor vivido, por eso se dice que " la arruga es bella" , no te veas en el espejo, sino mira a tu alrededor y fíjate en la gente que te quiere y te ve guapa, yo creo que tu cuerpo es tan hermoso como el de cualquier ser humano. un saludo

    ResponderEliminar
  8. Que bueno que no solo te quieras, sino que estes bien conciente de las razones por las que te quieres..

    =)

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno que al mirarte encuentres tanta riqueza!
    Te felicito, es hermoso lo que escrito!

    Un beso
    Maribe

    ResponderEliminar
  10. Wow, lo que daría yo por sentir unas pataditas de esas :(

    Que hermoso post, me estremeció...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. nice nice
    y si... el cuerpo es ese cajoncito de reuerdos que solo uno mismo puede decifrar... ves algo y recuerdas un momento especifico! es la onda!
    saluditos!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola. Me gustaría que leyeras mi historia. Necesito de tu opinón. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la metáfora de la geografía de tu cuerpo. Un bello inventario de sus hechuras. En cantador eso de "Si las caricias se pudieran ver, mi cuerpo sería un altar a ellas. Las caricias serían el follaje que ha alimentado gran parte de mi ser por tantos años". Un abrazo siemprevivo, y qué grato es leerte, mi bienquerida. Carlos

    ResponderEliminar
  14. Me acordé de una canción que dice que
    Es el tiempo que escribe sobre mis canas, o algo asi...
    tu escrito dice algo parecido, y lo que le falta por escribir

    ^^
    byE

    ResponderEliminar
  15. Hola Ángel:

    Es bueno mirarse sin miedo, es saludable.
    Te felicito por la descripción, está muy sentida y haces que se te sienta bien.
    Es una alegría leerte,

    Besos, Flor.
    D.

    ResponderEliminar
  16. Y es que tu cuerpo es el lienzo viviente de la historia de tu vida... y cada linea significa un recuerdo inborrable... que alegria poder tener la virtud de verse asi...

    Se te quiere mi reyna! =)

    ResponderEliminar
  17. Our body it's the most beautiful canvas.

    ResponderEliminar
  18. Que lindo, me imagino el orgullo de tus hijos al leer tan hermosas palabras y como describes tus sentires, amalos mucho, mucho, eso nunca se olvida, un saludote Flor.
    Bye

    ResponderEliminar
  19. Ayer lei esto, pero no tuve tiempo de comentar, creo que indudablemente es algo de lo que mas me ha gustado leerte!!

    Parte importante en los textos son los comentarios, dicen por alli que son los que alimentan a los blogs...en este caso, el de PHERRO me ha encantado!

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Pobres de aquellas que gustan de borrar estas huellas que la vida ha dejado en ellas, y que tu hoy nos descubres con cariño y orgullo.
    Creo que ya lo dije alguna vez: Malque, yo de grande quiero ser como tu!
    Besos

    ResponderEliminar
  21. LAs Cicatricez del Cuerpo, los tatuajes naturales del sendero de nuestra vida, son como las lineas de las manos que dicen nuestro pasado, presente y futuro.

    Pero nosotros forjamos lo no escrito =)

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje