Páginas

lunes, 28 de mayo de 2012

Una mujer fácil...






Creo tener mi autoestima bajo control haciéndome sentir una chucha cuerera en todo lo que hago, pero siempre hay algo por muy pequeño que sea que me abre los ojos y me hace ver que no estoy llenita sino gorda.
De otra manera no entiendo cómo es que viendo ayer a mis hermanas tan delgadas, tan femeninas, tan con tacones me siento un adefesio. 

Las miradas no son para mí, nunca han sido para mí.

Soy tan fácil de caer que una sola tarde con ellas me tira al vacío y no es que sean malas son todo lo que yo quise ser y no fuí.

Y voy de nuevo en la rueda de la vida con sus subeybaja de ánimo.

Mañana, después, hoy cuando me lave la herida volveré a ser la graciosa y dicharachera que habita en este mundo mio de cuatro paredes dónde soy todo lo que no soñé.
Mi autoestima es tan voluble como la capacidad que tengo para sonreír.
Me siento como pájaro herido, gordo pero herido.

Soy un pájaro gordo con espinas por eso me cuesta trabajo volar porque estoy gordo.

¿Exiten los pájaros gordos con espinas?
Si, si no existieran, no estaría ahora mismo escribiendo. 
Voy a beber agua de la fuente de la sabiduría que me hará pensar que siendo como soy, soy única, ya qué me queda decir. 

Mis inseguridades están cabronas.

Voy a verme al espejo haber si se perdió la gordita de ayer.
Ya me quejé por hoy así que me voy a caminar, esta gordita amigajonadita se va a caminar el tiempo que aguante. Algo es algo dijo un calvo cuando le salió un pelito.


















20 comentarios:

  1. Por Dios!!! Somos hermanas separadas al nacer creo jajaja
    Estoy igual que tú!!! Me siento igual!!! No quiero ni verme al espejo porque me deprime!!! Y de verdad no deberíamos tirarnos al suelo por esto. Nosotras somos más que los rollitos que llevamos demás! Somos más que eso!!!
    Hay que darnos ánimos Malque!!!
    Vamos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues no, no puedo imaginar un pájaro gordo con espinas... pero si esos pájaros se parecen a usted deben ser geniales :B

    No se nos agüite, recuerde lo que dice El Libro: El corazón alegre hermosea el rostro...

    Yo no se, pero algo de cierto debe tener esa frase, no? jeje

    Saludos, Malque... Peace&Love :B

    ResponderEliminar
  3. Pues no, no puedo imaginar un pájaro gordo con espinas... pero si esos pájaros se parecen a usted deben ser geniales :B

    No se nos agüite, recuerde lo que dice El Libro: El corazón alegre hermosea el rostro...

    Yo no se, pero algo de cierto debe tener esa frase, no? jeje

    Saludos, Malque... Peace&Love :B

    ResponderEliminar
  4. No no existen, los que tu dices los llaman peces y dentro del agua vuelan sin necesidad de alas, porque el agua para ellos es como para los pájaros el aire...
    ¡Ahí queda eso!
    ¿Te crees que tu solita eres sabrosa? jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. El espejo miente, es Barry el que dice la verdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Malque!!!! Bueno mujer, estos días tan tontos y con bajones los tenemos todos!!!! También me ocurre que cuando me miro al espejo no me gusta lo que veo.... pero potencio lo que yo creo tener bonito y así me siento mejor. Es mi truco!!! Muchos besos de ánimo desde España.muakssssss

    ResponderEliminar
  7. A todos nos pasa alguna vez. lo de sentir envidia cochina de quién creemos que está mejor que nosotros...pero tú eres tú y los demás son ellos, seguramente algún mal les aqueja a pesar de esa esbelte...un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Todos tenemos momentos así en que nos consideramos por debajo de los demás.
    Lo importante es que no duren mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ya que las dietas fallan por falta de voluntad -siempre fallan por ese pequeño detalle- sugiero el sexo frecuente o el mascar chicle para quemar calorías. un beso.
    postdata: olvidarse de correr o caminar o nadar porque eso al final cansa y se deja de hacer.

    ResponderEliminar
  10. Comadre, yo canalice todos mis problemas de autoestima con algo muy sencillo, mi odio a las flacas anorexicas, despues de mucho odiar me di cuenta de algo sumamente importante, al final de nuestros días todos vamos a terminar igual, "hechos pasitas" y eso me da un gusto malsano, ja, ja, ja (aqui con risa maquiavelica).

    Comadre el físico esta sobrevaluado, el interior sabes muy bien que es el que prevalece.

    Que pase pronto este bache, usted es bella y mas que eso, es la reina.

    Besos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Chale Malque, tu producción bloggística es tal que no puedo darle seguimiento tan de cerca.

    Saliendo un poco de tu estilo fantástico (pero un poco, no mucho), me encantó esta entrada. Saludos y besos.

    ResponderEliminar
  12. A mí me pasa más con lo intelectual que con lo físico, pero cuando esos momentos aparecen, no hay nada que nos conforme. Es así.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Vaya! nuevamente me siento identificada...

    Siempre he tenido una autoestima bastante atrofiada...algunas veces me siento mejor, otras no tanto...

    Han existido ocasiones que tampoco me gusta ver mi reflejo en alguna tienda que tenga vidrios o algo en lo que me pueda reflejar...

    Hay días tan, pero tan malos que lo único que quiere uno es dejar de existir....
    Hay otros en que se amanece de mejor humor y hasta uno se ve con buenos ojos frente al espejo..

    Alguna vez una amiga me dijo: "Todas las personas, tienen algo bonito..."

    La autoestima es algo muy difícil de trabajar y muy fácil de tirar a la basura...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Tienes una tendencia natural a escribir "las cosas" muy requebien.
    Quizá algún día cambies el nick por Bienquerida, Bienque...suena mejor.
    Un saludo, Bienque. Y no dejes de darle a la tecla que templa el ánimo y aullenta los pájaros de papel.
    ;-)

    ResponderEliminar
  15. Siempre he creído que tenemos cualidades como la personalidad y nuestras actitudes, que estan muy por encima de lo físico, y tu posees grandes cualidades en este sentido Malquerida, así que levanta ese ánimo que eres una gran mujer y eres única ;)
    Van apapachos :D

    ResponderEliminar
  16. Un pajaro gordo con espinas??, si existen yo debo ser lo mas parecido a uno, me gusta como escribes, me identifico mucho, tambien soy muy voluble, tambien me siento pesimo a veces, otros no, otros me siento capaz, bella y con la capacidad de enfrentar todo lo que se me aparezca por enfrente.

    Hoy soy un pajaro gordo con espinas y sin voz, si intento abrir la boca se me sale el llanto y no quiero.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Delgadez, voluptuosidad, curvas son conceptos que alguien con problemas de autoestima nos metió en la cabeza desde hace muchos años, para sentirse mejor con su desdichada persona.
    Malque querida, no caigas en la idea errada de que belleza es delgadez... preguntale a Barry que es belleza para él ;)

    ResponderEliminar
  18. Usted es bella, por dentro y por fuera.

    Un abrazo, Malque. =)

    ResponderEliminar
  19. Venga ya... Y yo pensé que era la única que luego anda con esas cosas. Pero bueno como dicen por ahí, las ballenas nadan todo el día, comen crill y algas y están gordas...

    No se puede juzgar a un pez por su capacidad de trepar un árbol...

    No serás espiritifláutica pero tienes algo que te hace ser tú, por tí misma.

    Saludos

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted
la MaLquEridA.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje