Páginas

sábado, 15 de febrero de 2014

Madre amantísima

Estoy plenamente convencida que todo lo que vivamos está escrito en el libro invisible de nuestra vida. No me pregunten por quien porque no tengo la más recochina idea, mi sabiduría no llega a tanto.

Hace tiempo cuando Laura supo que Enrique Bunbury venía a México me preguntó si quería ir al concierto (casi siempre voy).
No tenía muchas ganas de asistir porque no he tenido tiempo de escuchar su último disco y no me gusta ir en blanco. Además insistía que lo conociera en persona, quizás así se me quitaría ese atolondramiento que tengo por él. Dije no por obvias razones, mi audacia no llega a tanto. Seguro si lo tengo enfrente me orino de los nervios. 
Para andar pasando vergüenzas no gracias. ¿Quién dijo miedo? ¡Yo!

¡Next!

Una madrugada recibí un tweet de Uriel, un amigo del blog de hace varios años. ¨MaLquEridA, alguien te manda saludos¨, decía junto con un link. 
¡Era Enrique Bunbury!
Por poco se me caen los calzones. a dios gracias estaba acostada y traía pantalón.


Gracias Uriel

Agradecí de inmediato el haberse acordado de mi. Apagué el iPad y me puse a soñar con Quique -nocierto- pero hubiése sido padre tenerlo correteando por las praderas y retozando conmigo cantándome al oído ¨... y no es por eso que haya dejado de quererte un solo día... lalalalalá¨

Después me enteré que otra amiga del blog, iría al concierto que se efectuaría en su ciudad. Aprovechando le pedí que tomara fotografías y me las enviara. Le iba a decir que le gritara que lo amaba pero me dio pena penita pena. ¿Qué va a decir que ya estoy senil y ando como loquita adolescente muriendo por el mejor cantante del mundo mundial? No no no no no, antes muerta que sencilla.

Diana -así se llama mi amiga- me mandó muchas imágenes. (Ahora que lo pienso ojalá haya disfrutado el concierto y no se haya distraído cumpliendo mi encargo).

Se ve que el espectáculo estuvo de pocas pocas pero poquísimas pulgas y no fui. ¡Maldición!


Gracias Diana

Todo por ser una madre consciente porque si no me sintiera culpable de que mis hijos gasten en el medicamento, otro gallo cantaría. Soy una madre un tanto abnegada acostumbrada a sufrir ¿en serio yo hago eso? ¡Puagh! detesto esa actitud.

Me valdría gorro todo, asistiría a los conciertos sin importarme gastar mucho dinero. Igual yo no pago. pero no, soy una madre amantísima que cuida a sus hijos, no les causa el menor problema. (Bueno si pero nadamás en ocasiones y únicamente cuando alteran mi yo furioso) y no trabajo ¡Porca miseria! diría otro amigo.

Entonces...

Me enteré que el lunes Enrique dará un último concierto en el Auditorio Nacional pero es demasiado tarde, es lunes, los lunes ni las gallinas ponen además toca comprar medicina, ni modo que todavía pida para ir a ver a mi amor platónico. Mis hijos no son los genios de la lámpara cumplidores de deseos o caprichos fatuos.

Señor ¿por qué me hiciste tan sensata?

¿Y qué tiene que ver el destino del que hablaba al principio con mi post? Ni idea. Iba a escribir algo sobre eso pero Enrique tiene la manía de ponerme a volar por las nubes de un cielo extrañamente oscuro, con una luna madrugadora alumbrando el mar que separa el mundo de Emilio (¡Hola!) del mio y el mundo de Enrique  (¿Si dime?) del mio.

Sería bonito cumplir sueños imposibles sin miedos paralizantes y atolondrados, total lo más que me puede pasar es que Bunbury me abrace y seguritito me daría un beso en mi tierna mejilla, entonces ora si deveritas ¡Muero!






















28 comentarios:

  1. algún día se te va a cumplir el conocer a enrique bunbury -sin querer queriendo- y vas a ser un honguito de lo más feliz.
    a veces las cosas llegan de improviso y sin pensarse mucho.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Draco! totalmente!
    te dejo un beso enorme Malque... :)

    ResponderEliminar
  3. Muy bien ese extravío, para hablarnos de tu admiración y amor por este cantante, Enrique. Eso se llama digresión...que vale bien como figura literaria. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  4. Aún estás a tiempo.
    El dinero es sólo dinero.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No sé qué os puede dar ese Enrique que no tenga yo. Al fin y al cabo los dos nacimos en Zaragoza.
    Si viene a casa por Navidad (como el turrón) te lo busco, te lo envuelvo, le pongo un lazo y te lo mando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, todos soñamos con alguien alguna vez, deberías haber ido, la felicidad de una madre está por encima de todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. a mí me encanta!!! y este video de "frente a frente" está espectacular:

    https://www.youtube.com/watch?v=OIvTMA1te0w

    yo tenía un amor así como el tuyo por Arjona... pero me desilusionó muchísimo, hoy ni quiero saber de él... jajaja Un día que estuvo en buenos aires le acerqué mis libritos de poesía (incluido un poema que escribí para él... nada de amor eh!) y jamás tuve un simple contacto de agradecimiento o lo que fuera!

    bueno, espero estés a tiempo y te saques tus ganas! besito

    ResponderEliminar
  8. Hola Hermosa Madre y bien querida, consciente y abnegada.
    Muchas veces perdemos de difrutar de un dulce e inocente momento de felicidad, por la entrega absoluta que dedicamos a todo en nuestro alrededor, menos a nosotras mismas.
    Si puedes darte ese capricho, no lo pierdas, oportunidad pasada no vuelve, no sabía que fuera Zaragozano, eso me ha hecho ilusión.
    Publiqué el 14 pero no actualizó, hay dos regalitos para traer a tu espacio, el corazón con poema y la rosa blanca, solo si te apestece el resto de los regalos también son a gusto libre.
    Un abrazo y un buen domingo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  9. Yo no creo que te estés muriendo. Un beso.
    Yo te sigo viendo viva, felicidades.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que Enrique, con la sensibilidad que lo caracteriza, te dará un poco más que besos en la mejilla... pero llevá bien ajustados los calzones!!!

    ResponderEliminar
  11. Malque !!!! pero si esta hecha toda una adolescente, una chiquilla :)

    ResponderEliminar
  12. entretenido relato Malque

    con mi hijo compartimos el gusto por el rock metal
    y cuando venga Iron Maiden , de seguro estaremos allí
    de negro cool y cervezas

    buena semana

    ResponderEliminar
  13. jajajaja Cuando te acuerdes de lo que ibas a escribir antes de que Enrique te adujera mentalmente, pos lo haces y en paz jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  14. No sabía que eras tan fan de Bunbury. Yo le seguía mucho cuando estaba con "Héroes del Silencio". En solitario me convence menos pero hay que reconocer que cuando un famoso nos llega tanto, daríamos lo que fuera por conocerlo en persona, aun a riesgo de que nos defraude.
    Un besote y sigue igual de considerada, aunque a veces dé rabia ser buena persona. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. En esta vida no hay mañana, solo el hoy cuenta, el dinero solo sirve para gastarlo y si no es el tuyo mejor que mejor.

    Dos refranes: Lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana, compra la entrada y a disfrutar del concierto. Lo que se van a comer los gusanos, que lo disfruten los humanos, si tienes oportunidad de abrazar a Enriquito, no lo dudes!!!, tampoco estaría mal, un besito en los morritos.

    Un beso, de este gachupin que te quiere.

    ResponderEliminar
  16. Se tiene que cumplir ese deseo como seaaaa!!!
    Un beso Malque de Bumbury! Jeeje

    ResponderEliminar
  17. Saludos personalizados de Bumbury? Vamos, que tú lo tienes todo mujer!!

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  18. Malque. Una fan incondicional de Bumbury. Que suerte que tiene él de que lo quieras de esa forma. Y hay que llegar a alcanzar los sueños, que para eso están hechos. Rompe algún cerdito escondido, o haces una rifa de algo y vete a verlo.
    Besos y a por todas!

    ResponderEliminar
  19. Waa un saludo de tu ídolo, yo me desmayo si me ocurre lo mismo, no podría dormir jaja. Tus palabras dicen mucho de ti, todo mejorar+a un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. madre amantisima... sensatez???

    a veces hay etapas en la vida que no caben prejuicios aunque digan todos los demas que tienes cierta edad paa hacer o atreverte

    no te niegues experiencias
    lo demás como lo material o el pudor o el que dirán que lo padezcan otros.


    ResponderEliminar
  21. jajajaja, bendita locura adolescente. También una de las cosas que haría si me sobrase el dinero por todos lados ir a conciertos y más conciertos, e incluso seguir las giras de los artistas que me gustan.
    En cualquier caso recapacita y anímate que entre la locura y la sensatez debe haber un término medio que nos permita ser un poquito más felices, no?

    ResponderEliminar
  22. soñar te mantiene atada a la vida,
    es una ilusión
    saludos

    ResponderEliminar
  23. Igual hasta terminas haciendo giras con él.

    Besos. Malque.

    ResponderEliminar
  24. Entiendo tu punto, o ambos puntos, el de no ir y no por no desearlo, y el de tu gran cariño por él. Pero vamos, siempre puede haber una oportunidad futura. Ademas con él es mas probable, aun le queda mucha carrera y vida por delante. Jodido yo, que todas las bandas que quisiera ver, sus integrantes tienen 80 o estan muertos XD

    ResponderEliminar
  25. Me sorprendes, no creí que fuera el tipo de música que te gustaba (tampoco sé decir cuál imaginaba), aunque tampoco podría decir si te gusta la música o el músico.
    En fin, los sueños son para cumplirlos, pero en los territorios de la realidad.
    Siempre me haces sonreír con tus entradas, son frescas, especiales.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
  26. Malque , que gusto seguirte de nuevo , me desapareci un tiempo de la blogosfera , pero ya estoy de vuelta y aqui estare , respecto al concierto de bunbury se ve que estuvo muy bueno ,su nueva canción despierta me gusta , me agrado el concepto creo que muy acorde con lo que ahora pasamos en México , saludos!

    ResponderEliminar
  27. Oh! a Bunbury lo vamos a tener por Lima en Abril, solo recuerdo una canción de él, llamada "Pequeño Rock and Roll" ♪♫

    Yo deseo que presente un futura oportunidad de volverlo a ver en el escenario :) pero ahora con la tecnología fácil la vez por youtube el concierto. No es lo mismo pero a nada xD

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje