Páginas

domingo, 1 de abril de 2012

Babito








Los chihuahuas tienen en ocasiones comportamientos tan raros que es difícil saber qué les pasa.
Benito Tiki cuando sabe que vamos a salir, se mete en su casita y se enoja. Ni siquiera voltea a vernos cuando le hablamos.
Cuando llega alguien de casa, se pone a chillar para que abramos pronto y le dé la bienvenida al que llega, nos lame la mano y se sube al sillón para alzar sus patitas y que lo acariciemos.
Cuando le dan ataques, busca nuestras piernas o se esconde debajo de la silla para avisarnos que se va a poner mal.

Babo Alejandro no.

Babo ladra para todo. Si vuela una mosca, si tocan el timbre, si alguien llega, si alguien se va, si quiere comer, si quiere ir al baño y patatí patatá, pero él nunca se enferma, hasta ayer que coincidiendo con la partida de La Bella a con su otra abuela, Babo Alejandro decayó en su ánimo. 
No quiere comer -cosa rara porque come desde mango, pan, paleta de hielo, leche, croquetas, plátano, gelatina, jícama, etc. todo lo que le den se lo come -menos tortilla, antes muerto que sencillo- pero desde ayer no quiere nada.
Cuando lo acariciamos, sus ojos saltones nos miran tristes partiéndonos el alma, supongo que tendremos que llevarlo al médico de chihuahuas porque si de por sí Babo es flaco, al dejar de comer va a desaparecer.
En lo que esperamos a que abran la veterinaria, le haremos una prueba, en el desayuno habrá barbacoa, si se acerca quiere decir que ya se alivió y si no... pues no, tendremos que llevarlo al matasanos.
Mal plan para Benito Tiki, cuando uno de ellos se enferma, los dos van a dar con sus huesos al veterinario. Es sabido que a Tiki desde que lo desahuciaron hace dos años, no quiere saber nada de veterinarios castrosos y mala leche.

Eso me lo dijo en su idioma perro, por eso lo sé.

Dice Barry que la culpa es nuestra porque no los tratamos como perros sino como humanos, les ponemos nombre de humanos, visten suéteres y los tenemos dentro de casa, los hacemos más susceptibles a enfermarse.
Pero como mis chihuahuas eran callejeros lo que queremos es que olviden las malas épocas así como nosotros las tuvimos.
Es todo, que olviden las malas horas y que disfruten lo que hay, porque no sabemos hasta cuándo durará, así como nosotros.
Disfrutar sólo por hoy.















13 comentarios:

  1. Jajajaja espero un día poder contrarte para que me ayudes con mis perrritos porque yo nada mas no les entiendo... creo que Tiki es un perro que sabe lo que quiere en ocasiones, debe ser muy reconfortante estar con el.


    ¡saludos mañaneros Malque!

    ResponderEliminar
  2. Si no mejora, derechito al veterinario eh!

    ResponderEliminar
  3. Te voy a hacer caso, voy a tratar de disfrutar lo mas que pueda, pero a mi la Semana Santa me da mal rollo y no suelo estar alegre, pero haré lo que pueda :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Nunca he sido de tener perros de mascotas. Siempre preferí aves.

    ResponderEliminar
  5. Espero que se mejore... Chance e igual solo quiere un poco de descanso y apapacho. Esperemos que sea solo eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. tal vez está desganado porque lo que el quiere es reproducirse, je. ¡qué no sea nada! un beso.

    ResponderEliminar
  7. Qué lindos los chihuahuas. Suelen ser todos muy nerviosos, y ladran al mínimo ruido. Hay gente que prefiere tener uno de ellos de perro guardián que a uno de esos perros grandotes, que se echan a dormir y no se enteran de nada. Bueno, los perros establecen entre ellos jerarquías, así que quizás Babo sea el dominante. por eso es más extrovertido. También es verdad que los chihuahuas son bastante frágiles emocionalmente y hay que cuidarlos bien. Bueno y los perros, en general, son muy humanos, si no serían como lobos, ¡qué peligro!, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Xhaludos

    Eres top comentarista de marzo en el blogsete y tu premio es poder jugar a ser parte en la escritura del primer xhabycuento colectivo aquí puedes checar de que se trata

    ResponderEliminar
  9. Tssss que mala onda, ojalá esten bien porque es muy feo tener mascotas enfermas (si lo sabré yo que ya ni mascotas tengo)

    Saludos, que estés bien

    :D

    ResponderEliminar
  10. justo ayer me toco ver una caricatura de un perro llamado martha que habla y ayer aprendio ingles al comer sopa de letras hahaha

    te comento porque se que te interesa que ayer inicio el 6° Gran Remate de Libros en el Auditorio Nacional



    el 1 al 8 de abril, de 11:00 a 19:00 hrs.

    Suerte malque

    ResponderEliminar
  11. Eso es; aprender a valorar la unicidad del momento.

    Quizas, al instante siguiente, ya no estemos aqui para apreciarlo.

    Om mani pemme hung.

    La vida, es puro transito.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  12. Pobre Babito... ojala no tenga nada malo. Yo entiendo perfectamente lo que dices, son como hijos. Uno los llega a conocer tanto tanto, que no hay necesidad ni de que digan una sola palabra.
    Besote!

    ResponderEliminar
  13. Debe tener razón Barry. Personalmente, no les entiendo una palabra! Un abrazo.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje