Páginas

viernes, 11 de mayo de 2012

De sueños y amores perdidos







Hoy no estoy para nadie. 

Tengo tanto sueño que si pudiera venderlo sería millonaria. Sueño postergado desde hace tanto tiempo cuando dormir era una delicia.y no quería que se acabara. El sueño lo fui adquiriendo en la quietud de los tiempos, cuando el aire no era aire y el sol era una estrella tímida que se escondía bajo las faldas de las nubes amarillas del amanecer.
Dejé de dormir al saber que mi mente trabaja mejor con el ruido torpe del silencio.

Si la vida pagara lo que debe a mi me quedaría a deber sueño. Sueño pero no sueños. Los sueños los he cumplido cada vez que se me ha antojado.
Los que no he cumplido, los tengo debajo de mi almohada esperando el momento oportuno para saltar y recordarme que los estoy dejando atrás.

Sueño un día conocer el tiempo en que me volví ajena. Ajena al dolor, al sentimiento, al deseo, al amor. Ajena a la niña que quería volver a ser cuando supe que el amor no era un juego. Aquella niña que soñaba con los caracoles de su cabello enredados en el último amanecer. Cuando le robaron un beso y las lágrimas asomaron por primera vez.

Sueño con dormir y despertar cuando recuerde que hoy es el día en que debo empezar a deshacerme de los amores muertos que empañan mi vida y que se volvieron un lastre demasiado pesado para mis frágiles hombros. Nadie vive de amores idos so pena de volverse loca de remate.
Puede que hoy sea tiempo de abrir los ojos o dormir hasta que el amanecer se haga día y el anochecer me cuente de esos amores que olvidé en la quietud de mis sábanas. Puede que esta noche me vuelva loca.

Debo soñar que quiero dormir para volver a soñar.

Quiero recuperar el tiempo perdido pero el hado de los imposibles me dijo que no. El tiempo no vuelve y el mío hace mucho abordó el tren del no será. Sabia virtud de conocer el tiempo, dijo una vez un tipo y tiene toda la maldita razón.
El tiempo no vuelve... ni los sueños que se pierden. Esos los encuentran unos más afortunados y los hacen propios.

¿Ya qué? He olvidado a conveniencia lo que quiero olvidar.

El atrapasueños sin empleo que está arriba de mi cama, pegado al cielo raso con sus tentáculos listos para devolverme el sueño perdido se ha llenado de polvo. Ya ni me hace caso cuando tengo pesadillas y me despierto gritando. Él también se cansó de esperar sueños llenos de caricias onanistas.
Él también tiene sueño, lo he contagiado. Me dí cuenta anoche, cuando en la quietud de mi respiración ví como el deseo se escapaba por la rendija de la ventana acompañado de unas manos que no eran las mías y dándome la vuelta fingí dormir.













27 comentarios:

  1. A mi también, en estas noches, el deseo se me escapó, a base de pastillitas soporíferas. un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es equilibrar el sueño, normalmente no he tenido problemas, pero últimamente es tacaño conmigo, haber si su generosidad regresa...
    Que duermas bien y suficiente!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! Muy curioso lo del atrapasueños... nunca he creído en estas cosas pero quizá con un poquito de fe!!!! Los sueños como los recuerdos siempre vuelven y siempre se repiten... pues eso.. ten un poco de fe y seguro que conciliarás ese sueño reparador!! Besos mi niña!!!

    ResponderEliminar
  4. A veces el sueño no quiere estar con nosotras, a veces nosotras no queremos estar con el sueño.

    Qué podemos hacer?

    Un abrazo, malque.
    Feliz viernes.

    ResponderEliminar
  5. Entonces alguien te está robando los sueños...

    Aunque sea difícil, trata de relajar tu mente. De pensar en "blanco" y dejar pasar uno a uno los pensamientos que lleguen a tu mente. Aunque no lo creas, sirve.

    Muchas veces el tiempo no es el mejor aliado, como dices.

    Te mando un beso y si es posible, los sueños más dulces :)

    ResponderEliminar
  6. Malque.. hay veces, en algunos post.. que no tengno que escribir nada.. sólo que te vibro y siento de lo que hablas..
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. chica, descansa....

    acá andamos cuando regreses

    no te olvides de lo importante

    disfruta tu finde ok

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tengo un atrapasueños pequeñito y siento que tampoco hace mucho para mi, yo pensaba que era por que estaba chiquito, pero ahora me doy cuenta que no, que lo que nos pasa es que como dices tu es tanto el lastre que nos cargamos que dejamos muchas cosas para poder aguantar la carga del presente, es buen dar una miradita hacia atras, darnos cuenta que es lo que hemos dejado y que no era necesario hacerlo.

    Los sueños van y vienen como el dinero, tu tienes sueños bien bonitos, como los que tienes con tu Natalia, (mi Natalia es mi abue)... nomas que no los vez,.. fijate bien y escarbale, veras que encuentras algunos, si no., pues a fabricarse nuevos!

    Beso Ahijada!

    ResponderEliminar
  9. No se cuando es mas triste; si no soñar cuando uno esta despierto o tener sueños de dormido que las mas de las veces, ellos si se cumplen.


    Besos

    ResponderEliminar
  10. EN VERDAD funcionaran los atrapasueños? yo siempre he querido uno XD anoche justamente soñe que tenia un hijo en vez de sofi que tenia un niño pero no con Dan con otro chavo pero ya no recuerdo quien era D: se me olvidooo!!!


    saludos Malque cuida te

    ResponderEliminar
  11. Qué curioso, tuve la impresión de haber escuchado todo lo que dijiste, en alguna otra parte, y con otra voz...

    Bueno, pues si hay que dormir, debemos dormir... solo recuerda atar bien tus sueños a tu almohada para que al despertar sigan ahí n___n

    Peace&Love :)

    ResponderEliminar
  12. Cuando lo atrapasueños se apoderaron del espacio de mi habitación la inundaron con un extraño aroma a vacío. Fué cuando abandonado en aquella soledad basto para que uno sólo ellos (el más astuto me imagino) robará hasta el último sorbo de mis sueños y pesadillas dejándome deshabitado. Por suerte he conocido a los rescatadores de sueños y ellos poco a poco se han dado a la tarea de recuperarlos. No olvidemos que un nombre sin sueños que no sueñe ni sueña a soñar vaga vacio y sin rumbo. Sueño que te veo, que me abrazas, que me acurrucas como una madre, mi mamvirt, siento tu aliento susurrarme al oído y siento como su calidez me funde en un sueño que es al mismo tiempo mío y tuyo. Sueño que podré verte pronto. Besos soñadores.

    ResponderEliminar
  13. Como bien dice mi madre: "Hay que hacer ganitas" Y funciona... Todo está en el compromiso que le pongas...Mi mamá le pone mucho.

    ¡Saludos!

    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  14. A relajarse, mi linda Flor! A veces debemos dalr descanso a la preguntas que nos acosan y liberar la mente y el alma. Un ratito, nomás... Como para que no nos presionemos más delo debido.
    Como se te quiere mucho, te deseo un sueño reparador, el que te permite DESCANSAR. El que hace que tu cuerpo y tu corazón se levanten por las mañanas más ligeros.
    Besos desde la lluviosa Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  15. hace un tiempito no te visitaba. Ha valido la pena, muy linda entrada. Me encanta dormir, principalmente en un ida lluvioso!!


    un abraXo, sayonara
    http:cuentosdensueno.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. yo quisiera tener tiempo para dormir y soñar, pero extiendo el estar despierto hasta ya no poder. un beso.

    ResponderEliminar
  17. Pero mi niña! , descansa y ya verás como vuelves a encontar esas ganas de soñar :)
    Solo deséalo fuerte!
    ;)
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Malque, a mí los sueños no es que me hayan ayudado mucho. He sido muy injusto y agresivo con personas que aprecio tan solo porque soñé con ellas. Que me dejaban en cierta calle, o se reían de mí, ¿Y ellas qué culpa? ¿y yo qué culpa? Por eso he dejado de creer en ellos, para no tener que echarles la culpa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Deja que los sueños malos se vayan, que no perturben tu mente, mientras que los bonitos, los que animan u alma y espíritu abrázalos, sonríeles, gozalos y átalos a la almohada, no los dejes ir.

    Soñar dormida o despierta es lo más bonito, lo que alegra los días

    Te mando muchos apapchos y un enorme beso

    PD. Me falto el pato que me estorbaba al leer

    ResponderEliminar
  20. Aleja todo lo preocupante, doloroso, duerme y sueña
    <un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Tengo tres enormes atrapasueños en mi universito, me sirven a veces para amortiguar las pesadillas de mis borracheras.
    Saludos Malquelinda

    ResponderEliminar
  22. ¡Vámonos de pachanga!
    Aquí estoy yo, desde las 3:30 de la madrugada. Salí de la cama, para que él pueda dormir. Entonces, se levantó a prepararme un té.
    Lo convencí que regresara a la cama, y me quedé contigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Antes de descubrir como era el mundo en realidad soñaba feliz.
    Ahora no tengo sueños.
    Y cuando duermo sólo pesadillas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Me dí cuenta anoche, cuando en la quietud de mi respiración ví como el deseo se escapaba por la rendija de la ventana acompañado de unas manos que no eran las mías y dándome la vuelta fingí dormir.

    Conozco muy bien esas sensación ..

    Querida Malque , te dejo un beso esperando que nustros sueños regresen , estoy segura que así sera

    Besos

    ResponderEliminar
  25. "Sueño que bailo con mi vals...y el vals soñando, que con su hombre bailando va...sueño y soy sueño..soy un vals, que viene y va...que viene y va"...

    Los atrapasueños siempre me ha llamado la atención..

    Saludos!

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje