Páginas

sábado, 20 de octubre de 2012

Adivina quien habla...






La voz al otro lado de la línea sonaba muy amable preguntándome cómo estaba y si sabía quien hablaba. Pregunté quién era.
El tipo contestó diciendo de nuevo ¿Cómo estás? dime ¿Quién te habla de Estados Unidos? fue entonces cuando colgué.

Era claro, por la forma de hablar y por cómo me habló el sujeto se notaba que era una extorsión telefónica. La reacción fue inmediata. Colgué sin decir nadamás, no caí en la trampa.

Espero nunca caer pero no lo puedo asegurar. Los maleantes cada día idean nuevas formas para hacer daño  y tenemos que estar muy alertas.

Me estoy acostumbrando a recibir llamadas así. Por lo menos este año llevo tres. Ya sé cómo actuar y eso es lo malo. Cuando uno se le va haciendo la sangre fría ya nos llevó la chingada.

Me quedé preocupada debido a que alguien cercano acaba de ser víctima de una extorsión pero ella si cayó. El tipo que le llamó le daba datos tan reales que le metió temor haciendo que sacara dinero hasta debajo de las piedras para pagar. La estaban vigilando por eso sabían tanto de ella quien ahora vive con el temor y la zozobra de que algo le pase a ella o a su familia.

Estamos solos ante tanta delincuencia y no se ve para cuando mejore.

Este país está muy mal. Nos quedamos temerosos sin saber qué hacer. Los delincuentes aún en las cárceles siguen haciendo de las suyas y nos tienen en sus puercas manos.

Soy partidaria de la pena de muerte. Si se acabara con toda esa lacra que lastima habría más gente feliz. No creo ser dura pero sin ponerme al nivel de esos tipos pienso que habría que desaparecerlos de la faz de la tierra porque encima que delinquen todavía tenemos que mantenerlos con los impuestos de la gente que trabaja honradamente.
El otro día vi un reportaje de un país europeo en donde las cárceles serán modernizadas, teniendo comodidades que mucha gente de fuera no tiene. Pinche madre, así habrá muchos a los que no les importe pisar la cárcel.

Debían matarlos como cucarachas.

Hablo ahora mismo a la ligera porque estoy enojada. Habrá quien diga que matándolos no se soluciona nada pero yo digo que si no se hace algo inmediatamente contra toda esa runfla de cobardes pronto estaremos en sus manos si no es que ya lo estamos.

En fin, sigamos en nuestro mundito color de rosa donde nos da más vergüenza decir que tenemos cucarachas en nuestra casa a decir que fuimos víctimas de un delito por miedo a las represalias.

El día que se nos acabe el miedo seremos más libres, pero es más fácil vivir siendo cobardes y dejando que la delincuencia y los gobiernos nos tengan amedrentados, pisoteados sin derecho siquiera a levantar la cabeza.
Cierto que hay personas que han muerto por no dejarse asaltar o también hay personas encerradas en las cárceles por haber matado a un delincuente pero es que hay que hacer algo.
¿De qué putas madres nos sirve decir que somos más los buenos si pocos nos tienen agarrados de los huevos ante nuestro miedo y dejadez?

Sigamos viviendo como si no pasara nada... mientras no nos pase algo y todo quede en anécdota escrita en un blog cualquiera.
















22 comentarios:

  1. Erase una vez en el país de no pasa nada,...


    Muchas historias de impotencia inician de esa manera.

    todas terminan igual.

    ...y vivieron con miedo para siempre.

    La impunidad es uno de los grandes problemas de muchos gobiernos, no solo en el país de no pasa nada se cuecen habas.

    La humanidad va en decadencia,... viva la humanidad!

    xhaludos Doña!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no soy partidaría de la pena de muerte... ni para la persona mas atroz que pueda existir... he pasado por cosas feas, en serio muy feas desde pequenia... y aprendí a perdonar, se que aquellas personas deberían estar en la carcel... pero ahora que me doy cuenta, vea a esas personas que me lastimaron sobre manera... no puedo evitar sentir pena... ellos tuvieron una segunda oportunidad y sabes ... su castigo les llego porque la desaprovecharon y ahora su vida es una "mierda" literalmente... puede que por ser mierda hagan que la vida de otros sean así... pero creo en la justicia divina, nunca falla, me lo ha demostrado todo el tiempo. Beso!

    ResponderEliminar
  3. Ay Malque, sé lo que es tener miedo y apoyarte en la ley y en la justicia para sentirte más protegida. Te entiendo perfectamente, pienso al igual que tú que aunque es humano perdonar... mejor no tener que hacerlo. Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  4. La inseguridad ciudadana crece de día en día y aquí no son los "delincuentes" al uso los que nos han puesto al borde del abismo, la corrupción en políticos, jueces y empresarios ha sido tal.. y ahora ¿matarlos? no, no que paguen por lo que han hecho y devuelvan lo que se han llevado.

    Besos^^

    ResponderEliminar
  5. Si cuando uno está cabreado piensa como tu, yo lo he pensado así también, pero luego, en frio, ya no es lo mismo, ¿Y si el delincuente no es culpable? Debe de ser terrible que le maten a uno siendo inocente, en fin, yo, que soy tan vulnerable por vivir solo en el campo, seguiré con mi alarma antirrobos y mi escopeta repetidora detrás de la puerta...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Lo mío es honestidad brutal.
    En frío o en caliente, ya no soporto que los delincuentes vivan haciendo lo que quieran. Al final, nosotros vivimos tras las rejas (Todos los vecinos del barrio han puesto rejas muy altas en sus casas) y ellos van robando y matando sin que se les mueva una pestaña. La última moda en Buenos Aires es robar ancianos. Los golpean a morir, sin piedad. Alegan que la droga les hace hacer esas cosas... A mí ya no me queda misericordia para esos malandras. Estoy plenamente de acuerdo contigo, Flor.
    Así no va más.
    Un beso desde la furiosa Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  7. No es solo tu país Malque. El día de ayer mientras nos saludábamos y abrazábamos en la casa de una amiga un tipo entro de la nada y seguido de un "buenas tardes" que le permitió inspeccionar la casa nos mostró la pistola y no hizo sentarnos al comedor, mientras otro llegaba para quedarse con nosotros y encerrarnos en la cocina, así el primero subía con mi amiga. Gracias al cielo, o a Dios, o ya no sé, solo robaron los celulares, las joyas de la casa y una computadora; pensamos lo peor. La situación es una mierda. ¿Qué puede hacerse ante eso? y no lo comento con resignación, lo comento como una duda seria que nos lleve a la puta acción de una vez, a nosotros o a los gobiernos. Nunca he sido partidaria de la pena de muerte y aún hoy no creo que sea la solución; pero esto no quiere decir que a estros criminales no los atrapen, secuestros, robos, extorsiones; si lo siguen haciendo es porque no se les aplican las correspondientes penas.

    ResponderEliminar
  8. Encanto, lamentablemente, el problema que abordas, es un mal generalizado en América Latina. Aquí sufrimos la época dura del narcotráfico, que corrompió haste el nido de la perra, y que hoy viven ustedes con un rigor mayor. Pero el problema del narcotráfico, aquí no ha cesado. SE ha refinado. Y ahora todos viven del negocio, por eso como si fueran bomberos, no se tocan las mangueras.
    Desde las cárceles, se extorsiona; el sicariato aún vive, al igual que esa pobreza milenaria, ancestral, que cada aumenta la brecha entre los desheredados, y los que tienen cada día más concentrada en sus manos la riqueza, monopolio del capital diría el economista. Luego persisten las condiciones, para la opción por lo delincuencial, o las vías (naturalmente también al margen de la ley)del enriquecimiento rápido y fácil, cuyos paradigmas, están en el poder mismo, con la corrupción del sector público y privado, a através de negociados, que no lay no puede entrar a sancionar, porque su formalidad, escapa a la acción del código penal.
    NO creo tenerla f´rmula para una solución, atendiendo a que los mismos males provienen de los gobernantes que nos damos. Pienso que se necesita más cultura política, y que el pueblo se empodere y rehúse votar por la clase política de siempre. Pero esa cultura depende de la educación y cómo nos formen en la escuela, para actuar con capacidad de decisión, y en el espíritu de sujetos, costruidos para la dignidad.
    UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  9. 55 33 55 33 es el numero para DENUNCIAR EXTORSIONES TELEFONICAS

    ResponderEliminar
  10. No he estado en tu país pero por lo que sé el nivel de delincuencia es insoportable.
    Entiendo que estés enojada y lo que deseas para los delincuentes.
    Es muy fácil hablar de la pena de muerte desde una situación de no miedo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí sería una medida radical pero quizá sea lo que nuestro país necesita. Lo malo de estas medidas es quien las ejecuta y administra, pues en el gobierno hay gente tan de pocos escrúpulos como los que llamamos delincuentes, así que vivimos al filo de un cuchillo cuyas dos caras son harto filosas :(
    Van apapachos Malque ;)

    ResponderEliminar
  12. Lo peor es que parecemos acostumbrarnos a escuchar puras noticias de ejecuciones, violencia y demas. Lo tomamos demasiado a la ligera, y tomar la situacion actual a la ligera solo acabara mal.

    Lo de las extorisiones telefonicas, fijate que aunque parezca que me contradigo, ahi si hay que tomarlo con menos importancia, no porque no la tenga, sino para no asustarse y terminar revelando datos que nos meteran en problemas.

    Ahi hay que hacer como "Marcela"
    http://youtu.be/rkx00P6En-w

    ResponderEliminar
  13. en este país sucede lo mismo malque
    pero yo, debo decirte,
    no soy partidario ni un poco de la pena de muerte
    si de la educacion
    de la ayuda
    del trabajo
    y del bienestar de los que menos tienen.
    nunca de esa pena
    aunque entienda el dolor de todos

    ResponderEliminar
  14. y pensar que esta gente que vive al margen de la ley, dice que está "trabajando" cuando hace sus fechorías.
    qué hacer con ellas es todo un problema cuya solución no es nada fácil.
    cuídate, besos.

    ResponderEliminar
  15. sí la malquerida, el mundo es una mierda y yo estoy súper a favor de la pena de muerte, el problema es que los jueces y las autoridades encabezarían la lista. ¿cómo matar si los que deciden no tienen moral ni conocen la ley que se supone deben aplicar? yo ya hablé seriamente con mi esposa, le dije que si me secuestran llame a la policía, afi, pfp o lo que sea. Si resulta que no fue ninguno de ellos chance y me salvo, pero ¿y si se endeuda hasta las chanclas y de todos modos me matan? aparte de viuda quedaría en la miseria. yo no quiero vivir nada semejante y no temo morir, pero como dices ¿por qué las personas "decentes" tenemos menos derechos, menos opciones, menos tranquilidad que las lacras? una vez que me quisieron transar con mi tarjeta por teléfono publiqué un post al respecto, fecha del 21/07/11 por si te quieres reír un poquito. saludos.

    ResponderEliminar
  16. Que atroz!!!! aburre ver como los ladrones andan libres por la calle y uno debe andar casi encerrandose para estar seguro, y ni aun asi se logra estar a salvo...

    ResponderEliminar
  17. Uno puede decir muchas cosas pero cuando te pasa es recién donde ves que tan consecuente eres con lo que dices. Muchos velan por las segundas oportunidades, pero cuando el delincuente no te la da a ti ¿De qué te sirvió cuando ya no puedes hacer nada? Creo que debemos andar con cuidado y siempre exigir seguridad.

    ResponderEliminar
  18. hace unos dias recibi una llamada telefonica, diciendo que desde el numero de mi casa se habian hecho llamadas tooooda la madrugada y a mi me sono a trampa. el tipo muy discretamente me hacia preguntas para sacarme informacion y le di pura informacion falsa!

    ResponderEliminar
  19. Lo bueno que ya sabes como reaccionar con eso de las llamadas Malque, que feo esta el ambiente por todos lados, a mi ya me da miedo hasta salir a la tienda que esta aqui a unas casas.

    Espero que estes muy bien =)
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  20. Aquí también pasa... muy seguido, es muy común esto y en verdad uno no sabe cómo ni cuándo pasará. Es bueno denunciar y saber qué hacer en estos casos.

    Un beso Malque...

    ResponderEliminar
  21. La desidia de unos, la corrupcion de otros, los abusos, las alianzas y el miedo instalado en el tejido de la sociedad mexicana, es la formidable vacuna que inmuniza a estos desalmados.
    Romped el orden anquilosado, ventilad los Altos Tribunales, sacudis las alfombras ministeriales y las poltronas presidenciales y, desinsectad, higienizad y desparasitad los cuarteles, las comisarias, los centros de inteligencia... es decir: utilizad vuestra democracia para recuperar el timon, y con el, el sosiego de una sociedad limpia.

    Es lamentable el ejemplo de Mexico ante el resto de naciones; lamentable.
    Unios en Asociaciones de Barrio, de calle si es preciso, alcanzad los municipios y, de ahi, hacia adelante.
    No es facil, no es rapido pero, es muy eficaz.

    Bss. Suerte.

    Namasté.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje