Páginas

sábado, 13 de junio de 2015

Mitad bruja, mitad abuela con extractos de gracia divina

Mientras tanto en un lugar lejano, una mujer mitad bruja, mitad abuela se deshace ante la eterna duda: ¿Hago ejercicio hoy o empiezo el lunes?

El oráculo ha hablado: EL LUNES.

Acato tus designios ¡oh gran profeta!


Como buena mexicana -que se ponga el saco el que le quede- dejo todo para mañana. Mañana es hoy. Hoy es sábado. Sobrevivo sin terapia. 
Hoy sin haber dormido me tiro en el sillón de la marmota e investigo -todo lo que leo me sitúa en el punto exacto de un lugar común- todo lo que ya sabía del pp. Siempre hay algo nuevo. Por ejemplo, ofrecen la cura milagrosa bajo las manos de un advenedizo digo de un adivino chamán francés.

Cuando uno está desesperado acepta incluso venderse al diablo por la módica suma de un alma. (Ya sabemos que no acudo a adivinos ni creo en supercherías pero si me ofrecen la oportunidad y no me da miedo, le entro como no. Por volver a caminar daría lo que no tengo).

Los pájaros profanos habitantes de mi azotea no han graznado. Estarán dormidos. Extraño la alharaca del despertar. Sus patitas sobre el tragaluz de las escaleras maravillan a Natalia. Tiene tanto qué aprender.

La otra vez me dijo: -¡Eh abuela mira!
-¡Aggggggggghhh! ¡Una mosca! ¡Tírala!
-Pobrecita. Mira, tiene menos de cinco años y ya se murió.

En la palma de su mano yacía una mosca adolescente -yo digo que lo era por el tamaño- muerta patas arriba.

-¡Tírala por dios las moscas se paran en la popó Natalia!
-Pero abuela mírala, tiene menos de cinco años y está muerta.
-¿Cómo sabes que tiene cinco años niña?
-Porque está chiquita.
Diciendo esto guardó la mosca en el bolsillo de la chamarra como si guardara algo muy preciado.

Venciendo mi repulsión, tomé a la mosca adolescente, la deposité suavemente en el agua del inodoro y elevé una oración por su alma. (Mentira, la aventé sin misericordia a la taza del baño) RLM (requiescat la mosca).
Después de acongojarse por ella me platicó que un día agarró un gusano ¡Muero! Moscas y gusanos son mi muerte.

Esa niña, mi niña.

Ayer sin darme cuenta ¨corrí¨ tras de mi Tiki. La Bella corría tras de nosotros cuando de pronto un grito me paró en seco: 
-¡Abuela estás corriendo! ¡Felicidades abuelita! Me abrazó y fui feliz. Si existe dios es Natalia. Mi dios es La Bella. Obra milagros en mi.

Y ya, me voy. Hoy toca a a Laura cuidarme todo el día. 
Hagámosela leve. 

















27 comentarios:

  1. Lo bueno, es que corriste...
    Lo demás, ni modo.
    Ni caso.
    Camina, Malque, camina.
    Y no hagas caso de todos/as esos/as agoreros/as, que no atinarían ni en la madre.
    Bss, pendejona.

    ResponderEliminar
  2. Mi querida media bruja,
    ya sabes, quien lo quiere lo consigue.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¿Eso de dejar todo para mañana lo teníais ya en vuestras raíces o es herencia española?
    No quiero contarte como me dijo un señor que le había curado el asma un curandero, después de volverse loco visitando a los mejores médicos.
    En ese dios tuyo si que se puede creer sin necesidad de tener fe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Amo a La Bella... dale muchos besos y dile que se los manda una tía que aún no conoce, de Rancho Grande. ¿Qué más podrías desear, teniendo a esa peque contigo todos los días?
    Y unos para ti, mana.

    ResponderEliminar
  5. Las abuelas somos así, que más da si somos brujas, lo bueno es que corriste y la Bella era feliz.
    Un abrazo gigante

    ResponderEliminar
  6. ah ya decía yo lo de la escoba por algo ... ahora me rechistas ¡¡;P
    lo de la mosca adolescente me arrancó la risa boba . ando en ello intentando cerrar la boca ; con la suerte que tengo me entra una seguro .. ( lo lamento . usted sra tendrá al menos media culpa)
    Un beso y un abrazo con sonrisa .. ok?
    pd/ de pp no sé yo creo que cuanto más investiga una sobre lo que tiene peor .. yo es que soy muy aprensiva y encima no me fio ni d mi sobra ...

    besos y abrazos suavecitos

    ResponderEliminar
  7. esa niña es toda una fuente de alegría para ti.

    besos

    ResponderEliminar
  8. De tu propia enfermedad, Malquerida, haces todo un divertimiento. Me ha encantado eso de "Si existe dios es Natalia. Mi dios es La Bella. Obra milagros en mi." Cuantos pueden sobrinos, nietos...en nuestros impedimentos. UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
  9. Considerando que res una gran mujer, inteligente y buena, hay que investigar las razones del pp para haberte atacado. Si la encontramos habrás aprendido una lección, dándole sentido.

    Indudablemente La Bella es Dios. Aprovéchala.

    Un abrazo de quien te admira

    ResponderEliminar
  10. Mira que me entretiene y divierte leer tus entradas, geniales. Besos Bella bruja....eeee, abuela

    ResponderEliminar
  11. Jjajaja la mosca adolescente y el gusano...esa niña es purita luz,no me extraña que te recargue las pilas!
    He pasado un buen rato leyéndote.

    Vaya con Enrique que no viene a tus sueños...estos musos qué caprichosos son...

    Buena noche,besos.

    ResponderEliminar
  12. La Bella obra milagros en ti.
    Estoy convencida de que se siente orgullosa de tener una abuela cómo tu.
    Besos para ambas, buen finde, amiga

    ResponderEliminar
  13. Los niño son tan especiales, recordé un dia mi sobrina, en ese momento unos 5 años, tenia piojos y no quería que la abuela los sacara, porque ella era ecologista y si habían llegado ahi por algo era., Obvio que la abuela no respeto su ideal y le saco los piojos
    Abrazos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que Natalia si que es tu dios... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Que su milagrosa Bella la acompañe siempre :).
    Beso.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Buenas noches.....ya llegué!


    Por si estabas preocupada......

    =)

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. "divina" la bella Natalia!!!

    beso enorme a su abu!

    ResponderEliminar
  20. .. " Me abrazó y fui feliz "...Mmm .. ¿ lo ves cielo ? a veces se puede.
    ¿Corriste? .. ¿para qué narices quieres tú hacer más ejercicio?
    Das otra carrerita ... que te vea Bella y listo...
    ¡Sed felices preciosa!... aunque sea de mentirijillas,
    no se lo diremos a nadie Shsssss!! ...


    Un beso enoorme Malque!

    ResponderEliminar
  21. Bueno, mi experiencia me dice que las mujeres evolucionan de la siguiente manera: empiezan ladinas como la Chilindrina, provocadoras como la mamá de Paty, malas como Doña Florina y finalmente brujas como Doña Clotilde.

    ResponderEliminar
  22. Natalia es tierna y divina... para deshacerse uno ahí mismo junto a la mosca muerta.

    Empieza YA a hacer ejercicio!... Bueno, has hecho trampas porque casi es lunes...

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Yo soy 200% mexicano dejando todo para mañana...

    Es una entrada muy divertida que me recuerda a mi infancia con 5 años matando serpientes en el jardín.

    ResponderEliminar
  24. Los milagros no tienen por qué ser, necesariamente, teológicos... Como queda demostrado por tu historia de la corrida.

    Saludos y suerte para la semana.

    J.

    ResponderEliminar
  25. Esos son los verdaderos diositos... Un apapacho...

    ResponderEliminar
  26. Hola Flor de María, seguro que la Bella obra milagros en ti igual que los obras en ella al quererla tanto. Me has hechos reír porque escribes incluso el dolor con humor y lo transmites.
    Saludos y abrazos como de aquí a la luna

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje