Páginas

jueves, 19 de septiembre de 2013

El perdón de mis pecados







¿Si perdono a mis muertos, ellos me perdonarán? Puedo vivir sin perdonar, ¿Quién soy para hacerlo? ¿Los muertos necesitan ser perdonados? Lo hecho no tiene remedio. ¿Cómo se perdona a un muerto? ¿Y si ellos no quieren ser perdonados? Cada día que amanece es un nuevo comienzo. Hay preguntas que no tienen respuesta. El corazón es sensible. El recuerdo queda pero ya no lastima, entonces ¿Para qué perdonar recuerdos muertos? Ya todo pasó. No se siente nada. Seguir entonces. Los muertos, muertos son. La vida sigue con un hálito de inconsciencia, de no saber. La vida es hoy y hoy toca preguntarse ¿Cómo se perdona a un muerto cuando se tiene la certeza que ese muerto pide ser perdonado? El alma lo necesita. Yo ya no siento nada. Es como si no hubiera existido por más que las memorias olvidadas resurjan cada cierto tiempo. Un recuerdo diluyéndose entre el espacio del olvido y el eterno adiós. Sin sentir.










45 comentarios:

  1. Hacer la paz con el pasado, caldo de alivio para el pollo .... ¿O cómo era?

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Caldo de pollo para el alma Esdras.
    Me haces reír.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. muerto esta... pero así como dices el alma necesita aquello... aunque muerto esta y no puede volver a perdonarte, por mas que te inclines y le llores...el muerto, muerto esta!

    ResponderEliminar
  4. El alma necesita todos los perdones tanto de los vivos como de los muertos.

    Pero sobre todo necesita el perdón de los muertos que aun siguen vivos dentro del corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo diria que mas que para los muertos, el perdon es para estar en paz con nosotros =)

    Perdona Malque, aunque no te lo pidan, para que vean que eres la onda ;)}

    Abrazo Malque!!

    ResponderEliminar
  6. Puede que sea tarde. O no? Vienen a jalarte las patas??? Me gustan las creencias de ustedes en esas cosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Perdonar es bueno, da igual que la persona esté o no, nos da la oportunidad de no tener rencor hacia nadie, crecer, y seguir haciéndolo.
    Besitos, buen día amiga

    ResponderEliminar
  8. No sé como se perdona a un muerto.
    Debe ser complicado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Querida Flor:
    Te vengo leyendo sin comentarte, porque creo que estás haciendo una buena catarsis con tus textos y muchas veces no sé si es bueno dejarte una opinión. En este caso, me animo a escribirte y decirte algo que me dijeron hace poco: "Suéltalo ya, Bee" "Deja ir las cosas que te dañan" "Déjalo ir"
    No te digo que es fácil -a mí me cuesta bastante- pero todo se torna más liviano.
    Cuídate y sigue adelante, mi amiga querida!
    Un abrazo bien porteño!

    ResponderEliminar
  10. Supongo que perdonar a un muerto, los libera, pero de qué?, si ya está muerto. :S

    ResponderEliminar
  11. Los muertos son eso, muertos, en nuestra memoria seguirán como vivos en forma de recuerdos, pero ya, es todo :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Qué profunda te has puesto hoy, Malque. Mejor me callo, antes de decir alguna estupidez.
    Beso.

    ResponderEliminar
  13. una vez que se produce la muerte, todo lo que fue en vida quedó atrás para el alma quien sigue su propio camino para luego volver.

    besos.

    ResponderEliminar
  14. No sé como perdonar a los muertos, pero sí sé que es lo mejor. Perdonar, sigan latiendo o no, no por nadie; por nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  15. Si al difunto no lo perdonaste en vida, ahora toca perdonarte tú misma.

    ResponderEliminar
  16. Perdonar es liberarse Malque ,
    haz lo que sientas !
    Se siente lindo vivir libre, es como volar entre plumas ...
    Besote!

    ResponderEliminar
  17. Perdonar, perdonar es quitarse un gran peso de la espalda, ser perdonado es como bañarse con agua helada después de haber estado en Mexicali.

    Así de simple.


    I luv iu Malque :)

    ResponderEliminar
  18. se perdona pero no se olvida

    las tumbas son para los muertos, las flores para sentirse bien

    (calaveras y diablitos - los fabulosos cadillacs)

    ResponderEliminar
  19. El recuerdo queda pero ya no lastima, entonces ¿Para qué perdonar recuerdos muertos? mejor no desenterrarlos y pasar página.
    Un abrazo Malque.

    ResponderEliminar
  20. Los muertos también perdonan...yo creo que no les queda otra...
    jejej, te mando un beso!

    ResponderEliminar
  21. Perdonar solo sirve a quien perdona. El que daña premeditadamente nunca encuentra paz, aunque le perdones, es más hasta les ofende tu elevación. Si es algo imperdonable, no perdones, el perdón es algo que debe merecerse también. Pero que no te haga sentir mal...
    Fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  22. Y una vez el muerto te perdona, y tras perdonar al muerto...uno mismo se perdona?

    Me gustó. Llegué a tu rincón de paso, pero me iré pasando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Pues recordar las cosas tristes no ayuda mucho, en estos casos no creo que perdonar sirva, pero olvidar si. Olvidar las cosas malas y seguir avanzando.

    ResponderEliminar
  24. El tiempo cura hasta los ofensas de los ya muertos. Que nos preocupe la vida. Los muertos descansan en paz, mientras los vivos soportan el dolor de existir. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Conseguirás todos los perdones, no te preocupes, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Pienso, y no habrá ningún muerto para refutarme (algo que me deja muy tranquila) que todo muerto debe, y necesita, ser perdonado; no por ellos, sino por nosotros. A ver si me explico…¿Vale la pena guardar un mal recuerdo de alguien? No. Creo que acrecienta un sentimiento negativo (o tristón) por algo que ya no tiene remedio. Hay que perdonarlos…¡Y olvidarlos!
    Ojo, hablo de aquellos que nos lastimaron, a los que nos amaron hay que recordarlos con alegría, como algo bello que no volveremos a tener.
    Vaya tema este. Cada uno sabe si vale la pena, hay muertos que ni muertos merecen perdón. Creo que me contradije, estamos en la misma jaja
    Un beso Malque

    ResponderEliminar
  27. Descansa en Paz bienque, buena tu reflexión me recordaste un par de capítulos difíciles.

    ResponderEliminar
  28. Si sientes que tienes que perdonar, hazlo, es para tí no para los muertos.

    ResponderEliminar
  29. Cuando yo estaba muerto no me importaba nada y si alguien me hubiese pedido perdon no habria sabido que decir.

    Pero nada se pierde pidiendo perdon a un muerto (recuerda que no todos los muertos son iguales)pues tal vez actuan como los vivos a los cuales el perdon no significa nada si no hay revancha. (recuerda que no todos los vivos son iguales).

    un beso

    ResponderEliminar
  30. Es muy fácil, se lo dices en voz alta para que lo oiga bien y ya está ves que fácil?? jajajaj y seguro que te oye, porque son invisibles pero están, y te lo digo porque sé que están. Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  31. Yo tampoco se. Y la verdad que ya no me planteo preguntas sin respuesta, simplemente porque joden mas que las otra.
    Buen planteo el tuyo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Yo solo te puedo decir:
    Pediré perdón por todos mis pecados...para vivir encadenados...
    Seguro que te ''suena''.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Perdonar es lo más dulce que puede haber en la vida. Cuando se suicidó mi papá me enojé con él por varios años pero hoy puedo decir que lo he perdonado y porque yo sea la gran cosa y él mereciera eso, si no por mi misma, porque hoy entendí el por qué de su decisión y la respeto.

    Un abrazo, malquerida.

    ResponderEliminar
  34. Pues sí, la idea de pecado, castigo y perdón que impuso el cristianismo, ha hecho mucha mella en el pensamiento universal. Una pena, porque antes podíamos preocuparnos por cosas más importantes y ahora sólo pensamos en esos tres aspectos de la experiencia humano...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  35. interesante filosofía,
    saludos, gracias por compartir

    ResponderEliminar
  36. Yo creo que perdonar algo que esta muerto requiere de muchisima mas fuerza todavia, justamente poirque a uno le parece inutil. PEro nombrarlo ya lo hace vivido. Hay que perdonar para dejar ahi, y ahi ya ni siquiera aparecen.
    "Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón".
    Jorge Luis Borges.

    ResponderEliminar
  37. Querida Malquerida:

    Lo que creo (y pienso que ningun sicologo dira lo contrario) es que el perdon ayuda a sanar, es terapeutico.

    No se si serás creyente, pero en caso lo seas, el perdon siempre estara al alcance de nuestras manos, cuando se busca de verdad, para uno mismo, para los demas, para los vivos y los muertos. y siguiendo esta línea los que para nosotros ya no estan, todavia existen y si necesitan ser personados porque en nuestro interior algo nos lo dice, hay que hacerlo.

    Si no eres creyente, vuelo a lo primero, el perdon ayuda a sanar...



    ResponderEliminar
  38. No pierdas más tiempo en pedir perdón y menos que te lo pidan, qué importancia tiene... (Por muy intolerable que sean sus decires). Vuelve a leer los comentarios que te hacen: son de ánimo, empatía, amistad (y alguno de compasión: eso no). Son amigos y son amigas que te quieren. No penes, por favor.

    ¿Sabes por qué diablos tenemos que darle la espalda a los buenos sentimientos? ¿Qué nos da la amistad y qué nos quita? ¿Por qué todo lo hacemos tan complicado? Y ya puestos, dime qué sabes sobre el miedo y el no querer compartir. Y si lo uno tiene que ver con lo otro. No penes, por favor.

    Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  39. lo que no das te quitas

    no hagas las cosas esperando que se regresen a tu favor


    ResponderEliminar
  40. Yo a mis muertos solo les deseo un feliz viaje al otro mundo en caso de que haya, ya todo lo que hicieron en su vida en su momento para ellos fue lo indicado por mas errores que cometieron para si mismos o para otras personas. Creo que lo mejor es tener conciencia de perdonarnos a nosotros mismos para que cuando llegue el dia de nuestra muerte nos vayamos tranquilos de que lo que hicimos fue lo indicado en su momento y que hayamos provocado el menor dolor posible a terceros. Su historia se consumió, la nuestras hay que hacerla lo mejor posible para irnos tranquilos y orgullosos hasta el ultimo suspiro. Abrazo amiga!

    ResponderEliminar
  41. No se perdonar, es mas no se que es perdón .......

    ResponderEliminar
  42. Quizás el perdonado nunca llegue a enterarse, pero siempre es mejor liberarnos de esa carga de conciencia y perdonar, a pesar de todo. Es una forma de liberación, y como dice Aristio, es terapéutico, y siempre viene bien. Besos, querida Flor.

    ResponderEliminar
  43. Qué decirte, perdonar a un muerto es como querer pedirle perdón, puede que lo sientas necesario pero muerto seguirá, sin embargo, creo yo, igual puede ayudar a uno a seguir vivo. Beshotes!

    ResponderEliminar
  44. El llanto, el "ultimo adiós", "hacer las paces" y los funerales en realidad son para los vivos, no para los muertos.

    ResponderEliminar
  45. ¿Para qué perdonar recuerdos muertos? Porque a veces son recuerdos demasiado vivos, por eso.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje