Páginas

sábado, 11 de junio de 2011

¡Ay no!







La sangre se me sube a la cabeza, los cachetes se inflan, los ojos se inyectan de sangre roja como mi furia, empiezo a bufar como toro enojado, como vaca no porque las vacas no bufan, al menos nunca he visto una vaca bufando, se la pasan rumiando mastique y mastique el pasto, con ojos de ¨no pasa nada, tranquilo partner todo bien, tu relax¨.

Nunca he visto una vaca enojada, un día vi a un toro furioso porque nos metimos al llano para evitar dar una vuelta, acortamos camino por sus dominios, cuando vimos que estaba afilando las pezuñas contra la tierra y sacando algo por la nariz corrimos como almas que lleva el diablo, la única que no pudo correr fue la agüela, obvio como buenos hijos y familiares que somos la dejamos a su suerte, el toro se apiadó de ella, lo que hizo fue llevarla a la salida dándole pequeños empujones en la espalda, hasta eso se porto cuate el torito.

¡Ay mamá! ¡ay mamá! ¡ayúdenme! gritaba agüelita, nosotros la veíamos desde la salida muertos de risa, ¨me coge el toro¨ -gritaba- ¡Ayúdenme!.
Cautos como somos, vimos que no corría peligro y dejamos que saliera por su propio pie. ¨Pinches ojetes¨ nos dijo sacudiéndose la tierra. Sin duda esa fue la mejor cogida que le dieron a la agüela.

Ya hasta se me olvidó que estaba enojada bufando como toro.













35 comentarios:

  1. Menudo susto que pasaría la pobre, no?

    ResponderEliminar
  2. RAMPY: Jejeje no creo que se haya asustado porque estaba muerta de risa jeje.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja

    esto si me dio risa xDD

    cuidate

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaa... Lo que me he reido!!! Me encanta tu blog... Lo voy a poner en mi lista de paseos, porque a parte qeu es alegre, tus palabras me ayudan a sacar una sontisa en estos momentos.

    Gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja que buena hisotoria, me alegraste el dia!!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Pobre aguela!!!! que malos cada quien corrio por su vida ahora si como dicen jajajajaja

    por cierto que risa la cara de la vaca jajajajjaja

    saludos reinita hermosa y tenga buen sábado ^^ aquí nos amaneció nublado espero no haga bochorno al rato de mientras sigo lavando ropa.abrazos dobles!!!

    ResponderEliminar
  7. jajaja me cague de la risa con tu historia. Acuerdate de esas para que no te lleve la /(&%
    Saludos Malque

    ResponderEliminar
  8. Uffff me hiciste recordar mi infancia con este pos jajaja pobrecita yo se lo que se siente...un abrazo grande y cuidate mucho ok?

    ResponderEliminar
  9. jajajaja las imagenes estaban en mi mente al leer tu relato. jajajaja

    pobre abue!, le dolio mas la risa de sus ingratos nietos que la cogida del toro.

    Saludos.
    p.s. admito que entré porque me llamó la atencion la foto! jajajaja XD #okno ¬¬

    ResponderEliminar
  10. Cuando vi la foto nunca me pude imaginar que la vaca representaba a tu abuela en plena acción...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  11. ja! esa cara del toro no tiene precio!


    xhaludos malque!

    ResponderEliminar
  12. jajajajajaja pobre abuelita o agüelita, jajaj me hiciste reir mucho!

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja pobre la abuela! y que crueles ustedes! jajaja

    ResponderEliminar
  14. Que relato tan terapéutico!!!! Hasta se te olvidó el enojo...

    Besos

    ResponderEliminar
  15. jajaja q buena y q peligroso tmb o.o

    ResponderEliminar
  16. Jejejeje, querida Pretty Flower!! genial relato!! jajaja, y más teniendo en cuenta que no en todo el mundo es la misma la acepción de la palabra "coger". Buen doble sentido, jajajajaa

    Biquiños guapa!!!, que he estado algo pachucha y liada con problemillas en casa y aunque pasé por mis blogs, no pude visitar a los/as amigos/as.

    Muaks!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Querida Malque:

    Pobre de tu Agüela, ja, pero, pero, pero, que mal onda la de sus parientes...

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta el talante humorístico de este post. Uno de los mejores. Eso de que sería la ´punica qvezque cogieron a la aguelita, genial. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  19. ¡Pero qué maldad, mira si por esas casualidades al toro se le hubiera dado por cornearla!
    Por suerte nunca tuve una mala experiencia con vacas o toros, tampoco he tenido demasiado contacto con ellos, como máximo, en la carnicería.
    Besos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  20. Jajaja!!
    No imaginas como me he reìdo todo el rato mientras te leìa.
    Pobre abuela, tuvo su mejor polvo.Jojojo!

    Sin duda es un enorme placer, pasar a sadularte, cariños, besos y abrazos!!

    ResponderEliminar
  21. Jajaja. Si sí pasó fue cagado de risa, me sigo riendo. Jajaja. Me acordé de la vez en que mi abuelita se subió a un caballo y todo el camino fue una gritadera.

    ResponderEliminar
  22. Veo que el tiempo no pasa para ti ni tu blog. Bien por mi. jajaja.. Yo vivi algo parecido hace varios años, pero a la que le pasó eso fue a una prima, yo sali echa rayo y ella, se quedo siendo correteada por una vaca de mal humor. jajajaj todavia no me perdona eso. jajajaja

    ResponderEliminar
  23. jeeeeeeeeeeee me quede impactada primero por los ojos del toro, por las gotas que sudaba el pobre y lo muerta que dejo a la pobre vaca... jaaa luego leí el post y no mujer... que cago de risa porque ninguno de acá vivio lo de la agüela jaaaaaaaaaaaaaaa xD
    besos y abrazos mi malque! nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  24. jajajajajja ora si me hiciste reir!!


    Pobre de tu abuelita!! que lastima que no lo tienes en video XD

    ResponderEliminar
  25. Ayyyyyyyyyyyyy!!!! llevo unos días que la conexión me va muy lenta y me es casi imposible entrar a los sitios!!!!
    Andááááá!!!! A mi las vacas y los toros me dan mucho miedo, son muy grandes, jajajajajajajajaja!!!! Me reí con tu aventurilla!!! BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES. CUÍDATE MUCHO NIÑAAAAAAAAAA!!!!

    ResponderEliminar
  26. JIJI POBRE ABUELITA, SI QUE SON USTEDES EH?.

    ME HACE ACORDAR A MÍ QUE, EN EL CAMPO DE MI PAPÁ, HABÍA UNAS VACAS QUE MI MIRABAN MUCHO. NO SÉ... SIEMPRE ME HAN QUERIDO CORRER JIJI.

    ESTA SE VINO DERECHO, HAYYYYYYYYY NO TE IMAGINAS COMO CORRÍ A REFUGIARME EN EL AUTO.

    NO SOY PARA LAS TAREAS RURALES, Y DE ESO VIVO...

    BESITOS QUERIDA MALQUE.
    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  27. jajajaja!

    aplico la de tirate para que te recoja

    ResponderEliminar
  28. Cada quien corrió por su propio pellejo, je je je.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. aaaay Malquerida, la verdad qué susto!! aunque después estuviera muerta de risa, al principio debió ser aterrador :S

    Muchas gracias por tus palabras de aliento y tu apoyo, hay muchos bloggers que también están al pendiente de mí y te voy a tomar la palabra de que cuando necesite a alguien con quien hablar lo voy a hacer contigo; muchas gracias e igualmente lo que necesites sabes que puedes contar conmigo ;)

    Mil gracias Malque, te mando un abrazote!!!

    XD

    ResponderEliminar
  30. QUe se me hace que estas influenciada por P'pito, he? siempre metiendo en dificultades a los parientes..jajaja! divertida anécdota para relajarse en este dia...es bueno venir a leerte. =D

    Besos!

    Diana

    ResponderEliminar
  31. jajajjja...O sea que recordar la cogida de la "agüela" te hace olvidar el enojo?...pues si quieres ya te cuento yo unas cuantas cogidas a ver si así se te pasa del todo...jajajajaj...
    Me hiciste reír...
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Pobre abuela... mmmh... pobre? jajaj

    Mi hermano se acercó a una vaca cuando era muy pequeño, mientras mi mamá y yo lo mirábamos, cuando de pronto vimos como la vaca lo corneó haciéndolo volar por los aires por lo menos dos metros (dice que la vaca estaba mala porque perdió un ternero recientemente)... mi mamá se asustó mucho, por suerte mi hermano no tenía más que un pequeño rasguño :)

    Saludos para ti Flor y también para la abuela :)

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje