Páginas

domingo, 24 de agosto de 2014

El mundo hecho de escaleras y bicicletas





¿Por qué los parkinsonianos caminamos por las escaleras y andamos en bicicleta como la gente ¨normal¨? ¿Por qué al llegar al último escalón o al bajar de la bicicleta, los pies se vuelven a hacer de plomo y ya no podemos seguir nuestro camino?

¿Eh?

¿Por qué?

¿Diosito?

¿Puedes responderme?

¿Doctor?

¿Alguien?

Dudo que a estas horas de la locura alguien tenga una respuesta a mi pregunta insomne. Preguntas estúpidas que uno se hace cuando hay que caminar al baño y este se encuentra tan cerca para los ¨normales¨ y tan lejos para los que como yo tenemos pies de plomo. Ni modo que instalen un baño al pie de las escaleras, pues no.

¿Por qué los parkinsonianos no podemos caminar como los demás? ya sé, ya sé porque se nos atrofia el mecanismo de la caminera pero es tan complicado entenderlo. Ni modo que hagan el mundo o el mio de puros, purititos escalones. Subir y bajar en un sin fin de llegaderas a ningún lado. Igual me quejaría y pediría que no hubiese más por favor. Pinche quien inventó el mundo real y valemadrista de las enfermedades neurodegenerativas y las demás pa´que no digan que nomás pienso en mi.

Si mi vida fuera andar en escaleras pues ¡papas! estaría padre pero no, dios no cumple antojos ni endereza jorobados. y está dispuesto por el destino o porsepasumadrequien que los parkinsonianos seamos por unos instantes felices -al subir y bajar escaleras o andar en bici- y recordemos cuando no apreciábamos lo que teníamos.

Igual da, nadie cuida lo que tiene porque da por hecho que siempre lo tendrá.

Tampoco se piense que estoy deprimida -ya no tengo tiempo para eso- ni que estoy triste o reniego del mundo como lo suelo hacer. Nada de eso, sólo es que chingadamadre no puedo llegar al baño.

Continuemos,  ya falta menos.















30 comentarios:

  1. A veces me recrimino reírme, por si estoy faltando al respeto a esa chamaca a la que tanto aprecio, pero es que lo sabes contar todo tan bien y tan gracioso... Lo del "mecanismo de la caminera" es para nota.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tu riete Chema al fin que ni te veo jaja.

    Besote

    ResponderEliminar
  3. tienes razón, que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos.
    Paso a paso.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasito a pasito a algún lado llegaremos.

      Beso Karin

      Eliminar
  4. ¿Y si te equipas con un "baño" portátil? :)
    Esta mañana mientras desayunaba pensé en ti, el conductor del pensamiento hasta a ti -aunque no tenga mucho que ver- fue que la cucharita del café se movía por mis dedos mientras la subía a los labios a toda velocidad, y me preguntaba si ya habría entrado en el selecto grupo de los parkinsonianos, ahí fue cuando me acordé de ti y el recuerdo fue agradable a pesar de todo, porque estabas tu, y te sonreí, y me sonreiste y ya no me importó la velocidad de la cucharita de café :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea Genin, tiene sus pros y sus contras pero es buena idea.

      No Genin, deseo que nunca entres a este mundo vil de los parkinsonianos con todo y tu sonrisa, con todo y la mía pero no, prefiero que sea el blog lo que nos una. Temblabas porque tenias frío y es todo,

      Te quiero mucho Genin, de verdad.

      Como dices tu, besos y salud. :)

      Eliminar
  5. me gusta el escrito tiene sabor a letras

    ResponderEliminar
  6. Es curioso.
    O sea puedes caminar, ir en bici... pero el problema es al parar.
    No lo habría imaginado nunca. Pensaba que el problema era constante.

    Bueno, yo creo que con los años todo son problemas.
    Hay quien no puede subir escaleras, quien no puede caminar, quien no puede ir en bici, quien no puede.... mil cosas.
    Que difícil es aceptar todo esto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Mi problema no llego con la edad Toro, soy relativamente joven. El Parkinson me llego a una edad en que supondríamos no debía llegar el puto, pero llego.

    Casi no puedo caminar a menos que sea con la pastilla mágica pero si subo o bajo escaleras ni quien note que estoy enferma. El problema ES constante, quizá no me he sabido explicar.

    El problema conmigo es la ACEPTACION. Creo que nunca voy a aceptar que estoy enferma, que no puedo caminar, el temblor constante, mi cara de palo debido a ello, el insomnio eterno en que vivo, mil cosas que me suceden "gracias" al Parkinson ¿Como puedo hacerlo si toda mi vida ha sido estar enferma y esto es lo peor de lo peor? ¿Como se acepta?

    Besos mi Toro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aceptación se puede trabajar psicológicamente.
      Seguro que si.
      En muchos momentos de la vida no hay otra solución que acabar aceptando lo que nos ha ocurrido. Pasa con la muerte de seres queridos y también con injusticias de todo tipo.
      Imagino que el paso del tiempo también ayuda a que la aceptación vaya ganando terreno.

      Besos.

      Eliminar
  8. Te he imaginado dentro de un cuadro de Escher y, a pesar de las circunstancias, la imagen me ha gustado. Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  9. Anda Malquerida, que no sabía el detalle de las escaleras y la bici con el parkinson, y bueno, en efecto el mundo no nos la pinta facil y siempre estamos en la lucha con todo lo que la vida nos pone de frente, al final creo que eso nos hace más fuertes... Y aguantadores para alcanzar el baño jejejejeje ¡fuerza Malque, fuerza ;-)

    ResponderEliminar
  10. Qué sensato ese Toro, de verdad, porque quizá es verdad que uno sólo termina aceptando por resignación. Te doy un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. yo solo espero que estes sonriendo mucho!!!

    ResponderEliminar
  12. es toda una lotería la enfermedad -muchas veces hereditaria- que nos toque con el transcurrir de los años.
    mis padres sufrieron de cáncer. espero esquivar al cangrejo.

    besos.

    ResponderEliminar
  13. Un baño con control remoto que llegue ahasta el pie de la escalera, eso hay que inventar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. "Igual da, nadie cuida lo que tiene porque da por hecho que siempre lo tendrá"

    Siempre olvidamos eso Mal.

    Sobre la aceptación, me da la impresión de de ello parte muchas cosas, pues al reconcer algo, uno toma la decisión de la forma como afrontara las cosas que suceden.

    Un beso, mucho ànimo :)

    ResponderEliminar
  15. y es complicado aceptarlo he vivido el parkinson con un tio desde que los inicios que no lo aceptaba hasta ahora que esta en etapa final y que con trabajos puede pararse, pero tienes razon, las escaleras las sube muy bien y una vez llego a mi casa (a 2 km) de distancia con un puente vehicular, en bici...

    un abrazo y disfruta lo que tienes hoy y en al ahora, disfruta todo aquello que te rodea.

    ResponderEliminar
  16. A los 8 años llegué a una escuela fiscal donde conocí a un anciano a quien años después logré reconocer como una de las mayores influencias que tuve en mi vida para definir mi gusto por el dibujo y la pintura. Este señor tenía algo extraño, algo que mi timidez no permitía que pregunte abiertamente de qué se trataba. Temblaba, mucho, sus manitos arrugadas y peludas, su cabeza calva y bien blanca. Pero, llegaba el momento que me ponía emocionadísimo, cuando me perdía de lo demás para captar todos los detalles: aquel hombre agarraba la tiza blanca, la aventaba con sus dos dedos sobre la pizarra y su mano no temblaba más, lo que hacía era moverse hábilmente para lograr cosas que en mis recuerdos están grabadas como impresionantes. Era mi profesor de dibujo, y sus clases son cosas que nuncá olvidaré.

    Es verdad, escribe ud. de manera exquisita. Alimenta esa gula, ese insaciable deseo de leerla, aunque la historia no sea tan agradable de leer. Yo la leo y sonrío también. Por el sarcásmo, el humor que hace que los escritos de este lugar no se consideren solo un muro de lamentos si no algo muy digno de leer. Pero cada vez La Malquerida está dejando de ser para mí un personaje, y estoy sintiendo lo que posiblemente siente aquella cuando escribe…

    Saludos Malquerida...

    ResponderEliminar
  17. Me quedo sin palabras al leerte. Haces que se me dibuje una sonrisa al ver como afrontas la vida. Le dices a Toro que no aceptas la enfermedad, creo que no es así. Te rebelas contra ella, pero la aceptas perfectamente.
    Tu valentía y vitalidad me general un respeto infinito por tí.
    Besazo doble y ánimo que ya queda menos para llegar al pinche baño y que conste que un baño en una escalera no es ninguna mala idea.

    ResponderEliminar
  18. Malque , Maque , que me matas de la risa , ahora resulta que podrías ser mi hija, bueno, no tienes desperdicio, sabia lo de la bici, los escalones, y algunos otros movimientos, , pero ya que lo mencionas , te estas tardando, si quieres mucha felicidad y sentirte bien, hombre falta de confianza, durante todo el año comenzando con el tour de Francia , y después siguen los tour de España holanda ,Alemania etc, etc, así que tu nada mas dices y conseguimos un patrocinador y ya la hicimos, quite y hasta ganamos una lanita, un beso cuidate

    ResponderEliminar
  19. Mira lo que acabo de aprender, yo no sabía que los parkisonianos podían realizar muy bien otros actos.

    Sería ideal, así como se crean ciudades en miniatura para los niños, se cree una ciudad para parkisonianos, donde las bicicletas y las escaleras sean los elementos comunes.

    ResponderEliminar
  20. No te había leído el post , la verdad que tampoco lo sabia, pero como te dije antes hay cosas que no podemos aceptar pero nos desgata ... la verdad es que me quedo con la sensación que aceptar y resignarse no es lo mismo ...lo pensaré ....lo que si es verdad es que eres brillante y sabes que el agua derramada no se puede recoger, que un muerto no puede revivir sino en nuestra mente. acepta solo vive un día a la vez , y ese día haz lo que puedas y quieras hacer , monta bicicleta u sube escaleras si te hace sentir mejor , es verdad el mundo no cambia por nuestros problemas te quiero porque que si y ya un abrazo

    ResponderEliminar
  21. No tengo al cien la informacion, pero un dia lei que la condicion empeora si no se siguen usando las facultades. Es decir: si ya no subes escaleras, te va a ser mas y mas dificil hacerlo la siguiente vez. Asi que: a intentarlo de nuevo mi Malque!

    ResponderEliminar
  22. Ojala tuviéramos la respuesta.
    Espero que puedas llegar a sentirte mejor.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  23. El pensar y pensar en el asuntechi lo agrava.stop. Me canse de decirte que no hay que pensar ni en tu problema ni en mi. stop.

    ResponderEliminar
  24. Tengo una cómodisima prótesis que me impide inclinar mi espalda debidamente. También me impide correr, cabalgar o andar en bici (cosa que nunca aprendí, de todos modos)

    Es fácil reirse de uno mismo, pero a veces molesta, incomoda, jode-como diriamos en mi país. no poder moverse como se supone que se debe.

    En fin, a no desesperar.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje