Páginas

viernes, 12 de junio de 2009

El arado.

No, no voy a hablar de ninguna herramienta para trabajar la tierra.

Resulta que la fuckin yogui, hoy estaba enojada y no entendía razones por las cuales no puedo hacer algunos ejercicios.

Le valió queso todo lo que le decía, y no hubo de otra, -¡éntrale que es mole de olla!-

Después de cerca de diez minutos de estarnos diciendo como acomodarnos para que le energía sea aprovechada -ni que fueramos refrigeradores- nos dijo que si no nos acomodábamos, ella no podría empezar su clase.

Lo bueno que voy a yoga a relajarme, ja!

Después de hacernos estirar como ligas, de torcernos como lombriz en agua puerca y de dejarnos haciendo las asanas -sepa su madre si así se escriba- de dejarnos haciendo malabares mil años casi a punto del ranazo,

nos dijo que teníamos que hacer el arado -¡pa´su mecha!, óra si estás enojada pinche yogui rosa-

les voy a explicar como es, para los que no lo sepan.

Nos acostamos en el suelo y abrimos los brazos para formar una cruz con nuestro cuerpo; después nos impulsamos levantando la cadera y echando los pies hacia atrás de la cabeza,

quééééééé?

o sea, las puntas de los pies tienen que tocar el suelo por detrás de nuestra cabeza... y tenemos que dejar los brazos quietos, no moverlos para nada...así, quietas, durante mil años; porque eso si, espera a que ya casi estemos a punto del calambre para decirnos -no se muevan, porque si no el trabajo que hacen no sirve ni para fuckin madre!, ash!

y yo- em....er....si...este...eh?...yogui...ejem...

en dónde ponemos la panza?

24 comentarios:

  1. Jaaaaaaaaaaa, ni modo, el ejercicio siempre es benéfico pero dile a la fuckin rosa que no se pase de lanza contigo porque si no entonces iré a darle sus mandariazos eh?

    ResponderEliminar
  2. Me suena muuyy familiar. Yo estuve haciendo ejercicios de yoga en casa, con un dvd de Wai Lana... y de plano había uno de ellos que jamás lo pude hacer, ya que o me sobraba una pierna o me faltaba un hombro o el dvd estaba mal traducido. Pero aparte la asana era medio complicada y quedaba uno como pulpo retorcido. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No se si te comente que yo hago yoga todas las mañanas, y mi esposo tambien. A el ya le habia hablado de tu blog y hoy le lei tu post y estuvimos riendonos un buen rato!!! Al cabo, el me pregunto que porque tu hacias yoga, yo le conte toda la historia del Barry y el me dijo: "entonces el Barry se preocupa por su salud y la lleva al yoga, no?" y yo "siiii" y el " y porque entonces ella dice que es una malquerida???"
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. La yoga na mas sirve pa' ganar baro, ja ja ja, sale uno mas madreado de lo que entro.... te recomiendo mejor el Kamasutra... es como yoga, pero mas.... divertido XD

    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Jaaaaaaa, el kamasutra, jajaja

    ¡Órale, cómo vas!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaa... Me habian recomendado el Yoga.. pero despues de tus ultimas peripecias.. y de saber de la yogui rosa.. lo voy pensando mejor.. jajaja..

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. jaja. parece divertido pero ha de ser medio de suplicio. Creo que el yoga no es para mi. soy una desesperadita y con tanta cortonsión seguro que se me sale un auch!!! a media clase o otra cosa...

    osea un torzon... ja
    mal pensada

    ResponderEliminar
  8. jajaja que buena anécdota mi malquerida.. pero mira la cosa es que el ejercicio es rete gueno pa estos menesteres asi que como bien dijiste a darle que es mole de olla.. vas a ver que te vas a poner mas guenota y barry andará peor que loquito por ti.. =)

    besos!

    ResponderEliminar
  9. Ánimo!

    Como shingao no vas a poder?

    La panza dejala por allí.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jejejejeje... ánimo, Malquerida. Usté sígale, que la panza... también seguirá allí, pero cada vez menos.

    OOOMMMMM

    ResponderEliminar
  11. Ashhh, a mi tembién me rechocanb esos profesores de Yoga que s ec reen que uno no tiene huesitos en el cuerpo y te ponen a retorcerte como babosa con sal. Según yo, con la Yoga debe de ser hasta donde llegues, sin forzarte tanto. No le hagas caso mi malque, yu tranquila y dile :"OOOOOOOMMMM", pa ver si se calma de los nervios.

    ResponderEliminar
  12. para relajarte mejor vete al billar, eso hago yo!!!!

    ResponderEliminar
  13. Oye...

    Y no sería mejor hacer yoga con el Alejandro Maldonado??? Ese que sale en Hoy... Yo veo que muchas lo siguen...

    La verdad no sé si por el ejercicio, porque cada que las veo, nomás están babeando frente a la pantalla...

    Él es un vedette del yoga... Ódienme las que tengan que odiarme...

    Un abrazote mi Malquerida!!!

    Cheers...

    ResponderEliminar
  14. Uhy! y o con suerte puedo dar un paso después de otro...

    Y q carajos haría yo con mi panza de cerveza?, mas aun cuando día q pasa la cerveza me sigue dando ánimos!

    ResponderEliminar
  15. Ay Malquerida Bella

    Jejeje como crees! el otro mandandote al Kamasutra, pero ni loca lo vayas a hacer y menos la del mono y la gacelaaa! jajajajja no no no.

    Bueno espero que con el arado al menos llegues a una corta grama, je! y aque la panzita a veces no deja mucho!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, que chida prof. tienes, nunca nadie te dijo que sería fácil verdad, además recuerda que si duele, es bueno, pppffttt, saludos!!

    ResponderEliminar
  17. se de lo k hablas jajaja solo una veZ Entre a la clase de yoga jajajaj

    prefiero step, bailoterapia u alguina otra clase jajajaj

    saludos

    ResponderEliminar
  18. JajaJA!...
    Amiga...

    Me encantaría acompañarte, el YOGA es mi favorito. Sé que hay unos ejercicios un tanto extraños, pero nos ayudan muucho...

    Besito, fuerzas y vamos que se puede....

    ResponderEliminar
  19. nunca he hecho ejercicio, menos y yoga, creo que ahí quedara si lo intentara, o minimo vomitara en el intento (porque no puedo dejar de decir una asquerosidad) en fin, saludos

    que buena rola tienen shhhh nunca soporte ser un alma invadidaaaa hasta que vi frente a miii por quien yo moririaaaaaaa

    CRUDO

    ResponderEliminar
  20. He puesto tres veces las respuestas a sus comentarios y la compu me los ha borrado,tres veces,mi paciencia llegó al límite.

    Les agradezco sus comentarios,resulta que hasta la compu se puso loca.

    Ciao.

    ResponderEliminar
  21. Pues yo sí puedo hacer el dichoso Arado

    ya te he contado que me gusta mucho el ejercicio, es mi terapia pero la verdad qeu el yoga me aburre mucho, prefiero los deportes más intensos como el kickboxing, correr y las pesas... eso hago

    sin embargo hice yoga una buena temporada porque es muy sano y útil... esa posición me salía bien

    deje de quejarse y haga sus ejercicios con la ogra rosa porque el deporte es disciplina.

    Besos muchos

    ResponderEliminar
  22. Mau:Lo que menos hago es hacerle caso a los demás,entonces me purga que la yogui rosa me obligue a hacer los ejercicios y en mi rebeldía,cuando ella está en otro ejercicio yo me quedo acostada sin hacer nada, aunque después me llame la atención.
    Ash! ni que fuera mi mamá.

    ResponderEliminar
  23. Ayyy Mal Querida, te digo que eres rete divertida en serio. Me encantó eso de que en dónde pones la panza y te contesto, lo qque les digo a mis hijos cuando me dicen a mi, que meta la panza: pues sólo que la meta a un concurso.

    P.d... yo nunca he podido hacer Yoga, prefiero bailar un buen danzón o un tanguito. Saludos Mal Querida.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje