Páginas

lunes, 22 de febrero de 2021

Epílogo de las desmemorias

Entre los olvidos de Barry y mi apología al dolor y a la tristeza, hemos conformado un universo calzado de misterios insondables. Es que me asusta. Las desmemorias son demasiado provocadoras al aterrador panorama leído en las páginas de quién lo ha vivido. El corazón late a un ritmo diferente al acostumbrado. El infierno no puede ser más oscuro. Los caminos son harto escabrosos. Acostumbrados a las decencias y al martirio, pierden la verdadera esencia de lo escrito en los tomos de la memoria a corto plazo.

-¿Cómo se llama esa cosa que está ahí?- pregunto en la mañana hirviente de un verano ególatra, castigador con el furor metido en los ardores del abandono.
No tengas miedo, lo he acaparado todo.

-¿Y si un día olvidas quién eres?

Yo te recordaré en los otoños incuestionables de nuestro pasado donde todo empezó. Toma mi mano, soy yo ¿recuerdas? Los días merecen la pena vivir cuando de amores se trata. Las tardes obscenas las dejamos para los amorosos con ímpetus de recién casados. Las noches arrogantes de oscuras parejas parapetadas en el escondrijo de los agoreros casquivanos, pensando que nadie los ve cuando están a la vista de todos. Tiemblen huestes infieles cuando sea su propia memoria el engaño cruel a quien vive en el limbo con cara compungida esperando ansioso al que un par de piernas lo desviaron del rumbo fútil del matrimonio.

La desmemoria navega en el mar de las encrucijadas. ¿Cuál era mi rumbo? ¿En qué parte de la vida desaparecieron mis huellas? ¿Dónde estoy? He olvidado la senda de los afortunados. Permítete sonreír antes de lo estipulado por el hacedor de los destinos intrínsecos de tu ego extraviado.

Luego si vamos juntos por la vía de la intransigencia, concédeme el placer de dejarte hablar como tal en la vida no hice. Si tú, si yo, si el tiempo. Si la vida trae la evocación de momentos dichosos, tomemos el reto de traer uno por uno los instantes imborrables de nuestra mente.

Desprendiéndose los recuerdos como hojas de árboles bajo los cuales nunca tomamos la sombra por mi miedo acérrimo a cualquier bicho sin patas que apareciera en el follaje. Pupas iridiscentes, cambio de piel.

Aceptabas cuando veías la histeria asomada a mis ojos. Y sin embargo, el mundo gira y gira. Parapetos de tequila, limón y sal. Vapores etílicos pa' olvidar los daños hechos a nuestro ser inferior. Las palabras hirientes forman un laberinto bajo el suave tacto de una piel mestiza. Ancianos los dos, desechos de humanidad. Sabios o tontos respiramos igual.

Y fin sin tal.














 



19 comentarios:

  1. un texto enigmático y al mismo tiempo revelador.

    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un texto como dice DRACO muy enigmatico y revelador,abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Te inspira el amor y la poesía ausente. Gracias por escribir. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Al final el mundo gira y gira, ignorando nuestra desmemoria, nuestros dolores y la lucha por seguir. Pero la gracia es no rendirse, como haces.

    Un abrazo enorme. Por un feliz día

    ResponderEliminar
  5. Dicen que para ser feliz hay que tener muy mala memoria...
    Un abrazo grande y mil cariños, mi chilanguita.

    ResponderEliminar
  6. Dos luces hermosas.
    Eso sois.

    A mí me sigues deslumbrando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Lo más hermoso es seguir juntos aunque sea con poca memoria. A veces la memoria nos hace daño, casi es preferible ser desmemoriados.
    Sensible, dulce, triste pero bello texto.
    Abrazos, cuídate mucho

    ResponderEliminar
  8. Asimilación de la decadencia, entre compañeros de vida, hasta que se agote.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No sé cómo puedes llamar desecho a esa cabeza que tienes sobre los hombros, que nos tiene babeando con tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Eres poesía Malque. Escribir desde las tripas te enaltece,no todos saben,no todos pueden.
    Te admiro.
    UN besazo.

    ResponderEliminar
  11. Yo difiero en eso de que sabios o tontos respiramos igual, igual que no escribe igual una tonta que una sabia como tu.
    Es cierto eso de que nos dejas babeando cuando escribes entradas como esta, al menos a mi... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Me parece un texto precioso.
    "Toma mi mano, soy yo ¿recuerdas?", qué ternura, qué preciosidad.

    Un beso, mi querida Malque.
    De tu RosaRosita :)

    ResponderEliminar
  13. Me quedo prendada con tu texto maravilloso.
    La desmemoria me sirve para no recordar lo feo de la vida.
    Un abrazo grandote!

    ResponderEliminar
  14. La senda de los afortunados??. Sigue la tuya que es la realmente verdadera.
    Y sigue maravillándonos con tus pensamientos.
    Un besazo, Malque.

    ResponderEliminar
  15. Pues ya ves, los días que quedan por delante se van llenando de más amor entre ambos conforme avanzan. Conforme todo avanza. A sonreír por hoy.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Podemos acreditar que tudo que a vida nos oferecerá no futuro é repetir o que fizemos ontem e hoje. Mas, se prestarmos atenção, vamos nos dar conta de que nenhum dia é igual a outro. Cada manhã traz uma bênção escondida; uma bênção que só serve para esse dia e que não se pode guardar nem desaproveitar. Se não usamos este milagre hoje, ele vai se perder. Este milagre está nos detalhes do cotidiano; é preciso viver cada minuto porque ali encontramos a saída de nossas confusões, a alegria de nossos bons momentos, a pista correta para a decisão que tomaremos. Nunca podemos deixar que cada dia pareça igual ao anterior porque todos os dias são diferentes, porque estamos em constante processo de mudança.

    ResponderEliminar
  17. Siempre queda la memoria de la piel, de los aromas, del corazón, se sentirán solo con los sentidos, la cabeza no importa mas. Que bonito. Te dejo un beso hermosa.

    ResponderEliminar
  18. Seguir respirando entre tanto odio y desprecio ya es un logro, y un castigo para ellos.

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Nunca a un ser extraño le llamé mi familia