Páginas

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Fiuuuuuu!!! salvada.









La MaLquEridA es Flor, Flor es la MaLquEridA. Son lo mismo pero no son igual.

Una gran difrencia que tiene la MaLquEridA con Flor, es que es muy besucona, abraza a todos por igual y va regando palabras cariñosas a su alrededor, Flor no.
Flor es seca, no abraza a menos que la abracen a ella, da besos solo de despedida o saludo y de palabras cariñosas ni hablar... nunca las dice.
la MaLquEridA es extrovertida... bipolar.
Flor es introvertida... bipolar.

La MaLquEridA al ser muy extrovertida, casi provoca un colapso en la casa de Flor, el sábado.
Atendiendo Muny a una visita, Barry esperando algo, Kiku en su recámara y Flor en la computadora,
La MaLquEridA se despedía de un buen amigo con el que hablaba a través del messenger. Acostumbrada a las palabras cariñosas las escribía sin mayor problema solo que... nunca se dió cuenta que Barry estaba detrás de ella. Y no es que Barry lea lo que la MaLquEridA platica por el messenger, es solo que algo de lo que ella estaba escribiendo le llamó la atención.
Barry tiene un gesto característico que hace cuando algo le molesta y Flor se lo vió, ( el gesto).

No sabe que palabra fué la que Barry leyó y ni modo de preguntarle. Ella con su sexto sentido que estaba un poco dormido, (si no le hubiera avisado a tiempo), volteó porque sintió algo extraño.
¡¡¡BARRY ESTABA LEYENDO LO QUE ELLA ESCRIBÍA!!!, y no es que fuera malo, no, solo que él nunca ha visto que trate a nadie con cariño y alguna palabra melosa, alcanzó a leer.

¡¡¡CHANFLE!!!, pensó ella en lo que Barry se dirigía por sus lentes ( no ve bien de lejos). Rápidamente como pudo con  mano temblorosa, cerró ventanas ( tenía dos abiertas) y puso el post de la Sonrisa tenue.
Barry preguntó si podía leer y la MaLquEridA, claro si quieres.

¡¡¡JESUCRISTO VENCEDOR APLACA TU IRA Y TU RIGOR!!!, la MaLquEridA sudaba sangre, y no es que le tuviera miedo a Barry no... le tiene PAVOR cuando se enoja.
Barry terminó de leer y la felicitó. Siempre lo hace ya que le gusta mucho como escribe.

MaLquEridA vió que su amigo cerró sesión y no pudo hacer nada, ¿ya qué?, mientras la otra ventana seguía parpadeando y ella no podía contestar, por temor a abrir la ventana equivocada en el estado de atolondramiento en el que se encontraba.

¡¡¡MADRE MíA DE GUADALUPE!!! pensaba la MaLquEridA y eso que es atea, aunque en casos de extrema urgencia, siempre baja a todos los santos del cielo y del más allá y este era un caso de EXTREMA URGENCIA.

Ella prefirió revisar algunas cosas y no abrir ventanas en lo que Barry se entretenía en otra cosa. Pero ya no se lo pudo quitar de encima. Todo el tiempo anduvo revoloteando sobre ella como no queriendo y él ya no se quitó los lentes, no vaya a ser que pase lo que en Caborca y algún malandrín le vaya a robar a su reina.

MaLquErida descubrió algo insólito. A éstas alturas de la vida Barry es CELOSO, POR DIOS!!!

Hasta que la visita llamó a Barry, a la MaLquEridA le dió tiempo de avisarle a otro amigo que se iba a demorar un poco en contestar, por lo que había pasado. Y aunque ella estaba muerta de risa por dentro, por fuera sudaba aceite.

Flor habló con sus hijos.
Debían saberlo POR SI LAS MOSCAS.

Habló primero con su hijo y le explicó lo que había pasado. Después habló con su hija. Lo entendieron perfecto. Claro que le dijeron que tuviera cuidado y bla-bla-bla pero eso no tenían que advertirlo, ella estaba por demás enterada de lo que debía hacer.

Lo mejor de todo es que Flor reaccionó a tiempo y alcanzó a cerrar ventanas, si no ahorita la MaLquEridA, 
sería historia.
Será mejor que ya no le enseñe a Barry a mover la computadora, no vaya a ser que con un click, este termine con casi un año de la MaLquEridA, que se ha hecho de una historia a base de contar otra... la de FLOR.

CLICK!!!


¡¡¡DIOSES DE TODOS LOS CIELOS!!!, gracias porque no se dió cuenta.


Salvada...





Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales