Páginas

miércoles, 24 de octubre de 2012

Quiero tener una mamá un ratito aunque sea







Nadie debía morirse en domingo.

Ayer cuando supe que era martes me puse a pensar dónde quedaron los tres últimos días. Todo ha sido tan rápido que apenas está empezando a caerme el veinte. Creí que hoy era lunes. Alguien me robó dos días o los perdí en un sueño. No lo sé.

El domingo -como cada año- fuimos al desfile anual de alebrijes en Reforma. 

Disfrutando por primera vez a Natalia en un paseo, mi familia tomó muchas fotos junto con la hermosa, hasta Barry que es más relajado se emocionó y retrataba a los monstruos que le parecían mejores.
La estrella esta vez fue La Bella (Siempre había sido yo con todo y mi lengua morada, esta vez fue azul creo) aunque le daban un poco de miedo, no dejaba de ¨Hablar¨ y señalar a cada uno de los monstruos de cartón.

La vida es así.

La madrugada del domingo -para amanecer lunes dirían en mi pueblo- la abuela falleció. Desahuciada desde abril, sucumbió el domingo a la muerte en su casa y junto a sus hijos como siempre lo pidió.

Cuando llegamos, Chole la del 4 aún estaba caliente, La vida se le había escapado apenas unos minutos antes. Sus luchas con la muerte fueron de antología pero aunque sabía que un día iba a perder en realidad ganó.

Arrodillada ante ella, vi su rostro cansado y sereno y le dije adiós.

Barry fue un suertudo al tener a la abuela por mamá. 

Soy de las que piensan que hablar bien de los muertos es ser hipócrita. Tampoco es que se hable mal. Es decir las cosas como son.
Pero para mi, Chole la del 4 fue lo más cercano al ideal de madre que tengo (La mía era la mejor). Si yo hubiera sido menos orgullosa habría adoptado a la abuela como mamá. Cierto que tenía cosas que no me gustaban pero bueno cada una hace lo que cree es mejor para sus hijos y ella lo hizo. ¿Quién soy yo para juzgar?

La mamá de Barry era una madre poca madre, de esas que ya no hay. 

Anoche, después de llegar de incinerar a la abuela, necesité una mamá para calmar esa extraña sensación que tenía en el pecho. Quise tener un regazo para llorar pero el silencio dijo que no.

Por extraño que parezca la muerte de Chole me pegó duro hasta ayer. Recordé que en misa -la abuela era muy católica- el sacerdote dijo: Pide y se te concederá. Yo pedí una mamá pero los milagros no existen y la sigo esperando.
De pronto quise tener a alguien que me abrazara y que me dijera que así es la vida. Con momentos buenos y malos y acariciando mi pelo me dijera que todo va a estar bien. Que ella va a estar conmigo para todo pero nadie respondió a mi ruego.

Las mamás no se dan en maceta me dije, entonces empecé a llorar en mi cama. Sin que nadie se diera cuenta ahogué el llanto tardío en la almohada.

Quiero abrazar a Barry pero no me deja.

Él es el que me mima y yo me dejo querer. Es una forma de comunicación entre él y yo. Él sufre pero a mi me consuela. Mi deseo incesante de tener una madre renace cuando veo todo el amor que se le puede tener a una mamá.

Las buenas madres debían ser inmortales.

Con todo y mi ridículo deseo sigo pidiendo tener una mamá. No soy egoísta porque pienso en mi es sólo que necesito una para poder decirle todo lo que no le dije. Darle todos los abrazos que no le dí y regalarle cada día mis besos en ramitos.

El hubiera muere en el instante mismo de pronunciarlo.

Estiro mis manos esperando que alguien llegue pero no hay nadie... acabo de despertar y la vida sigue porque así tiene que ser.

Quiero tener una mamá para sentir su calor y después la dejo. No me aferraré a ella, juro que después de sentir sus manos la dejaré ir, ¡Lo juro!

Un ratito nadamás quiero tener una madre para decirle que la amo. No quiero decírselo a él o a ella. A ese o a aquel, no. Ya sé que se lo puedo decir a otros y a otras pero... ¿Es malo soñar?
Ya habrá tiempo de despertar y darme de nuevo cuenta que no tengo mamá y que lo más parecido que tenía se murió el domingo.
















27 comentarios:

  1. Y es entonces cuando despiertas y te das cuenta que tienes hijos y nietos a los cuáles puedes disfrutar siendo tú la mamá...

    Te amo, al rato yo te abrazo. Tengo al suerte de que mi mamá, para mí, sea el más grande ideal de mamá que tengo.

    ResponderEliminar
  2. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven acá, y, deja un comentario

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  3. =( que lindos deseos... yo igual quisiera todo eso, pero como dices las mamis no nacen en las macetas! =( Saludos...

    ResponderEliminar
  4. Necesitamos ese calor Abraza a Barry, a pesar de todo...

    ResponderEliminar
  5. En esto no te puedo ayudar, no tengo ningún instinto de madre, ni buena ni mala, pero si te sirve un silencioso abrazo de amigo...
    Tiene que ser silencioso porque ante la muerte me quedo sin palabras...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Si Barry no te deja, no importa, que sienta que tú lo apoyas y lo necesitas. Luego vendrán los abrazos de tus hijos y de la Bella para consolarte.

    La abuela ahora está en su reino. Recibiendo abanicadas y uvas en la boca de los angelitos que tanto la esperaron.

    Un beso grande.
    FUERZA!

    ResponderEliminar
  7. Lo más importante es que Barry sepa que lo apoyas. Un abrazo para ti y para él.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Este es el momento en el que la pena arrasa y todos los abrazos del mundo parecen no alcanzar.
    Sin embargo, el tiempo hace que la penita se transforme en un recuerdo amado, que te queda grabado en el alma para siempre.
    Te abrazo, mi linda Flor!

    ResponderEliminar
  9. Hijole Flor hasta triste escribes bonito, como siempre digo, en estos casos nada de lo que uno diga consuela, como dice Kiku, quizá te toca amar a tus hijos y la bebé siendo tu la mamá, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No sé si no sería demasiado cruel para una madre la inmortalidad. Sufriría demasiado a ver partir a todos sus hijos.
    Ánimo, Malque. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  11. hola malque!
    En estos casos me quedo muda, así que solo vine para quedarme sentadita junto a ti, un ratito, mirando mi regazo, y estando ahi contigo.
    PENSANDO: Malque; te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  12. las buenas madres deberían ser inmortales.. la mia

    y pero.. malque
    también los papas...


    :(

    ResponderEliminar
  13. Bella Flor, tu relato de hoy adquiere en ciertos matices tanta profundidad, rascas tan adentro que me dejas sin palabras. Ella seguro que te escucha y, de alguna manera, te abraza y te quiere igual que siempre, donde quiera que esté. Te mando un fuerte abrazo y muchos besos.



    ResponderEliminar
  14. lo bueno es que tú eres madre y la bella te va a requerir para muchos abrazos y besos.
    un beso.

    ResponderEliminar
  15. Mira, yo te presto a mi mamita, pero un ratito nada mas, yo la quiero mucho! Y sé que tiene amor de sobra. Yo entiendo cómo te sientes, en mi familia las cosas son extrañas, los nietos son criados por los abuelos mientras los hijos se van a trabajar y yo considero a mi abuela como mi mama (también) y cuando se fue, me morí un poquito, pero luego de pensarlo me di cuenta que una parte de ella está viva en mi y así no me siento tan solo. Si te envío un abrazote ¿ayuda?. Me siento particularmente solo en este momento, te envío un besote!

    ResponderEliminar
  16. Que bella entrada. Las madres cuando se van dejan un vacio muy grande, dificil de llenar. Simepre se les a˜õra. Mi sentido pesame.

    un abraXo!

    ResponderEliminar
  17. Muy lamentable lo de la abuela. Ahora habrà que seguir adelante juntos Barry y tù, apoyàndose caa quièn a su manera. Te mando un enorme abrazo.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  18. Mi niña, te digo lo mismo, tienes mi hombro, pero tu mami esta contigo esta en tu corazón, nunca te dejara, nunca estas sola, TQM, miles de abrazos, cuenta conmigo

    ResponderEliminar
  19. Que hermoso malque, me dejas sin palabras me encanta me gusta como expresas tu sentir, lo siento y te envio un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. En estos momentos me hace falta mi madre, pero mucha, pero tampoco quiero que sufra al verme mal, por eso me conformaré con visitarla y que sea feliz, pensando que lo soy!

    ResponderEliminar
  21. Malque: el cariño no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

    ResponderEliminar
  22. Y por ello es que hay que querer a las personas bien harto cuando se les tiene a un lado, no cuando estas han partido ya :(

    ResponderEliminar
  23. Ninguna madre se va de este mundo sin saber que sus hij@s la quieren. Ninguna. A pesar de los silencios y los actos por ejecutar, los besos por posar, los abrazos que regalar,...todas, sin excepcion, se van de este mundo conociendo con exactitud los sentimientos de cada uno de sus hij@s.

    Y, compita, amiga, tu mama reside dentro de ti; muy muy adentro porque, es muy muy personal. Dirigete hacia tu interior y encuentrala. Entonces volveras a hablar con ellar y podras darle todo el amor que necesites dar.

    Deseemos que la la mama de Barry haga un transito hacia la luz sin dificultades, que alcance las tierras del buda Amithaba y jamas regrese a este Samsara.

    Om Mani Pemme Hung...


    Transmite a Barry mis condolencias que, tambien son para ti, y reponeos en la alegria de estar juntos; recordad: solo vivimos esta vez. Haceos tan felices a diario como seais capaces de soñar, no repareis en escenificaroslo.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  24. Con un lagrimón, como dice el tango, te saludo, Malquerida. He llegado hasta tu casa y me quedo, pero me voy reflexionando. . .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Me dejas sin palabras otra vez... es todo tan real aquí.
    Te dejo un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  26. Sí así deberían ser la madres buenas, inmortales físicamente, porque sus recuerdos y enseñanzas se quedan tatuadas en el alma, ahí donde nadie puede llegar a borrarlas.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  27. Malque!!!
    Lo siento muchísimo, llego tarde con todo lo ajetreado de mi ir y venir.
    Te mando mil millones de abrazos, llenos de amor y cariño. La vida es tan repentina, que no nos damos cuenta de lo que pasa hasta que ya sucedió.
    También soy de emociones tardías, que lloran hasta después, que estoy cociente de todo, pero hasta después es cuando sale el sentimiento :(

    Te mando mis mejores deseos y mis condolencias a Barry. Un beso

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje