Páginas

viernes, 9 de enero de 2015

Quehaceres cotidianos

  1. ¿Cómo se convence a una niñita que a la escuela no se va con pijama de Hombre Araña ni con zapatos del ídem? 

Le expuse a Natalia mil argumentos que entendió a la perfección pero que no aceptó. ¡Quiero ir a la escuela con mi pijama de Hombre Araña, abuela!
¿Qué hacer Jesuscristo Salvador ante la voluntad férrea de una niña que sepa su madre de dónde sacó lo necia? Nada por hoy.
Lo siento por la miss porque cuando La Bella quiera ir al baño le va a tener que quitar la chamarra, el sweater, la bata, las mallas y la pijama. Con este frío de todos los diablos los niños deben asistir a la escuela cual cebollas, con capas y capas de ropa para evitar que se enfermen.


  1. ¿Cómo le explico a una niñita que no debe lanzar maldiciones? Que ella es una princesa hermosa y el ¡Maldita sea! que su abuela lanza a menudo es por su carácter explosivo pero eso no quiere decir que ella las diga.

Ante la lentitud del iPad para cargar escuché a La Bella decir: ¡Madita sea, el iPad no carga!

Le expliqué sobre esa manera mía de lanzar exabruptos por todo no es buena, no debe copiarla.
-Si abuela, las niñas no decimos eso- me dijo con su sonrisa de niña linda para después decir: ¡Madita sea no hay internet!

  1. ¿Cómo explicarle a una niñita que las pastillas que tomo son porque estoy enferma, porque las necesito y no como fórmula mágica para aliviarme de todo como ella piensa?


Hace unos días La Bella quería una pastilla porque le dolía algo -no supo explicar qué-  y me pedía una de las que el pediatra le recetó cuando recién enfermó de gripe y tos.
Afortunadamente es una niña muy inteligente y lo entendió pero tengo que estar alerta con la farmacia que tengo en mi casa (por aquello del pp).

  1. ¿Cómo hacerle entender a Natalia que los monstruos no existen más que en la imaginación y que por muy oscuro que esté un sitio no hay cabida para ellos?


Monstruos, diablos y demás seres imaginarios fueron creados para infundir miedo o para entretener luego entonces debe saber que nada de eso existe. Debe tener fuera de su mente el miedo, sé porque se lo digo.

Ser la figura principal en su día a día no es bueno para ella por mis defectos que salen a flote a la menor provocación. Tengo que mantener a raya lo malo para que Bella no sea una copia de esta que soy. Debo sacar más a menudo todo lo bueno que tengo -dicen que tengo muchas cosas buenas según- No se puede repetir la historia.
Si algo hay que rescatar de estas vivencias entre Natalia y yo es que nos estamos uniendo más cada día como nunca antes me uní con nadie.

Lo que tengo que hacer es pensar antes de abrir la boca y eso si que es un verdadero problema para alguien que habla antes de pensar.

Click!













Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales