Páginas

domingo, 30 de diciembre de 2012

Del significado de lo que no se ve






Soy melancólica y qué chingados. Escribo puras cosas tristes y me carga la chingada porque sí. No sé que decir, me siento confundida. Y no se trata de hablar de lo mal que la vida va o de lo bello que me rodea pero tengo tantas cosas atoradas y no hay manera de sacarlas. Cada día soy más introspectiva. Encuentro menos qué decir y más que callar. Las putas palabras se quedaron agarradas de la chingada y no salen.

Se trata que de pronto le encuentro un significado diferente a todo y que muy pocos entienden.
Las rosas rojas por ejemplo me significan un sello de amistad reciente que irá más allá de la muerte Los alhelíes o el tiempo perdido dignifican mi autoestima. Encuentro que lo que poseo se lo puede cargar la chingada en un abrir y cerrar de ojos al borde de una imagen. Quedarme con las manos vacías me significa un adiós definitivo. Agosto yace entre los ires y venires de una presencia inmune a la tristeza.
Las fotografías pueden suponer momentos lindos porque nadie retrata los hechos tristes pero también pueden significar la pérdida del todo.

La gente en esta época todo lo ve bonito pero la aguda mirada que tengo muestra mi lado vulnerable. Si soy feliz en el momento debo vivir pleno porque mañana puede ya no existir. En unos instantes la vida cambia y todo se lo lleva el carajo. Hoy eres pero mañana ya no.

Tuve la oportunidad de estar al borde del abismo de la mano de dos personas importantes en mi vida. Y digo oportunidad porque saberme al lado de ellos en ese momento me deja más feliz que si nos hubiésemos reído mucho.
La sensación de vacío que se siente en el estómago no la puedo describir. Saber que por todo lo que se ha luchado puede perderse por un momento ciego me enchina la piel. 
Estamos -los que sabemos- entre las patas de los caballos. En la cuerda floja sin red que nos salve. 
Una de esas personas está tratando de encontrar el significado al algo perdido que siente que no tiene pero que para mi y para muchos nunca ha perdido: La dignidad.
La otra persona está tan allegada a mi que si se derrumba caigo con ella sin dudarlo ni un instante con todo lo que eso conlleva. Eso significaría perder lo más bello y puro que he tenido en esta puta vida: La sonrisa de La Bella. Por eso escribí ayer en fb: Vivir sin ti es como estar en el paraíso y después hundirse en el infierno. 
Como sea que fuere, ahí estaré hasta que no quieran saber más de mí, se los digo así como dice el pinche sacerdote o quien chingados lo diga: Hasta que la muerte nos separe así esta llegue en el momento de estrecharnos la mano.

Siento que he defraudado a mucha gente. Esa sensación no me la puedo quitar de encima, pero aplico la frase de que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra,  al menos no me siento tan mal de vivir en esta sociedad hipócrita en la que cada vez quepo menos y en la que debo actuar como una más.

La vida me sorprende conociendo personas fuera de lo común a las que he de agradecer lo que aportan a mi vida. Enseñanzas surrealistas que me dejan impactada pero que sin dudar me dicen mucho de lo que no puedo ver.

He aprendido a escoger a mis amigos a los que sin empacho puedo decirles que los amo. La vida es así. No puedo olvidar que un día fui deshechada y que gracias a eso me volví más selectiva.
La gente me enseñó que la amistad es tan voluble como el viento pero que la mía cuando la doy puede ser sujeta a toda prueba y salir airosa así sea llena de lugares comunes.

Me encabrona encontrar muchas malqueridas -malcogidas también- pero ese nombre es mio y puede ser que muchas se llamen igual y no lo puedo evitar. Ser la MaLquEridA -nada original- suena para muchos de forma común pero me encabrono aunque sea a lo pendejo. la MaLquEridA significa mi alter ego genuino y saber de otras me pienso son una mala copia aunque yo sea una.

Un nuevo año no significa ser otra persona, significa ser la misma en otro día y que todos esos propósitos con los que nos atragantamos como con las uvas son palabras inútiles dichas en un momento de falaz alegría para mañana volver a la rutina egoísta del valemadrismo innato.

Hoy disfruto lo que tengo porque si lo pierdo podré volverme loca pero habré aprendido algo que aunque   no sepa qué fue lo que aprendí
Este año nos fue de su puta madre pero con todo eso estamos y eso ya es ganancia.






¨Obvio saben de quien es la pintura, gracias.














Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales