Páginas

martes, 30 de septiembre de 2014

La callada

Aquel día Barry preguntó a Laura en qué época le habría gustado vivir. Ella comenzó a hablar con esa soltura que le caracteriza. En mi mente yo decía: ¡A mi, a mi, pregúntame a mi! No tenía la respuesta pero quería que me preguntara.

Estaba tan concentrada que no puse atención a lo que Laura respondió.

Luego Barry preguntó con quién le habría gustado casarse. Ella contestaba mientras yo decía en mi mente: ¡Hey pregúntame a mi! ¡A mi por dios!

Olvidé con quién dijo.
Pensé: Me casaría con Enrique indudablemente.

Preguntó cuál era su pasión. Como no queriendo murmuré: No me veo viviendo en otra época. Se hizo un silencio y después siguieron hablando. 

Comenté por lo bajo: Ni siquiera sé cual es mi pasión 

Se hizo otro silencio el que fue roto cuando Laura siguió charlando: No les echo la culpa, soy yo la que no sabe relacionarse. Igual nunca terminaré de aprender de fútbol ni de saber de qué hablan las melodías de Vetusta Morla o saber qué calle me conduce a cualquier lado. Ellos tienen tanto en común y yo apenas puedo pronunciar algo.

Me acordé del Pogh cuando empezaba a hablar y todos lo interrumpían al punto de fastidiarse y no decir más nada.

Y es que siempre ha sido así. No sé interactuar con la gente ni siquiera con mi familia. Soy muy callada y cuando quiero hablar siento que nada hay importante que decir. Me limito a escuchar.

Cuando había fiestas no sabía cuál era mi lugar. Iba con los jóvenes pero después de un rato no encontraba qué hacer. Con los de mi edad pasaba igual. No encontraba mi sitio. Los veía a todos platicando y riendo animadamente y yo sin saber qué hacer ni qué decir por eso a todos sorprende que el fin de semana haya ¨actuado¨ en una ¨obra¨ de teatro callejero fungiendo como la abuelita de Caperucita Roja.

Sin miedo al ridículo acepté participar. Un centenar de personas fijaba la vista en mi, no me dio pena. Estaba en mi papel, gesticulando y haciendo tonteras. Eso si, cuando terminó la ¨obra¨ tuve temor de quedar paralizada a medio camino pero afortunadamente pude llegar a donde estaban Barry y Laura prestos a ayudarme por si las moscas mientras la gente me aplaudía. ¡Gracias público!

Me da gusto ver que después de lo que pasó, Laura y Barry vuelvan a ser amigos. Se alegró mi alma cuando los vi arreglando juntos el baño de la casa de los aviones. La manera tan cordial en que platicaban me hizo sonreír. Me dio gusto escuchar lo orgullosa que Laura está de su padre y lo bien que él se sintió al ayudar a su hija.

Las cosas van volviendo a la normalidad. Entiendo -lo supe desde el principio- que nada volverá a ser como antes pero es bueno saber que mi familia sigue siendo indestructible. 

Todo marcha como debiera aunque eso conlleve a volver a sentirme excluida de sus pláticas, eso no es novedad, sigo siendo muy callada.

Genio y figura...









35 comentarios:

  1. Que bueno comenzar el día con noticias tan alegres como la que comentas Mal.

    Espero que el papel de abuelita de carepuricita no haya hecho que bajes tu temperamente jejejeje.

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  2. En silencio, es bello contemplar la armonía en que se desplazan los que amamos...

    ResponderEliminar
  3. Pero escuchas y no te pierdes detalle eso es tan importante o más que hablar...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que estás mejor, Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  5. Pero con un esfuerzo inicial por tu parte podrías participar, todo seria mucho mas rico contigo que sin ti... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Qué encantadora eres Malque... y tan auténtica! Qué bueno que todo (o casi) mejora

    ResponderEliminar
  7. Pues yo contigo he conectado desde el primer día.
    Sin que no escribamos ningún mail.
    Sólo con lo que escribes sé que tú y yo estamos en la misma onda.
    La onda de los insociables.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. una vez me dijieron! ah tu voz es ronca! no sabiamos qe hablabas...y yo plop jaja. a mi tambien se me da por escuchar nomás, siempre ajeno a los amigos y la familia, que se le va a hacer, ademas calladito mas bonito a que no jajaj

    ResponderEliminar
  9. me alegra sobremanera que muchas noticias positivas se hayan dado cita en tu hogar haciendo la vida más a feliz a ti y a los tuyos.

    besos.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro mucho que todo este mejor por tu casa.
    Y escuchar y decir una palabra correcta es muy valioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Seguro hiciste un buen papel.
    Me alegro que todo vaya bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. En silencio, es bello observar. Como trasmites cada detalle, me encanta.
    Muy dulce tu relato
    Un beso Malquerida

    Isa

    http://cabalgandoporlamusica.blogspot.fr/

    ResponderEliminar
  13. mmm interactuar con la gente no es tan dificil como parece, dicen que el mejor conversador es en realidad el que escucha.

    Yo creo que a veces tu piensas ser cascarrabias pero todo demuestra que el amor se te sale por los poros aunque intentes demostrar lo contrario!

    Te envio besote mordedor! jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Malque, para mí tú y otra persona que no quiero nombrar aquí son los mejores narradores de historias "cotidianas" que circulan por la net, no hay forma de no engancharse y vivir contigo lo que relatas.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
  15. Las cosas nunca volverán a ser igual, porque pueden ser mucho mejor y hay demasiada Malque para lograrlo.
    Besos, muchos y anises, con cariño.

    ResponderEliminar
  16. Esto me parese muy familiar...osea muy de familia pribado.... you knew ?

    ResponderEliminar
  17. Hay veces que es mejor callar y escuchar que hablar por hablar. Qué alegría me das con lo de la obra de teatro!!! Esas cosas son muy divertidas y seguro que guardarás un grato recuerdo para siempre. Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Me hubiera gustado verte en esa obra de teatro :) ¿Sabes? Mucha gente que se dedica al teatro o al cine o cosas así tienen también dificultades en eso de la interactuación social. Pero cuando están en el escenario se sienten como pez en el agua.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Las cosas nunca vuelven a ser iguales... pero lo que importa es que la nueva perspectiva sea favorable.
    NA: Me parece raro verte excluida de tu familia, se me antoja difícil. :-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. que sigan parloteando!!!! tu escribes

    :)

    ResponderEliminar
  21. En realidad yo no escucho lo que hablan, no me interesa. Prefiero mirarlos, observarlos y por sus gestos y ademas adivinar de que estan hablando.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Me alegra de que la cosa marche bien, porque al final tú siempre vuelves por tus fueros. Te saldría bordado.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  23. Tus silencios van llenando el tintero en el que luego untas la pluma para deleitarnos con tus letras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Regreso después de mucho tiempo y me encuentro con que ya hasta actúas. Genial!. Por otro lado, no sé lo que pasó, pero me agrada ver que tu familia sea como la defines 'indestructible'.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. siempre es grato saber de un padre y una hija, lo mucho que los une
    saludos

    ResponderEliminar
  26. Me encanta como cuentas las cosas más normales de la vida, no te preocupes, ya sabes los padres y las hijas, es como envión. Pelillos a la mar, que seguro todo vuelve a la normalidad. Eso sí, tú no dejes de contarnos como lo haces cualquier cosa, porque tus letras las hacen grandes relatos.
    Besos Malque y abrazos

    ResponderEliminar
  27. No sólo la lengua transmite lo que el cerebro quiere decir y tú has sabido perfectamente decir lo que quieres plasmando palabras unas detrás de otras y muy bien puestas. No todos sabemos decir de palabra lo que ponemos en papel o pantalla.

    Tú, sea como sea, lo haces muy bien.

    Besos apretaos, Malque.

    ResponderEliminar
  28. Los callados suelen ser buenos escuchadores, y por lo que relatas no te pierdes detalles de tu entorno. Por otra parte lo mejor es poder transmitir con pocas palabras lo que a otros le llevaría miles. Me gustó leerte, te salió clarito como agua clara. Escribí un post nuevo...Los amantes. si te atreves visítalo jajaja
    Abrazos fuertes Malque y buena semana.

    ResponderEliminar
  29. Amiga de palabras compartidas, ¿qué decirte? ... A veces me siento tan identificada. Por si te sirve de algo a mi me ocurre al revés, siempre tan habladora, sabiendo la palabra exacta y ahora, en mitad de una conversación resulta que sé lo que tengo que decir pero no recuerdo la palabra adecuada, por esa razón escribo, aquí me encuentro como pez en el agua, quizás porque no tengo prisa, el mundo real, incluso el de los que más quieres, hoy necesitan más que los escuchen y para eso, ahora me he vuelto la mujer más tranquila del mundo.
    Venga, p'a lante, atrás sólo para agarrar impulso.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  30. Durante mucho tiempo fui la callada de la casa, demás de la hija menor. Per con el tiempo mi familia valoró eso y ahora todos depositan en mis sus secretos y me piden consejos, desde mis hermanos mayores hasta mis sobrinos.
    No hay reino más hermoso que la familia.

    ResponderEliminar
  31. Genial. Genial. Linda actriz, es maravilloso saber que todo el mundo está atento a cada palabra, mientras el actor ni cuenta se da que hay personas. Hacer y decir lo que a veces en nuestro diario vivir no podemos, en el escenario es todo diferente, luego el aplauso ....genial Florecita.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  32. Las cosas van, hilando como una araña su red...Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  33. Mi relación con mi padre es un cubo rubrick, cuidado y le muevas y ya todo valió sardinas o bien, ¡Ay, qué bonito la muchachita y su papá! Puede que sea porque al parecernos también somos diferentes.

    Que no hables tanto no es nada del otro mundo. A mi gustan las personas así porque son buenos confidentes... además eres bien graciosa. Voluntariamente o no.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje