Páginas

viernes, 20 de enero de 2012

Chikis no te pongas friki






Son las doce de la noche, estoy oyendo El Hornazo del Cartel de Santa. Estoy cansada, quiero irme a dormir pero no puedo. Ese instinto de mujer que hace quedarme despierta hasta que todos los miembros de la familia estén en casa.

¨Chiquis no te pongas friki...¨ canta Babo mientras sorbo mi café.

¿A qué horas llega el príncipe azul?

Mi carruaje ya se convirtió en calabaza. Los ratones han empezado a comérsela. Si sigo esperando, tendré que subir descalza las escaleras porque las zapatillas de cristal se quebraron debido a que me di un atracón de ensalada de betabel y bebí café del oxxo (sólo por hoy).

¡Ay!

Príncipe, podrías venir, es que me mañana me levantaré temprano.

cri... 

cri...

cri...

Jessica Patricia ( la hormiga) camina en el protector de pantalla, no sé cómo llegó ahí. O sí, ya empieza a hacer calor, señal de que las hormigas llegan de vacaciones a mi casa.
Hace un momento, Juana Ivette (otra hormiga) llegó a darle una olfateada al cadáver de Eustaquio, pero se fue. Ya es puro recuerdo, no es botín para nadie.

¿Do estás príncipe azul?

Mis ojitos están rojos, no puedo dormir, el teléfono no suena y quiero tomar más café. Del Cartel de Santa salto a David Bisbal ( ¡aggg! ), luego a La Banda Limón ¡por dios!, si sigo escuchando esa música me cortaré las venas con galletas saladas pa ´que arda. Ni modo, es el precio a pagar porque mi fiel compañero esté conmigo y no me quede sola añorando al príncipe azul hijo de su real madre.

Ahora se escucha a Cuisillos, ¡Diosito porfis!

Todo por culpa del príncipe azul que se le olvidó llevarse reloj. Ha de estar en el Excalibur, rescatando doncellas y damiselas de poca monta, ¡palurdo!
Para colmo su carruaje lo tuvo que dejar porque el mecánico-vasallo no lo entregó a tiempo. Acúerdame de mandarle cortar la cabeza mañana. 

¿Mañana? Ya es mañana.

Ya ven, no ves que me quiero dormir acurrucada en tus brazos chingao. Esto te va a costar un desayuno de barbacoa y agradece que te saldré barata.

¡Ay dios! otra vez La Banda el Limón, tsss.

¿Barbacoa? Me lleva ya me dio hambre. ¿Venderán barbacoa a la una de la mañana?

¨No le hace falta tinte a tu cabello, así luce bello...¨ la canción de la banda sepasumadre sigue sonando. Y yo tengo sueño, hoy que tengo sueño no puedo irme a dormir, pa´su madre!

















9 comentarios:

  1. jaja... "Ha de estar en Excalibur". Aqui en la ciudad hay un table dance que se llama asi.

    Bueno, bye. (estoy ebrio)

    ResponderEliminar
  2. Cuisillos jajajajajajajajajaja todavía existen? O vivirán de las glorias pasadas? xD

    Un beso Malque!!

    ResponderEliminar
  3. siempre me cayó mejor la bella durmiente que cenicienta

    ResponderEliminar
  4. Las vivencias y desventuranzas de una madre sufriente y cansada.
    jajajaja...
    Escribo esta cursileria para sumarme a los ritmos de la Banda del Limon y al "pesao" de Bisbal, mientras tu sueñas con soñar el sueño soñado...
    ... Zzzzzzzzzzzzz....

    Jejeje...

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajajajaja... dime de cual estás fumando Malquerida

    ResponderEliminar
  6. Mira que el tipo de música que escuchas, no me extraña que te maree y te den ganas de comer ensalada de remolacha...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Malqueeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!! a la cama que lo que tenga que ser será.... no te das cuenta que cuando uno se lo está pasando muy bien no hay hora para volver a casa???? No recuerdas tus años de adolescencia o juventud???? A que estabas tan ricamente bien y tus papis quizá preocupados....????????????? las generaciones son así... a unos les toca antes y a otros después, amiga!!!!!
    TRANQUILA MALQUE, TRANQUILA!!!!!
    TÚ... TRANQUILA!!! BESOS CARIÑOSOS DESDE ESPAÑA.

    PD. Te comprendo perfectamente pero habrá que animar, no?????

    ResponderEliminar
  8. Eso es verdad, el sueño viene cuando no lo esperamos, como los príncipes.

    ResponderEliminar
  9. Yo hace tiempo que decidí no hacerles caso si no llegan. No es que eso me quite la preocupación, pero si pierdo de dormir y descansar la que acaba mal soy yo. Después, cuando ya estoy descansada y ellos en casa, me oyen ¡que si me oyen!, por muy dormidos que anden se entran, o sí, o sí. Pero, en el momento, si yo estoy cansada o con sueño... la primera, yo (que a ellos les importa muy poco si me estoy preocupando o no).

    Biquiños!!

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje