Páginas

domingo, 10 de julio de 2016

De poetas arrepentidos y nuevas formas de ver la vida

Comencé un nuevo tratamiento. Un dia si, un día no. Hoy me quieres, mañana tampoco. Mi mente antes poderosa debe recordar que las pastillas de liberación prolongada no se toman diario.
Activado el cerebro. Tin chas mol, cuaz. Listo. Proceso de recordado completado. Hoy no mi amor, hoy no toca.
Soy un robot ¿recuerdan? Tipi tipi tom tipi tom.
¿En qué he caído dios mío? Pienso, sueño, vivo, desvarío medicamentos. Estúpido pp te has apoderado de mi. Ojalá fueras poeta. Posesionado de mi mente y corazón viviría sólo para ti. Entregada a tu amor lo demás valdría gorro. No escribes versos ni siquiera puedo algún día pensar en llegar a amarte. Eres mi ruina. La vaguedad de mis pensamientos. La muerte de mi espíritu. El ocaso de mis letras. La ambigüedad en los latidos del corazón.
Has cambiado mis pesadillas por sueños sin memoria. Ya no despierto gritando ni temblando, estúpida analogía posesionándote de mi. Hoy dices si y mañana nanay no hay sueños de amor hermosos. Lujuria recalcitrante no caigas en el abandono. ¿Dije lujuria? eso no se lleva con amor.
Ideas cortas fluyendo de mi cabeza. El pelo blanco no ata las formas. Se acaba el tiempo. Amanecen las pájaros de vida retumbando en mi cerebro. Olla de grillos saltando de un lado a otro. El misticismo de los poetas termina cuando empiezan a hablar. Se tornan humanos. Invisible existencia.
Doy a la vida un paso firme. Tengo la edad que represento, mi cuello lo grita. Esmirriado el cuerpo transmito locura serena. Los locos suelen no ser peligrosos, es que nadie los entiende.
¿De verdad me quieres? Hazte una pregunta. Sin pensar contesta. El mundo es de los audaces. Hoy es domingo. No te vayas, quédate un poco más. Lanza un te quiero en despoblado, ya iré yo por él. Aún con los atajos el camino es largo. Hoy queda un día menos para vivir. No soy un sueño. Real, existo y siento. Vivo en el refunfuñar de tus letras. El hálito del paraíso lleva impregnado mi nombre con aroma de azahar. Vivo en ti.
Una vieja forma de existir sin ser.

Abuela, tú que sabes tanto de lluvia dime si lloverá mañana.









18 comentarios:

  1. Que salga lo mejor que se puede el nuevo tratamiento.
    Beso Malque.

    ResponderEliminar
  2. Que salga lo mejor que se puede el nuevo tratamiento.
    Beso Malque.

    ResponderEliminar
  3. Lo que si está claro es que el pp respeta la lucidez de tu hermoso cerebro, eso es mucho, egoistamente pensando, sigues enriqueciéndome sin cesar cada vez que escribes... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Esperemos que este nuevo tratamiento tenga un buen resultado. Mientras no te dejes vencer por nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Por eso apenas hablo.
    Para evitarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar

  6. Mi padre también sabía mucho de lluvia... y de predecir el tiempo.
    La sabiduría de la gente de pueblo y campo... regía su huerta a través de la luna y sus fases! :))

    Para mí l@s poetas cuanto más humanos, más poetas...
    Hablen o no... ;)

    Espero que el nuevo tratamiento te trate lo mejor posible... día sí y día también.

    Un beso y un cálido abrazo, poeta Malque.

    :)

    ResponderEliminar
  7. Suerte con el nuevo tratamiento. No puedo decir más.

    J.

    ResponderEliminar
  8. "Lanza un te quiero en despoblado, ya iré yo por él"...me identifico totalmente con esa manera de decir.

    Siempre llegas a tocar el corazón...siempre.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. De lluvia es solo una de las muchas cosas de las que sabe la abuela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. " La veloz rutina, monta a caballo........y queda en los parques abandonados....alguien ira a ellos algun dia?, saliendose de los despacios, computarizados.....cuidado, no vayan corriendo al estante de al lado, no se pierdan con los novelistas: ellos tambien se han faramallado, y a la hora del aburrimiento, son los reyes mas encumbrados......bellisimo, siempre que alguien ve en la poesia lo cursi, lo facil, es ahi donde no ceden los instantes, las memorias, los audaces....que mas quieren?, que los dejen volver al parque, que las hojas son para ellos lo que para el sauce.......me gusto mucho el estilo, mucho mucho, abrazos malquer, y muchas sonrisas, desde el parque............... : )

    ResponderEliminar
  11. Ya verás cómo el nuevo tratamiento te sienta bien.Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  12. Te quiero.
    Por ahí lo lanzo...
    ;)

    Besos, carnalita.

    ResponderEliminar
  13. Eres fantástica. Eres Dios escribiendo. Espero que ese tratamiento te vaya bien.
    Muchos besos, linda.

    ResponderEliminar
  14. Sabes mucho de todo, el misticismo de los poetas, como el tuyo, y lo que dice Bella, qué delicia.
    Te quiero mucho.
    "Lo demás valdría gorro" ... :)) nunca lo había leído ...
    Me alegro del nuevo tratamiento, ojalá vaya bien.

    Un beso inmenso, mi querida Malque.
    Y para Bella :)

    ResponderEliminar
  15. las pastillas te mejoran la vida, y eso es todo un alivio. antes, en la edad media, los "médicos" practicaban con los pacientes haciéndoles sangrías y obligándolos a beber cada hierbajo que hacían más mal que bien.

    besos

    ResponderEliminar
  16. Abrazo grande, mana. Ese tratamiento será muy bueno. Dale oportunidad de demostrarlo.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje